• Sin categoría

"Europa está yendo más allá de lo necesario"

El diseñador argentino Gustavo Fosco, quien ahora se desempeña como Director de Programas de Renault para el Mercosur, dialogó con este blog durante el lanzamiento de la nueva Kangoo 2 que se hizo esta mañana en Puerto Madero. En una primera parte explicó el nuevo restyling y lo comparó con la actual Kangoo europea. También analizó la brecha tecnológica que separa a nuestra región de la Unión Europea. Más abajo, la segunda parte de la entrevista.

-¿Cómo definiría el diseño de la nueva Renault Kangoo 2?
-Lo que quisimos hacer con la nueva Kangoo 2 fue darle un diseño más deportivo y robusto, tendiendo un poco a los Sport Utility Vehicle e integrando en el frente la nueva identidad de marca de Renault. Se mejoraron las ópticas con vidrios transparentes y los nuevos paragolpes ahora pueden ser en color gris o en el color de la carrocería. Quisimos renovar completamente el frente del vehículo, que es la cara del producto.

-¿Dónde se hizo este restyling?
-El trabajo de restyling se hizo tomando elementos del vehículo de Francia. Lo que hicimos acá fue una adaptación local mezclando un poco la imagen de vehículos de alta gama de Renault en Francia y la hicimos transversal a toda la línea Kangoo local.

-¿Cómo diferenciaría a esta nueva Kangoo de la nueva Kangoo que se presentó el año pasado en Europa?
-Son dos modelos diferentes. El Nuevo Kangoo que se lanzó en Europa participa en otro segmento del mercado. Está basado en la plataforma del Scénic y por ende es un vehículo mucho más caro y sofisticado. Ahí nos surgió un problema, porque la Kangoo anterior era muy requerida comercialmente en nuestra región por su practicidad y su precio competitivo; un precio que no pudo mantener el modelo nuevo. Por eso se decidió mantener los dos modelos en producción.

-¿Es posible que en algún momento llegue a nuestro país la nueva Kangoo europea?
-No lo tenemos planeado, porque el plan para la región es reemplazar la Kangoo con un vehículo más específico para esta región y que no sea tan sofisticado como el modelo europeo, porque aquí los volúmenes de producción no nos permiten hacer vehículos muy sofisticados. Incluso en Europa ese vehículo se va afuera de ciertos cánones de rentabilidad. El producto que tenemos hoy en día satisface totalmente las necesidades de los clientes actuales, y más ahora con el rediseño y los nuevos motores.

-¿De qué manera se integra en estos planes la creación del nuevo estudio de diseño para la región radicado en Brasil?
-La idea es estar cerca de la región, porque cada país tiene gustos diferentes. Cuando se gasta mucho en un desarrollo y no funciona en un mercado, se convierte en un problema para nosotros. Es mucho más rentable tener un centro de diseño local que pueda, en un primer tiempo, adaptar los modelos localmente, y en un segundo tiempo, pensar en una concepción adaptada a los mercados locales. Y eso no significa que sean modelos “low-cost”, simplemente nos estamos enfocando a la necesidad de cada mercado en particular.

-El público seguidor de Renault en la Argentina venía acostumbrado en los últimos años a tener modelos casi iguales a los que se vendían en Europa. ¿Cómo reaccionarán ante estos cambios?
-Nosotros vamos a tener dos tipos de modelos diferentes: modelos similares a los europeos, posiblemente de alta gama, mientras que los modelos más vendidos estarán enfocados a las necesidades del mercado local. No se justifica hacer una inversión millonaria para hacer cosas que en el mercado local no sirven. Tampoco sirve traer modelos que después hay que readaptar reforzando suspensiones y adaptarlos al tipo de caminos y uso que le da el cliente local, que es completamente distinto al cliente europeo. Los combustibles, las rutas y los kilometrajes recorridos son diferentes. Ojo: que los autos estén adaptados a nuestro mercado no quiere decir que sean inferiores a los de Europa. El Sandero, por ejemplo, este año va a tener un éxito inmenso en Europa porque ocupa una categoría que no existía hasta ahora, con una relación precio-producto revolucionaria. Y el Sandero fue diseñado pensado para el Mercosur. Yo tuve la oportunidad de trabajar en el diseño de ese vehículo cuando estaba en Barcelona. No es un vehículo que lo hicimos para que fuera lo más barato posible, sino que tiene una concepción diferente, que a su vez nos permita tener una cierta rentabilidad en la región sin utilizar cosas el cliente o la normativa no exigen.

-Esa diferencia entre los dos mercados que usted menciona, ¿se está convirtiendo en una brecha tecnológica cada vez más grande?
-Pienso que, en algún sentido, hay una brecha tecnológica, pero a mí criterio Europa está yendo más allá de lo necesario. Hay una competencia desmedida entre lo sofisticado y lo tecnológico que está encareciendo muchísimo los vehículos cuando a veces no es necesario. Lo que pasa es que en Europa tienen dos temas determinantes. El primero es la emisión de gases contaminantes. La tendencia ahora en Europa es hacer coches que consuman cada vez menos para no ser penalizados por la emisión de dióxido de carbono. Por eso el motor 1.5 que le estamos poniendo a este nuevo Kangoo es el más demandado en Europa, porque es el único diesel que emite menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro.

-Pero este motor es Euro 3, no se puede vender en Europa.
-Claro, Euro 3 o Euro 4 son adaptaciones. El motor es básicamente el mismo, con toda una gestión electrónica de catalizadores y sondas que hacen pasar de una norma a otra. El Euro 4 a nosotros nos hubiera significado un sobrecosto importante y además no tenemos combustible para Euro 4.

-¿Y cuál es la segunda gran diferencia con el mercado europeo?
-La segunda es la carrera hacia la seguridad activa y pasiva, por lo cual los coches europeos se orientan hacia airbags frontales, laterales, de cortina, de capot y todas las normativas de protección a peatones que condicionan el diseño del vehículo. Además, tienen ABS, ESP y control de tracción que cada vez más la Unión Europea quiere que sean obligatorios. Es innegable que ellos están más adelantados que nosotros. Pienso que si nosotros seguimos avanzando vamos a llegar a alcanzarlos en algún momento, pero hoy en día yo no puedo traer un coche acá con 18 airbags de multiplexado, ABS, ESP y cosas que van más allá de las normas que hoy hay en la Argentina. Ni siquiera lo permite nuestra infraestructura de rutas y calles. Además, el costo sería imposible.

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar