Los genes Hamilton no son hereditarios

Lewis Hamilton es uno de los pilotos más destacados de la Fórmula 1 actual, pero sin dudas esa virtud no la heredó de su padre. Anthony Hamilton chocó ayer un Porsche Carrera GT a sólo dos cuadras de su casa, contra una plaza de juegos infantiles. Anthony perdió el control del roadster de 612 caballos de potencia y le propinó algunos magullones a la carrocería de fibra de carbono.

Para peor, el auto no era de su propiedad, sino de un amigo. “Este es mi primer accidente en casi 30 años y tenía que suceder con el auto de otra persona”, se lamentó. “Por suerte el único que salió lastimado fue el auto y también dañé algunos arbustos, lo cual lamento mucho”.

Vía: Blog de Porsche en Argentina

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar