Crítica: Honda City

Por Hairton Ponciano Voz
Fotos: Fabio Aro

Honda lanzó hoy en Brasil el nuevo City, un sedán derivado del Fit que originalmente se iba a producir en la planta argentina de Campana y que ahora se convirtió en el tercer modelo que será producido en la fábrica de Sumaré, en Sao Paulo, después del Civic y el Fit. Desde ahí se empezará a exportar al resto de Latinoamérica a partir de septiembre.

El City se comercializa en Brasil con tres niveles de equipamiento: LX, EX y EXL, todas se puede encargar con caja manual o automática.

La motorización es una sola: lleva el 1.5 i-Vtec de 16 válvulas y 120 caballos que equipa el Fit. En la versión LX, este sedán de 4,4 metros de largo y línea modernas, viene con llantas de 15 pulgadas, frenos traseros a tambor y sin ABS. Además de eso, el aire acondicionado es analógico.

En las demás versiones, el aire acondicionado es digital, las llantas son 16 de pulgadas, lleva frenos a disco en las cuatro ruedas y ABS de serie. La versión EXL tiene faros antiniebla y comandos en el volante para la operación manual de la caja secuencial.

El tablero de instrumentos es más conservador que en el Fit y sobre todo que en el Civic.

Una vez en marcha, el City demostró agilidad tanto con caja manual como con cambio automático. Las dos transmisiones, como en el Fit, tienen cinco marchas. La caja manual tiene una palanca de recorrido corto y engranes precisos. Como era de esperar, demostró una mayor agilidad en las aceleraciones.

La versión automática sacrifica un poco su desempeño a cambio de un mayor confort. Las relaciones están bien escalonadas en ambos modelos.

La maniobrabilidad es uno de los puntos fuertes del City, que tiene asistencia eléctrica y volante regulable en altura y profundidad de serie. El volante es el mismo del Fit.

El espacio en las plazas traseras es bueno, resultado de una distancia entre ejes de 2,55 metros (cinco centímetros más que en el Fit). Además, tiene un práctico portaobjetos bajo la butaca posterior. Otro triunfo del City está en su baúl de 506 litros, que es incluso más grande que el del Civic.

El diseño es agresivo por fuera, con líneas rectas y ángulos vivos. Sus ópticas traseras recuerdan un poco a modelos de gama superior, con algo del estilo de la Serie 3 de BMW.

Existen chances de que el City le haga competencia interna al Civic, aunque el City tiene 15 centímetros menos de distancia entre ejes (con un menor espacio interno), 24 caballos menos en su motor y un interior más bien sobrio.

A juzgar por el precio definido por Honda en Brasil, la empresa pretende posicionar el nuevo producto por encima del Volkswagen Polo y del Fiat Linea, y obviamente por debajo del Civic y el Toyota Corolla.

* Copyright de AutoEsporte. Derechos de reproducción y traducción de Argentina Auto Blog.

Posts relacionados:
El City costaría en la Argentina desde 19.200 dólares
La producción del City pasó de Argentina a Brasil

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar