Opinión: “El futuro de los autos, según Autoblog”

FUTURO-AUTOBLOG1En diez años de historia, el garage de Autoblog nunca había estado tan concurrido. La coincidencia de dos modelos tan exóticos y opuestos, como el Sero Electric (leer crítica) y el Ford Mustang GT (leer crítica) atrajo a todo tipo de personajes en estos días.

Estábamos los del equipo de siempre, con el refuerzo uruguayo de Rodrigo Barcia y ese artista de la imagen, llamado Luciano Cianni. Pero también llegaron amigos y toda clase de curiosos, que conocen las coordenadas de la Autoblogcueva.

El Mustang era lo primero que miraban, por supuesto. Es un auto de una espectacularidad previsible. Pero se sorprendían mucho más al ver el Sero Electric. Eso sí que no lo esperaban. Es el primer auto eléctrico fabricado en serie en la Argentina, made in La Matanza.

Así, de manera natural, la charla que comenzaba girando en torno al sonido del V8, terminaba con pensamientos acerca del avance ineludible a los autos eléctricos. “Esto es el futuro”, “llegaron para quedarse”, “era hora de empezar a verlos por acá”, “necesito uno para todos los días”, eran las frases más comunes.

Tenemos el privilegio de presenciar un momento inédito de la industria automotriz. Nunca antes se habían cruzado, por las calles, tecnologías tan diferentes. Disfrutemos, porque esto será histórico.

Nunca antes hubo tantos fabricantes de autos en el planeta. Y nunca antes hubo ideas tan disímiles para definir el concepto del Auto del Siglo XXI.

Nadie duda de que, en el futuro, el automóvil seguirá siendo el medio clave para la movilidad de las personas. ¿Pero cómo será ese automóvil? Nadie lo sabe. O, para mejor, todos creen saberlo: sólo que no se ponen de acuerdo.

Este momento bisagra también se aprecia en el calendario de eventos.

El fin de semana pasado, por una extraña casualidad, se celebraron al mismo tiempo dos encuentros tan opuestos como complementarios: Autoclásica, en San Isidro (ver cobertura), y el Salón de Vehículos Eléctricos, en Puerto Madero (ver cobertura).

En los dos lugares nos encontramos con el mismo fenómeno: grupos de emprendedores –argentinos, inquietos, creativos, locos, geniales- con ideas fabulosas sobre ruedas.

En San Isidro estaban los fabricantes de autos artesanales, que esperan la reglamentación definitiva de la Ley que les permita comercializarlos (leer más). Y en Puerto Madero estaban los fabricantes de vehículos impulsados por energías alternativas, que aguardan también el marco legal para poner en marcha sus proyectos (leer más).

Para variar, la inventiva argentina acelera más rápido que la burocracia administrativa. Ningún Gobierno se puede dar el lujo de coartar este momento único de ideas independientes e innovadoras. Sin que lo decrete ningún funcionario, ellos ya son la Marca País. El Estado tiene la obligación de despejar el camino para sus ideas.

Mientras tanto, desde la tribuna, los fanáticos de los autos disfrutamos de un espectáculo que no se repetirá. Estamos en una frontera donde conviven alegremente un V8 con un autito a baterías. Para quienes nos gustan los autos, no hay contradicción.

En estos días disfruté como un niño, manejando el Mustang y el Sero. Lo repito: no hay contradicción.

Los autos me gustan cuando me sorprenden. Cuando tienen carácter. Cuando son diferentes al resto. Y a estos dos les sobraba personalidad. También me gustan los autos cuando despiertan emociones. Eso es un poquito más complejo de desentrañar. Voy a intentar explicarlo.

La clave de la emoción que despierta el manejo de un auto radica en el vértigo que producen al conducirlos. El Mustang necesita una autopista vacía para lograrlo. Al Sero le alcanza con viajar a su vibrante velocidad máxima de 45 km/h.

El secreto del vértigo no es la velocidad: es la escala en la cual se experimenta. Está en tu cerebro. Lo sabés desde la primera vez que te deslizaste, en pañales, al volante de un pata-pata.

Pata-pata, monopatín, skate, bicicleta, moto, Mustang, Sero. Personalidad, carácter y vértigo. Es todo lo que necesitamos para mantener viva la llama de la pasión sobre ruedas.

Lo mejor de este momento de transición de tecnologías es que, por ahora, nadie nos obliga a elegir entre un camino u otro. Podemos disfrutar de todos: compararlos, cambiar de opinión, mezclarlos, complementarlos.

Por eso, como siempre decimos en Autoblog: que el futuro nos encuentre con un eléctrico en la puerta de casa, para todos los días. Y con un V8, esperando el momento oportuno, en el garage.

Carlos Cristófalo

***

FUTURO-AUTOBLOG2“De Tín Marín, de Dó Pingüe, Cúcara Mácara…”

FUTURO-AUTOBLOG5Opuestos complementarios.

FUTURO-AUTOBLOG3“GT Electric”, es todo lo que necesitamos.

FUTURO-AUTOBLOG6Pero que sea “V8 5.0 Plug-In”, por favor.

157 Comentarios

  1. TanoV12 dice:

    Me quedo con la frase “el ingenio argentino avanza mas rapido que la burocracia”, un fiel reflejo de la realidad

  2. JUAN29 dice:

    uno es una porqueria ineficiente y contaminantede mala calidad de construccion que solo puede querer un fanatico, el otro es un deportivo yankee con un v8 sediento. fuera de joda, un auto electrico en argentina es cualquier cosa, si uno le calcula la huella de carbono completa solo del uso ya contamina mas que un diesel, sumado a que la red electrica esta hasta las manos, el ¨son el futuro¨ es justamente por que van a ser el futuro, no este trasto, pero ahora son peores y la gente cae con que son el futuro, estaria para que haya una nota sobre la huella de carbono de estos autos vs un diesel o un nafta

  3. dany dice:

    muy bueno este tipo de notas, aunque los autos no sean el maximo exponente en su segmento, por un lado el auto electrico este es de juguete, y el mustang esta lejos de ser un verdadero super car….pero el concepto esta claro

  4. flap dice:

    CC ha abordado un tema muy interesante y que da mucho para hablar y discutir. Creo que es fundamental tener en cuenta el futuro del automóvil, por ejemplo en 10/20 años más . Sin duda en sudamérica los cambios no serán tan notables como en Europa y EEUU, donde sobre todo en este último , tengo entendido, ya se observa menos tránsito urbano que años antes debido a muchas razones ( gente que trabaja desde su casa, mejores medios de transporte colectivo, ciclismo en ciudades “amigables” y hasta menos autos por casa etc etc=.) Me parece que aquí tendremos automovilismo para mucho tiempo más-

  5. PedroSierra dice:

    Muy buena nota de opinión!! lo que me gusta de los eléctricos debe ser la serenidad que se debe escuchar al manejarlos. Igual los motores a combustión van a seguir mucho mucho más! 🙂

  6. tucu88 dice:

    “desconectarnos” de todo y disfrutar la transición…como sea lo que venga en cuanto a movilidad….apunta en esta dirección, ojala sea cuestión de tiempo solamente que podamos estar a la altura del desarrollo, nos falta tanto de todo que una red de “surtidores” eléctricos parece ciencia ficción, para este país…

  7. westner dice:

    Un V8 ya no és el futuro en los EEUU. En America Latina entonces… cuantos V8 circulan en Mercosul? son muy pocos.
    Creo que Tesla es el futuro, y etanol también. Se la generaccion de energia electrica es por termoelectricas no hay ventaja ninguna…

  8. Reichstag dice:

    En un viaje sabático que realicé en el año 2000, tomé 4000 fotografias PARA LO CUAL previamente compré una cámara fotográfica. El desarrollo de las cámaras digitales era embrionario (hace apenas 16 años) en el año 2000. Unas pocas fotos apenas se lograban almacenar en diskettes “carrozados” de 3 y media pulgada por 3 y media pulgada, y 4 mm de espesor, con una definición nefasta y con la prácticamente imposibilidad de imprimierlas en papel a un costo razonable (esa necesidad de ver las cosas en papel, propia de los 90s era dificil desde una camara digital). Nada práctico para almacenar 4000 fotos durante 9 meses por lo cual al inciar la odisea DESCARTÉ comprar una cámara digital. Por entonces aparecía una outsider, era SONY (un Tesla de la fotografia) que aún no represnetaba amenzada para las clásicas marcas NIKON, CANON. Pero en poco tiempo más las marcas clásicas se debieron reconvertir a riesgo de perder el mercado fotográfico, de perder su zona de confort pre-digital, y así tras la reconversion que llevó años, hoy tenemos camaras digitales SONY, NIKON, O CANON, o HEWLET PACKARD más conocida en el pasado por sus impresoras. Hoy el mundo de la fotografía es electrónico, y jamás se me ocurriría hoy hacer aquel mismo viaje con una cámara clásica, de rollo, negativos, e impresiones de borde blanco como casi único efecto post edicion posible. Pasaron solo poco más de 10 años !!! señores.

    El momento del automovil es similar a aquel momento en que para un largo viaje preferí una cámara clásica, pero ya conocía el potencial de los desarrollos electrónicos para el diario uso doméstico. En 5 años haciendo un paralelismo con el mercado fotográfico me atrevo a decir que las marcas cláscias estaran en carrera y, en 10 años más, quien duda jamás se nos ocurra comprar un vehiculo a combustion?. Bueno jamás para un uso cotidiano. La combustion automotriz, como la cámara de rollo, permanecerá viva, aunque para usos especiales.

    • Boga dice:

      Diskette de 3 y 1/2? En el 2000 las grabadoras de CD domésticas eran de lo más común…

      • Reichstag dice:

        Dijiste bien . Domésticas. Estando en casa era fácil grabarlas, pero andando 9 meses de gira cada dia en un lugar ciudad pais diferente, no. Lo ultimo eran las cámaras capaces de almacenar fotos en un diskette de 3 y medio, que se les metia por una ranura dentro, a la propia cámara. No conocí cámaras digitales que se tragaran un CD. Y si las hubiera conocido seguramente serían tan grandes como un CD Player de la época. Estas del diskette eran compactas por eso eran la única opcion a evaluar que finalmente descarté por las razones antes explicadas. Recuerdo haber tenido en mis manos una Sony FD MAVICA de diskette, en un tecnológico show room de Nueva York, al momento de comprar. Y no era precisamente un showrom vintage…

  9. Crossplaner R1 dice:

    Pensar que ya a fines de los 1800 tanto Ford como Edison pensaban que la electricidad era la opción mas evolucionada, pero. . .
    Parece que el sueño de Henry se empieza a ser realidad poco a poco. . .

    “Por supuesto que la idea de vehículos eléctricos no es nueva!
    A fines del siglo 19, no podía imaginarse otra energía que no sea la novedosa, maravillosa e invisible energía eléctrica para cualquier nuevo desarrollo. Y por supuesto el auto no fue una excepción.

    Y así fue que el mismo Ford se lo pensó muy muy bien antes de decidirse a fabricar un auto de combustión interna. Lo hablo con su amigo y vecino Edison, e incluso inicialmente avanzo con un proyecto eléctrico paralelo a la producción de vehículos con motores de combustión interna. . . .

    Tanto Ford como Edison pensaban que la electricidad era LA opción.
    Como se pensaba a fines del 1800:
    “Sin zumbido y trituracion de engranajes con sus numerosas levas, generando confusión. Sin latido incierto, casi aterrador y sin ese zumbido del motor de combustión. Sin sistema de circulación de agua que se pueda descomponer -sin peligrosa y maloliente gasolina, y sin ruido”

    Pero aun no se encontraban todas las soluciones para poder implementar la electricidad. . .
    Traducción de una conversación entre Thomas Edison y Henry Ford como la describe Samuel Insull en su autobiografia de 1934:

    Thomas Edison y Henry Ford, 1896:

    T.E: “Joven, la cosa es asi; ya lo tienes. Mantente en la Combustión Interna. Los autos eléctricos deben mantenerse cerca de usinas eléctricas. El almacenamiento de la batería es demasiado pesado. Los autos a vapor tampoco lo lograran, requieren una caldera y fuego. Tu auto es autocontenido -lleva su propia planta de energia- sin fuego, sin caldera y sin vapor. Ya lo tienes. Mantente en eso.”

    En realidad deberíamos preguntarnos como es que el motor de combustión interna ha permanecido vigente por tanto tiempo! . . .
    Fue una decisión tomada en los 1890. . . “

    • Maitas dice:

      El problema es como dice Edison. No hay forma eficiente de almacenar energía. Por eso usar energía fósil es lo que dá más densidad energética.
      El sitio energystorage punto org tiene comparaciones de eficiencia de las distintas formas de almacenar energía. Una de las más eficiente es bombear agua a una altura superior para recuperar la energía cuando desciende….

  10. Boga dice:

    Es más… si quisiera sumar un muscle car americano a mi colección (porque para considerar la compra de un muscle car americano debería ya tener una buena colección de autos) compraría uno de verdad con algunas décadas en sus espaldas y no estas cosas actuales que no se saben bien que son…

  11. Tuerca Floja dice:

    Toda la teroria filosofal es muy linda. Pero después viene la realidad y se queman los papeles.
    Hace tres décadas, el auto del futuro eran los monovolúmenes, con un montón de argumentos objetivos que los respaldaban. De repente, surgieron las SUV y se pudrió todo.
    La moda impuso usar estos bichos en formatos ineficientes, mayores costos de compra, uso y mantenimiento con menor capacidad, calidad, equipo y sofisticación, peores prestaciones, peor consumo, peor dinámica que un auto de la misma plata.
    Chatas con largueros en la ciudad para ir al shopping y a llevar los chicos al colegio? El comprador parece estar preso de una moda con muy poca lógica.
    Una Ecosport/Duster/Traker vale lo mismo que un Focus/Cruze/Fluence, pero lo supera en algo?

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario