Crítica: Mitsubishi L200 2.4 DI-D

Cuando son cada vez más las marcas se suman al segmento de las pick-ups, es bueno recordar que Mitsubishi siempre estuvo entre las pioneras. La primera L200 se remonta a 1978 y la primera en llegar a la Argentina fue la tercera generación -apodada Bicolor– en 1995. Es bueno recordarlo, porque no todos lo tienen presenta: la marca japonesa siempre se mantuvo con ventas tímidas en nuestro mercado. Su intención nunca fue salir a pelear contra las best-sellers.

Desde hace tiempo, Mitsubishi puso el foco en el concepto de “Sport Utility Truck” (SUT), una chata que sirva para trabajar, pero que también resulte práctica para viajar en familia y realizar travesías todo terreno. De hecho, esa es la especialidad histórica de Mitsubishi, con la legendaria Montero a la cabeza.

Pero lo que antes era una curiosidad, hoy es la norma en el segmento: todas las marcas de pick-ups ofrecen una o varias versiones con el foco puesto en el confort y el uso familiar.

Por eso, con una competencia cada vez más numerosa, esta quinta generación de la L200 estaba obligada a diferenciarse más que nunca. Se lanzó a la venta en noviembre del año pasado y manejamos durante una semana la versión 2.4 DI-D 4×4 Automática (53.900 dólares).

La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Esta L200 de quinta generación se ve muy parecida a la cuarta, aunque hay muchos cambios. Por empezar, se mantuvo la distancia entre ejes de tres metros, pero el largo total pasó de 5,04 a 5,20 metros. La gran beneficiada fue la caja de carga, que se acercó a las dimensiones que ofrece la competencia: 1.520 milímetros de largo, por 1.470 de ancho máximo y 475 de profundidad.

Sin embargo, la nueva generación se ve parecida a su antecesora porque conserva dos rasgos bien característicos: la parrilla frontal (afilada, aerodinámica y cromada) y la curva que dibuja en su lateral la separación entre la cabina y la caja de carga. Esta forma de “J” ayuda a distinguir con facilidad a una Mitsubishi de cualquiera de sus competidoras. Sobre todo en la vista lateral, que es donde más se parecen todas.

La nueva L200 viene a la Argentina con luces diurnas de leds, faros de Xenón y unas atractivas llantas de aleación de 17 pulgadas. Están montadas sobre neumáticos Toyo (evitar el chiste fácil) Open Country 245/70R17. La rueda de auxilio tiene el mismo tamaño y llanta.

El resultado final es una chata original, sin dudas. Y con una propuesta estética que divide aguas: están quienes la adoran y quienes no la entienden. A mí me gusta, aunque la anterior L200 me parecía un poco más atractiva, con su caja de carga extra-corta.

Es inevitable mencionar algunos puntos en contra: perdió el techo corredizo y la luneta de apertura eléctrica –dos rasgos exclusivos de la vieja L200-. Además, el paragolpes trasero es de plástico, en lugar de acero, como todas sus competidoras. No es una pick-up para ir pegando topetazos. Hay que cuidarla.

Y ya que hablamos de la vieja L200, cabe mencionar que el importador Alfacar decidió mantener la antigua generación a la venta. Mientras la nueva L200 llega importada desde Tailandia, el modelo anterior sigue llegando procedente de Brasil.

POR DENTRO

La cabina evolucionó con respecto a la L200 anterior, pero no se modernizó tanto como la competencia. Las Hilux, Ranger y Amarok hoy tienen habitáculos más completos –y muy cercanos a un auto-, sobre todo en las versiones tope de gama.

La novedad más evidente en la Mitsubishi es que desapareció la segunda palanca de cambios, para operar la doble tracción y la reductora. Ahora, como en todas las pick-ups actuales, eso se acciona por medio de una perilla. En el caso de la L200, permite seleccionar el modo 4×2, 4×4 “inteligente”, 4×4 en alta y 4×4 en baja.

La otra novedad es el volante. No por su diseño, que es bonito, sino por las espectaculares levas del cambio en magnesio. Son las mismas palancas que tienen algunas versiones del veterano Mitsubishi Lancer. Son grandes, tienen un lindo diseño y el material es fresco al tacto. Es una lección que deberían aprender las levas de plástico, que hace poco probamos en autos deportivos, como los Audi TTS y VW Scirocco GTS.

Todo lo que Mitsubishi invirtió en las levas, se lo ahorró en el tablero: tiene información básica y la computadora de abordo sólo se puede accionar desde un botoncito ubicado dentro del tablero. Es bastante incómodo.

En la consola central hay una pantalla táctil multimedia. Es una Kenwood de 6.1 pulgadas. Tiene una estética un poco aftermarket, pero al menos es más intuitiva y rápida que la pantalla de la Hilux (bueno, todas son rápidas frente a la pantalla de Toyota). Tiene GPS Garmin, cámara de retroceso, Bluetooth, CD y reproductor de video. Pero no es nueva. Esta misma pantalla ya la ofrecía la anterior L200 en la Argentina, desde agosto de 2014.

Las dos versiones de la nueva L200 (manual y automática) vienen de serie con tapizado en cuero, climatizador bizona, encendido por botón, butaca del conductor con ajuste eléctrico y buenas terminaciones, con algunos detalles en plástico satinado y negro brillante (el famoso “piano black”).

La posición de manejo es muy buena para una pick-up y hay espacio correcto para que viajen cinco adultos. La Amarok, sin embargo, sigue siendo la referencia en este aspecto.

Por lo demás, la diferencia con otras pick-ups full viene por el lado del equipamiento. Por ejemplo, no hay salidas de aire en las plazas traseras, ni enchufe de 220 voltios, ni sintonizador de TV Digital Terrestre, ni un tablero tan completo como en las Hilux más equipadas.

SEGURIDAD

Este es uno de los aspectos donde la vieja L200 había quedado más relegada. La nueva generación se puso al día. Viene de serie con siete airbags (incluyendo de rodillas, para el conductor), frenos ABS con EBD, anclajes Isofix, cinco cinturones de seguridad de tres puntos, cinco apoyacabezas, control de estabilidad, control de tracción y asistencia al arranque en pendiente.

Para tratarse de una “pick-up sport”, que muchos destinarán al manejo off-road, le estarían faltando algunas ayudas al manejo: control de descenso de pendientes, control de ascenso y un ABS Off-Road.

La nueva L200 fue sometida en 2015 a las pruebas de choque de EuroNCAP. Obtuvo una buena calificación de cuatro estrellas, con 81% de protección para adultos, 84% para niños y 76% para peatones.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Acá está otro de los grandes cambios de la nueva chata de Mitsu. Como ya se comentó más arriba, Alfacar mantiene a la venta la vieja L200 brasileña, con el motor 3.2 turbodiesel de 170 cv y 373 Nm. Pero esta nueva L200 tailandesa estrena un nuevo motor 2.4 turbodiesel, con inyección directa por common-rail e intercooler, que rinde 181 cv a 3.500 rpm y 430 Nm a 2.500 rpm.

Es el famoso “downsizing” que encararon todas las marcas del segmento, excepto Ford. El motivo son las normas de emisiones contaminantes de los países más desarrollados, que obligan reducir la cilindrada, pero sin abandonar la carrera por ofrecer mayor potencia.

Con respecto a las transmisiones, la caja manual pasó de cinco a seis velocidades. La automática se mantiene con cinco marchas.

El sistema de doble tracción se puede conectar y desconectar con el vehículo en movimiento, hasta una velocidad máxima de 50 km/h.

Mantiene la caja reductora con alta y baja. En otros tiempos, era una obviedad decir eso. Pero, desde que la VW Amarok 4Motion Automática y la Fiat Toro 4WD ya no lo ofrecen, hay que destacarlo en esta Mitsubishi y otras rivales de segmento.

El sistema de doble tracción, que Mitsubishi llama “Super Select 4WD-II” es exclusivo para la versión con caja automática. Tiene diferencial central y combina lo mejor de la tracción integral de una SUV con lo más clásico de una pick-up 4×4 de trabajo: tiene modo de tracción simple (2H, trasera), doble (4HLc) y doble baja (4LLc). Pero lo más interesante es el 4H “inteligente”, que mantiene el sistema en tracción simple y envía el torque a las ruedas delanteras sólo cuando detecta pérdidas de adherencia.

En el mercado hay pick-ups que ofrecen sólo el sistema “inteligente” (Amarok Automática, Toro) y otras que ofrecen sólo el sistema convencional (todas las demás). La Mitsubishi es la única que combina los dos sistemas en un sólo vehículo.

Una vez más, el Super Select está disponible sólo en la versión automática. La variante con caja manual tiene un sistema convencional de 4×2, 4×4 alta y 4×4 baja.

COMPORTAMIENTO

Vamos al grano. ¿Cómo se comporta el nuevo motor 2.4 con respecto al 3.2? Por empezar, es más silencioso y vibra mucho menos. También se redujeron los consumos de manera importante. Hoy la L200 2.4 es una de las pick-ups medianas más económicas del mercado, con un gasto medio de 10,3 litros cada 100 kilómetros.

Las cifras de prestaciones son muy buenas: acelera de 0 a 100 km/h en 10,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 177 km/h.

La caja automática de cinco velocidades parece tener pocas marchas, pero la salida desde abajo es ágil y contundente. En ruta, a velocidad constante de 120 km/h, el motor trabaja a 2.500 rpm en quinta. Tal vez con una sexta marcha se podría lograr un crucero más relajado.

El torque natural del viejo motor 3.2 se extraña un poco en la gama media del tacómetro. El par máximo de ese impulsor es menor que en el nuevo 2.4, pero el viejo 3.2 lo entrega a un régimen más bajo: 373 Nm a 2.000 rpm contra 430 Nm a 2.500 rpm. Pensé que esa diferencia se iba a notar más saliendo desde parado, pero no fue así.

El motivo está en el peso.

La nueva L200 tiene un motor más pequeño en aluminio y también se adelgazaron kilos en varios puntos de la estructura, mediante el uso de materiales más ligeros, como el acero de alta resistencia. Como resultado de ese trabajo en el chasis y la mecánica, la nueva Mitsubishi pesa 105 kilos menos que la anterior.

Esto también se nota en el comportamiento dinámico. Esta quinta generación tiene dimensiones más grandes que la anterior, pero el crecimiento no se advierte al volante. Todo lo contrario: no tiene vicios en maniobras bruscas, es más estable y transmite en todo momento una gran sensación de seguridad.

La suspensión tiene un esquema independiente adelante (con un sistema multibrazo oscilante) y el clásico eje rígido atrás, con elásticos. La puesta a punto no es la más confortable. Tampoco la más dura. Se parece mucho al andar de la nueva Hilux, que tiene un buen punto intermedio.

Para tener un parámetro de comparación válido, llevamos a la nueva L200 al mismo terreno donde comparamos el año pasado a las Amarok, Ranger, Hilux y NP300 Frontier (leer crítica). Es decir: lo fuimos a visitar a Jacinto Campos, a su estancia de la Cuenca del Salado.

Nos recibió con unos exquisitos chorizos caseros de Villabona y su corte de asado por excelencia: tapa de nalga. Evitá el prejuicio de su nombre y probala, sobre todo ahora que es barata (y antes de que se convierta en manjar premium inaccesible, como pasó con el caracú).

La licencia gastronómica es sólo porque Jacinto Campos también se tomó el trabajo de escribir su opinión sobre la nueva L200. Se puede leer acá.

Sólo voy a mencionar tres cosas que no me gustaron y sobre las que J.C. va a profundizar: los neumáticos Toyo no sirven para el barro. Se empastaron a los pocos metros. Quedaron lisos.

El control de estabilidad se desconecta, pero el de tracción siempre permanece activo. Esto implica que, en el barro, los frenos interfieren en todo momento para evitar que las ruedas patinen. No es bueno para los frenos y contribuye a las encajadas.

Por último, algo insólito: no tiene gancho de rescate trasero. Es un defecto que también tiene la nueva Hilux. Incomprensible en una pick-up 4×4. Por eso, si te vas a caer a una zanja, tratá de que sea marcha atrás.

¿Y las levas del cambio? ¿Sirven para algo? Son muy lindas y agradables al tacto, pero en la práctica se usan poco. El motor tiene buen torque y las cinco marchas no son tantas como para necesitar hacer cambios todo el tiempo. Las levas me parecieron más útiles en la caja de nueve velocidades de la Fiat Toro que en esta AT5 de Mitsu.

Más allá de eso, lo que más rescato de la nueva L200 es que mantiene la sensación de robustez que siempre tuvo la Mitsubishi, con componentes de transmisión de la indestructible Montero (cárdan, caja de transferencia, etcétera) y la experiencia de una marca con mucha trayectoria en vehículos todo terreno.

CONCLUSIÓN

Por la puesta a punto de la suspensión, la sensación de robustez general y hasta el camino del downsizing que emprendió la mecánica, esta nueva L200 me recordó en mucho a la nueva Toyota Hilux. Sería un error decir que Mitsubishi se copió de Toyota. De hecho, esta L200 de quinta generación se presentó en noviembre de 2014, siete meses antes que la Hilux de octava generación.

Estamos ante dos verdaderos especialistas japoneses en pick-ups y vehículos todo terreno. Es lógico que exploren las mismas soluciones (y que de paso espíen un poquito a la competencia).

La diferencia, en todo caso, radica en la estrategia comercial. Toyota logró hace tiempo lo que siempre quiso: el reinado mundial en el segmento de las pick-ups medianas. Mitsubishi nunca buscó ese objetivo y, de hecho, incluso toma decisiones que le impedirán conseguirlo. Una de ellas es destinar la capacidad de sus plantas de producción a fabricar pick-ups gemelas para terceras marcas (como la Fiat Fullback), en lugar de abastecer con más L200 a todos los mercados.

Yendo un poco más allá de las pick-ups, toda la estrategia de las dos marcas fue muy diferente en las últimas décadas. Toyota consiguió el objetivo de convertirse en uno de los mayores fabricantes de autos del mundo.

Mitsubishi, en cambio, de un día para el otro decidió que ya no quería ser un especialista en vehículos de doble tracción –de paso tiró por la borda el prestigio de varios Dakar y Mundiales de Rally– y anunció que se concentraría en el negocio de los autos eléctricos. Esa división nunca llegó a despegar y el año pasado el plan fue sepultado por un escándalo: la marca que se proponía proteger el medio ambiente con autos eléctricos tuvo que admitir que había hecho trampa en las pruebas de emisiones contaminantes. No fue un escándalo mundial como el Dieselgate de VW, porque estuvo acotado al mercado japonés, pero dejó muy golpeada a la conducción de Mitsubishi.

Esto abrió la puerta de una esperanza: Carlos Ghosn, CEO de la alianza Renault-Nissan, aprovechó el derrumbe de las acciones de Mitsubishi para tomar el control de la marca de los tres diamantes. Todavía no se conoce cuál será la estrategia de Ghosn para Mitsu, pero ojalá que revalorice la experiencia histórica de la marca en vehículos comerciales y todo terreno.

Por todo esto, no hay que esperar que la nueva L200 se convierta en un best-seller en la Argentina. La intención de Alfacar no es pelear contra Toyota. Tampoco contra Ford, Volkswagen o Chevrolet. El plan es vender unas mil unidades al año, menos de la mitad de lo que la Hilux patenta cada mes.

En ese sentido, la nueva L200 se ofrece como una alternativa para quienes buscan una pick-up distinta a las que se ven todos los días por la calle. Tiene un diseño con personalidad propia, un comportamiento dinámico muy bueno y una agilidad obtenida a fuerza de combinar bajo peso con un motor chico, pero bien exprimido.

No busca ser una chata de trabajo. Pero puede ser una buena compañera de aventuras.

Carlos Cristófalo
Producción fotográfica: Jack Daniel

***

La L200 creció en dimensiones, pero conserva muchos rasgos de la generación anterior.

Trompa afilada y separación de cabina-caja en forma de “J” (si la mirás del otro lado, claro).

Conserva la misma distancia entre ejes de la L200 anterior. La caja de carga creció en dimensiones.

En la cabina hay espacio para cinco adultos. De serie: tapizado en cuero y ajuste eléctrico de la butaca del conductor.

La calidad de los materiales es buena, pero hay pick-ups con cabinas que lucen más modernas.

Lo mejor: levas del cambio en magnesio, heredadas del Lancer deportivo.

Lo menos: demasiado botones “ciegos”. La caja automática sigue teniendo cinco velocidades.

La pantalla táctil Kenwood ya la tenía la L200 anterior. No es nueva, pero es más práctica y rápida que la pantalla de la Hilux.

Adiós a la doble palanca. La doble tracción, la reductora y el sistema “inteligente” se activan desde esta rueda.

Ganó capacidad de carga. Perdió el techo corredizo y la luneta de apertura eléctrica.

Paragolpes trasero de plástico. Ahorra peso, pero no está pensado para maltratos.

El motor 2.4 es más liviano y tiene buenos valores de consumo.

Lo fuimos a visitar a Jacinto Campos, a la Cuenca del Salado.

La probó a su estilo.

Hombre de campo. Y pie pesado.

También la llevamos al barro. Su opinión se publicó acá.

***

FICHA TÉCNICA

Modelo probado: Mitsubishi L200 2.4 DI-D 4×4 Automática
Origen: Tailandia
Precio: 53.900 dólares (versiones desde 37.500 dólares)
Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros
Comercializa: Alfacar (www.mitsubishi-motors.com.ar)

MOTOR
Tipo: diesel, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, 16 válvulas, inyección directa por common-rail, turbocompresor de geometría variable, intercooler.
Cilindrada: 2.442 cc
Potencia: 181 cv a 3.500 rpm
Torque: 430 Nm a 2.500 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: doble tracción desconectable, con caja reductora y sistema de acople “inteligente”..
Caja: automática, de cinco velocidades, con modo secuencial y levas al volante.

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, con doble brazo triangular oscilante, amortiguadores hidráulicos y resortes helicoidales.
Suspensión trasera: eje rígido, con elásticos semielípticos y amortiguadores hidráulicos.
Frenos delanteros: discos ventilados.
Frenos traseros: de tambor.
Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia hidráulica.
Neumáticos: Toyo Open Country 245/70R17 con llantas de aleación (rueda de auxilio del mismo tamaño y llanta)

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 177 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 10,7 segundos
Consumo urbano: 12,1 l/100km
Consumo extraurbano: 8,1 l/100km
Consumo medio: 10,3 l/100km

MEDIDAS
Largo / ancho / alto: 5.280 mm / 1.815 mm / 1.780 mm
Distancia entre ejes: 3.000
Despeje del suelo: 300 mm
Peso en orden de marcha: 1.845 kg
Caja de carga: 1.520 mm de largo / 1.470 mm de ancho máximo / 475 mm de profundidad
Capacidad de combustible: 75 litros

EQUIPAMIENTO
Doble airbag frontal delantero
Doble airbag lateral delantero
Doble airbag de cortina
Airbag de rodilla para el conductor
Frenos ABS con EBD
Control de estabilidad desconectable
Control de tracción
Asistencia al arranque en pendiente
Columna de dirección colapsable
Cinturones de seguridad delanteros de tres puntos, con pretensionador
Cinturones traseros de tres puntos
Anclajes Isofix
Inmovilizador de motor
Cierre centralizado con comando a distancia
Faros antiniebla delanteros y traseros
Encendido por botón
limatizador automático bizona
Tapizados en cuero
Butaca del conductor con ajuste eléctrico
Pantalla táctil multimedia Kenwood de 6,1 pulgadas con GPS Garmin
Conexión Bluetooth, puerto USB y toma de 12v
Cuatro parlantes y dos tweeters
Control de velocidad crucero
Computadora de abordo
Volante multifunción con ajuste en altura y profundidad, forrado en cuero y con levas del cambio en magnesio
Levantavidrios eléctricos en las 4 puertas (conductor one-touch)
Apertura interior de tapa de combustible
Faros de xenón con luces diurnas de leds
Parrilla delantera cromada
Sensor de lluvia
Estribos laterales de aluminio
Espejos retrovisores laterales eléctricos plegables con luz de giro incorporada
Paragolpe trasero “Stylish Type” en plástico
Cámara de retroceso

***

ADEMÁS
En el Instagram de @Autoblogcomar

***

ADEMÁS
En el Twitter de @Autoblogcomar

102 Comentarios

  1. Boga dice:

    “Toyota logró hace tiempo lo que siempre quiso: el reinado mundial en el segmento de las pick-ups medianas.”

    Es la mediana más vendida a nivel mundial?

  2. Georgie dice:

    Por la crítica me queda un sabor agridulce porque parece que es más lo que promete que lo que da en realidad, veremos que dice don Jacinto, extraño horrores a la Montero cuadrada de hace unos años que era un fierro infernal y a las viejas L200…

  3. Franciscoprimero dice:

    Que buenas fotos , el color de la L200 resalta mucho .

  4. emaa dice:

    Muy buena critica. Hermosa chata y espero que se vean varias por las calles, por mi parte ya me cansa de ver tantos Hilux, Amarok y Ranger.

  5. Maati dice:

    Es Mitsu, y ya con eso me basta con la historia que tiene detras aunque como bien dijiste la dejo de lado hace tiempo.. Pero sigo viendola terriblemente fea, y mas comparandola con aquella cuadradita bicolor de los 90 o el restyling posterior mas redondeado qe (a MI gusto) le quedaba pintado.. Por el resto, sigo viendo raro qe una “chata” traiga caja automatica, pero bueno, los tiempos cambian y las marcas se acomodan a lo qe el mercado pide.. Espero la critica de JC y su opinion para el campo, aunque ya nos adelantaste el tema de las cubiertas y las ayudas electronicas qe tanto ama Jero..

  6. Psicodelico dice:

    Perdón por la ignorancia, pero que significa “aftermarket”?

  7. Montykoro dice:

    Que gasoil revcomienda el Fabricante?

  8. javier_fsa dice:

    Imperdonable que no tenga gancho de remolque atrás y ni hablar del paragolpes plástico.

  9. HOMBRE CUALQUIERA dice:

    Con respecto al paragolpe trasero plástico, donde dice que no fue pensado para maltrato , debería decir que si , por tratarse de un material “blando” si, fue pensado para maltrato , sino el mas mínimo toque quedaría deformado permanentemente, dado que lo que aguanta un choque no es el paragolpe sino el chasis.

    • CC dice:

      El plástico, al más mínimo toque, se quiebra y hay que cambiarlo.
      El acero se dobla, pero se endereza.
      La L200 es la única pick-up mediana del mercado con paragolpes trasero de plástico, todas las demás tienen de acero.
      Como seguramente alguno va a preguntar, aclaro: desde hace años los paragolpes delanteros de las pick-ups medianas son de plástico, por las normativas de protección de peatones.

      • MACH5 dice:

        desde el inicio me pareció una paparruchada esa norma.
        Odio los paragolpes plásticos y encima, pintados !! Más en una chata.
        A partir de 5 km/h , nada, el topetazo es los mismo : metal o plástico.

      • Quattro dice:

        Cuando la chapa se estiró, nada la vuelve a su forma orginal…

      • HOMBRE CUALQUIERA dice:

        con los materiales actuales solo se quebraría por choques fuertes, dado que la mayoria los dobla por toques, el plástico seria el material correcto. ejemplo, guardabarros delanteros de peugeot.
        VW lo hizo en metal solo por marketing, tenían decidido hacerlo en plástico.

        • Georgie dice:

          Las primeras Scenic del año 98 si mal no recuerdo ya traían los guardabarros plásticos y me acuerdo porque fui a Orly a verla ya que me interesaba y en ese momento me llamó mucho la atención…

      • pepito77 dice:

        Me sorprende que no se acuerde que por norma en otros paises los paragolpes deben aguantar choques entre 20 y 30 kilometros por hora (depende del pais) sin deformarse. O en todo caso deformandose por completo pero volviendo luego a su forma original. Por eso todos los paragolpes en USA, Europa o Asia son plasicos porque si fueran de fierro se doblarian. A mi me paso hace un par de años con un Civic que a los 2 dias de comprarlo una mujer me pego un trancazo en un semaforo y yo me queria morir hasta que me baje y cuando retrocedio la camioneta el paragolpes volvio a su forma original y ni se despinto.

        • CC dice:

          Pepito: Conozco la normativa. Pero no estamos hablando de Civic. Estamos hablando de pick-ups, vehículos comerciales.

        • pepito77 dice:

          Es que la norma aplica a todos los vehiculos de cierto tamaño o peso, incluso ahora hasta los camiones pequeños vienen con paragolpes de plastico. Es un tema de garantia de fabrica, al igual que los años que debe durar la pintura sin saltarse, etc.

  10. halcon_1962 dice:

    Sigue sin convencerme la trompa de esta camioneta. De chico un vecino de mi abuelo tenía (y creo que la sigue teniendo) una L200 bitono gris y verde…era hermosa..me volvía loco de verla..
    Una lástima que Mitsubishi haya abandonado el mundo de los autos 4×4…ojalá algún día se vuelvan a ver Evo’s nuevos.

  11. kbzadebiela dice:

    Por ese precio me gustaria, ya que esta mas orientada a la familia, que le dieran mas “bolilla” a la caja de carga y no venga así de pelada. Podria venir pintada con Line-X y minimo un cobertor, tambien un toma de 12v no estaria de mas, igual que iluminacion.
    Lastima que Fiat Argentina no se decidio a producirlo localmente, creo que le daria un salto de calidad y se complementaria con la Toro.

    PD: al pie de la foto dice “Su opinión su publica más abajo”

  12. HORAMY dice:

    Le hubiera dejado la.caja chica, el techo corredizo y la luneta eléctrica.

  13. Acá está la explicación del porque hay tan pocas en la calle. No es chicha ni limonada, está al medio de las otras pero no se sabe al medio en que.
    La Toyota es la reina, Amarok y Ranger las cenicientas y la L200 es … piola.

  14. @autazos dice:

    En Mercedes hay más chatas que Clios míos y yo venía con la familia charlando pero fue imposible no verla, llama mucho la atención y en especial en ese color. Puede gustar o no pero se recontra desmarca del resto.

  15. w123 dice:

    No me gusta esa grilla cromada de auto chino..
    La nissan es la más linda a mi juicio, y te ahorras el cubrecaja

  16. Brader dice:

    Tuve una 2001 Gls bicolor gris y roja y la plancha en la puerta del conductor donde estan los botones levanta-baja vidrios y el boton de bloqueo de los vidrios traseros era exactamente la misma!!!!…y ya venia desde el 1998.

  17. Pablo_GS200 dice:

    Buenas! en cuanto a la estética, no me gusta el exagerado voladizo trasero de la caja de carga. Viéndola de costado parece desproporcionada. Lo demás me parece correcto. Coincido con algunos comentarios, las bi-color fueron las más lindas, pero Mitsu tiene su público que seguramente hará que se vean algunas por las calles.
    Salu2

  18. mateo dice:

    Puede que no traiga gancho de rescate trasero porque hasta la generacion anterior la L200 traia enganche de fabrica. Ahora es inentendible en todas las marcas como en camionetas de 800.000 no te traigan el cobertor de caja y enganche, y los tengas que comprar aparte.
    Por otro lado soy usuario de una L200 Sport 2008 y puedo asegurar que Mitsubishi sabe hacer chatas para el barro, pero esta nueva generacion me deja dudas …

  19. Rodrigo dice:

    La verdad es que no encuentro razon alguna para elegir una de estas por sobre las nacionales. Mas cara RARA y no se destaca por sobre las demas.

    • JPM dice:

      Exactamente, y esas características las ves ratificadas por la escasa cantidad de comentarios en la nota, el vehículo evidentemente no despierta lo que Hilux, Amarok y Ranger provocan.-

      Párrafo aparte, levas para una pick up…. equipamiento impensado diez años atrás para vehículos de este segmento.

  20. jbl dice:

    En general estas pickups se exportan muchas veces SIN paragolpe trasero, por varias razones: a) estiba en el barco, se consigue mucho más espacio sin ese paragolpe, no recuerdo el cálculo pero retirando ese paragolpe no sé cada cuantas pickups entra otra; b) luego que en la mayoría de los países ese paragolpe se reemplaza por alguno de la misma marca o aftermarkets con otros destinos (más anchos, con enganches, etc.), sobre todo cuando se destinan a flota.

    En Europa y Medio Oriente es la Fiat Fullback.

    • controsterzo dice:

      En algunos países el paragolpes trasero no es obligatorio. Igual es ridículo q una pick-up tenga paragolpes trasero de plástico y sin gancho de remolque.
      En EMEA (Europa, Medio Oriente y Africa) conviven las 2 marcas.

  21. Rodrigo dice:

    El paragolpe es plastico o tiene alma de chapa y cobertor plastico?

  22. jbl dice:

    De todas maneras, probablemente una de las pickups más clásicas de este segmento, proveniente del PAÍS de las pickups pequeñas a nivel mundial que es Tailandia.

  23. juanamicarelli dice:

    la verdad que esteticamente no me gusta y la anterior tampoco, pero yendo a la practica vender un vehiculo recreativo off road que si se te rompe o tenes algun problema solo te lo arreglan en capital federal es medio ilogico no??? no se como sera las postventa de mitsu pero no creo siquiera que tengan un representante con taller en cada prov. las l200 de los 90 eran espectaculares y referencia del segmento.

    • PabloLancerGLXI99 dice:

      El tema es que no se rompen. Acá en Neuquén hay service oficial y si tengo que conseguir algo lo compro en una casa de Cba (filtros de aceites originales).

    • PIPAS dice:

      hace varios atras tuve 150 millones de dolores de cabeza con una Montero y el postventa fue lamentable el peor que me toco.

      Respecto a lo que vos decis de los talleres, me toco que una de las veces que se rompio estaba en mendoza, en la capital, taller oficial de mitsu no tenian el repuesto y la espera para tenerlo era entre 1 y 2 meses, y ellos mismos fueron los que me recomendaron cruzar a chile, porque en capital con suerte iba a tener el mismo tiempo de espera

  24. Javier dice:

    si el sistema GARMIN se puede actualizar es un gol de arco a arco.

    lo malo es una AT de 5 marchas! eso no es aceptable hoy en dia! minimo 6 marchas

    • jimih dice:

      Supongo que por lo que piden, una AT de 8 (que la ofrecen en varios productos de la marca) seria lo correcto. Quizas fueron a lo seguro, bajo en costo de mantenimiento e irrompible y por eso le pusieron la de 5. Pero el precio deberia ser acorde tambien.

      Saludos.

  25. HORAMY dice:

    Alfacar tendría que traer la Pajero Sport que a mi parecer está mejor que la SW4 con espacio para 7 pasajeros y manteniendo un poco de baúl. Mismo motor 2.4 pero con caja automática de 8 marchas control de descenso . Y sobre todo un diseño a mi gusto muy interesante. PVP 42000 dólares Tailandia acá con el flete IVA y 35% y ganancia del importador tendría que dar 78.000 dólares ah pero están los impuestos internos me olvidaba entonces se va a 90000 Lucas ya fue …

  26. ILarq dice:

    Y que por esa guita no traiga proyector plastico de la caja? No tienen cara!

  27. w123 dice:

    Las primeras L200 en el país datan de 1991/92 eran las Cuadradas, tenían calcos laterales y como la toyota había 3 modelos: Doble cabina 4×4, doble cabina rodado petiso y Cabina Simple petisa

  28. JuanF dice:

    Cómo siempre es una muy buena crítica CC, en cuanto a la Mitsu realmente me decepciona tiene demasiados puntos en contra, las gomas, el paragolpe trasero plástico (????), al interior le sacás la pantalla y el “piano black” y da la misma sensación que en la Hilux DX, asistencias no desconectables totalmente (????) en una Mitsu (teléfono para Ralliart) eso no se permite. Destaco los modos 4×4 eso si está bueno, aunque habría que maltratarla un poco para ver como se comporta.
    La conclusión es que a nosotros no nos sirve, siguen siendo opciones Toyota y Ford.
    Un guiño para Jacinto, la tapa de nalga es el mejor corte que saco de la parrilla.

  29. meb11481 dice:

    Al final queda a mitad de camino con respecto a la referencia del segmento (hilux). O sea, la moraleja es: que la compre el que quiera una chata estéticamente “algo” distinta, pero no vas a obtener mejores prestaciones ni tecnología ni confort? Y en algunos items bastante más pobre…

  30. Kolben dice:

    Buena crítica!
    CC, no será al revés, se desconecta el control de tracción pero no el de estabilidad? Sino no le veo sentido.

      • Marcelo_nqn dice:

        Buenas… Según el manual de la Suzuki GV 2.4, cuando colocás 4×4 Low se desconecta automáticamente el ESP para evitar sobrecalentamientos en el sistema de frenos ya que en lugares resbaladizos las ruedas muchas veces van a girar “locas” por lo que el sistema actuaría para reducir ese efecto.
        Una vez desconectada la 4x4L se activa automáticamente otra vez. Sólo en 4x4H el ESP puede desactivarse y reactivarse manualmente.
        Saludos

        • CC dice:

          En todos los 4×4 con baja se desconecta el ESP al activar la reductora.
          No confundan control de estabilidad con control de tracción, son dos cosas distintas y en la L200 sólo se desconecta el ESP.

        • Marcelo_nqn dice:

          Si CC, son cosas diferentes pero no olvidemos que tanto el ESP y Control de tracción estan ligados al ABS.
          La mano viene por ahí me parece…

        • Marcelo_nqn dice:

          Lamentablemente el manual de la GV no dice nada respecto a si se desconecta el Control de tracción junto al ESP…

    • churrasco dice:

      Es para ofrecer un efecto de diferencial autoblocante, por eso no desconecta el control de tracción, sí el de estabilidad porque ante un deslizamiento lateral en el barro note dejaría acelerar, saludos.

  31. TGS dice:

    Esta linda la Mitsu y en ese color muchísimo mas. De necesitar una camioneta para recreación la iría a ver junto con el resto de la competencia.
    En el laburo hay una bi-color D/C 4×4 de mediados de los 90 y se porta relativamente bien, no voy a decir que es un fierro irrompible porque alguna que otra vez fue al mecánico (la mayoría por negligencias del conductor a cargo) pero de las que hay es la que mejor resistió el paso del tiempo.

  32. mansonegro dice:

    Me gusta mucho este chata. Es la diferente. CC, mencionas que no tiene control de ascenso pero en el anuncio en esta misma página Mitsu afirma entre otras características: “Control activo de ascenso (HSA)”

  33. BO dice:

    Yo que hoy tengo una Toyota 2016, creo que por lejos, esta es la camioneta doble cabina 4×4, y no solo por ser Mitsubishi (que lamentablemente en el país es una marca abandonada y descuidada), sino ademas por ser extra-zona, lo cual no lo dice la nota, pero se percibe a la legua. El interior es fiel al origen del vehículo, tremendamente practico y austero (JAPONES), y el resto puede o gustar, pero es un verdadero fierro y echo por gente que sabe. Creo que con el 10% de marketing que tiene el resto, seria la numero uno indiscutida.

  34. llavarreda dice:

    Excelente vehículo, el sistema de tracción combinando lo mejor, reductora con tracción inteligente para asfalto, ninguna ofrece ese nivel de seguridad. el voladizo trasero quizás si esta pasado.

  35. Kolben dice:

    Nacionales que no tienen nada que envidiarle como producto, y con mejor representación.
    Y a 2000 USD de una Ram…

  36. Benzina dice:

    Me encanta… Aunque no se si la elegiría sobre una nacional…

    Full full en seguridad! En sus caras, Frontier y S10…

  37. jrncolon dice:

    “Es el famoso downsizing que encararon todas las marcas del segmento, excepto Ford. El motivo son las normas de emisiones contaminantes de los países más desarrollados, que obligan reducir la cilindrada, pero sin abandonar la carrera por ofrecer mayor potencia”.
    El concepto anterior está siendo revisado: En los motores del ciclo diesel, Mazda consiguó cumplir con las normas europeas (emisiones de NOx y partículas) bajando la relación de compresión.
    Toyota y Volkswagen se sumaron a esa tendencia en los últimos meses.

  38. fulbo dice:

    Si deciden importar desde el Ogt del mundo un vehículo cuya competencia nacional lo deja fuera de juego desde el vamos; y aún así les rinde el objetivo de 1000 unidades al año, que probablemente sea un pronóstico demasiado optimista, significa que el margen que manejan las terminales en Arg es escandaloso.

  39. Asolarin dice:

    Interesante, y con un precio similar al resto de las pick-ups, pero sinceramente, no es la que elegiría. Seguiría comprando la Ranger o Hilux. No estoy a favor del downsizing, aunque habrá que ver qué resultado dará con el tiempo este motorcito.
    Por otra parte, para cuándo una Foton en Autoblog?

  40. jrncolon dice:

    Acabo de leer esto y descubro que en Tailandia están mas chapita que en Argentina…
    “Las siniestras carreteras tailandesas registran la mayor tasa de muertes en accidentes de tráfico por cápita de Asia, según datos de la Organización Mundial de la Salud, y la segunda del mundo, detrás de Libia.
    Las minivans se han convertido en una de las prioridades después de que el pasado mes de enero 25 personas murieran en un choque entre una de esas furgonetas y una pick-up que también transportaba pasajeros en su parte trasera”.

  41. ElTomiLoco dice:

    Coincido plenamente con la conclusión, es mas una chata de aventuras que de trabajo. Es inentendible que no se desconecte el control de traccion en un vehiculo de este tipo.. Me parece una pavada que el paragolpes trasero sea de plastico y que no tenga gancho de remolque atras.
    Por otra parte los faros de Xenón son para felicitar y tener el sistema de traccion tanto manual como automatico es una ventaja frente a las competidoras. Aun asi no esta a la altura de la Hilux o Ranger.

  42. PIPAS dice:

    esteticamente es la que mas me gusta, lastima la representacion de la marca en el pais que deja mucho que desear

    el equipo de audio, lo tenia en mi SW4 esta piola, pero en su momento tenia problemas de que se quemaban las placas si empezaba a fallar, se puede actualizar con los mapas de proyecto mapear pero hay que tener cuidado con las alertas que se habilitan porque se puede poner muy lento e incluso reiniciarse

  43. Sebapolver dice:

    Por el precio, debería traer el protector de la caja…veo en la foto trasera con la compuerta baja y le queda muy feita la caja pelada.

  44. tucu88 dice:

    Lo de mitsu es un misterio…Que a nivel comercialización se mueva en otra dimensión…Sin continuar con un icono como el Lancer…Y ahora hacia lo eléctrico (???)..algunos hablan de una caída luego de un gran problema tras una falla en unos camiones Fuso in Japan..Que ocasionó alguna muerte…Con grandes pérdidas para el grupo…Y la mirada puesta en el resto de las actividades del grupo…La industria no automotriz…

  45. GRX dice:

    Solia ser el referente y ahora viene con llantitas 17? era como decia yo, no es un full model change mantuvo entre ejes… etc etc maquillaje profundo y a la bolsa, muestra un poco la realidad de la marca una pena realmente.

    • BO dice:

      Maquillaje???? Creo que no anduviste en ninguna de las anteriores, por el comentario que haces, ya que no tiene nada que ver con los modelos anteriores, arrancando por el motor, siguiendo por la transmisión, la 4×4, continuando por el interior, etc… Claramente tiene su impronta Mitsubishi, pero nada de las anteriores.

  46. rulo dice:

    Perdón por mi ignorancia. El modelo anterior tenía apertura eléctrica de la luneta, ok, pero como abría? Como la vieja Ford Falcón rural, hacia abajo, como las saveiro, corriendo hacia un lateral la franja media del vidrio o como algunas suv que el vidrio es basculante? Gracias.

    • BO dice:

      Rulo; las L200 Triton 3.2 Tailandia (NO Brasil) que ingresaron en el 2008 y 2010, venían con la luneta de apertura eléctrica, tal cual mencionas, la cual desde la consola principal se podía bajar con una tecla (similar a la levanta cristales) y no era que bajaba la luneta completa, sino solo una porción central, que cubría +/- la distancia entre los apoya cabezas traseros. La Tritón 2.5 full del mismo periodo y origen, lo único que no traía ademas del mismo motor, era esta famosa luneta, el resto igual.
      Saludos.

  47. almagro dice:

    La verdad, primero leí la nota de JACINTO, y me sigo riendo, un capo; así que, CC, “cuidate” de él, que te puede pasar el trapo, ja. Grazie y saludos.

  48. Brembo86 dice:

    Esta chata es de las mas lindas, junto con la Frontier. Un golazo ese color, parecido a uno que viene en la ranger. La compraría.

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario