Exclusivo: la estrategia de los importadores ante el corralito del Gobierno

La polémica decisión del Ministerio de Industria de combatir el déficit en el sector automotor limitando el ingreso de algunas marcas de autos importadas para el 2011 no hizo más que comenzar (ver primera nota).

Luego de que la ministra Débora Giorgi les ofreciera dos alternativas difíciles –importar menos autos o convertirse en exportadores asociándose con autopartistas locales-, entre las marcas agrupadas en Cidoa cunde la incertidumbre y cierto enojo por lo sorpresiva de la medida.

Las firmas que componen Cidoa son las importadoras de: Alfa Romeo, Chrysler, Dodge, Hyundai, Jaguar, Jeep, Kia, Land Rover, Mack, Mitsubishi, Smart, Subaru y Volvo. Por fuera de Cidoa está BMWMini. Y el resto de las marcas importadas están representadas por terminales radicadas en el país (como Mercedes-Benz, Audi-Seat-VW y Nissan-Renault).

El corralito se aplica sólo a los autos importados por fuera del Mercosur. Las unidades que llegan de México no están afectadas por esta medida, ya que se las considera intrazona.

Autoblog dialogó en los últimos días con algunos directivos de marcas de Cidoa para consultarles qué estrategia implementarán para que esta medida no afecte su negocio.

A la hora de hablar –en estricto off-the-record, “porque la idea no es confrontar con el Gobierno, sino llegar a una solución mediante el diálogo”– la mayoría de ellos desplegaban sobre el escritorio el gráfico que ilustra esta nota, donde se demuestra la mínima participación en el mercado que tienen las marcas a las que se les aplicó el “corralito” importador.

Los escenarios contemplados son los siguientes.

* Menos ventas, más rentabilidad: Si hay que reducir la importación en un 20% con respecto al 2010, algunas marcas estudian replantear la composición de su gama de modelos para aumentar la rentabilidad. También frenarán la búsqueda de una mayor participación de mercado. Así, ya no pondrán el foco en potenciar las ventas de autos chicos importados (con bajo margen de ganancia) y se concentrarán en los autos medianos y SUV, que dejan una mayor rentabilidad. No hay que descartar tampoco un aumento en los precios de esas unidades. Si a los importadores se les frenan las posibilidades de expansión ya no apostarán a “perder plata” con algunos modelos que hasta ahora los ayudaban a aumentar los patentamientos.

* Acelerar el ingreso de unidades: La reducción del 20% se medirá sobre la cantidad de unidades ingresadas al país (no necesariamente vendidas) durante el 2010. En función de eso, varios importadores están apurando la radicación de unidades que tenían en Aduana o en zonas francas para arrancar el 2011 con un techo más alto.

* Frenar la expansión de la red de concesionarios: Las marcas más afectadas por la medida del Ministerio de Industria serán, sin dudas, aquellas que no tuvieron grandes ventas en el 2010, pero que aprovecharon este año para invertir en la expansión de su red de concesionarios, apostando a un 2011 de ventas récord. Esto ya no ocurrirá y, quienes abrieron nuevas bocas de distribución, se encontrarán con menos unidades de las pensadas para abastecerlas.

* Asociarse con autopartistas: Durante la reunión que la ministra Giorgi tuvo con representantes de Cidoa puso como ejemplo de posible asociación entre un importador y una autopartista la “exportación de alfombras para autos fabricadas en la Argentina”. Siguiendo al pie de la letra este consejo, una marca europea aseguró que hará eso mismo: fabricar alfombras y exportarlas, a cambio de lograr una mayor cuota de importación.

* Cambiar corralito por mayor carga impositiva: Los importadores creen que el Ministerio de Industria podría estar dispuesto a escuchar propuestas alternativas al techo que les impuso. Una posibilidad es aumentar el impuesto para bienes suntuarios o incluso elevar el actual gravamen del 35% que pagan los autos importados. Cualquier de estas dos medidas los afectarán, pero -aseguran- son menos dañinas y recesivas que el cupo a la importación.

* Trato igualitario: Tal vez lo que más le dolió a los integrantes de Cidoa es que a la reunión con la ministra Giorgi no hayan sido citados los representantes de las marcas importadas que en la Argentina son representadas por terminales radicadas. De las 628.391 unidades que se proyectan patentar en el 2010, las marcas de Cidoa representan sólo el 1,82%. Las otras marcas importadas, en cambio, tienen el 4,19% del mercado. Y los vehículos ingresados de otros países del Mercosur (incluyendo a México) representan el 56,1%. “Por más que el Gobierno tenga el deseo de reducir el déficit del sector automotor, la incidencia de las marcas agrupadas en Cidoa es ínfima en comparación con la cantidad que ingresan al país las marcas más importantes”, señalan los importadores.

***
Más operativos en la Aduana con autos importados

Multa para la Mini Challenge

Al secuestro de autos importados que se realizó el lunes en la Aduana de Mendoza, ayer le siguieron nuevos operativos, esta vez en el Puerto de Campana. La seguidilla de estos procedimientos no deja de ser llamativa ni sugerente, teniendo en cuenta que los importadores de autos se encuentran en plena negociación con el Gobierno sobre los cupos de ingreso de vehículos.

En el operativo realizado en Campana se detectaron irregularidades en 21 autos importados por BMW Group Argentina. Se trata de, nada menos, que de los Mini Cooper Challenge (foto) que competirán en la copa monomarca que el importador pondrá en marcha el año que viene.

Según funcionarios de la Aduana, se habría eludido el pago de 205.619 dólares en impuestos. Además de tener que abonar esa suma, el importador deberá pagar una multa por “declaración inexacta” por 205.619 dólares.

Foto: La Auténtica Defensa

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar