• Sin categoría

Estados Unidos envió a la Justicia argentina las causas por accidentes con las Ford Explorer

Un tribunal federal de apelaciones de Estados Unidos determinó la semana pasada que la Justicia de ese país no puede resolver unas 14 demandas por accidentes protagonizados por camionetas Ford Explorer en la Argentina. El fallo determinó que deberá ser la Justicia argentina la encargada de investigar estos siniestros, que causaron al menos siete muertes entre los años 2000 y 2005, incluyendo al cantante cordobés Rodrigo Bueno.

Fuentes de Ford Argentina consultadas por este blog dijeron no estar al tanto de la novedad.

El fallo de la Justicia norteamericana puso como condición un trámite burocrático no menor: que las empresas demandadas traduzcan al español el monumental cúmulo de expedientes, pericias y testimonios de la causa Firestone-Ford, que hace ocho años investigó cerca de 250 muertes de pasajeros y más de 3.000 heridos por accidentes ocurridos con la Explorer.

El accidente que le costó la vida a Rodrigo Bueno en la autopista Buenos Aires-La Plata fue el más conocido, pero no fue el único que se intentó vincular a supuestos desperfectos en los neumáticos de la Explorer. En el 2003, dos personas murieron y otras resultaron heridas en un accidente sobre la Ruta 9, en la provincia de Buenos Aires. Ese mismo año, una persona falleció y el resto de su familia sufrió heridas en un accidente sobre la Ruta 11, también en Buenos Aires. Hace tres años, dos integrantes de la familia Santiso murieron al volcar su Explorer sobre la Ruta 148. Las fotos de este último accidente son las que ilustran esta nota.

Según los abogados querellantes, todos estos accidentes se produjeron por “la delaminación de algún neumático trasero”. A su turno, cada uno de los casos fue llevado ante la Justicia norteamericana en un intento por sumarse a los cientos de demandantes que fueron indemnizados por desperfectos en los neumáticos Firestone.

Sin embargo, según la Justicia norteamericana, “las presuntas heridas y muertes ocurrieron en otro país y las investigaciones realizadas por esas autoridades locales; que todos los demandantes residen en ese país; todas las personas heridas en los accidentes eran residentes y fueron tratadas de sus heridas en ese país y que los demandantes están gobernados por las leyes de ese país”.

“Si bien la sentencia que devuelve los casos a la Justicia argentina se podría considerar una derrota, hay ciertas condiciones que se han impuesto en una primera instancia que hacen que el caso prosiga de manera muy auspiciosa”, señaló a este blog una fuente judicial allegada a las víctimas. “Por ejemplo, la obligación de traducir al idioma español y certificar de toda la prueba disponible, el compromiso de Ford/Firestone para la no oposición por prescripción en el territorio de origen, entre otros”, agregó.

Debido al millonario costo de la tarea de traducción de la prueba -que ocupa el volumen de un galpón entero en Estados Unidos-, los demandantes albergan la esperanza de llegar a un acuerdo extrajudicial con las empresas.

Post relacionado:
Condenan a Ford Argentina por el vuelco de una Explorer

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar