Crítica: Peugeot 408 2.0 Tiptronic Feline

Texto de Hairton Ponciano Voz

Peugeot lanzará a la venta a mediados de marzo el 408, reemplazante del 307 Sedán en la ardua tarea de competir en el segmento de los sedanes compactos contra los líderes en ventas del Mercosur: el Honda Civic y el Toyota Corolla.

El modelo se ofrecerá con tres versiones (Allure, Allure+ y Feline), todas equipadas con el conocido motor 2.0 16v con 140 caballos de potencia. En el 307 Sedán este propulsor rendía tres caballos más, que se perdieron en el camino de homologarlo para las nuevas normas de emisiones de gases contaminantes que rigen en la Argentina.

Las transmisiones también son conocidas: caja manual de cinco velocidades o automática Tiptronic de cuatro marchas.

Para el segundo semestre está prevista la llegada del motor 1.6 turbo de 156 caballos de potencia (el mismo del 207 GTi y del Citroën DS3, entre otros), que ofrecerá un cambio automático más moderno, con seis marchas. Este conjunto ya lo equipa en nuestro país el crossover 3008.

En relación al 307 Sedán, la evolución que propone el 408 es grande. El nuevo modelo presenta una estética bastante más armoniosa. La parte delantera es afilada y agresiva, con enormes faros estilizados (de Xenón y direccionales, en la versión Feline).

Su perfil también es imponente, a causa de sus dimensiones. Mide 4,69 metros de largo, 20 centímetros más que un Civic. La parte trasera es más clásica: no agrada tanto, pero al menos es elegante y, aunque no sea la última palabra en modernidad, no compromete la estética del conjunto, como sí ocurría con el 307 Sedán.

Por dentro, la calidad de terminación agrada. El modelo probado (Feline) venía con cambio automático, techo solar, llantas de 17 pulgadas, pantalla de GPS retráctil, control de estabilidad, tapizados en cuero, butaca del conductor con ajuste eléctrico, climatizador bizona y sensores de estacionamiento delanteros y traseros.

En cuanto al número de airbags del Feline, hay polémica. Tiene dos frontales, dos laterales delanteros y dos de cortina. Suman seis, pero Peugeot asegura que son ocho. Esto se debe a que cuenta por cuatro los airbags de cortina, cuando en realidad son sólo dos grandes bolsas que cubren toda la superficie vidriada de cada costado del vehículo.

En la versión Allure, el equipamiento es lógicamente más modesto: doble airbag frontal, llantas de 16 pulgadas, frenos ABS, aire acondicionado manual y tapizados en tela.

Para ver más detalles sobre el equipamiento de las versiones y los precios de preventa en la Argentina, se recomienda leer esta nota.

La suspensión consigue combinar suavidad con estabilidad. Absorbe con eficiencia los tramos con asfalto en mal estado, pero también transmite una buena sensación de seguridad en las curvas. El esquema de suspensiones empleado es básicamente el mismo del 307 Sedán: McPherson adelante y barra deformable atrás, pero en el 408 las trochas son más grandes.

También aumentó 10 centímetros la distancia entre ejes (ahora es de 2,71 metros), creció 21 centímetros el largo total y 5 centímetros el ancho (ahora es de 1,81 metros).

Estas cifras son garantía de confort para cinco personas, en especial para los pasajeros del asiento trasero, donde el 408 es el nuevo rey del segmento.

A pesar de sus grandes dimensiones y de los 1.527 kilos de peso, el 408 demostró un buen desempeño. El motor ofrece un buen empuje, aunque el cambio automático de sólo cuatro marchas le quita un poco de ímpetu, debido a que la rotación del motor cae mucho entre cada marcha. Para que no decaiga el ánimo, lo más recomendable es mantener la tecla “S” (sport) siempre accionada. Ahí el 408 se muestra más agil, aunque el costo es un mayor consumo de combustible.

El cambio automático Tiptronic (tipo AT8) es básicamente el mismo que tenía el 307, aunque se le aplicaron algunas modificaciones al software de control, a la presión hidráulica y al convertidor de par. El resultado es que los cambios de marcha ahora son más suaves, sin los sobresaltos que ofrecía el 307, sobre todo en los rebajes.

La configuración del baúl no ofrece una gran altura, pero al menos la capacidad es muy buena. Peugeot declara un volumen de carga de 526 litros, pero la boca de acceso al baúl es demasiado pequeña.

El desarrollo original del 408 fue realizado para el mercado chino, pero en su adaptación para los mercados globales intervinieron también ingenieros franceses, argentinos y brasileños.

En Peugeot tienen claro que los dos principales rivales en el Mercosur serán el Civic y el Corolla, que dominan las ventas del segmento en toda la región. Por eso mismo, no debe sorprender que el 408 parezca una especie de término medio entre los dos modelos. Tomó la agresividad del Civic y el confort del Corolla, con la expectativa de vender cerca de 2.000 ejemplares por mes en la región.

Pero no hay que olvidar que tanto el Civic como el Corolla tendrán importantes novedades este mismo año. La tarea para Peugeot seguirá siendo ardua.

* Copyright de AutoEsporte. Derechos de reproducción y traducción de Autoblog.com.ar

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar