Frente a frente: Ford Focus 1.6 y Honda City 1.5

Tal vez pertenezcan a segmentos diferentes, pero tienen el mismo precio, potencia similar y representan la avanzada de los sedanes más modernos fabricados en el Mercosur.

Por Carlos Guimarães
Fotos de Guilber Hidaka

Las opciones de sedanes que se lanzaron en el último tiempo en el Mercosur son tentadoras. Dos de las más modernas corren por cuenta de los nuevos Ford Focus Exe 1.6 (desde 78 mil pesos) y Honda City 1.5 (también desde 78 mil pesos).

Hace tiempo que no se veía autos en el segmento de los chicos y compactos con tanta calidad de fabricación. El Ford (un sedán compacto) fue el más reciente en llegar a las concesionarias y el Honda (un sedán chico, derivado del Fit) viene demostrando ventas muy buenas en Brasil, a pesar de su precio salado por lo que ofrece a cambio.

El Focus viene con un paquete de equipamiento bastante completo, que incluye frenos ABS y doble airbag de serie, equipo de audio Visteon empotrado en el panel de instrumentos, volante tapizado en cuero y otros ítems.

A pesar de tener una terminación más simple y de no estar tan bien equipado como el Ford, el Honda también cuenta con los principales elementos de confort y seguridad de serie (aunque los frenos ABS sólo se ofrecen en las versiones más caras), pero al tomar el volante queda claro su aspecto un poco más despojado.

En contrapartida, el City se muestra como un auto más ágil que el Focus en el manejo cotidiano, gracias a su relación peso/potencia más favorable. Son 9,6 kilos por caballo del Honda contra 11,1 kilos por caballo del Ford.

Esto significa que cuando el semáforo se pone en verde, el conductor sentirá que el City logra velocidad con mayor rapidez que el Ford. Los adelantamientos también se hacen en un tiempo menor. Los consumos del Honda también son menores por este mismo motivo.

De cualquier manera, el motor 1.5 de 120 caballos de la marca japonesa, con sistema de apertura variable de las válvulas de admisión, consigue una buena agilidad en ciudad, pero el cambio manual de cinco marchas con relaciones cortas aumenta la faja de rotación para el motor. Eso eleva el ruido hasta niveles incómodos, principalmente en viajes largos. A 120 km/h en quinta velocidad, el motor del City trabaja a algo más de 4.000 rpm, contra las apenas 3.250 rpm del Focus.

La caja de cambios del Ford está mejor escalonada, con las primeras marchas más cortas y las últimas más largas, lo que hacen que su manejo sea más confortable. El motor 1.6 Sigma vibra poco y gira con suavidad, con una potencia de 110 caballos.

Este nuevo motor fabricado en Brasil tiene block y tapa de aluminio y correa de comando de válvulas sin mantenimiento, aunque le faltó un poco más de potencia para llevar el peso de este sedán.

Asimismo, el Focus muestra una mayor solidez en el andar que el City. Tiene una mayor rigidez torsional y transmite una mayor sensación de seguridad en maniobras rápidas. Las curvas parecen ser una especialidad de estos dos modelos, pero el Ford lleva una ligera ventaja gracias a la suspensión trasera Multilink. El City, en cambio, se conforma con un más simple eje de torsión.

El Honda también queda en desventaja con los estrechos neumáticos de 15 pulgadas de su versión más accesible. El Focus ofrece llantas de 16 pulgadas de serie.

El contraataque del Ford continúa con una dirección muy comunicativa, dejando en claro lo que ocurre entre los neumáticos y el asfalto. Es una sensación muy diferente a la anestesiada dirección del City, que cuenta con asistencia eléctrica.

Otro punto a favor del Ford es el sistema de frenos ABS de serie, que incluy el sistema CBC, que controla la rueda del lado externo de la curva. El City ofrece ABS sólo en la versión más cara EXL. En la práctica, es una diferencia muy valiosa, ya que se trata de una ayuda importante ante la necesidad de aplicar una frenada de emergencia para evitar un accidente.

Manejé más de 200 kilómetros con cada uno de estos sedanes y no quedó duda sobre la superioridad del Focus en relación al City, a pesar de que el Honda es un poco más ágil en las aceleraciones y recuperaciones.

Más allá de su nivel de ruido más bajo (mérito también de un mejor aislamiento acústico), el Ford viene con detalles que suman puntos, como el limpiaparabrisas con regulación del temporizador y levantavidrios eléctricos con sistema one-touch.

Estamos de acuerdo en que le falta un poco de pimienta para las trepadas y adelantamientos, lo que obliga a darle más uso a la caja de cambios y pisar a fondo el acelerador, pero el escalonamiento de la transmisión está muy cercano a la perfección, lo mismo que el tacto de la palanca, con movimientos fáciles y precisos.

En el Honda, la caja también es muy buena, pero el problema está en las marchas con relaciones demasiado cortas.

Además de eso, la distancia entre ejes mayor del Focus (2,64 metros contra 2,55 metros) contribuye a un mayor espacio interior, incluyendo el baúl (523 litros del Ford contra 506 litros del Honda).

En el balance general, a pesar de tener el mismo precio, el Focus triunfa por su relación costo/beneficio superior.

* Copyright de AutoEsporte. Derechos de reproducción y traducción de Argentina Auto Blog.

Posts relacionados:
Lanzamiento: Ford Focus 1.6 Sigma
Lanzamiento: Honda City

Encontrá tu auto

Seguros de autos

Esta nota tiene más de un año, los comentarios se encuentran cerrados.