Cien Autos Cool: #63 Renault Spider

Tuvo el equipamiento más pobre que la industria automotriz haya visto en años. No tenía techo, radio ni calefacción. Ni siquiera tenía parabrisas. Los ocupantes apenas estaban protegidos del viento por un pequeño deflector, pero al menos traía de fábrica con un par de cascos integrales a tono con el color de la carrocería.

El Spider era un deportivo tan extremo que muy pocos se interesaron en comprar uno. Renault intentó civilizarlo con un parabrisas verdadero como opción, pero tampoco sacudió las ventas. Apenas se fabricaron unos cientos de unidades entre 1995 y 1997.

El único ejemplar que llegó a la Argentina estuvo un tiempo en manos del ex campeón de rally Gabriel Raies, quien hizo unas cuántas indiadas con este roadster. Hace poco Meteoro lo encontró a la venta por 115 mil dólares.

Venía con motor central de 150 caballos y pesaba apenas 900 kilos. Por agilidad, velocidad e incomodidad, era un verdadero Fórmula Renault apto para circular por la calle.

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar