Crítica: Citroën Berlingo Multispace y Furgón

Aunque comparten plataforma, motores y numerosos componentes, las Citroën Berlingo Multispace y Furgón apuntan a segmentos muy diferentes del mercado. El restyling que acaba de salir a la venta, que incluyó la renovación completa de los motores, merece conclusiones igual de disímiles. A continuación, por qué hoy la Furgón es una compra más interesante que la Multispace.

Cuando comenzó a fabricarse en la planta de El Palomar, en 1998, la Berlingo dio sus primeros pasos en un mercado automotor muy diferente al que tenemos hoy. Citroën no fabricaba un Furgón en la Argentina desde el 3CV AK de 1979. Y el Multispace llegaba para competir en un segmento de moda y en franco crecimiento: el de los llamados ludo-space, inaugurado por la Renault Kangoo cordobesa poco antes. Eran autos que representaban una oferta práctica y de diseño poco convencional para quienes buscaban un auto familiar accesible y con un gran espacio interior.

El restyling que acaba de recibir la Berlingo –muy similar al que también incorporó su hermana de fábrica Peugeot Partner– es una invitación a replantearse qué ocurrió con estos segmentos tan particulares del mercado en los últimos diez años.

Por fuera

Decimos que es un restyling porque, estructuralmente, se conserva la misma plataforma y diseño del modelo de 1998, aunque recibió algunas actualizaciones estéticas, muy similares a las que se aplicaron a la Berlingo europea hace casi nueve años. En Europa, la Berlingo Multispace fue reemplazada por un modelo más moderno –Noveau Berlingo, de mayores dimensiones y con plataforma diferente-, mientras que la vieja Berlingo se sigue comercializando sólo en versión Furgón.

Los principales cambios estéticos de la Berlingo 2010 pasan por los paragolpes y las ópticas de nuevo diseño, que presentan una trompa más redondeada y con luces más grandes. La Multispace ofrece nuevas llantas de aleación de 14 pulgadas y molduras laterales de diseño más llamativo.

Fabricar la Noveau Berlingo en la Argentina hubiera requerido una mayor inversión y en Citroën Argentina lo justifican diciendo que el usuario de vehículos utilitarios prioriza siempre las mejoras mecánicas antes que las estéticas. Esto es cierto y se aplica con justicia al planteo comercial de la Berlingo Furgón: quienes trabajan todos los días con vehículos de reparto prefieren un vehículo robusto y confiable. Lo último que quieren es un transporte ostentoso y llamativo, sobre todo si tienen que transitar por zonas complicadas.

El argumento de la falta de necesidad de renovación estética, sin embargo, no cuaja con la Multispace. Cuando se lanzó en 1999, uno de los principales argumentos de venta de esta versión fue su diseño original y atractivo, con numerosas soluciones muy novedosas para esa época. Hace diez años, la Berlingo era una opción original y simpática. Este restyling tardío –que también afecta a sus competidores Kangoo y Partner- la deja parada en una situación donde el atractivo estético difícilmente pueda ser anotado en la columna de las virtudes.

Hoy las ludo-space parecen haber pasado de moda. De hecho, el pico de ventas de la Berlingo Multispace se alcanzó en el 2003 y nunca más volvió a ser igualado. Quienes hace una década se inclinaban por este tipo de vehículos para diferenciarse de los autos normales, hoy se refugiaron en los crossovers de estética aventurera.

Quien escribe esto no comparte el gusto por esos autos, pero el fenómeno no debería ser ajeno a la hora de armar las gamas de modelos. La Peugeot Partner 2010 incluirá una versión Patagónica de estética aventurera, lo que no es más que la confirmación de un intento desesperado de recuperar a un público que hoy mira para otro lado cuando busca vehículos familiares diferentes.

Por dentro

En el habitáculo de la Furgón y la Multispace se repite el esquema del exterior: la estética dejó paso a la función. El espacio interior es sobresaliente, aunque en la Multispace se extrañan bastante las combinaciones de colores y materiales que la hicieron famosa y diferente a todos sus competidores alguna vez. El puesto de conducción tiene un aspecto pobre y anticuado. La posición de manejo sigue siendo muy de “camionero”, con el volante en posición bastante horizontal y la butaca muy vertical, elevada.

El espacio interior sigue siendo un atributo indiscutible. La Multispace ofrece un enorme baúl de 586 litros, que se puede ampliar hasta nada menos que 2.800 litros con los asientos traseros rebatidos.

En la Furgón este apartado es aún mejor. Con el restyling se modificaron por completo las suspensiones para aumentar su capacidad de carga, que pasó de 600 a 800 kilos. El volumen de carga máximo es de 3.000 litros. La puerta corrediza lateral se ofrece como opción en el Furgón (cuesta 2.500 pesos) y sólo del lado derecho, mientras que la Kangoo Furgón tiene puertas deslizantes de los dos lados.

El equipamiento de seguridad es escaso en las dos versiones. La Multispace viene con airbag para el conductor de serie. La bolsa para el pasajero se ofrece en un pack opcional (que incluye también llantas de aleación, faros antiniebla y computadora de abordo) que cuesta 3.690 pesos. No hay posibilidad de instalar el sistema de frenos ABS. Al menos sí ofrece doble anclaje para sillas infantiles Isofix en las plazas traseras.

La Furgón no ofrece ninguno de estos elementos de seguridad. Además de la puerta corrediza, el único opcional disponible es el aire acondicionado, que cuesta 5.000 pesos.

Motor y transmisión

Acá se encuentran las novedades y virtudes más importantes de la Berlingo 2010. La Multispace cambió el veterano 1.4 naftero de 75 caballos (la Partner lo seguirá usando) por el conocido 1.6 de 16 válvulas y 110 caballos que equipan varios modelos de Citroën. Se trata del motor más potente del segmento y es un valor importante a tener en cuenta. Esta mecánica sólo se ofrece con la Multispace.

Otra grata novedad es el motor 1.6 HDi de 90 caballos. Se trata de un moderno turbodiesel con intercooler importado de Francia, que reemplaza al viejo 1.9 gasolero aspirado de 71 caballos. El cambio no se hizo sólo para ganar potencia, sino para cumplir también con la norma Euro IV de emisiones de gases contaminantes. Este motor se ofrece tanto en la Multispace como en la Furgón y su modernidad sólo puede encontrar un punto de resistencia entre los usuarios: Citroën Argentina recomienda el uso de gasoil con bajo contenido de azufre, que si bien es más caro, garantiza una mayor confiabilidad y un desempeño óptimo de la mecánica.

Todas las versiones llevan caja manual de cinco velocidades.

Comportamiento

La Berlingo nunca se caracterizó por tener un andar exquisito, pero hay que admitir que los cambios en las suspensiones (sobre todo en la Furgón) mejoraron mucho su comportamiento en ruta. Se puede viajar a muy buen ritmo con toda seguridad y confort. Los vientos laterales, como es lógico en vehículos de esta superficie lateral, se sienten mucho, pero esto en ningún momento se transmite al volante, que tiene reacciones previsibles y una buena asistencia eléctrica.

Lo único que no nos gustó fue el tacto del pedal de freno en las dos versiones. Es bastante esponjoso y descarga su potencia toda de golpe cuando se empieza a avanzar en el recorrido del pedal. A esta altura, el sistema antibloqueo debería ofrecerse al menos como una opción.

Tanto en ruta como en ciudad, los nuevos motores hacen que uno se olvide con rapidez lo poco que cambiaron las Berlingo por afuera. Son muy silenciosos –sobre todo el 1.6 HDi- y ofrecen una respuesta al acelerador excelente. Son vehículos muy ágiles en el tránsito urbano y absolutamente competentes para realizar viajes largos.

El 1.6 naftero es conocido de los Citroën C3 y C4, pero el 1.6 HDi francés es la primera vez que se aplica a un modelo de fabricación nacional. El turbo empieza a empujar con fuerza a partir de las 2.000 rpm y presenta un consumo de 6,7 litros cada 100 kilómetros en ciudad. En ruta, gasta apenas 4,7 litros cada 100 kilómetros. El naftero es bastante más gastador: consume 9,7 litros cada 100 kilómetros en ciudad y 7,5 litros en ruta.

Aunque la necesidad de usar un gasoil más caro pueda hacer dudar a algunos compradores, la norma Euro IV llegó a la Argentina para quedarse y todos los nuevos gasoleros que salgan a la venta en nuestro país de aquí en más tendrán los mismos requerimientos.

Con respecto a este 1.6 HDi en particular, sólo se puede decir que a pesar de que salga más caro cargar el tanque –y a pesar de que todavía cueste conseguir en todo el país el diesel premium- el motor recompensa con un desempeño hasta hace poco inimaginable en un vehículo gasolero.

Conclusión

A la hora de hacer un balance de esta puesta al día –más mecánica que estética- de las Berlingo, las conclusiones son opuestas para las dos versiones. Con el restyling tardío de la Multispace, Citroën Argentina dejó de lado la originalidad y el cierto glamour que encierran todos sus diseños para ofrecer una alternativa ante todo práctica.

La Multispace es un vehículo de pasajeros con un enorme espacio interior, una estética algo anticuada y motorizaciones muy interesantes. A pesar de que por mucho tiempo seguirá siendo el modelo más exitoso de la marca en nuestro país, será difícil que vuelva a igualar los récords de venta del pasado.

La Berlingo Furgón, en cambio, tiene un futuro más promisorio por delante. Su segmento está en clara expansión y las modificaciones que recibió con este restyling sólo la hicieron más atractiva para el público profesional. Es un vehículo de trabajo discreto, con una gran capacidad de carga -que ahora es de 800 kilos- y con un motor turbodiesel que es ejemplo de performance y eficiencia.

A pesar de que las dos versiones tienen asegurada una larga vida de producción en la planta de El Palomar, las sensaciones que transmiten estas nuevas Berlingo son muy opuestas. La Multispace parece haber cambiado solamente para estirar su vida útil, mientras que la Furgón parece haber cambiado para disputar el liderazgo en el segmento de los utilitarios.

Post relacionado:
Ver precios y más datos de la Citroén Berlingo 2010

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar