Crítica: Ford Focus Exe 2.0 Ghia

Lo manejé durante una semana y acá está la conclusión.

El esfuerzo de Ford Argentina por ofrecer acá el mismo Focus que se vende en Europa es un logro remarcable. Con un excelente andar, un desempeño dinámico incansable, un diseño moderno y una calidad de terminación que debe ser motivo de orgullo, se trata de un producto muy interesante a tener en cuenta. Sin embargo, la antigüedad de la mecánica y los notorios faltantes de equipamiento de seguridad pueden jugarle en contra dentro de un segmento donde reina un consumidor cada vez más informado y exigente. El nuevo Focus argentino es un genial logro de la ingeniería, penalizado tal vez por el cicatero tacle de un súbito ataque ahorrativo. Según comentan en Pacheco, este año podría recibir un replanteamiento más generoso.

Leer la nota completa.

Post relacionado:
En mi garage: Ford Focus Exe 2.0 Ghia

Encontrá tu auto

Seguros de autos

Esta nota tiene más de un año, los comentarios se encuentran cerrados.