• Sin categoría

El Pegaso de Evita y el De Tomaso que no fue

El fin de semana pasado, el diseñador argentino Pablo Gaido se hizo una escapada hasta Italia para presenciar el Concurso de Elegancia de Villa d’Este. Se trata de un evento único en el calendario de los clásicos, donde las principales marcas sacan de sus museos ejemplares exóticos que tienen un fuerte punto en común: el diseño exuberante, sensual y muchas veces adelantado a su época.

En esta ocasión, se exhibieron dos rarísimo deportivos vinculados de una manera u otra con nuestro país. La foto de arriba corresponde a un Pegaso Z-102 de 1953 que, según su propietario, fue encargado a nombre de Eva Duarte de Perón y nunca llegó a ser entregado debido a la muerte de la primera dama en 1952. Siempre según el testimonio de su actual dueño, el coleccionista belga Roland D’Ieteren, esta coupé de líneas glamorosas fue encargada en color rosa, aunque más tarde se pintó de un rojo más convencional a la búsqueda de otro destino. Tiene un motor 8 cilindros de 2.800 centímetros cúbicos.

La foto de abajo corresponde a un ejemplar igual de raro: el prototipo de una evolución del Pantera, construido por el argentino Alejandro De Tomaso en 1973. Este Pantera 7X / Montilla fue diseñado por Tom Tjaarda para el estudio Ghia y tenía unas mayores dimensiones que el Pantera de serie, pero nunca llegó a la producción. Llevaba un motor V8 de 5.663 centímetros cúbicos.

Post relacionado: El Pantera del Siglo XXI

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar