Crítica: Citroën C4 Cactus y C-Elysée

CITROEN30

Desde Punta del Este – Dentro de la nueva estrategia “Back In The Race”, el nuevo rol de Citroën dentro del Grupo PSA es bien claro: tiene la misión de convertirse en la marca más popular del consorcio francés, manteniendo la receta histórica de originalidad y simpleza.

Citroën terminará este 2015 en el octavo puesto de las marcas que más vehículos venden en la Argentina. Por eso, para cumplir con el objetivo de aumentar su difusión y popularidad, la firma del Doble Chevrón está obligada a ampliar su oferta en nuestro mercado.

Esto ocurrirá a partir de mediados del año que viene, cuando comenzarán a llegar dos nuevos modelos para posicionarse a mitad de camino entre el C3 y el C4 Lounge: son los C-Elysée y C4 Cactus. Los dos vendrán importados de España, pero desde PSA analizarán con atención la respuesta del mercado, para evaluar la posibilidad de trasladar la producción a la Argentina (o a Brasil).

Para tener un primer contacto con las nuevas apuestas de Citroën Argentina, la marca invitó la semana pasada a un grupo de periodistas para probar estos dos modelos en Uruguay, donde ya se comercializan (ver primera nota).

Autoblog manejó los C4 Cactus y C-Elysée sobre un total de 400 kilómetros y la crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

No podrían ser más distintos.

Pero, aunque no lo parezca, los dos comparten algo más que el origen español: el C4 Cactus y el C-Elysée fueron desarrollados bajo la misma Plataforma PF1 del Grupo PSA. Son los mismos componentes estructurales que remontan su origen al Peugeot 206 de 1998 y que, con diferentes evoluciones, se sigue utilizando hoy en los 208 y C3 que se producen en Brasil. Por eso hay que resaltar, una vez más, que hay chances realistas de producir estos modelos en nuestra región.

Por la plataforma y el posicionamiento en precio que tendrán en nuestro mercado (va de nuevo: estarán entre el C3 y el C4 Lounge), los dos modelos pertenecen al Segmento B (autos chicos). Sin embargo, las buenas dimensiones de ambos llevan a confundirlos como contendientes del Segmento C (compacto). Es un interesante truco de Citroën, para volverlos más atractivos a la hora de ver el precio.

El C-Elysée mide 4,43 metros de largo y tiene una distancia entre ejes de 2,65 metros. El C4 Lounge es apenas más grande: 4,62 metros de largo y 2,71 metros entre ejes. Tampoco hay gran diferencia en el ancho: 1,79 metros para el Lounge y 1,75 para el Elysée.

En este punto hay que recordar que el C-Elysée tiene un hermano gemelo con marca Peugeot: el 301. Si bien en su momento Peugeot Argentina anunció que homologaría este modelo para importarlo, todo indica que la nueva política de basta-de-guerras-internas de PSA le dejaría el camino libre al Elysée en nuestro país.

También hay que señalar otro punto importante: más allá de su diseño conservador y ultra-racional –donde apenas se destacan las llantas de aleación de 16 pulgadas, con neumáticos 195/65R16- el C-Elysée tiene una lejana reminiscencia racing, al menos ante los ojos del público argentino más tuerca: es el modelo en el que se inspiró el purasangre del WTCC, con el cual el cordobés Pechito López ya logró dos títulos mundiales.

El C4 Cactus es otro cantar. Es es el modelo más exótico, curioso y funky de la actual oferta mundial de Citroën. Es una tour de force excéntrica y atrevida. Sus líneas no recuerdan a ningún modelo de la marca. Es un crossover, a mitad de camino entre un vehículo urbano y un pseudo off-road, cuyos antecedentes en la historia de Citroën hay que encontrarlos remontándonos hasta los tiempos del Mehari.

Este Cactus -que no pincha, porque tiene líneas muy redondeadas-, mide 4,16 metros de largo y tiene una distancia entre ejes de 2,59 metros. El ancho es de 1,72 metros.

Las barras sobre el techo, los guardabarros de plástico negro y el mayor despeje del suelo son los códigos ya conocidos de otros todo terreno light. Pero es un conjunto muy atractivo y original, rematado por unas trabajadas llantas de 17 pulgadas (con neumáticos 205/50R17).

Un párrafo aparte para los Airbumps. Son esos globitos en los paragolpes y en los laterales del Cactus. Se trata de cápsulas de poliuretano termoplástico, pensadas para resistir golpes de estacionamiento y otras torpezas cotidianas. Si alguna de estas burbujas se llega a romper (y vas a tener que esforzarte para lograrlo), se puede reemplazar la unidad. No hay que cambiar todo el panel. También se pueden elegir diferentes colores de Airbumps, para personalizar el Cactus a tu gusto.

POR DENTRO

En serio, no podrían ser más diferentes.

El C-Elysée es como un C4 Lounge, pero todavía más conservador, más pelado en equipamiento y con terminaciones más baratas. El C4 Cactus no es un dechado de lujo y equipamiento. También es simple, pero al estilo Mehari: con soluciones económicas, pero que –de tan rebuscadas- te resultan simpáticas.

Comencemos por los defectos. El C-Elysée tiene plásticos duros y ásperos, levantavidrios eléctricos escondidos tras la palanca de cambios y la clásica pantallita naranja para el audio, como en los viejos modelos de PSA.

Creo que el C4 Cactus tiene más defectos todavía. El tablero de instrumentos digital es ridículo: apenas velocímetro y medidor de combustible, sobre un display que recibe todos los rayos del sol hasta volverlo ilegible durante buena parte del día. Y ni siquiera tiene ventanillas traseras: tan sólo hay dos ventiletes basculantes.

Sin embargo, los dos tienen un gran espacio interior, tanto para los que viajan adelante como para quienes van detrás. El Cactus lleva butacas delanteras poco convencionales, parecidas a dos poltronas. Son muy cómodas, pero sujetan poco el cuerpo. En algunos mercados se ofrece como opción una extensión central, que simula un asiento enterizo. No es para que viaje otra persona, porque no tiene un tercer cinturón: es para nostálgicos y mimosos.

El Cactus tiene un buen baúl de 358 litros. Pero el C-Elysée se descuelga con una verdadera bodega: 506 litros.

La configuración del equipamiento para nuestro mercado todavía no fue definida, pero está claro que el Cactus tiene grandes chances de ser más generoso: en Uruguay se ofrece con techo panorámico (fijo, no se puede abrir, ni tiene cortina para protegerte del sol), climatizador automático y pantalla táctil de siete pulgadas con cámara de retroceso, GPS, Bluetooth y equipo de audio con mando a distancia.

El C-Elysée tiene aire acondicionado y Bluetooth sólo en la versión tope de gama.

Las fichas de equipamiento, con la configuración para el mercado uruguayo, se puede descargar al pie de esta nota.

SEGURIDAD

No son los más completos, pero tampoco los más mezquinos. Citroën se esfuerza por ofrecer en este aspecto un poco más de lo que exige la Ley.

El C-Elysée puede traer hasta cuatro airbags, frenos ABS con repartidor de frenado y anclajes Isofix. Cuando llegue a la Argentina -probablemente con un restyling- ofrecerá cinco apoyacabezas y cinco cinturones de seguridad inerciales de tres puntos.

El C4 Cactus trae los mismos dispositivos de su hermano conservador, pero agrega doble airbag de cortina, faros antiniebla con función de alumbrado en curva y control de estabilidad (ESP). También tiene una curiosidad: el airbag frontal del acompañante no está adentro de la guantera. Se descuelga desde el techo. Por eso, la plancha de instrumentos se ve tan despojada y poco convencional.

Los dos modelos ya fueron sometidos a las pruebas de choque de EuroNCAP. El C-Elysée obtuvo sólo tres estrellas, con 71% de protección para adultos, 75% para niños y 54% para paeatones. El C4 Cactus logró cuatro estrellas, con 82% de protección para adultos, 79% para niños y 80% para peatones.

Debido a la fuerte penetración que están teniendo estos dos modelos en América Latina, es muy probable que en 2016 veamos alguna prueba de LatinNCAP sobre alguno de ellos dos.

MOTOR y TRANSMISIÓN

La plataforma y el origen español no es lo único que comparten. Al menos en Uruguay –y a la espera de definiciones en la Argentina- los dos utilizan la misma mecánica en sus versiones de entrada a gama: motor naftero de tres cilindros, con 1.199 centímetros cúbicos, cuatro válvulas por cilindro, 82 cv a 5.750 rpm y 118 Nm a 2.750 rpm.

En las versiones tope de gama se distancian con claridad. El C4 Cactus opta por una variante con turbocompresor e inyección directa del 1.2 tricilíndrico, de manera que la potencia salta a 110 cv a 5.500 rpm y el torque trepa hasta 205 Nm a 1.500 rpm.

El C-Elysée full-full, en cambio, lleva el más conservador y viejo conocido de PSA en el Mercosur: el 1.6 16v con distribución variable, de 115 cv a 4.000 rpm y 150 Nm a 4.000 rpm.

Los dos tienen tracción delantera y caja manual de cinco velocidades.

En Europa, ambos modelos se ofrecen con variantes de caja automática de cinco marchas y motores 1.6 turbodiesel de 100 cv y 254 Nm. Ojalá que algo de eso llegue al momento ser lanzados en nuestro mercado.

COMPORTAMIENTO

Gracias a las gestiones de Citroën Argentina y Citroën Uruguay, tuvimos los C4 Cactus y C-Elysée a nuestra disposición para manejarlos durante tres días. La agenda incluyó un viaje de ida y vuelta desde Punta del Este hasta el complejo Las Garzas, pasando la Laguna de Garzón, con cruce en balsa incluido (un hito histórico, porque ayer se inauguró el demorado puente).

Manejamos los dos modelos por el centro de Punta del Este, por autopistas, rutas secundarias y hasta caminos de tierra. Y, creo que ya lo dije antes: no podrían ser más distintos.

Por más que compartan la misma plataforma y algunas mecánicas, el comportamiento dinámico es bien diferente. Son vehículos muy livianos, que apenas superan la tonelada, pero con puestas a punto de suspensiones y dirección que marcan la diferencia.

El C-Elysée está pensado como un auto familiar y tranquilo. Incluso es un vehículo que, por sus características de habitabilidad y baúl, parece diseñado para remiseros y taxistas (sin ofensas ni dobles intenciones acá). Tiene una suspensión mullida, un tren delantero bien robusto y un comportamiento ágil en ciudad. El defecto de este planteo es que es un poco aburrido de manejar.

El C4 Cactus, por su concepto más Mehari, tiene una dirección más directa, las suspensiones un poco más firmes y transmite al volante más sensaciones de vértigo, sobre todo con el motor 1.2 turbo. Las contras vienen por el lado de un mayor ruido en el habitáculo (sobre todo en la versión con techo panorámico) y de un tren trasero con la sequedad característica de muchos modelos de PSA.

El esquema de suspensiones también juega a favor del mejor desempeño dinámico del Cactus. El C-Elysée se conforma con un sistema pseudo McPherson adelante y brazos longitudinales detrás. El C4 Cactus tiene adelante dos triángulos conectados a la cuna pseudo McPherson y atrás lleva un eje de torsión con brazos longitudinales. Más diferencias: el C-Elysée sólo tiene barra estabilizadora adelante, mientras que el Cactus también tiene barra atrás.

Manejé el C-Elysée con motor 1.6 16v y, gracias a su bajo peso, se mueve con un poco más agilidad que muchos de los productos de PSA que lo equipan en la Argentina. Pero, a pesar de la diferencia de rendimiento, la versión street del auto de Pechito se siente mejor con el 1.2 de tres cilindros: ese motor es una pequeña maravilla, trepando vueltas y entregando buen torque desde bajo régimen.

En el C4 Cactus brilla más todavía, por la mencionada puesta a punto de la suspensión y la dirección.

Ahora, nuestro favorito es el 1.2 turbo. Fue al único que le medimos las prestaciones. Y preparate para sorprenderte: acelera de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 185 km/h. Estamos hablando de un auto de sólo tres cilindros. Y con un encantador sonido símil Bóxer.

Mejor aún: el consumo medio medido durante los tres días de la prueba fue de apenas 6 litros cada 100 kilómetros.

Son valores que ni el Mehari hubiera soñado.

CONCLUSIÓN

No recuerdo haber manejado dos autos que tuvieran tantos puntos en común (origen, plataforma, mecánica) y a la vez ofrecieran propuestas tan, pero tan diferentes.

Cuando llegue a la Argentina –tal vez a fines de 2016 o comienzos de 2017-, el C-Elysée probablemente ya incorpore un primer restyling, con el agregado de los elementos de seguridad ya mencionados. Su misión será competir contra los sedanes del Segmento B que ofrecen las dimensiones más generosas: Renault Logan, Chevrolet Cobalt, Nissan Versa, Toyota Etios, Volkswagen Polo, Fiat Grand Siena, entre otros.

Será una propuesta muy racional. Es algo que están necesitando los concesionarios de Citroën para quienes hoy no alcanzan a pagar el C4 Lounge, y que al mismo tiempo ven muy pequeño al C3.

El C4 Cactus llegará antes, tal vez en el segundo semestre del 2016. Y será la apuesta más arriesgada. No tendrá un competidor directo. Pero sí promete una buena relación precio/producto, como ya ocurre en otros mercados. La idea es captar clientes en un rango de valores que podría solaparse con las versiones de entrada a gama del C4 Lounge, conquistando a quienes buscan un auto diferente, innovador, divertido de manejar y con defectos encantadores.

Desde ya, en Autoblog nos quedamos con la apuesta más arriesgada del Cactus, antes que con la sobria corrección del C-Elysée.

Pero lo importante no es eso, sino el objetivo final de la marca en la Argentina: ampliar su oferta de productos para ganar mercado, pero con algunos modelos atrevidos, que reivindiquen la filosofía de los Citroën históricos.

Por eso, esta conclusión es doble y ambivalente.

Ahí va: “Bienvenido, Señor Elysée. Con todo respeto, ¿podría decirnos dónde comprar un Cactus Turbo?”

Carlos Cristófalo
Fotos: Juan Lopetegui (las buenas, las otras son de C.C.)

***

Archivo para descargar: Ficha técnica y equipamiento Citroën C-Elysée (Uruguay) 
Archivo para descargar: Ficha técnica y equipamiento Citroën C4 Cactus (Uruguay) 

***

CITROEN1Mismo origen, misma plataforma, motores en común. Y tan, pero tan distintos…

CITROEN27El C-Elysée tiene seis grados de separación con el WTCC de Pechito López.

CITROEN28El C4 Cactus lo mismo, pero con respecto al Mehari.

CITROEN4El C-Elysée tiene un primo marca Peugeot: el 301.

CITROEN5El C4 Cactus es funky y bien Citroën.

CITROEN7Interior amplio, racional y austero para el Elysée.

CITROEN6Misma economía de recursos para el Cactus, pero con poltronas y techo panorámico.

CITROEN13La plancha de instrumentos del C-Elysée no despierta ninguna emoción.

CITROEN14El C4 Cactus, por otro lado, te lleva a preguntar con qué yerba ceban los diseñadores.

CITROEN15Tablero convencional, pero de fácil lectura en el Elysée.

CITROEN16El tablero del Cactus es ilegible con los brillos del sol. Poco importa: la información que ofrece es mínima.

CITROEN17Estos botonitos y pantallas naranjas las venimos viendo en PSA desde hace una década.

CITROEN18El Cactus, otra vez, no patea el tablero: le pone una bomba y zapatea sobre las convenciones.

CITROEN25Esta correa de cuero reemplaza al tirador interno de las puertas del Cactus.

CITROEN26Este Cactus no tiene espinas, tiene globos: los Airbumps son cápsulas de poliuretano para resistir golpes.

CITROEN24Las ventanillas traseras no se abren en el Cactus: apenas basculan, como ventiletes.

CITROEN23El C-Elysée se ofrece en Uruguay con un 1.2 de tres cilindros o el conocido 1.6 16v de PSA.

CITROEN22El Cactus tiene el mismo 1.2 tricilíndrico, pero con una brillante versión turbo.

CITROEN19Baúl de 358 litros en el Cactus: bien.

CITROEN21Bodega de 506 litros en el C-Elysée.

CITROEN9Manejamos a los nuevos Citroën durante tres días en Uruguay.

CITROEN8Y unimos Maldonado con Rocha, ida y vuelta.

CITROEN10Fue una experiencia racional con el C-Elysée.

CITROEN11Y muy divertida con el C4 Cactus.

CITROEN29Citroën quiere ganar mercado en Argentina. Dos modelos con propuestas bien diferentes.

CITROEN20El C-Elysée está OK. La redacción de Autoblog quiere un C4 Cactus. Y turbo, por favor.

***

ADEMÁS
En el Twitter de @Autoblogcomar

114 Comentarios

  1. GUILLE JAKIM dice:

    Quiero un Cactus!! Ya lo dije??? Muy bueno CC!!!

  2. sergiobis dice:

    Me equivoco, o el C-Elysée, va a competir con el “nuevo” Polo de VW??, aclarando desde ya que me cierra mas este modelo y no el teutón

  3. Boga dice:

    Interesante producto el cactus…

    Los airbumps van atornillados o son fácilmente robables?

    • CC dice:

      Te respondo con una anécdota tan española como estos Citroën.
      Estaba en un bar de tapas en Madrid, donde en la barra había un montón de platitos con cosas para picar: tortilla, jamón, aceitunas, anchoas. Cada bocadillo estaba clavado en un pinche, una espadita de plástico.
      El sistema era así: comías lo que querías y te ibas guardando en una servilleta todas las espaditas usadas.
      Al retirarte, contabas las espaditas en la caja y te cobraban lo que habías comido.
      “¿Pero qué pasa si voy al baño y tiro las espaditas a la basura? ¿Cómo saben lo que comí?”, lo apuré a un amigo tan español como estos Citroën.
      “Eso sólo lo preguntan los argentinos”, me respondió.

      • Boga dice:

        Si… Lo sé… He salido “de pinchos y cañas” en España y, en mi caso, ni espaditas… simplemente te preguntaban cuantos habías comido…
        Pero si este auto se piensa vender en Argentina, donde casualmente está lleno de argentinos, creo que la pregunta no está de más…
        Acordarte que, según vos, acá arrancan y se roban las pantallas flotantes de los autos…
        Saludos!

        • GUILLE JAKIM dice:

          Boga, lo pegamos con la gotita, lo pegamos… jajajaja!!!

        • Aca se afanan los airbag de autos estacionados!

        • carlosv dice:

          Si los airbumps son faciles de robar, en argentina, seran de la vida. Te levantas un dia, te falta uno y cuando ves uno igual al tuyo lo tomas prestado hasta que pase otro y tome prestado otro tuyo. Despues le pondremos precintos, tornillos o cadenas para que no sean tomados prestados tan seguido

        • Boga dice:

          Jaja Guille… Y si lo tenes que cambiar? Mira que “lo que la gotita pega…” Jaja

          PD: carlosv, si usted es ladron es cosa suya… Pero no nos meta a todos en esa misma bolsa… Es más, presiento que Ud. Podría tener futuro en la política…

          Saludos

        • carlosv dice:

          Boga, su comentario no merece ni respesta de mi parte. Solo le informo que necesita recursar como comprende los textos, esta claro que no entiende lo que lee

        • Negro1983 dice:

          Adhiero a la duda de Boga, es interesante saber como se ponen o sacan, además deberia ser simple como poder hacerlo uno pero a prueba de robos, por ejemplo con alguna traba interior, igual no creo que hayan pensado en eso…

        • McPherson dice:

          En un tiempo hasta se afanaban los embellecedores de los Clio Mio. Dekada K por suerte en extinción.

      • NACHOOFF dice:

        Gallegos ratas, seguro lavaban las espaditas y las volvian a usar.

    • ceesars dice:

      No tienen un tornillo en la puerta especial para que lo saquen en el taller y son intercambiables! Mas economico que chapa y pintura

  4. LeoMussari dice:

    En una hioptética disyuntiva entre ambos modelos, me decantaría por el Cactus sin dudarlo. El hermanito es muy aburrido y soso, más allá de sus virtudes de habitabilidad

  5. LeoMussari dice:

    léase “hipotética”

  6. bios dice:

    Lo repito , quiero un Cactus, me encanta el concepto, me encanta el auto, me gusta el motor, le falta onda de colores adentro a lo twingo y esperemos precio con una mano atrás y otra adelante

  7. @autazos dice:

    Sin dudas el único Citroën de esta nota es el Cactus, la propuesta te puede gustar o no pero es jugada, innovadora, sin medias tintas.

    El otro es un Peugeot con diferente logo, algo así como una Berlingo es una Partner.

  8. niko_3100 dice:

    Tal vez el cactus a buen precio tenga un lindo volumen de ventas pero el Elysee tiene que mejorar muchisimo equipamiento, del vamos 3 apoyacabezas y 3 cinturones inerciales y Climatizador, para arrancar sino no tiene sentido elegir este por sobre el Fiesta Sedan, Honda city, VW polo y podria seguir…

  9. Countach dice:

    Vi en persona el c-cactus y es muy interesante, bien citroen

  10. Mariano O. dice:

    1.6 para todos y todas, olvidense del turbo y del diesel, que dicho sea de paso los estan prohibiendo o por prohibir en todo el mundo y acá seguimos insistiendo…

  11. Gusterra dice:

    Un familiar al que no se le puedan abrir las ventanillas traseras, roza lo ridículo. Una lástima porque puede ser un factor importante en la desición de compra y no entiendo cual puede ser el objetivo mas allá de bajar los costos.

  12. scoobyponja dice:

    quiero el c4 cactus , aunque para mi sin ese techo solar , con el ardiente sol de mi pcia tucuman y sin posibilidad alguna de poder protegerte del sol te la regalo
    Y no quedaria muy elegante ponerle una toalla en esa zona para que no pase el sol.

  13. losni dice:

    Q tal? Sólo por traer comandos al volante me quedo c el Cactus…

  14. astonmartin dice:

    El Cactus está bárbaro. A precio razonable se vendería muy bien.
    Lo que le falta a Citroen es el C4 hatch.

  15. Roberto L dice:

    Si fuera el CHEROKEE o la futura TORO, el frontal, las òpticas inversas serían punto de discusión, ganándose epítetos de “horrible”, y varios parientes más. Me llamó la atención que en el CACTUS ni se mencionara en la crítica es difícil diseño frontal. En general, es simpático, sólo restaría saber el precio, porque si va a costar lo mismo que una HRV no tendrá mucha inserción en el mercado. Si la idea se emparenta con el MEHARI, al menos, deberá ofrecer un precio acorde a la propuesta. Ojalá…

  16. Tomas dice:

    Es hermoso el cactus, el otro me suena a un 207 sedan (aclaro que no se las dimensiones) pero bien logrado (como el c4 lounge). Es impresionante el baul de 500 litros, el del cactus es una lastima (mas o menos como el del c3 anterior).
    Se hace muy dificil analizarlos como segmento b.
    CC: donde dice:”divertido de manejar y con defectos encantadores.” quisiste poner eso?
    Saludos

  17. JuanF dice:

    Me rompe la cabeza el C4-Cactus y no sé bien porque, muy, muy bueno.
    No veo mejor lugar que Punta del Este para este auto, che de verdad me preocupa me gusta mucho.

  18. PedroSierra dice:

    Horrible me parece el C4 cactus! Y esos globos! Aaagghh! Me arden los ojos! Jaja

  19. TGS dice:

    El C-Elysee con equipamiento revisado y teniendo en cuenta a los rivales que nombro CC en la nota tiene argumentos sobrados para agitar el avispero… El Cactus me encanta, es de nicho y una compra puramente pasional. Dudo mucho que una familia de 4 con pibes adolescenetes compre un Cactus como unico auto. Es un auto ideal para lanzar en la proxima temporada primavera-verano. Eso si, PSA ponete las pilas y trae los tricilindricos turbo que ya no son una rareza en el mercado…

  20. kike dice:

    Me gusta el Cactus, pero para mi tiene dos defectos muy importantes, la falta de una cortina para el techo y la falta de cuentavueltas. El C -Elysee no llama la atención por ningún lado, sólo si vendría con un motor diesel de 100cv y a buen precio. Al mismo precio hoy en día me quedo con un Polo o un Linea.

  21. Quiks dice:

    La verdad, esperaba un poco más, del Elysee en particular. Se ve como un auto “barato” (dudo que lo sea, siendo Citroen) y me mató la plataforma… en serio es derivada de la del 206 de 1998? Eso no tiene un tiempo de “vida útil” y después deberían jubilarla?
    El Cactus es otra cosa, distinta, bienvenido sea aunque no está en mis gustos.
    El motor… no quiero sonar prejuicioso, pero me suena a muy poco por el tamaño que tienen y el peso. Habría que probarlos para ver que tal, pero con 82cv no creo que sea una experiencia interesante.

  22. hernan_rini dice:

    Al C-Elysee el “cariño” que se le tiene (al menos yo) es por Pechito Lopez y el WTCC.

  23. Guido GTI dice:

    El Cactus tiene personalidad, por eso atrae; el C Elysee aburre, es uno mas del montón pero con perfume francés (no se si eso es bueno) .
    La pregunta que , me hago es: ¿ Como responderán los “air bump” a los soles abrazadores del verano Argento ? (sobre todo de Cordoba para arriba) Los imagino decolorados, resecos, retorcidos, estropeados , etc. Debería venir un par de kit de reemplazo

    • TGS dice:

      Mira que en Europa se cag**n de calor ehhh… En España el verano pega fuerte y en Italia el famoso “ferragosto” es muy aspero. No olvidar la zona de Ceuta y Melilla, etc… En resumen, no creo que haya problemas con el calor.

  24. Negro1983 dice:

    Muy interesantes los dos, me encanto el Cactus, y si se ofrece en los precios de entrada de gama del C4L muy interesante! Ojala acá llegue el 1.2, y no directamente el 1.6. Bien por Citroen, dos productos muy iinteresantes y como dijo CC, muy distintos tambien, y eso es bueno, variedad.

    • Pablo Fernández dice:

      Como va negro, por lo que dice la nota, no tiene el motor 1.6 el cactus, tiene 1.2 “común” y el tope el 1.2 turbo.

      • Negro1983 dice:

        lo decia por el C Elysee, que en ciudad ese 1.2 debe ser piola. Igual ojo que si el cactus llega acá, que no te extrañe que le metan el 1.6 para abaratar costos. Esperemos que no, y que llegue con el 1.2 turbo.

        • Pablo Fernández dice:

          Ah como hablaste de cactus pensé que te referías a ese, a mi tampoco me extrañaría que no traíga un motor como el turbo, esperemos que no pase eso, ahora no entiendo que decís del motor 1.6, quisieras que solo venga con el 1.2 el c-elysee?, o que venga como el otro, con el 1.2 aspirado y el 1.2 turbo?. Recordando esto me vino a la mente el clio 4, con el turbo de 120cv, esperemos que lo vendan de una buena vez.

        • Negro1983 dice:

          que venga con los dos el CElysee, y no solo con el 1.6, a eso me referia. Aunque no me lo compraría, me interesa mas como viene le cactus y a que precio.

  25. Danilo dice:

    Para comprar un C elysee debería ser Diesel con más de 100 CV y un equipamiento comparable al Gran Siena full ó Polo.
    Y el Cactus si bien con turbo entusiasma, es como que me da verguencita andar con eso por la calle, salvo en zonas balnearias ó similar.
    Hoy por hoy no me gustan ni los motores ni el equipamiento de ninguno, el tablero de Cactus es para llorar y hay que verlo todo el tiempo mientras manejás, salvo que lo uses solo en los médanos….ó que valga 3,50, como era el Mehari, cosa que dudo mucho.

  26. Kasparov dice:

    Interesante propuesta el Cactus, al C Elysee me he subido y la verdad que hay varias opciones en el segmento que son mejores,.

  27. ale22240 dice:

    Excelente critica la verdad! Al cactus lo tenia visto en los foros europeos, y me parecia un NI, pero viendo mas fotos del interior y leyendo tu experiencia me termino de agradar. Sobre todo la parte del 1.2 Turbo 😉
    Por cierto, mamiiiiitaaaa querida que el Cactus no tenga un cobertor para ese techo panoramico. Como ex dueño de un 308, en verano y teniendo la “lonita” para el techo panoramico, padecía enormemente el calor. No me quiero imaginar el interior de ese auto que no posee ninguna protección. En verano, una lupa!
    Salutes!

  28. Negro1983 dice:

    Me olvide de comentar, muy bueno lo del 1.2 turbo, pero mejor sería que venga diesel.

  29. jimih dice:

    Autos de calidad baja con acento frances.

    Quizas el 1.2t sea un gran atractivo, pero subirme a un auto y ver ese interior todos los dias, descartado totalmente!!!

    Saludos.

  30. Belsaga dice:

    Lástima ese techo del cactus, yo que tengo cochera sin techo me derretiría todo dentro del auto en verano…

    • JuanF dice:

      Tiene filtros solares y es un vidrio compuesto, con lo cual debería transmitir menor calor del que aparente, pero por las dudas deja los chocolates abajo del asiento…

      • carlosv dice:

        El vidrio sin cortina medianamente gruesa trae 2 problemas, cuando hace calor el interior del vehiculo sera imposible de estar y cuando hace frio mejor que uses gorro de lana porque el frio que pasara por ese vidrio te congelara las ideas!
        No entiendo porque no trae la misma cortina del 308, si bien es bastante truchita al menos sirve para aislar un poco los dias de temperaturas extremas

  31. dcm dice:

    El nivel de calidad interior parece regular. Adonde esta apuntando Citroen? para autos “populares” con los del mercosur creo que alcanza.

  32. yatelito dice:

    cactus futuro auto de mauricio para pinchar a los ñoquis k,genial auto se nota comodo y sencillo

  33. Gusterra dice:

    El Cactus me parece uno de esos autos que lo vamos a ver en 10 años y vamos a decir “La pucha, como alguien pudo comprar eso”. Esa estética tan rara que no supera el paso del tiempo.

  34. Pablo Fernández dice:

    No se si me estoy confundiendo de auto, pero esperaba mas del cactus, igual parece tener buen equipamiento, ahora ese techo sin poderlo cerrar?, para mi es una locura, en verano te cocinas, en invierno también igual, si tenés todo cerrado por mas frio, adentro del auto se vuelve caluroso, pero en verano no creo que sea tolerable, salvo que queramos ir en una sauna mientras paseamos jaja. Es interesante que sea diferente. El c-elysee me gusta, los sedanes así siempre me gustaron, lo mismo que el c4 lounge, habrá que ver el equipamiento y precio, pero de estética me cierra.

  35. Brembo86 dice:

    Me encanta el Cactus, lo vi andando en Chile y pense q era de esos autos que nunca ibamos a tener aca. Va a ser un auto de nicho, pero creo que con una buena campaña puede ser un exito.

  36. quattro dice:

    Simpatico el C-Elysee…

  37. Lobo dice:

    espero que se libere ya la importacion, que lindos los bares de Madrid ,son para laburantes y son lindos,limpios y baratos.
    1 euro la caña con pincho, aca 50 pesos el porron sin mani
    el mundo esta al reves los paises del tercer mundo son mas caros que los del primero

  38. carlito dice:

    🙂 Evidentemente, el mismo que hace las pantallas y equipos de audio de PSA, es el mismo “primo” que fabrica los relojes para Toyota . . . 😉

  39. diegu dice:

    No nesesita ampliar la oferta, el principal problema del grupo PSA reside en el postventa y en algunos de sus productos para el mercosur.

  40. HORAMY dice:

    Fui a Comprar un Cactus y terminé con un Juke me pareció mejor producto. También estaba en mis planes el Captur . El Citroen es divertido el diseño pero de tan divertido si lo tenes todos los días te jode, y lo que más las ventanas basculantes traseras. Allá me costaba 14000 euros (15000 usd) Costará en Argentina $210000? jaja La Ecosport base ya esta $290000 un disparate !! Dios nos ayude

  41. yorugua dice:

    La ausencia de una cortinilla aunque sea manual en el techo cielo es imperdonable.
    Pero no olviden que en un auto 2/3 chapa y 1/3 vidrio, sin techo cielo es posible sentirse un poco claustrofóbico sentado atrás.
    Fue lo que me pasó en un cactus.

    Saludos desde Montevideo.

  42. SRT8 dice:

    Los diseñadores de Citroën y las ventanas traseras no se llevan nada bien. No es el primer caso de diseños creativos que se olvidan que los vidrios no desaparecen por arte de magia sino que tienen que entrar en la puerta al bajarlos.
    Muy bueno el concepto de los paneles removibles. Creo que se pueden implementar de varias maneras en otros autos.

  43. Luis Almirante Brown dice:

    Más que Cactus, le hubiera puesto Clavel…… no lo veo sinceramente metiéndoselo a nadie luego de 4/5 años de uso….pa’ darse un gusto nomás.

  44. Ifercha1 dice:

    Él elysee es un auto, sobre todo racional. Lo bueno de este auto, es que es fabricado en Europa y con la robustez de un auto para circular en Países del tercer mundo.
    Es muy sencillo, plásticos duros, pero muy superior a cualquier Mercosur de la categoría, ejemplo Logan. Es como que te comprarás un Logan, pero no el que se vende en el Mercosur, sino el Original que es muy superior.
    Por favor, no cometan el error de traer el 3 cilindros como en Uruguay, se arrastra y el consumo no difiere.
    En Uruguay tiene el problema que la mayoría de la gente lo ve como un segmento C y lo hace competir con él Lounge.

    • mickys dice:

      Su interior no se ve tan sencillo, comparado con un civic o un city, es muy parecido en calidad. Lo bueno es que trae buen armado de puertas y carrocería como mencionas para carreteras de países emergentes y es muy silencioso, eso sí, la suspensión es muy suave y a mucha gente no le agrada eso.

  45. ismael dice:

    Buena decisión vender el C-Elysee a precio de segmento B aunque se pueda hacer creer q es del Segmento C. Aprendieron del FRACASO de Fiat con el Línea

    A mi me gusta más el Cactus, pero hay q verlo en vivo y ver el precio.
    Me sorprende q no le hayan puesto el sistema de tracción del 3008 ni como opción

    saludos

  46. biker dice:

    El C-Elysee a mi criterio es un auto desabrido. No me atrae su diseño, no me atrae su mecánica (a menos que ofrezcan el 1.2 turbo), no me atrae la electrónica de PSA…. no me atrae.

    El Cactus es algo diferente e innovador, pero no me veo arriba de uno de esos. Si hay personas que tildan a algunos autos de clavel creo que este va a ser uno (más allá que no comparta ese mote).

  47. duende dice:

    El Cactus de frente parece un Angry Bird.

  48. EmoMKIV dice:

    Me encanta el Cactus. PERO, que necesidad de ponerle las ventanillas basculantes?

  49. Ariel VTS dice:

    Bien por Citroën en tener pensado ampliar su gama con productos diferentes unos de otros.
    El C-Elysée a buen precio es un buen rival para el Polo y Gran Siena, los demas son bastante mas chicos.
    Y del C4 Cactus lo que puedo decir es que quiero uno 1.2T y mientras llega voy pensando como combino los airbumps.

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario