Crítica: Toyota Camry V6

Desde hace años, el auto más vendido de Estados Unidos es el Toyota Camry. Sólo es superado en patentamientos por la pick-up Ford F-100 y casi duplica en ventas a sus competidores más directos: el Honda Accord, el Chevrolet Malibu y el Ford Fusion. A nivel mundial, hace rato que superó los diez millones de unidades vendidas.

En la Argentina, el desempeño del Camry es completamente diferente. Se patenta un promedio de 25 unidades mensuales, en gran parte debido a su elevado precio: 59.200 dólares (cuatro cilindros) y 101.500 dólares (V6).

Autoblog manejó durante una semana esta segunda versión. Y la crítica completa se reproduce a continuación.

Por fuera

El Camry nació en Japón en 1980 como una versión de lujo de la coupé Celica. Pero su éxito fue tan rápido que dos años después ya era un modelo independiente en la línea de Toyota.

El Camry se comercializó en la Argentina de manera esporádica y recién logró permanencia con la sexta generación, en 2007. Esta séptima generación, que se lanzó a la venta en diciembre del año pasado, conserva la misma plataforma del Camry VI, pero ahora es diez centímetros más largo (4.825 mm) y cinco más ancho (1.825 mm).

Como ocurre desde hace décadas, el Camry presenta rasgos diferentes en función del mercado donde se vende. Hay un Camry para Estados Unidos, otro para Japón y otro para Rusia, donde Toyota cuenta con una planta de producción propia para este modelo, en San Petersburgo. El Camry que llega a la Argentina tiene la estética rusa, pero viene importado de Japón.

En esta séptima generación, la trompa perdió las redondeces del Camry anterior y resulta más anguloso, más afilado. La gran parrilla cromada y las llantas de 17 pulgadas (con neumáticos 215/55) son las únicas estridencias en una carrocería que se destaca por su elegancia, pero sobre todo por su dicreción y sobriedad.

Su diseño trasero es casi anónimo y sólo se destaca la doble salida de escape, exclusiva de la versión V6.

Por dentro

La gran distancia entre ejes de 2.775 milímetros es la responsable de ofrecer un interior amplio y confortable, incluso por encima de los estándares de su segmento. El puesto de manejo es cómodo y relajado, con múltiples regulaciones eléctricas para el volante y la butaca.

Sin embargo, el Camry es un auto con el foco puesto en los ocupantes de las plazas traseras. El lugar para las piernas es tan holgado que hasta permite cruzarlas.

Atrás hay espacio para tres pasajeros, pero el grueso apoyabrazos central indica que fue pensado para que lo disfruten sólo dos personas.

Ese apoyabrazos es una verdadera caja de sorpresas. Al bajarlo, quedan al descubierto los botones para reclinar los dos respaldos traseros (con una variación máxima de 11 grados), comandar el equipo de audio, regular la temperatura del climatizador (es trizona, así que las plazas traseras eligen su propio microclima) y hasta para levantar la cortina de la luneta (por si molesta el sol o se busca mayor intimidad).

Además, si se levanta la tapa del apoyabrazos, se accede a un generoso portaobjetos con toma de 12 voltios.

El equipamiento de confort es muy completo: acceso sin llave, encendido por botón, techo corredizo y una pantalla táctil de seis pulgadas. Allí se concentran una computadora de abordo con funciones múltiples –tiene hasta gráficos de barras para analizar las prestaciones, el consumo y las distancias recorridas- el monitor para la cámara de retroceso y el equipo de audio con CD/MP3/USB/Aux/iPod/Bluetooth.

La calidad de terminación es la clásica del Camry: alfombras bien mullidas, materiales diseñados para durar muchos año y las inevitables inserciones en plástico brillante que imitan a la madera. Este detalle no es el agrado del usuario promedio argentino, pero si no las tuviese no sería un Camry.

El espacio interior se completa con un baúl de 483 litros de capacidad (perdió 20 litros frente al anterior Camry). Y esto nos recuerda una función extra del apoyabrazos multiuso: al bajarlo, queda a la vista una puerta de acceso al espacio de carga, que permite transportar objetos de hasta dos metros de longitud.

Seguridad

Tanto en la versión cuatro cilindros como en la V6, el Camry viene de serie con frenos ABS (con distribución electrónica y asistencia de frenado), doble airbag frontal, doble airbag lateral delantero y doble airbag de cortina. También tiene control de estabilidad y control de tracción.

Ofrece cinco cinturones de seguridad (los delanteros, con pretensionadores) y cinco apoyacabezas (los delanteros, con sistema de protección de cervicales).

La administración de seguridad del tránsito de Estados Unidos (NHTSA) sometió el Camry norteamericano a pruebas de choque. A modo de referencia, obtuvo cinco estrellas de puntuación final (la máxima posible), con cuatro estrellas en choque frontal, cinco en impacto lateral y cuatro en vuelco.

Motor y transmisión

Con la llegada de esta séptima generación, el motor de cuatro cilindros y 2.5 litros aumentó su potencia de 167 a 180 caballos, pero el V6 se mantuvo sin cambios: sigue con 3.456 centímetros cúbicos, 277 caballos a 6.200 rpm y 346 Nm a 4.700 rpm.

La transmisión tampoco cambió. Sigue con la clásica caja automática de seis marchas y modo secuencial. Tiene el control electrónico ECT, que es equivalente a un modo Sport y realiza los cambios a un régimen más elevado.

El Camry es el auto con tracción delantera más potente del mercado argentino, seguido por el Renault Mégane III RS (250 cv, pronto 265 cv, leer crítica) y el Ford Mondeo Ecoboost (240 cv, leer crítica).

Comportamiento

El Camry es un auto con doble personalidad. En ciudad es sereno, confortable y extremadamente silencioso. La aislación del habitáculo es realmente sorprendente: en una ciudad desquiciada como Buenos Aires, observar el tránsito desde un Camry con los vidrios cerrados es como mirar una película muda (aunque dirigida por Ridley Scott, claro).

Las suspensiones (independientes en las cuatro ruedas, con multibrazo atrás) no son blandas como en un auto americano, ni tienen con la firmeza deportiva de un alemán. Ofrecen un equilibrio muy interesante, aunque con la balanza siempre inclinada hacia el lado del confort de marcha.

En ruta, se mantiene el mismo nivel de sosiego de la ciudad, pudiendo viajar a 120 km/h en sexta y con el motor girando a sólo 2.100 rpm.

De todos modos, los consumos no son nada bajos. En ciudad gasta 15,7 litros cada 100 kilómetros y en ruta consume 8,5 l/100km. Los 70 litros del tanque de combustible –generosos en la versión 4 cilindros- pueden quedar algo justos en el modelo más potente, si se viaja a un ritmo veloz.

Es que no hay que confundirse: este V6 3.5 litros es un atleta olímpico oculto bajo la piel de un burgués sibarita. Los 277 caballos no se manifiestan de entrada, pero alcanza con hundir el pie derecho para olvidar con rapidez que se conduce una enorme berlina de casi cinco metros de largo.

Pese a sus dimensiones, el peso está contenido en 1.540 kilos, por lo que ofrece casi la misma ecuación peso-potencia de un deportivo extremo, como la coupé Mégane III RS (5,5 kg/cv del Toyota contra 5,4 kg/cv del Renault). Por eso mismo, las excelentes prestaciones del Camry no deben sorprender: acelera de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos y la velocidad máxima está limitada a 240 km/h.

La falta de opción de caja manual podrá defraudar a los más exigentes, pero con el modo secuencial activado, esta Shiftronic de 6 velocidades es la más sumisa de todas las automáticas.

En modo deportivo, la computadora del sistema no interfiere ni siquiera para proteger al motor. En la mayoría de las cajas secuenciales, al ingresar en la zona roja del régimen se envía la orden inmediata de ascender un cambio, pero con la Shiftronic esto no ocurre. De hecho, es posible hacer kilómetros tirando el motor hasta el corte, lo cual revela un control absoluto por parte del conductor de la marcha que se desea utilizar en cada caso.

Más de 270 caballos y una de las cajas secuenciales más vehementes del mercado. ¿El Camry V6 es un auto deportivo? De ninguna manera. Es ágil en el tránsito y en la gama alta del cuentavueltas el V6 se deja sentir con rabia. La dirección tiene es precisa y los frenos a discos en las cuatro ruedas responden con una contundencia pasmosa.

Sin embargo, la suspensión está pensada para un manejo relajado. Tiene el poderío suficiente para realizar viajes largos a ritmo intenso, pero eso no implicará nunca llegar a destino con los huesos doloridos y los nervios de punta. El Camry es un caballero tanto en ciudad como en las autopistas más veloces.

En los caminos más revirados es donde se siente que la prioridad está puesta en el confort, antes que en el agarre feroz. Transmitir 270 caballos a través de las ruedas delanteras, más que un exceso parece casi un prodigio. El control de tracción tiene un trabajo duro y dispara una molesta chicharra sonora cada vez que el conductor excede las mínimas reglas de cortesía con los demás pasajeros.

Es un auto que se siente cómodo en autopistas y largas rectas. En caminos más estrechos deja sentir sus grandes dimensiones, pero -a diferencia de algunos medianos de marcas más famosas- no da pena meter al Camry en caminos de ripio o con mal asfalto.

Es robusto y no se le caen los anillos por pisar la tierra.

Conclusión

Para los estándares de la Argentina, el Camry es un auto de lujo, con prestaciones deportivas. Pero nada de eso se percibe en su diseño exterior.

El puesto de manejo es muy confortable, pero nadie viajará más cómodo que los pasajeros de atrás. Discreto, elegante, veloz y muy equipado, el Camry V6 es un perfecto auto ejecutivo de bajo perfil.

El precio en nuestro país  hacen que resulte difícil imaginarlo como el auto tremendamente popular que es en países como en Estados Unidos. O Venezuela (leer nota).

Best-seller inalcanzable, el Camry ocupa en algunos mercados el trono que en la Argentina tiene el Chevrolet Classic.

La comparación es odiosa, lo sé, porque habla de lo lejos que está nuestro mercado automotor de los niveles internacionales. Pero también de la fórmula de la sencillez que sólo consiguen los productos realmente exitosos.

Cuando un nombre permanece en el mercado por más de tres décadas es porque sabe interpretar al público. Casi desde el comienzo de su historia, el Camry se convirtió en sinónimo de calidad, confiabilidad, refinamiento, buena relación precio-producto y un respetable valor de reventa.

Esta nueva séptima generación del Camry demuestra una clara preocupación por ofrecer un producto de confort más refinado, aunque sin caer en la ostentación. Si en algunos países se lo critica por ser previsible y demasiado serio, para el público argentino -que en su mayoría desconoce las bondades de este modelo-, las cifras de producción globales del Camry sirven en todo caso como el más implacable argumento de ventas: más de 10 millones de personas no pueden estar equivocadas.

C.C.
Fotos de Rodigo Barcia y Facundo Puig

Veloz y discreto, el Camry V6 es el perfecto auto ejecutivo de bajo perfil.

Silencioso como un Rolls y con la relación peso/potencia de un Mégane RS.

Ni estética americana ni japonesa. El Camry que llega a la Argentina comparte diseño con el modelo que se vende en Rusia.

Puesto de manejo confortable, pero el foco está puesto en los pasajeros traseros.

Los respaldos pueden variar su inclinación hasta 11 grados.

Consola de comandos del apoyabrazos central trasero.

Cortina de luneta de plegado eléctrico.

Sin las terminaciones en imitación de madera no sería un Camry.

Instrumental muy completo, con aguja de consumo a la derecha. Asusta verla subir con tanta facilidad.

Pantalla táctil central, con completísima computadora de viaje.

V6 3.5 de 277 caballos. ¿Quién dijo que un Camry es aburrido?

Acelera de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos.

***

FICHA TECNICA

Modelo probado: Toyota Camry 3.5 V6 AT
Precio: 101.500 dólares (enero 2014)
Garantía: tres años o 100 mil kilómetros.
Comercializa: Toyota Argentina (www.toyota.com.ar)

MOTOR
Tipo: delantero transversal, V6, 24 válvulas, sistema de distribución variable Doble VVT-I, inyección electrónica multipunto.
Cilindrada: 3.456 cc
Potencia: 277 cv a 6.200 rpm
Torque: 346 Nma 4.700 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: tracción delantera, con control eléctrónico.
Caja: automática, de seis velocidades, con comando secuencial y control electrónico ECT.

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con amortiguadores telescópicos, resortes helicoidales y barra estabilizadora.
Suspensión trasera: independiente, tipo multibrazo, con amortiguadores telescópicos, resortes helicoidales y barra estabilizadora.
Frenos delanteros: ventilados (293 mm de diámetro)
Frenos traseros: discos macizos (281 mm)
Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia hidráulica progresiva.
Neumáticos: 215/55R17

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 240 km/h (limitada)
Aceleración de 0 a 100 km/h: 6,2 segundos
Consumo urbano: 15,7 l/100km
Consumo extraurbano: 8,5 l/100km
Consumo medio: 12,1 l/100km

MEDICIONES
Largo / ancho / alto: 4.825 mm / 1.825 mm / 1.480 mm
Distancia entre ejes: 2.775 mm
Peso en orden de marcha: 1.540 kg
Capacidad de baúl: 483 litros
Capacidad de combustible: 70 litros

EQUIPAMIENTO
ABS + EBD ( Distribución Electrónica de Frenado) + BA ( Asistencia de Frenado)
Airbag conductor, acompañante, laterales y de cortina
Apoyacabezas delanteros regulables
Apoyacabezas traseros regulables x 3
Asientos delanteros con protección cervical
Barras de protección contra impactos laterales
Cinturones de seguridad inerciales delanteros de 3 puntos, con pretensionador y con limitador de fuerza
Cinturones de seguridad inerciales traseros de 3 puntos x 3
Control de estabilidad (VSC)
Control de tracción (TRC)
Seguro para niños en las puertas traseras
Sistema de alarma antirrobo e inmovilizador
Tercera luz de stop
Alarma de olvido de llaves y de cinturón de seguridad
Apertura del tanque del combustible y baúl desde el interior
Asiento trasero con apoyabrazos central y regulación eléctrica de respaldo
Asientos tapizados en cuero
Butacas delanteras con regulación eléctrica
Cierre centralizado de puertas con comando a distancia
Climatizador automático de 3 zonas con regulación independiente para conductor, pasajero y pasajeros traseros
Columna de dirección regulable en altura y profundidad
Computadora de abordo
Conectividad Bluetooth con sistema de comunicación manos libres
Consola central forrada en cuero
Control de velocidad crucero
Cortina parasol eléctrica en luneta trasera
Cubrealfombras con trabas de seguridad
Detalles de interior en símil madera y metal
Dirección asistida
Entradas de audio auxiliar y USB
Espacio portalentes en el techo
Espejo interior antiencandilamiento automático
Espejos exteriores calefaccionados, retráctiles con comando eléctrico
Indicador de temperatura exterior
Levantavidrios eléctricos con sistema one touch en las cuatro ventanillas
Monitor de retroceso y ayuda al estacionamiento en display central
Posavasos
Botón de arranque
Regulación del soporte lumbar del asiento
Sistema de audio con display de 6″, AM/FM, lector de CD, MP3, y WMA – 6 parlantes
Sistema de iluminación de ingreso al vehículo
Apertura sin llave
Tablero de instrumentos Optitron
Techo corredizo eléctrico (doble movimiento)
Volante de 4 rayos forrado en cuero natural con comando satelital del audio y computadora de abordo
Encendido automático de faros
Espejos exteriores con luz de giro incorporada
Faros antiniebla delanteros
Faros de Xenon con sistema AFS (Dirección de luces adaptativa)
Lavafaros delanteros
Limpiaparabrisas con sensor de lluvia
Luneta térmica con temporizador
Manijas de puertas y molduras laterales cromadas
Paragolpes color carrocería
Parrilla y moldura trasera cromadas
Regulación de altura de faros automática
Salida de escape con terminación cromada
Sensores de estacionamiento delanteros y traseros

164 Comentarios

  1. Fer-D dice:

    “es el equivalente al Chevrolet Classic del mercado de Estados Unidos. ”

    Creo, sin riesgo a equivocarme, que ese comentario es punible con pena de carcel.

    Humilde…

    😉

    Saludos.

  2. CC dice:

    Es la pura verdad.
    Desmiéntame, señor juez.

    PD: Aclaro que la metáfora del Classic es autoría de Rodrigo Barcia, que se inspiró mientras insultaba a la lluvia que lo despojó una vez más de presenciar la premiación de Autoclásica.

  3. Fer-D dice:

    “El Camry que llega a la Argentina comparte diseño con el modelo que se vende en Rusia.”

    A ese mercado, este 050-A/MC-M (para los que suelen gustar), llega directamente fabricado de la planta de San Petesrburgo… dicen.

    😉

    Saludos.

  4. ElContra dice:

    Por las prestaciones que tiene ocultas bajo su siestero aspecto exterior, en mi barrio le dirían lisa y llanamente Cazabobos.
    Y es cierto…..mas de uno de los que gustan acelerar en la ruta debe haber quedado boquiabierto si tuvo la mala suerte de desafiar al conductor de un Camry y que este haya aceptado ese desafío momentáneo. (lo cual es raro, porque en su mayoría los conductores de este tipo de autos no suelen andar despuntando el vicio de aceptar desafíos en la ruta o en un semáforo).

  5. PedroSierra dice:

    Muy buena la crítica CC. Es lo que yo esperaba, me encanta este auto. La frase del Classic es genial jaja.
    CC me parece que la aguja asusta viendola bajar, más que subir jeje. Un saludo

  6. juampixr8 dice:

    $300.000 por un Camry? mmmm me parece que si me gano el Quini 6 miraría para el lado alemán sin pensarlo.

  7. ElColeccionista dice:

    Toyota Camry: “Un culto a la discreción”

  8. arquiadrian dice:

    CC, cada vez mejores las críticas.

  9. Facundo Puig dice:

    No eran necesarios los agradecimientos por las fotos (Humilde…), se compensaron bien con un paseito por la panamericana, y esa visita a Velociudad (que lindo circuito).

    Saludos!

  10. Danilo dice:

    “es el equivalente al Chevrolet Classic del mercado de Estados Unidos. ”

    Está todo dicho respecto a nuestro mercado y nuestra industria.

    Respecto al auto, un león con piel de cordero, y una avidez por combustible propia de su estilo y potencia.

    El Rolls de los pobres……

  11. juancarloslopez dice:

    Tremendo auto. Lastima que en Argentina esta lleno de Argentinos.

    Eso quiere decir mucha gente que necesita tener un escudito de 4 anillos o una estrella en el capot de su auto para pretender ser mas que el vecino de la cuadra o del country.

    Si hubiera un poquito mas de racionalidad y menos necesidad de chapear se venderian mas estos autos.

    Mi conclusion es que si realmente tenes personalidad te compras este tipo de autos y no un aleman mas chico, pelado, caro y con menos garantia que se rompen mas y que los repuestos tienen precios prohibitivos.

    • RolexRolls dice:

      101% de acuerdo.
      Prefiero tener un barco full que tener un Clace C 200.
      Si hablamos de este Segmento D claro.

      No se pero sinceramente, la economia no esta muy bien, y vamos a cambiar pero dentro de bastante, y vamos a poder por lo menos ver de mas cerca estos autos que para nosotros son lujosos, pero para otros son la mejor opcion de compra y los tienen muchos.

      Hay que aclarar que en 2006/2007 cuando apenas habia inflacion, los Camry se vendieron muchisimo, se veian mucho mas en el interior.
      Igual es distinto el Camry de esa generacion a esta actual Best-Seller y mucho mas moderno.
      Pero se vendian.. ahora ni en sueños.

    • Darth Cardo dice:

      permítame disentir, muchos argentos compran para chapear pero no todos, incluso en USA los alemanes (MB, BMW, Audi y Porsche) se comieron una buena parte del mercado de lujo)…de hecho los americanos comenzaron a copiar el estilo alemán hace rato 😉

  12. PedroSierra dice:

    CC | 12 OCTUBRE, 2012 A LAS 12:28

    Pedro: La aguja del consumo (ver foto) marca litros cada 100 kilómetros. Y sube cuanto más consumís.

    Aaaaah, ya entendí! claro yo miré la aguja de Full-Empty solamente. Gracias!

  13. Tuerca Floja dice:

    “el Camry ocupa en algunos mercados el trono que en la Argentina tiene el Chevrolet Classic.”

    CC, hay veces que es mejor no decir ciertas cosas. O dejás esa frase y no comentás nada del auto o comentás el auto y evitás ese comentario. Voy a pegarme un tiro en las bolainas y vuelvo.

    Realmente me dieron ganas de buscar un Camry usadito.

    Ansío ver los comentarios de los KK´s …

  14. Roberto L dice:

    Podemos resumirlo calificándolo de “NAVE”.

    Velocidad, confort de marcha, potencia, comodidad, etc y etc.

    Gran crítica CC, como siempre, nos embriaga la lectura…

  15. Tuerca Floja dice:

    Un Camry V6 claro ..

  16. Facundo Miri dice:

    La computadora de a bordo no tiene GPS no?

  17. ElContra dice:

    Materiales pensados para durar años, dijo sabiamente CC……y pensar que los yankees consumistas y propensos a llenarse de cuotas y deudas cambian el auto como si cambiaran de camisa.
    Miles de Camrys en perfecto estado de funcionamiento y con muco todavía para dar, deben estar arrumbandose en esas tipicas agencias yankees de autos usados.

  18. HAL 9000 dice:

    “en una ciudad desquiciada como Buenos Aires, observar el tránsito desde un Camry con los vidrios cerrados es como mirar una película muda (aunque dirigida por Ridley Scott, claro)”.

    jaaaaaaaa! buenisimo!

  19. gaita450 dice:

    Carlos Excelente critica!! Tremendo buque, super confiable e irrompible.
    Me sentado en el auto y es enorme.. Por eso sorprende que acelere de 0 a 100 km/h en 6.2 seg…
    Saludos.

  20. Ricardo82 dice:

    Hermoso! si paso de la strada JTD a este? notare la diferencia de consumo?

  21. Dick Laurent is dead. dice:

    Increible autazo, el que se aburre con semejante auto no merece calificativo…, me gustaria tener unos mangos y comprarmelo…“es el equivalente al Chevrolet Classic del mercado de Estados Unidos. ” ???????, Danilo está frase corresponde a solo una expresion…, de allí a que esté todo dicho en nuestro mercado y nuestra industria por una frase que dijo juancito o mengano me parece demaciado exagerado…

  22. Inferno dice:

    Muy Buena Critica CC, como siempre un lujo

    Del auto q puedo decir, no se puede criticar en nada, es perfecto para lo cual fue contruido

    Saludos

  23. HernanPM dice:

    Una clara muetra de donde estamos parados en la argentina. Creo que en parte es merito del mercado local que considera grandes a estos autos y prefiere comprarse autitos de juguete. El standar de calidad de un camry y el precio accesible para la clase media en USa trasnforma por ej a un Fiesta o un Sonic en una albondiga mayuscula, y esta bien que asi porque de hecho eso es lo que son.

  24. angus.young dice:

    Lo maneje y tambien maneje el Accord y me sigue gustando mas el honda, pero no deja de ser una muy buena opcion, y como dice CC, es ideal para ejecutivos de bajo perfil

  25. Boga dice:

    Yo me quedo con un BMW 328

    El Camry será el auto mas vendido de USA (público con cuestionable paladar automotríz si lo hay!!!) Pero el Serie 3 es el mejor mediano del mundo…

    Saludetes!

  26. emepe dice:

    un vehículo innecesario, con u precio desproporcionado para la argentina, con un motor exagerado, un consumo que debería estar multado, y una combinación de materiales digna del tren fantasma…
    pase y siga, es el auto indicado para un pelado, petizo, con camisa de seda y destilando colbert pino salga a levantar gatos a la salida de los teatros,de ahi derechito a cocodrilo, champagne y ayudin vermut con papa fritas y good show…

  27. ElContra dice:

    EMEPE…..seguramente ese pelado gatero que caricaturizaste ni siquiera piense en un Camry……lo mas probable es que quiera algun pseudodeportivo con mas alto perfil.

    En cuanto al paladar cuestionable de los yankees, no solo para los autos sino para cualquier otra cosa, hay que entender su historia, su cultura y hasta su geografía para entenderlos.
    No los defiendo ni los ataco (bueno, de hecho en muchas cosas los critico), pero en un pais con tanta ascendencia tana y gallega como Argentina, es obvio que no se identifique con los gustos norteamericanos.
    No está ni bien ni mal…..simplemente es la realidad.

    • rascutacu dice:

      El gusto de los argentinos no esta marcado por su ascendencia tana o gallega,de hecho cuando emigraron ni siquiera tenian auto,esta marcado por su incuestionable latinoamericanidad y por sobre todo por el tercermundismo de sus politicos,por eso los autos mas vendidos son el Corsa Classic y el VW Gol.

  28. angus.young dice:

    jajaja el comentario de EMEPE es genial, mucha imaginación y bronca culminaron a esas frases

  29. EL ALE dice:

    Los FAN BOYS del tercer reich son hilarantes.

    Cuando algo no Aleman es implacablemente correcto… se ven en la forzosa postura de tener que atacarlo (con argumentos tan pobres como vergonzosos)

  30. PedroSierra dice:

    @EMEPE

    Ah la miércoles! que nivel de observación! y yo que tengo un Sierra qué parezco? si ya sé un rasca jaja.

    Fuera de broma, me parece que estás siendo muy duro con el auto y/o el supuesto dueño, concuerdo en algo que es el consumo pero lo demás, no sé. Un saludo

  31. ariel dice:

    Bestial. Precioso. Solo odio esas terminaciones en simil madera. Lo demás, un diez.

  32. Panzer dice:

    Admiro a los autos alemanes pero me saco el sombrero ante la corrección absoluta de este Camry.

    EMEPE sueña con comprarse un Camry, por eso no hizo más que describirse a sí mismo, para intentar encajar, ¿vió?

  33. andresmtdi dice:

    Excelente crítica Carlos!

    Yo pensé qeu el Camry era el más vendida de USA dentro de su segmento, no de todo el mercado. Ese dato me sorprendió.

    Qué dice Toyota de los valores de venta? Son los que pretende? Es alto? Es bajo?

    Creo que en Argentina es “incomprendido”, y me parece que el precio tampoco lo ayuda mucho…

    CC, te olvidaste de agregar el Latitude V6 de 240 CV dentro de los más potentes con tracción delantera….

  34. dany dice:

    el cielo de cc: La comparación es odiosa, lo sé, porque habla de lo lejos que está nuestro mercado automotor de los niveles internacionales.

    el infierno de cc: más de 10 millones de personas no pueden estar equivocadas. si, especialmente si son yankees, sino mira el mercado automotor q tienen!

  35. emepe dice:

    inexorablemente si me mujer se da cuenta que ella esta para mas y me deja, caeré en las garras del libertinaje, los no le cierro las puertas al sexo rentado si mi futuro es promisorio y deambulo por la soltería, seria un buen amigo de omar suarez, mi champagne preferido el el brut nature, mi abuelo murio a los 91 años con la cabeza llena de pelos, yo tengo 39, mido 1,81 asi que complejo de bajito no tengo, de perfume si me estas por regarlar alguno prefiero Issey Miyake, hago deportes como para que los asados no desborden la camisa (algodón la seda no me gusta) aunque me parece que estoy perdiendo la batalla, no tengo prejuicios con el ayudin para el amigo cuando entre a flaquear (todavía no hace falta) pero por 62 lucas te nombro 100 autos antes que este….
    no te saques el sombrero panzer, se ta va ver la pelada con dos pelos locos teñidos, amigo (meta esa panza, panzer )

  36. dieguitofernandez dice:

    Es discreto hasta en el tablero, llega a 240 y el tablero marca hasta 240!
    Acá a cualquier porquería que de casualidad llega a 160 le ponen un velocímetro hasta 220 como para… aparentar?

  37. bernalo dice:

    …inevitables inserciones en plástico brillante que imitan a la madera. Este detalle no es el agrado del usuario promedio argentino…

    Esos apliques me hacen acordar aquello de “el lujo es vulgaridad” pero plástico brillante simulando madera más que vulgaridad es mal gusto, como las flores de plástico ¿había necesidad?.

    No dudo de que es un excelente vehículo pero por ese precio debe haber algunos otros con menos “vulgaridad”…

  38. Kasparov dice:

    “un atleta olímpico oculto bajo la piel de un burgués sibarita” .Muy buena frase.

    A mi tampoco me agradan las terminaciones en madera, me parecen de mal gusto, no es algo de este auto en particular pienso que le quedan mal a un MB tambien. La madera no es para los fierros.

    No comparto el comentario de EMEPE, pero me mate de risa imaginandome el pelado simil Toti Ciliberto escuchando cumbia.

    El auto es impresionante, el diseño no es de los mas agraciados del segmento, pero mecanicamente irreprochable.
    Aun asi me parecen mucho los 62KU$S por esa guita se superpone con premiums de similares caracteristicas. Ademas Renault esta vendiendo en Latitude V6 de 240CV a menos de 200K$.

  39. rbarcia dice:

    CC, gracias por el agradecimiento de las fotos, la honestidad intelectual reconocerme la autoría de la frase chocante y por la visita a Velociudad, como dice Facundo, que fue inolvidable.Decile a Eddie de mi parte que con Velociudad hoy tiene el “green hell peronista”. Por la abundancia de eucaliptos digo…

    ¡Saludos!

  40. Juanicu dice:

    10 millones que seguramente son un tercio de esa cifra. Digo, son gente que cambia el mismo auto cada dos años por el mismo modelo. en el interior del auto un día de calor te podes hacer unas papas fritas (por lo grasa no). Lo demás muy bueno

  41. PedroSierra dice:

    @KASPAROV

    Hola! por ahí las imitaciones maderas quedan mal o no son de un gusto general argentino, pero hay autos que la madera le queda muy bien, como Jaguar, MB, BMW, o autos de mucho más lujo como Maybach, Maserati, o incluso algunos Ferrari y Lambos trajeron no?

  42. PIPAS dice:

    un gran auto (en todo sentido jajaja)… sigo viendo una gran similitud con el Latitude

  43. Boga dice:

    Lo de la madera… son gustos… personalmente en un BMW prefiero que los detalles sean en aluminio cepillado, o negro piano… (ya que te dan esa opción…)

    Pero el “plástico imitación madera”, y sobretodo en esa cantidad! Creo que ya es objetivamente de mal gusto…

    La madera queda bien en un Rolls…

  44. Boga dice:

    Por último… esas teclas de Toyota… lisas, simplonas, sin símbolos y escritas en inglés… siempre me parecieron horribles…

  45. dany dice:

    emepe, concuerdo en la descripcion del auto y no en la del usuario, no me veo a un grasa arriba de este auto, es mas, veo a un tipo añoso, sobrio y con un pañuelo en el cuello, al q vos describiste lo veo en un mini y en algunos audi y bm.

  46. Kasparov dice:

    PEDROSIERRA: Seguramente es asi, pero yo prefiero aluminio antes que madera siempre.
    Por ahi estoy influenciado porque a fines de los 90 trabaje en Delphi montando el torpedo de los Palio/Siena en Cordoba y la version mas equipada tenia unos cuantos apliques simil madera como las salidas del aire acondicionado, una verdadera catarata de mal gusto por suerte creo que era solo para Brasil.

  47. Tuerca Floja dice:

    EMPE, no te confundas.
    El motor es un 3.5 litros, comparativamente los motores más chicos y viejos que disfrutamos nosotros consumen más. Un Focus, 307, Cruze con 1.8 o 2.0 gastan 14/100 en ciudad, apenas un poco menos que el Camry.
    El peso relativamente bajo del auto, pese a todo el equipo y al tamaño que tiene habla de materiales tecnológicamente avanzados.
    El polo opuesto a lo que disfrutamos nosotros.
    Lo obceno es que Ford lance la nueva Ecotorta con los viejos 1.6 y 2.0 que tiene el Focus. Debería venir con el Ecoboost 1 litro como sale en el resto del mundo. Entonces, comparativamente, a mismo auto, quien es el que queda en orsai?
    Lo obceno es que todavía se ofrezcan el 2.5 del Vento, los 1.6 y 2.0 de Ford, el 1.8 8v de GM, el 1.4 EVo de Fiat, el “nuevo” 1.5 8v de PSA. Pero claro, el gobierno lo permite gracias a la extrema protección.

  48. PedroSierra dice:

    @TUERCA FLOJA

    Exactamente, pienso y he dicho lo mismo que vos.

  49. LG dice:

    Un autazo con todas las letras! Excelente critica Cecé, será que no se le caen los anillos por pisar la tierra?
    No me imagino un dueño de este auto haciendo eso, menos en Argentina, donde como dijiste, este auto tiene otro target…

    Pintó la sonrisa cuando lei que baires parece una pelicula de Ridley Scott ajaja, lo primero que me imagine fue Gladiador! y la primera batalla de la peli…

    EMEPE, te levantaste cruzado! yo me imagino al tipo que describiste en una RCZ..

    Saludos!

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario