Crítica: Fiat Punto 1.6 y 1.8 E.torQ

El veterano motor 1.8 de GM ya es historia. Desde Brasil, así se comportan los nuevos motores de Fiat.

Por Hairton Ponciano Voz
Desde Curitiba, Brasil.

El Fiat Punto siempre fue elogiado por su diseño y criticado por sus motores. Es que el 1.4 no llega a ofrecer un desempeño a la altura del hatch diseñado por Giugiaro, mientras que el viejo 1.8 desarrollado por General Motors entregaba una performance razonable, pero a cambio de mucho ruido y un consumo demasiado elevado.

El 1.4 T-Jet con turbo era perfecto, pero demasiado caro en Brasil y ni siquiera llegó a la Argentina.

A partir de la línea 2011, sin embargo, casi todos los problemas se terminaron. Casi, porque el 1.4 de 87 caballos y 121 Nm de torque seguirá ofreciendo su desempeño modesto. El Punto 2011 por ahora ni siquiera equipará la versión 1.4 Evo (85 cv y 125 Nm) que ya debutó con el nuevo Fiat Uno y que se caracteriza por una curva de torque más interesante y un menos consumo.

En Punto T-Jet seguirá a la venta sólo en Brasil, pero el veterano 1.8 Powertrain (ocho válvulas, 112 cv, 176 Nm) acaba de ser reemplazado por dos motorizaciones más modernas.

Fiat acaba de hacer debutar en el Punto la nueva familia de motores E.torQ: 1.6 y 1.8, ambos con 16 válvulas. Con el mismo paquete, también presentó el cambio automatizado Dualogic, que se ofrecerá sólo en las versiones 1.8. El Punto 2011 llegará a la Argentina en noviembre próximo y en un primer momento sólo lo hará con el nuevo motor 1.6. Seguirán a la venta el 1.4 y el 1.3 JTD.

El primero que probé fue el Punto 1.6 16v. Lo primero que me llamó la atención fue el sonido del motor, que es bien bajo, mucho menor que el viejo 1.8. Tiene 115 caballos con nafta (117 con alcohol) y muestra un buen desempeño, a la vez que vibra poco (otro defecto del 1.8 Powertrain).

La marca destaca que se trata del 1.6 más potente fabricado en el Mercosur. Y es cierto. Entre los importados, todavía está lejos de los 126 caballos que ofrecen los Kia Soul y Cerato Forte.

La capacidad de aceleración me pareció más que aceptable, pero recién cuando el motor trabaja por encima de las 2.000 rpm. Como es tradición en los motores de 16 válvulas con comando fijo (en el caso del Fiat, tiene apenas un eje), falta un poco de fuerza a bajo régimen.

Por eso, al pasar por ejemplo por un lomo de burro en segunda marcha, el conductor puede sentir una laguna en la reaceleración.

Fuera de eso, el comportamiento es agradable. El cambio manual demostró el buen tacto de siempre, el volante es bien ergonómico y la suspensión absorbe sin problemas las imperfecciones del piso.

A mi modo de ver, el Punto es un auto confortable. Tal vez demasiado confortable. Me gustaría que fuera un poco más firme, especialmente con respecto al rolido de la carrocería en las curvas. Pero no es un asunto que llegue a comprometer la estabilidad. También es cierto que un andar más blando que duro suele agradar a la mayoría de los usuarios.

Por lo demás, pocas cosas cambiaron. Los tapizados son nuevos, lo mismo que los grafismos del cuadro de instrumentos. También cambió el diseño de las llantas y las tasas. La antena del techo ahora es más corta.

El Punto 1.6 16v acelera de 0 a 100 km/h en 10,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 182 km/h. El consumo de nafta declarado en ciudad es de un litro cada 12 kilómetros, mientras que en ruta hace 16,1 kilómetros por litro.

Me bajé del Punto 1.6 y me subí al Punto 1.8, no sólo para probar el otro motor nuevo, sino también cómo se comporta la transmisión automatizada Dualogic en este modelo.

El 1.8 E.torQ no es otra cosa que un derivado del 1.6 E.torQ. Y, a su vez, los dos son modificaciones a partir del 1.6 Tritec que era producido en la misma fábrica de Campo Largo, cuando esta pertenecía a BMW y Chrysler. Ese 1.6 Tritec equipó durante varios años al Mini Cooper y al Chrysler PT Cruiser.

En el 2008 esta planta fue adquirida por Fiat Powertrain Technologies, que también se quedó con los derechos sobre este motor.

Pero, según informó João Irineu Medeiros, director de Ingeniería de la empresa, “el 70% del motor es nuevo”. Eso incluye a los pistones, bielas, block, colector de admisión, volante motor e inyección. La principal diferencia es que estos motores originalmente funcionaban con nafta y ahora fueron adaptados para funcionar también con alcohol en Brasil.

La conversión flex exigió muchas alteraciones. Además de eso, se adoptaron algunas medidas para reducir las vibraciones y el nivel de ruido. En lugar de la correa de transmisión, el E.torQ emplea un sistema interno, eliminando la manutención, por ser mucho más resistente.

La leve flaqueza por debajo de las 2.000 rpm detectada en el 1.6 desapareció por completo cuando salí con el 1.8. El motor de 130 caballos con nafta (132 con alcohol) muestra su ímpetu ya desde muy bajas vueltas, resultado directo de un torque más exuberante (189 Nm con alcohol y 184 Nm con nafta).

A pesar de que el pico de par se encuentra a 4.500 rpm, la curva casi plana garantiza buena fuerza en cualquier franja del tacómetro. Fiat asegura que este es el motor 1.8 con mayor torque fabricado en el Mercosur. Si el 1.6 ya me había agradado, su hermano mayor fue aún más convincente. Tiene muy buena performance y el nivel de ruido también es muy bajo.

Con este motor, la caja Dualogic tiene un funcionamiento mucho más suave que, por ejemplo, en el Linea 1.9. Prácticamente no existen los molestos cabezazos al pasar de marcha. De acuerdo con Irineu Medeiros, la oferta de torque y la curva más plana favorecieron la calibración del sistema.

En la práctica, el comportamiento del Punto quedó muy parecido al del Volkswagen Polo I-Motion, conocido por su suavidad en los cambios.

Con la caja Dualogic, el Punto 1.8 16v acelera de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 191 km/h. En ciudad recorre 11,8 kilómetros por cada litro de nafta y en ruta hace 15,9 kilómetros por litro.

* Copyright de AutoEsporte. Derechos de reproducción y traducción de Argentina Auto Blog.

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar