Cien Autos Cool: #46 Mercedes 450 SLC

Era la cupé más lujosa de los años ’70, pero se hizo famosa por ser el auto de competición más confortable del mundo.

Pesaba 1.600 kilos y tenía caja automática. Los pilotos estaban encantados: ningún otro auto de la historia había sido tan cómodo y relajante para correr un rally. Mercedes incluso había tenido la delicadeza de conservar los revestimientos de cuero y madera en el tablero.

Esta cupé fue la elección obligada cuando se armó el equipo para correr la Vuelta a Sudamérica de 1978, la carrera más extenuante de la época, con casi 29 mil kilómetros de extensión. Comparación ofiosa: el Rally Dakar 2010 apenas recorrió nueve mil kilómetros.

Un joven Rubén Daray recibió la oportunidad de su vida al ser convocado para el equipo oficial Mercedes por Juan Manuel Fangio. Pero en las pruebas de reconocimiento, le prestó el auto a su copiloto, quien chocó contra un puente y rompió la caja automática a pocas horas de largar. Con el auto herido, Daray no duró mucho en carrera.

Su compañero de equipo, Andrew Cowan, se quedó con la victoria tras 39 días de manejo al volante de su confortable 450 SLC con motor V8 de 230 caballos de potencia.

El triunfo de la coupé Mercedes fue aún más apabullante que el reciente logro de las Volkswagen Race Touareg: hicieron el 1-2-3-4 en la clasificación general. Claro, sus rivales eran bastante más modestos. En el sexto lugar, por ejemplo, terminó Jorge Recalde con un Renault 12.

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar