Marca x marca: qué harán los importadores para convertirse en exportadores

La primera sensación fue de congelamiento. Cuando los importadores de autos escucharon anoche a la ministra Débora Giorgi y al secretario Guillermo Moreno anunciarles que debían convertirse en exportadores de manera inmediata, los empresarios del sector sintieron un frío e inesperado sudor.

Habían concurrido al encuentro con la esperanza de hallar una solución al conflicto que retiene a casi 3.000 autos en la Aduana desde hace tres meses y se encontraron con un cerrojo aún más grande sobre el corralito que los viene asfixiando desde que comenzó el 2011.

La segunda sensación provino del instinto de supervivencia: ¿cómo puede convertirse un importador en un industrial exportador en apenas un año? Ese es el plazo que tienen para presentar el primer balance que demuestre que están exportando un dólar por cada dólar que importa.

Pero en los hechos, el plazo es aún menor: los autos retenidos en la Aduana no se liberarán hasta que presenten una declaración jurada con el plan exportador que planean poner en marcha para sobrevivir. Esas unidades retenidas tienen, en su mayoría, clientes que ya pagaron por ellas y que reclaman de manera airada con comprensible razón.

Y ahí es donde empezaron a agudizar el ingenio.

La solución más simple la encontraron VW-Audi-Seat (Volkswagen Argentina) y Mercedes-Benz-Smart (Daimler Argentina). Compensarán las importaciones con las exportaciones de sus respectivas plantas de Pacheco y González Catán.

O mejor dicho, como ilustra la foto de arriba: “Sale Sprinter, entra SLS”.

Lo mismo se aplica para Fiat, Ford, General Motors, Peugeot-Citroën, Renault y Toyota, que tienen producción nacional y es muy poco el volumen de vehículos que importan fuera del Mercosur.

¿Qué ocurrirá con las demás marcas? Autoblog realizó un relevamiento con fuentes de las diversas firmas, que explicaron cuáles serán los planes que pondrán en marcha.

* Alfa Romeo: La marca italiana, representada por Centro Milano, está en negociaciones desde hace meses con una autopartista local para exportar tapizados y alfombras para autos. La firma tiene un Plan B, que es protegerse bajo el paraguas de Fiat Auto Argentina.

* BMW-Mini-RollsRoyce: La situación de BMW Group Argentina es una de las más comprometidas y ya habría presentado reclamos por vía diplomática ante Alemania por la situación que está viviendo. Analiza la posibilidad de instalar una nueva planta de motos en Brasil, pero por el momento no es más que un proyecto.

* Chery: Las gestiones que realizó el presidente uruguayo José Mujica ante la presidenta Cristina Kirchner surtieron efecto. Tras amenazar con cerrar su planta en Uruguay por las trabas del Gobierno argentino, los directivos de Chery confirmaron ayer que comenzó la liberación de los autos que tenían retenidos en la Aduana.

* Chrysler: La automotriz norteamericana podría recurrir a la misma estrategia de Alfa Romeo y protegerse bajo el paraguas de Fiat Auto Argentina, en el marco de su flamante alianza internacional. De hecho, Fiat y Chrysler expondrán en el próximo Salón de Buenos Aires dentro de un mismo stand.

* Ferrari-Maserati: Aunque en la Argentina no operan bajo el grupo de Fiat Auto Argentina comparten un directivo clave: el empresario Cristian Rattazzi, presidente local de Fiat y socio del Gruppo Modena.

* Isuzu: La marca tenía previsto su relanzamiento en este mismo mes y participó del encuentro de ayer con el Gobierno con la esperanza de que el conglomerado agropecuario de su titular, el diputado y empresario Alfredo Olmedo, pueda compensar con sus exportaciones la importación de pick-ups asiáticas.

* Hyundai: La automotriz coreana abrirá el año que viene una planta en Brasil para abastecer a toda la región con un auto chico conocido como Proyecto HB. El modelo llegará a la Argentina y la marca espera que esto ayude a compensar sus importaciones. También está invirtiendo en concesionarios, posventa y logística.

* Kia: Es otra marca comprometida. El importador local realizó en los últimos meses grandes inversiones para expandir su red de concesionarios en todo el país. Espera que esto pueda ser tomado en cuenta por el Gobierno.

* Land Rover, Jaguar, Volvo y Porsche: Su situación es comprometida. El representante local de las cuatro marcas, el empresario mendocino Hugo Pulenta, tiene negocios exportadores en la industria vitivinícola. “¿Pero cuántos millones de botellas tiene que exportar por año para compensar los 200 autos que se venden?”, preguntó un allegado en declaraciones a Infobae Profesional.

* Mitsubishi: Como integrante del Grupo Alfacar, los de la marca japonesa esperan que el Gobierno tome en cuenta la producción local de motos que tiene en Ramos Mejía, a través de la firma Mondial.

* Nissan: Hasta fin de año, Nissan operará bajo el control de Renault Argentina, que exporta desde su planta de Santa Isabel. A fin de año se oficializará el traspaso al empresario Manuel Antelo, que ya anunció su intención de abrir una planta en Uruguay, para replicar el modelo de Chery.

* Subaru: Su situación es comprometida. La empresa Indumotora es de capitales chilenos y en ese país tiene varios negocios exportadores, pero el Gobierno no los tomará en cuenta por estar fuera del Mercosur. Analiza otros planes.

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar