Cuarenta días con el nuevo Fiat Uno

Los periodistas brasileños de AutoEsporte, aliados de Argentina Auto Blog, sometieron a su ya famosa Cuarentena al nuevo Fiat Uno que se lanzará en septiembre en nuestro país.

Por Daniel Messeder

Nuestra primera Cuarentena con dos versiones de un mismo modelo terminó. Durante 40 días probamos en diferentes condiciones al nuevo Fiat Uno, tanto en su versión 1.0 Vivace (que no estará disponible en la Argentina) como 1.4 Attractive (que sí llegará a la Argentina, para posicionarse como entrada a la gama, por debajo del 1.4 Way).

Y lo primero que podemos decir es que la nueva genración del Uno fue aprobada casi por unanimidad. Después de haber sido manejado por todos los integrantes de la redacción de AutoEsporte y por varios periodistas del Grupo O Globo, no hubo nadie que devolviese la llave insatisfecho con el autito, en cualquier de sus versiones.

Como ya había mencionado la primera vez que manejé el nuevo Uno, el motor 1.0 me agradó más que el 1.4. Claro que el 1.4 tiene más potencia y torque, pero también la expectativa del conductor es mayor. Y la satisfacción acaba siendo menor.

Eso sin mencionar que la configuración para Brasil del Uno Attractive con algunos opcionales obligatorios (aire acondicionado y dirección asistida) invade el terreno de autos mayores y mejores, como el Punto 1.4.

Lo que tampoco agrada del 1.4 es la aspereza de su funcionamiento. Vibra bastante más que el 1.0 y es ruidoso al extremo –tuve un Punto 1.4 por un año y sé bien de qué estoy hablando-.

El motor 1.4 para el nuevo Uno recibió un nuevo comando variable y el apodo Evo, pero en la práctica continúa comportándose bien sólo en los regímenes más altos (de ahí la poca diferencia con el 1.0 en el desempeño en ciudad, donde se usan regímenes bajos y medios).

Extrañamente, Fiat priorizó la economía en el 1.4 y el desempeño en el 1.0. Todo lo contrario de lo que buscan los compradores de cada una de estas versiones.

El 1.0 Evo recibió un nuevo juego de bielas y, con eso, mejoró aún más su suavidad de funcionamiento, que ya era superior a la del 1.4 Es notable cómo el motor más potente transmite más vibraciones al cambio y al volante, sin hablar del ruido incómodo.

Sumando todo eso, y considerando la relación costo-beneficio, acá está nuestro veredicto: el nuevo Uno es un fuertísimo competidor en la categoría de los autos populares, con un proyecto moderno y un precio competitivo. Sus competidores directos son generalmente versiones actualizadas de proyectos antiguos.

Pero hay que aclarar que el Uno 1.4 no llega a ser un contendiente tan fuerte como el Uno 1.0.

Puntos positivos: diseño, espacio interior, facilidad de manejo, proyecto moderno, butacas anatómicas y ubicación de los comandos.

Puntos negativos: el nuevo Uno 1.0 anda menos que el viejo Uno Mille 1.0, el 1.4 Evo es áspero y ruidoso y el precio de algunos paquetes de opcionales es caro.

Defectos presentados: ninguno.

Sugerencia para Fiat: ¿Qué tal un Uno Sporting con el nuevo motor E.TorQ 1.6 16v?

Para leer más: Reporte completo de los 40 días con el nuevo Fiat Uno (en portugués)

Posts relacionados:
Cuarenta días con un Volkswagen CrossFox
Cuarenta días con un Chevrolet Agile

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar