Crítica: Jules Cycles MK1

DSC_0844Miércoles después del trabajo. Una tarde bárbara para andar en dos ruedas. Vuelvo en moto a casa, disfrutando de andar con el casco abierto, el viento en la cara y esa sonrisa imborrable en la cara que te dan esos días impecables que logran hacerte olvidar que el mundo existe.

Desafortunadamente no fui el único que pensó que estaba bueno para salir a dar una vuelta, y a medida que me acercaba más a los límites de la Ciudad de Buenos Aires, volviendo desde Provincia, el tránsito se hacía cada vez más intenso. Incluso para la moto.

Así que cuando llegué a casa le escribí a Washington Perez, el creador de Jules Cycles, con quién había organizado para pasar a buscar su criatura. -Voy más tarde, la calle está insoportable. Le dije – Denso mal. Respondió. -Trae auriculares. Agregó

Y así me senté a mirar el partido por las eliminatorias entre Argentina y Brasil, pero a la media hora ya se me habían ido las ganas de seguir mirando. Así que agarre mis auriculares, caminé un par de cuadras y me subí al Metrobus, que me dejaba a escasas cuadras de los Jules Cycles Headquarters.

Y así me lo encontré, laburando a dos monitores, en un garage al lado de su casa donde pasamos un largo rato repasando diseños, y piezas de la Jules e intercambiando opiniones. Un personaje increíble resultó ser Washington Perez.

Mientras me subía a la bici me explicó un par de cosas sobre su funcionamiento y algunas mañas dignas de un prototipo con 4500 kilómetros encima. Me puse los auriculares y antes de que pierda tiempo en pensar que música escuchar, él ya lo tenía todo planeado. -Tengo una lista de Spotify armada en julescycles.com, se llama Jules Night.

Y así me fui en medio de la noche crucereando por la avenida que separa, o une, el taller de Washington con mi casa. Escuchando la música que él mismo había pensado para andar sobre el lomo de su propia creación y mirando de reojo la reacción de la gente al ver esta máquina abrirse paso por la calle.

Cuando llegué a casa volví a mandarle un mensaje. -Toda una experiencia. Te sentís un poco más dueño de la ciudad. Le dije.

Más de una semana moviéndome entre Buenos Aires y San Fernando de una forma muy particular sobre esta Jules Cycle MK1. La crítica completa se reproduce a continuación.

DESDE ABAJO

Lo primero que se me vino a la mente cuando vi la Jules Cycle fueron las motos Indian de principios de siglo XX. Aunque la tecnología haya cambiado la esencia es muy similar. La forma del cuadro, el tanque de combustible, la posición de manejo y los inconfundibles tensores en la horquilla delantera.

Por aquellos tiempos las Indian usaban motores de combustión interna, pero al igual que la Jules eran cuadros de bicicletas, con ruedas de bicicletas, pedales y transmisión por cadena a la rueda trasera.

Gracias a su motor eléctrico, la creación de Washington Pérez puede usar lo que en la Indian era un tanque de nafta como una útil guantera, o espacio portaobjetos, hecha con cuero de 5 milímetros de espesor que cuenta con 6 litros de capacidad. Si bien no está pensada para llevarlo a todos lados, el transformador para cargar las baterías cabe en este espacio.

El cuero es protagonista absoluto en la Jules MK1 y en distintas presentaciones. Los puños estan cubiertos de cuero perforado con láser, algunos cables están ruteados con abrazaderas hechas de cuero, la batería y el módulo de gestión están envueltos en una medialuna de cuero que de un lado tiene el número único de cada speed bike y del otro lado deja ver el disipador de calor rodeado de inscripciones grabadas en láser. Y obviamente el asiento y la guantera-tanque anteriormente mencionada.

Párrafo aparte para la luz delantera. Donde la tecnología LED está camuflada en un combo vintage formado por un cilíndro de acrílico transparente que contiene un origami de cobre, con reminiscencias de la antorcha de la Estatua de la Libertad, que envuelve a una lupa de vidrio y, tras ésta, un disco antiencandilamiento para emitir una luz tenue, muy cálida, que es más para que ser visto que para iluminar. Aunque sirve para moverse en la oscuridad total, por ejemplo, de la cochera cuando está todo apagado.

Sin dudas el diseño es el factor más importante de esta auténtica pieza de arte sobre ruedas, y en el tiempo que la tuve en mi poder generó reacciones inesperadas en gente de todo tipo de edades. Desde los muy chiquitos en sus camicletas paseando por Belgrano, hasta policías en San Fernando. Todos querían saber de que se trataba. De dónde me la había importado. Cuánto costaba. Y así más preguntas que Pancho Ibañez en Tiempo de Siembra.

DESDE ARRIBA

La posición una vez que se está arriba de la Jules es bastante parecida a la de una bicicleta playera, con la diferencia que aquí el asiento es fijo y no se puede regular en altura. Los pedales quedan bastante adelantados y en una posición bastante cruiser, pero con la diferencia que en este caso es una posición dinámica que puede ir cambiando de acuerdo a la preferencia del piloto y tambien del lado para el que se va a doblar.

Gracias al angulo de ataque de la horquilla delantera y que el stem está hacia atrás, el manubrio queda bastante cerca del conductor, además de que la curva del manillar es bastante pronunciada. De esta manera se logra una posición de manejo super relajada en la que se puede pedalear sin mayor esfuerzo o difrutar del andar silencioso con el motor eléctrico.

El único punto críticable de todo esto, a mi entender, es el asiento. Siento que debería ser más parecido a un asiento de arado -de los viejos tirados por bueyes- en el que el traste del conductor quedaba contenido en una especie de canaleta. Sí resultó ser muy buena la suspensión del asiento, con resortes de acero inoxidable, que cuando el camino se pone irregular los rebotes del piso se convierten en suaves y agradables oscilaciones.

Lo último que me faltaría mencionar de esta parte es que las manetas de los frenos Shimano son comodísimas, me gustaría tenerlas en mi moto. Y también que el indicador del estado de batería, del lado del acelerador hace ese contraste entre máquina del futuro diseñada en el pasado. Y por más que vayas a la verdulería de la esquina, cada vez que esas luces se prenden tenés la sensación de emprender un viaje fantástico.

MOTOR Y TRANSMISIÓN

La Jules MK1 está impulsada por un motor eléctrico de 750 watts, ubicado en la rueda trasera. El mismo está alimentado por baterías de iones de litio de 36 voltios y 20 amperes. La autonomía de esta bici retro es de 50 kilómetros en uso urbano, y se se la acompaña con un poco de pedaleo esa autonomía se puede estirar bastante más.

La transmisión de los pedales es por cadena. El motor está ubicado diréctamente en la rueda trasera.

COMPORTAMIENTO

Estuve toda la semana yendo y viniendo de acá para allá. La use como medio de transporte y como vehículo de paseo. Sobre todo estos días impecables que hemos tenido. Me la entregaron con Argentina perdiendo 0-3 y la devolví con Argentina ganando 3-0.

La agilidad con la que me he movido por el tránsito en Buenos Aires no tiene comparación alguna. Primero porque anda bastante más rápido que una bici. Y segundo porque, a pesar de ser más lenta que una moto, tiene la ventaja de poder meterse por todos lados y hacer los caminos más cortos. Al menos en las zonas por donde me moví.

Y por otro lado, a la hora de hacer viajes más largos, la Jules tiene la ventaja de que se puede subir al tren. Y ahí la autonomía se va por las nubes, además de que viajas siempre sentado -en la bicicleta-.

Al ser baja y tener una distancia entre ejes bastante importante es super estable mientras se viaja impulsado por el motor eléctrico. En las avenidas, la sensación de ir derechito y a buen ritmo, en el más absoluto silencio.

En las curvas no tiene la agilidad de una BMX y además la posición del manubrio hace que sea un tanto difícil girar a 90 grados la dirección sin que las piernas sean un obstáculo. Pero tampoco es un vehículo pensado para hacer piruetas ni cosas raras, y con lo que tiene le sobra para ser una saeta en la ciudad.

Y además frena muy bien cuando es necesario hacerlo. Con los frenos de disco Shimano en ambos ejes la Jules se las ingenia para frenar en una baldosa. Para el modelo de producción, nuestro amigo Washington triplicó las dimensiones de los anclajes de los cálipers para que los frenos sean a prueba de balas. 

Si bien no es obligatorio su uso, por el tamaño que tiene y la velocidad que desarrolla se hay que usar casco, sobre todo porque en esta máquina terminás entreverándote en el tráfico como si fueras un otro más.

Durante el tiempo que tuve esta máquina hecha de hierro, goma y cuero solo le encontré una contra y es que siempre tuve que buscar un lugar donde apoyarla porque no contaba con ningún tipo de apoyo propio. Esperemos que el moelo de producción tenga el caballete que traían aquellas viejas Indian, le va a vener muy bien.

CONCLUSIÓN

Siempre me encantaron aquellas viejas motos pre Primera Guerra Mundial, principalmente porque en la mayoría de los casos eran bicicletas motorizadas. De hecho esta Jules MK1 está inspirada en una Indian TT Racer de 1911, con la que se corrió por primera vez la carrera en la Isla de Man con el actual recorrido.

Yo no se que efecto causa en la gente la bicicleta construida por Washington Pérez, pero juro que jamas me han parado tanto por la calle para hacerme preguntas como esta semana sobre el lomo de la Jules. Si bien no siempre me toca probar autos exclusivos -o raros-, he manejado algunos de esos que hacen que la gente de se vuelta. Nada se asemeja a esto.

Una tarde salí temprano de trabajar, llegué a la estación de Virreyes para agarrar el tren que siempre pierdo y me bajé en la estación Barrancas de Belgrano para llegar más rápido a casa. Todo el tiempo que me había ganado lo perdí en la estación cuando un grupo de empleados del tren me retuvieron 25 minutos haciéndome preguntas de la bicicleta y sacándole fotos.

Eso es lo que despierta en la gente esta simple pero magnética bicicleta eléctrica, creada en un garage de Saavedra. Ojalá todos hubieran podido disfrutar de la experiencia.

En la guantera de la bici, Washington me dejó el candado -la combinación me la pasó por Whatsapp-, el transformador para cargar las baterías y un piloncito de tarjetas por las dudas alguien se interesara en su producto.

No se cuantas va a vender -a todos les mencioné el precio-, pero de todo lo que me dio lo único que no vuelve son las tarjetas.

***

IMG_5724¿Londres 1900? No, Buenos Aires 2016. Y con baterías de iones de litio.

DSC_0854Sin dudas, para mí, una de las principales ventajas de la Jules, además de su agilidad en el tránsito, es la posibilidad del transporte multimodal.DSC_0815Solo intenté ponerme en la piel de alguien que vive afuera de la ciudad y labura en el centro. Con esta nave bajas los tiempos mejor que Jorge Lorenzo en Valencia.DSC_0851Pero lo que vuelve loco en la calle a la gente son los detalles que salieron de la cabeza de Washington Pérez. Como esta luz inspirada en la antorcha de la Estatua de la Libertad.IMG_5717Detalles…
IMG_5722La calidad del cuero es impecable y el trabajo artesanal de las pinturas y la costura no se queda atrás.
IMG_5712O los ruteadores de los cables hechos en cuero y grabados en láser con el logo de Jules Cycles.IMG_5723El asiento, a mi gusto, debería ser un poco más envolvente. Pero la suspensión de los resortes de acero inoxidable está muy bien lograda.IMG_5714Todo está insonorizado con goma. Durante esta semana le di una paliza importante a la bici y no hace ruidos por ningún lado. Sólida por donde se la mire.
IMG_5718Los frenos funcionan de maravillas, pero los soportes necesitan más firmeza. Algo que Washington ya tiene solucionado.IMG_5713Es que el motor de 750W hace que la Jules levante velocidades más cercanas a la de una moto, y los frenos sufren la inercia bastante más que en una bici.IMG_5719La autonomía en la ciudad es cercana a los 50 kilómetros. Y si se colabora pedaleando un poco cuando ya se logró cierta velocidad, ese número se puede incrementar bastante.

IMG_5771Y la carga completa demora aproximadamente cuatro horas, algo que tranquilamente podés hacer en el laburo si andás medio jugado de bateria. El cargador cabe en la guantera.

IMG_5768Nada nos puede pasar, todas las bicis y los barcos…la Jules viene con playlist propia.IMG_5770

***

FICHA TÉCNICA

Modelo probado: Jules Cycles MK1
Origen: Argentina
Precio: 5.500 dólares
Garantía: Un año
Comercializa: Jules Cycles (www.julescycles.com)

MOTOR
Tipo: Eléctrico con baterias de iones de litio de 36v y 20Ah (720watt)
Potencia: 750W

TRANSMISIÓN
Tipo: Por cadena

CHASIS
Suspensión delantera: Horquilla con tensores de acero
Frenos delanteros: disco
Frenos traseros: disco
Neumáticos: Kenda 2.1 x 29 pulgadas
Altura del asiento: 761mm

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 40 km/h
Autonomía: 50 kilómetros en ciclo urbano
Peso: 33 kilos

165 Comentarios

  1. Lee dice:

    Genial producto, felicitaciones Washington!
    Si hay una versión con motor más grande, para tener prestaciones más cercanas a una moto, me interesa.

  2. mdr83 dice:

    El amigo de un amigo se compro una acá en córdoba veremos si la puedo ver … pero la verdad dan asco las terminaciones pésimas soldaduras la verdad que por el precio y a lo que apunta esta lejos de la calidad esperada.. y mas siendo algo que debe vender una o dos por año.. tiene tiempo de meterles detalles y un poco de amor a los detalles no digo un robot que las suelde… pero…por lo menos un poco de puesta a pundo de la mig por ese precio y el estilo tendria que ser todo soldadura tig ….cero historia las bicis y motos viejas tenian muy buenas terminaciones en esos detalles incluso no se veian las uniones..

    • matialbin dice:

      Esto es un prototipo.

      • mdr83 dice:

        no justifica nada el ser un prototipo trabajo en la industria hace años y ver estas cosas me hace doler los ojos… si fuera una maqueta se la perdono pero en los prototipos uno pone a prueba no solo lo funcional sino lo constructivo y si bien esta lograda la imagen retro al ver los detalles deja mucho q hablar alguno busque fotos de una puma una bici clásica no te digo una indian las terminaciones estan resueltas de una manera propia de la epoca en la cual se tenia un especial cuidado con los vinculos entre las partes o por ejemplo las turcas y bulones utilizados no deberían ser los mismo q te vende el don en la ferreteria de barrio…

  3. Kasparov dice:

    No soy muy amante de los diseños retro o vintage, sera por eso que estéticamente no me gusta.
    Pero realmente si quiero una bici, voy por una bici y si quiero una moto con estilo retro hay opciones muy interesantes.
    El precio, es bien argentino, no me cierra por ningún lado.

  4. juan_giaveno dice:

    Leí la nota completa, pero por apurado quizas me lo perdí…no hay opcion de frenos regenerativos?

  5. lucastrx450 dice:

    Muy precaria la terminacion x el valor, las tuercas del resorte del asiento de ferreteria barata mmmm no se, abria que ver una de serie

  6. fulbo dice:

    Este es el transporte de Jules Winnfield, luego de su retiro.

  7. Manuelo dice:

    Washington, felicitaciones por el producto. Espero que la primera que vendas te sirva para pagar un curso de soldadura, porque no te da la cara para cobrar 5500 dls algo con ese cordon ordinario.

  8. duende dice:

    Matias, se puede agregar una foto con una persona andando? seria muy interesante ver la postura, aunque me la imagino.

    Washignton, me gusta muchisimo, cada vez que la veo me gusta mas. Felicitaciones.

  9. Justamente hoy probé una bici eléctrica. Es un espectáculo, esta simplemente tenia un pulsador, al presionarlo comenzaba a acelerar en base a una curva de aceleración suave, cómoda, simplificando al máximo su operación.
    Creo que la combinación de bici plegable+asistencia eléctrica las haría imbatibles en la ciudad.

  10. Tintin dice:

    Parece bastante incomoda.

  11. Emmanuel LFE dice:

    Es una belleza y si la exportación acompaña va a tener mucho éxito, como siempre están los pobres que dicen “con eso me compro”, la gente que se la puede comprar no va por la vida evaluando que se compra y que no con el valor de algo. Al margen de eso, sería genial que también viniese con un reloj con malla del mismo cuero haciendo juego, una locura. Tremenda bici y totalmente distinta, lo vez cuando transforma escenarios conocidos como los de bs as.

    • washington perez dice:

      muchísimas gracias, lo que planeo hacer en breve, capaz es un poco nerd, pero voy a poner los cuadrantes para smartwach de la jules, para que se lo puedan bajar los que tienen, ya se que no es un reloj, pero algo es algo

      gracias!!

  12. Mostafá Mond dice:

    Excelente! Manejar un vehículo eléctrico es demasiado divertido. Tengo un monopatín eléctrico y no puedo parar de reírme manejándolo. La gente te pide una vuelta, es muy chistoso ver cómo les llama la atención el mamotreto.

    Espero con ansias el día que los eléctricos desplacen a los nafteros.

  13. ReloadTrenque dice:

    BUenas, nuevamente escribo como aficionado ciclista…CC te acordas si los frenos decian shimano 355 o 365?, por lo que parece son ese modelo y muy inadecuados para como vos decis una bici que ¨levanta velocidades cercanas a una moto¨, y encima pesa mas que una bici. En una bicimoto de mas de 100.000 lucas no te pueden poner lo mas lowcost que hay en frenos ($1100 mercadolibre si son los que creo que son ), porque a la primer recalentada no sirven mas con el peligro que te hagas bosta en la primer esquina. Por lo menos unos Avid, Magura o Shimano pero de gama mas alta, que se banquen ese kilaje y velocidad y no saldrían mas de 5 o 6 lucas

  14. Renato dice:

    Opinión: Un simpático ejercicio de 3er año de diseño industrial. Como producto lo veo 100% snob y me hace acordar a esos rascacielos horribles con estilo neoclásico que hay en Belgrano y Puerto Madero. Me pregunto qué es lo que quiere decir de sí mismo una persona que compra (y anda en) una bici así.

    • xx dice:

      Dice por lo menos: “me identifico con este elemento en cuanto a su estética y, en particular para la Jules, soy claramente distinto al promedio y tengo el poder adquisitivo para comprar esta costosa individualidad”

      Ah, y los edificios se llaman Chateau.

  15. A.Valentin dice:

    Dice, soy como la bici-moto, como el sofá-cama…Ni una cosa ni la otra. La nada, revestida en cuero..

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja una respuesta