Lexus LS: la limousine japonesa que se conduce sola, ya está en estudio para la Argentina

Desde Yokohama (Japón) – La invitación de Toyota Argentina para manejar el nuevo Lexus LS se produjo hace seis meses. Con el nivel de organización (y un poco de obsesión) que caracteriza a los japoneses, la división de lujo de Toyota trabajó medio año sólo para armar el evento de lanzamiento internacional de su vehículo más exclusivo.

El nuevo LS es la quinta generación del modelo japonés para el Segmento F (limousine). Desde sus orígenes, en 1989, representa la respuesta del Sol Naciente a los Mercedes-Benz Clase S, BMW Serie 7, Audi A8 y Jaguar XJ, entre otros.

En la presentación en Yokohama participaron 200 periodistas de todo el mundo. Y Autoblog estuvo ahí.

Llegar a manejar el Lexus LS no fue un proceso sencillo. Por empezar, tuve que tramitar el registro de conducir internacional, que en la Argentina otorga el ACA. Son pocos los países que todavía exigen este anticuado cuadernillo de cartón. Y los japoneses tienen un motivo para pedirlo: es el único documento internacional que viene escrito en japonés (entre otros idiomas).

También tuve que hacer un curso de manejo. No es broma. La mayoría de los periodistas veníamos de países con autos con volante a la izquierda, donde se conduce por la derecha. Y en Japón, como todos saben, es todo al revés.

Me pusieron un instructor, me entregaron un Toyota Crown (un poco más grande que un Camry) y me hicieron dar vueltas por Yokohama, hasta que me habitué al cambio de mandos. No es difícil acostumbrarte. Mi única tara fue la luz de giro: cada vez que quería avisar que iba a doblar, encendía los limpiaparabrisas. No sé si el tipo de atrás se enteró alguna vez de mis maniobras. Pero el vidrio quedó impecable.

Y, por último, estuvo el curso de capacitación. Una charla técnica de casi tres horas, para conocer las nuevas tecnologías del Lexus LS. Una explicación exhaustiva, minuciosa, detallada y algo tediosa. Confieso que, en un momento, me puse a huevear en Instagram.

Por fin, llegó el momento de manejar. No fue un test drive convencional. El recorrido tenía apenas 20 kilómetros de extensión y en ningún momento se nos permitió superar los 60 km/h. La idea no era manejar el auto, sino sentir como el auto manejaba por vos.

Y eso que el Lexus LS tiene todos los elementos para ser un verdadero placer de conducir. Es un enorme sedán de 5,22 metros de largo y casi dos de ancho. Tiene capacidad para sólo cuatro pasajeros, porque los dos de atrás cuentan con butacas individuales, tipo Business: podés reclinarlas casi por completo y dormir una siesta.

Los LS son comodísimos, pero también tienen mecánicas picantes. El LS 500 lleva un V6 3.5 biturbo, con 422 caballos de potencia y 600 Nm de torque. El LS 500h es un híbrido que combina un V6 3.5 atmosférico de 299 cv con un motor eléctrico 180 cv. Combinados, entregan 359 cv y 650 Nm. Se ofrecen con caja automática de diez velocidades, con tracción trasera o integral.

Pero la idea, como ya te conté, no fue manejarlos. Fue dejarse llevar.

Akio Toyoda, el presidente de Toyota y Lexus, es un tipo muy fierrero. Esta semana visité el bar subterráneo que tiene en el centro de Tokyo, lleno de autitos de colección. Y ahí recordamos la anécdota de su viaje a la Argentina, hace un año: reservó durante tres días el Superprime del Parque Temático de Villa Carlos Paz (Córdoba), sólo para probar un juguete que se hizo desarrollar por el ex campeón mundial de rally, Tommi Makkinen: una coupé 86 turbo y con doble tracción (mira el video).

“Cuando se comenzó a hablar del concepto de los vehículos autónomos, pensé que iban a ser autos aburridos. A mí me gusta manejar”, dijo Toyoda, también conocido como Morizo, en la presentación de Lexus.

“Pero después comprendí que la tecnología autónoma es una solución para muchas personas que hoy no pueden manejar: personas con limitaciones de movilidad, desde ancianos hasta discapacitados. Y que también serán una solución para reducir los índices de accidentes de tránsito en todo el mundo”, agregó.

Por eso, Toyota y Lexus ya están trabajando en dos tipos de tecnologías autónomas. Se llaman Chauffeur y Guardian.

Los vehículos Chauffeur todavía no están a la venta y se encuentran en etapa experimental. Son los modelos completamente autónomos, que no le pedirán a los ocupantes mayor esfuerzo que indicar el destino del viaje. Es una tecnología en desarrollo y que exige, ante todo, una aprobación legal de los gobiernos de los países donde se vaya a utilizar. Todavía no hay una respuesta unánime a la pregunta: “¿Quién pagará los daños el día que un Chauffeur choque?”

Los Guardian son los vehículos semiautónomos. Tienen tecnologías muy avanzadas de ayuda a la conducción y muchas de ellas ya están disponibles en los Lexus LS.

El sistema no asume el control total del vehículo, pero -en determinadas circunstancias- podés viajar muchos kilómetros sin intervenir sobre los pedales ni el volante. La sensación es muy impresionante. Tanto, que el propio auto te pide -cada un máximo de 20 segundos- que al menos roces levemente el volante con la punta de los dedos, para demostrarle que no te dormiste.

Los sistemas de Guardian LCA y LTA de Lexus (evitemos el chiste fácil) ofrecen una combinación de ayudas a la conducción ya conocidas en otros autos: control de crucero adaptativo, asistencia al mantenimiento de carril, asistencia al cambio de carril, sensores de proximidad y navegación satelital.

Todo eso se combina con nuevas tecnologías: monitoreo de los movimientos del conductor, cámaras que escanean señales viales y sensores de proximidad que analizan los movimientos de otros vehículos, personas y obstáculos, en un radio de casi 30 metros.

El resultado es brillante.

Salí manejando un LS 500h del Hotel Intercontinental de Yokohama. Cuando paré en el primer semáforo, aproveché para programar el GPS con el destino del recorrido, a 10 kilómetros de distancia. Activé los sistemas Guardian y, cuando el semáforo se puso en verde, arranqué.

Adelante mío viajaba una coupé Lexus RC-F: una bestia V8 5.0 con 467 caballos. Era el auto líder del evento, conducido por un piloto de la organización. Me coloqué justo detrás de él, me encomendé a Morizo y solté todo: pedales, volante y cualquier otro comando.

Lo primero que hizo el LS 500h fue informarme que el Guardian había tomado el control del vehículo. Ajustó la velocidad, para no acercarse mucho al líder, pero tampoco para perderlo. Y el volante comenzó a girar solo. Primero, el LS sorteó una estrecha cabina de peaje automático. Después entró a la autopista y se ubicó en el carril más lento (para no molestar). Acomodó la velocidad a la máxima permitida (60 km/h) y se volvió a ubicar justo detrás del líder de la caravana.

Claro, había tráfico.

Los japoneses manejan muy bien, pero se acercaba la hora pico de la tarde. El conductor de un minúsculo furgoncito vio que había un hueco entre mi LS y la coupé RC F. No lo dudó: se zambulló entre medio de los dos, como si su carrocería realmente estuviera hecha de pan lactal.

El LS detectó la maniobra, aplicó los frenos, reprogramó la velocidad y se adaptó a la nueva situación. Impecable. Sólo le faltó putear al del furgoncito.

El tema es que ese pan lactal con ruedas empezó a crucerear a 50 km/h. Y yo tenía un V6 híbrido, capaz de viajar a 250. No le iba a regalar esos 10 extra que permitía la máxima de la autopista. Le di un toque leve a la luz de giro (sí, lo confieso, antes limpié el parabrisas) y se activó el sistema automático de cambio de carril.

Primero, los radares esperaron a que se despejara el tránsito del carril rápido. Y, cuando quedó libre, hizo una maniobra impecable de sobrepaso. El LS aceleró de manera automática a 60 km/h, dejó atrás al furgoncito pendenciero y sólo bajó el ritmo cuando volvió a encontrar a la coupé líder de la caravana.

Eso no es todo lo que puede hacer el Guardian. Si, de repente, se produce un choque al frente -o encuentra un obstáculo fijo-, puede frenar, maniobrar y esquivarlo sin intervención del conductor. Para esto se usan los radares del frenado automático de emergencia, con detección de obstáculos y peatones.

En el caso del Lexus, este radar se encuentra también en la parte trasera del vehículo. El LS es el primer auto del mundo en ofrecerlo. En Yokohama se hizo una demostración con el dummy de un niño de unos cuatro años. Daba un poco de miedito ver cómo el auto frenaba de manera automática, apenas centímetros antes de atropellarlo marcha atrás.

Con tantas asistencia al manejo, ¿qué ocurre si por ejemplo dejás de tocar el volante y los pedales, a pesar de las alertas del vehículo? ¿Qué ocurriría, supongamos, en el caso de un conductor que sufra un desvanecimiento súbito? Las cámaras internas del auto detectarían un movimiento inusual del conductor, encendería las balizas y detendría la marcha por completo, de manera paulatina. Eso no es todo. En esos casos, el sistema también enviará un aviso de emergencia a las autoridades.

Por supuesto, todos estos sistemas inteligentes del Primer Mundo pueden funcionar en un país con infraestructura del Primer Mundo. Las marcaciones del camino, la señalización del tránsito y hasta las obras viales se planifican en Japón con estándares de diseño que puedan ser interpretados por estos dispositivos.

Toyota Argentina tiene planes avanzados de relanzar Lexus en nuestro mercado. La marca de lujo japonesa ya mostró un primer adelanto en el Salón de Buenos Aires y ahora está en proceso de definir un line-up: si se lanza a la venta, no será con sólo un modelo. Habrá una gama completa de sedanes, deportivos y SUVs, incluyendo seguramente a este limousine LS.

Es una marca premium. Los Lexus no serán nada baratos. De hecho, ni siquiera son accesibles en Japón: el LS 500h tiene un valor de 140 mil dólares en su país de origen.

Pero es mucho más que un auto lujoso: es un despliegue de tecnologías asombrosas. Lo más cercano que se puede acercar hoy en día a un vehículo autónomo.

Sólo deberá superar un obstáculo: la tentación de cierta gente que, cuando se aburre un poco, se olvida del entorno y se pone a huevear en Instagram.

Carlos Cristófalo

***

Lexus organizó el test drive del nuevo LS para la prensa internacional en Yokohama. Y Autoblog estuvo ahí.

Pero antes, un curso teórico de tres horas, sobre los sistemas de manejo semi-autónomos.

Una prueba de manejo con Toyota Crown por Yokohama, para habituarse al tránsito invertido.

El Lexus LS es el modelo más lujoso de la marca de lujo de Toyota. Un Clase S japonés.

Los más importantes son los pasajeros traseros, con butacas individuales reclinables, tipo Business.

Pantallas multimedia para cada pasajero.

Y un completísimo centro de comandos en el apoyabrazos central.

El conductor tampoco la pasa mal.

Si no te gustan los tapizados en Cuero Habano, también hay otras opciones.

Lo que importa es que se trata de una limousine con un nivel de diseño y calidad soberbios.

Hay motores V6 biturbo y también híbridos (foto).

Este es el puesto del conductor que menos se usa, porque es semi-autónomo.

Todas las funciones del sistema Guard se comandan desde el volante y sus periféricos.

Y la información anticipada de las decisiones que toma el auto se proyectan en este tablero de instrumentos digital.

  La prueba de manejo consistió en un recorrido de 20 kilómetros por Yokohama.

El sistema multimedia se opera de este este pad.

No tiene espejo retrovisor. En su lugar, un monitor de alta definión que muestra las imágenes (invertidas, para no marear) de lo que ocurre atrás.

El Lexus LS es el primer auto del mundo con frenado automático de emergencia con detección de peatones en reversa. Mirá el video abajo.

***

ADEMÁS
En el Twitter de @Autoblogcomar

65 Comentarios

  1. Filprafa dice:

    Qué buena nota CC, me reí mucho con lo de los limpiaparabrisas. Qué difícil elegir en este auto si ir manejando o en los asientos de atrás

  2. Fangito dice:

    Excelente lo del espejo retrovisor. Encima tiene una resolución espectacular. Ahora, la imagen no llena la pantalla? Los bordes si son espejos?

  3. Ceesars dice:

    Bueno no solo los directivos de Toyota tienen que disfrutar del lujo mientras venden corolla y camry como gama premium.

  4. hdvz dice:

    Que nave!!!
    Solo para algunos pocos…ya llegara la tecnología para muchos (pero no la calidad de los materiales y terminación)
    Me da intriga y escozor (aunque no sea el término más correcto) sentir que el auto se maneje solo….pero puedo acostumbrarme

  5. Osmodiar dice:

    CC, hay un error en donde dice que jugabas con el limpia parabrisas : Pero los vidrio quedó impecable.

    Por otro lado nos sacaste la diversión de la mañana con la indicación de evitar chistes fáciles…

  6. xx dice:

    Increíble. No me quiero imaginar en diez años como será todo esto.

  7. jimih dice:

    Pregunta, que son esos comandos tipo “cuernitos” que estan atras del volante, arriba de los indicadores de velocidad, vueltas, etc?.

    Por otra parte, que lejos estamos!, quizas hayamos encontrado el camino correcto, es un inicio, pero como ciudadano quiero que las obras viales se ejecuten de una bendita vez!. Basta de vivir con calles/rutas de la decada del ´60.

    Saludos.

  8. Emanuel dice:

    Amo Lexus, siempre aposto a lo sencillo y como consecuencia confiable (motores NA 4l/V6/V8 de muchos cc y cajas simples como CVT o Aisin). La competencia europea (alemanes/suecos) siempre ofrecio otras técnicas un poco mas jugadas (turbo, biturbo y compresor como cajas dct y otros chiches) pero que pueden fallar mas (mas piezas = mayor inconvenientes posibles). Y le destaco dos cosas a la japonesa: 1) No siempre se baso en Toyota, por ej. desarrollo algunas plataformas rwd y ciertos autos 100% Lexus y 2) Nunca hizo gran cartel de sus sistemas awd y aplaudo de pie que los ofrezca como opción en la mayoría de sus modelos. Algunos son muy muy buenos (un escalón por debajo de los Quattro torsen y sawd Subaru) y otros básicos como los haldex de Volvo y Audi transversales.
    Respecto a este sedan, es una cosa impresionante. Estaría bueno que la marca venda en el país.

  9. Asolarin dice:

    Bueno, la torpeza de las luces de giro también me ha pasado con los 404 que la tienen del lado derecho. Muy prudentes los ponjas en hacerlos hacer ese entrenamiento.
    Tecnología maravillosa, pero hasta qué punto uno de anima a delegar eso en una máquina. Seguramente lo haga mejor que uno mismo y hasta de forma más segura, pero… y si se equivoca? Yo también me equivoco…
    Ni hablemos del placer de manejar, es como dice Morizo, pero tal vez los autónomos tengan otra utilidad. Incluso en embotellamientos.
    Esta nota me dio escozor…

  10. andresrosa dice:

    El panel de la puerta del Lexus es mas caro que mi punto.

  11. juliandevoto dice:

    Hermoso bote! Podrían haber tapado esos cables naranjas del vano motor!

  12. EU dice:

    Muy buena la nota. La verdad uno no termina de decidir si viajar en el asiento de adelante o de atrás?
    CC el Toyota Crown cuenta con el anacrónico relojito digital o el stock lo mandan para Sudamérica?

  13. MATTRacing dice:

    Soy fan de los alemanes, pero este Lexus les podría “mojar la oreja”.

  14. W140 dice:

    La calidad de construcción de lexus no solo esta la altura de autos alemanes, sino que en muchos casos los supero, objetivo del viejo LS400 del 89, un tanque prácticamente indestructible.
    Bmw, Jaguar, Maserati, Audi, etc se quedaron en la década de los 90 con respecto al diseño de los interiores, increíble la calidad y el diseño de las contrapuertas y la plancha.

  15. tomi_f dice:

    Me reí con que al LS le faltó putear al furgoncito 😂 muy buena nota CC!

  16. Tuerca Floja dice:

    El cerebro me va a explotar. Esto excecede cualquier nivel de procesamiento razonable de un sufrido usuario mercosureño. Si lo pienso bien, me internan con depresión.
    Yo tengo que refrescar cinco veces la web de la radio que escucho todas las mañanas mientras voy en el bondi a la oficina, pierdo señal cada dos cuadras, la página del banco anda a veces si a veces no, etc. Y ni hablar de la anacrónica industria automotriz. Las automotrices eliminan las barras de protección lateral, pichulean el ESP, ignoran el Isofix, y estos YA andan con radares y manejo autónomo pensando en la autonomía de los mayores y accidentes cero…
    Creo que llega el momento en que sería más feliz en la ignorancia, estamos llegando a una grieta, la diferencia de nuestros vehículos con los del primer mundo es cada vez más grande. Con cada renovación de modelos, de cualquier nivel, la diferencia es exponencial.
    O evolucionamos de golpe (cosa que claramente no va a suceder) o nos hacemos Kukas y vivimos con la Motomel e´ameoooo aguante el Fieshta Kd.5, el Shandero RS! El Onix e´ un fierro. Aguanten los motores “probados y confiables”.

  17. JuanF dice:

    Muy, muy buena nota; estas notas son las que más diferencian a Autoblog con el resto de la prensa, y generan su invaluable valor agregado. Genial para un viernes lluvioso.
    Lexus…te odio.

  18. Georgie dice:

    Excelente nota, muy divertida!!! Me quiero suicidar con el fuuro entre autos eléctricos y autónomos… Al Toyota Crown lo conocí en el 79-80 cuando llegaron al país junto al Cressida (otro bote importante…) y al Carina.

  19. Franco FORD dice:

    “El LS 500h es un híbrido que combina un V6 3.5 atmosférico de 299 cv con un motor eléctrico 180 cv. Combinados, entregan 359 cv y 650 Nm. ” Me parece que hay un error, no dan las cuentas, deberian ser 379 cv. Muy buena nota, Saludos

  20. LucianoG dice:

    Falto que den una vuelta manejando para probar la doble transmisión ( convertidor de par con 4 marchas + CVT= 10 marchas) que es interesante. Que lejos estamos de esas sociedades.

    • Emanuel dice:

      1, 2, 3 y 10 (convertidor de par) y en el medio variable continua. Es interesante.

      • LucianoG dice:

        Yo leí que la primera velocidad del cambio automático se transformará en las velocidades 1, 2 y 3; la segunda velocidad, en las 4, 5 y 6; la tercera velocidad, en 7, 8 y 9; y la cuarta velocidad, en una décima concebida única y exclusivamente para cruceros de autopista.

        Y el CVT es con engranajes planetarios para que Juan37 deje de llorar con que no aguanta la potencia jajaja

        • Emanuel dice:

          Puede ser (lo leí el año pasado y mi ingles no es muy bueno). Osea que multiplica por tres y quedan nueve cambios “irreales” (1, 2 y 3 de la AT) + la 4ta (10ma) de sobremarcha.

        • LucianoG dice:

          Mi ingles es casi nulo por eso lo habia leido en una pagina española

  21. duende dice:

    Un lujo….pero por que dejaron que el zorro les diseñe las opticas?

  22. LexusLS400 dice:

    Digno sucesor del mítico LS. Es evidente que Lexus abandonó la sobriedad que caracterizaba a sus primeros modelos y adoptó un lenguaje de diseño más experimental y moderno. Impecable.

    Ahora, este auto acá? Me resulta difícil de creer. El segmento F acá se ve muy poco, y la poca demanda que hay está más que satisfecha. Me juego que, si se llega a concretar la vuelta de Lexus a nuestro país, traerán NX, RX, CT, IS y quizá RC-F.

    • Emanuel dice:

      CT e IS turbo pueden ser claros candidatos para Argentina (premium C y D se venden bien dentro de todo).

      • LexusLS400 dice:

        Eso es cierto, aunque para lograr un resultado satisfactorio, el marketing tiene que ser de primera calidad. Con tantas marcas chinas peleando por hacerse un lugarcito en nuestro mercado, Lexus va a tener que afianzar su condición de “Toyota pero premium” y apelar al público correcto. Creo que, de la misma manera que logró imponerse en E.E.U.U. sobre Mercedes y BMW (y sobre todo, cómo logró arruinar a Lincoln y Cadillac), Lexus tiene muchísimo potencial en Argentina. Todo depende de cómo decidan posicionarse.

  23. LUK dice:

    Muy buena crítica CC, buena tecnología aunque todavía está en pañales lo de los autos autonomos.

    Realmente los interiores son muy buenos pero en cuanto diseño me parecen mejor los Alemanes, los de lexus se ven un poco aburridos y en exterior esa frente se ve muy vulgar, abusaron mucho con esa trompa.

  24. DCRSVideos dice:

    Muy buena nota, CC. Alquilé un Lexus ES350 la semana pasada (basado en el Toyota Camry) y me pareció un auto excelente. Calidad alemana junto con confiabilidad japonesa. Espero ansioso el relanzamiento de la marca del país para, dentro de 4 o 5 años, comprar alguno usado.

  25. Autazo dice:

    Parece ciencia ficción. De todos modos es lo de siempre, ¿hasta qué punto el ser humano preferirá dejar el hábito de manejar, siendo que ya no será necesario hacerlo? La evolución siempre ocurre dentro del límite que la cultura impone.

  26. yatelito dice:

    que buenas sensaciones,esa butaca habano es de lo mejor que vi, los 5,22 en Japon pueden complicarse o no. excelente nota el futuro bien proximo

  27. Nahuel dice:

    Sublime ese interior, lo prefiero por sobre su competencia sin duda.

  28. jrncolon dice:

    “…No sé si el tipo atrás se enteró alguna vez de mis maniobras. Pero el vidrio quedó impecable”.
    Menos mal que no estaba tomando café…
    hora sigo, apenas vi las fotos pensé ¿Cuándo fue que Toyota se peleó con el diseño?.

  29. jrncolon dice:

    Impecable la nota, lo que viene lo que viene…
    Un par de dudas:
    ¿El que dio el curso teórico de tres horas es el primo de Evo?
    ¿Las patentes solo tienen 4 dígitos?

  30. xxjotaa dice:

    impecable, parece ciencia ficción.
    Viene en español? sino paso..

  31. MarceSpeedster dice:

    Si vas atrás y chocas pasas a integrar la realidad virtual de la pantallita no?

  32. fattoinmodena dice:

    CC para la próxima decile a Akio que estamos esperando el corolla hatchback con motor boxer , necesitamos un gti japones.

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario