Crítica: Mario Kart (Tokyo Drifting)

Texto y fotos de Dominico Savio Lee

Desde Tokyo (Japón) – La gente de Japón es muy trabajadora, es cierto. También son muy respetuosos de sus tradiciones, desde ya. Y son pioneros en el uso de energías alternativas, para tener un tránsito más libre humo. Todo eso ya lo sabemos. Pero, cada tanto, también es necesario recordarlo: hay pocos pueblos más fierreros que el de Japón.

Es el país con mayor cantidad de fábricas de autos por metro cuadrado del mundo. Y de acá salieron algunos de los mejores deportivos del planeta. También los autos y motos más prácticos y confiables del mundo.

Por eso, en la semana del Salón de Tokyo (ver cobertura de Autoblog), la ciudad se viste con carteles, fiestas, lanzamientos y eventos organizados por las marcas de autos. Sin embargo, cualquiera que haya visitado la capital japonesa, seguramente se cruzó con el auto más fotografiado por los turistas.

¿Toyota, Nissan, Honda, Subaru, Suzuki? No, me refiero al vehículo del plomero más famoso del mundo: el Mario Kart.

La manera más divertida y espectacular de recorrer Tokyo es alquilando los go-kart disfrazados con la temática de Mario Bros y Mario Kart, los videojuegos de Nintendo.

El recorrido tiene una duración de hora y media, donde un guía nos lleva en hilera por las famosas y coloridas zonas de Shibuya, Jarajuku y Omotesando: meca de la moda, shopping y una de las intersecciones peatonales más congestionada de la ciudad.

Se maneja por avenidas y hasta por pasajes angostos. En cada semáforo, el guía nos saca un par de fotos, entre la multitud de curiosos que es atraída por estos simpáticos personajes.

Son go-karts de 50 centímetros cúbicos, equipados con luces obligatorias para circular en la ciudad. Durante el recorrido, está prohibido el sobrepaso, salir de la fila y no vale lanzar cáscaras de banana o tortugas. Lo único raro es que no hace falta usar casco (aunque no vendría mal, por seguridad).

Los tramos tienen un valor a partir de 6.000 yenes (unos 52 dólares). El costo incluye el alquiler del go-kart, combustible, seguro y el uso de los disfraces. El único requisito: la licencia de conducir internacional. Como ya explicamos en esta nota, en Japón es obligatoria.

Es la manera más divertida y diferente de conocer Tokyo, la tierra donde nació el plomero italiano más famoso del mundo.

D.S.L.
www.domsavlee.com

***

¿Te gustaría recorrer las calles más famosas de Tokyo?

La mejor manera de hacerlo es sobre los karting de Mario Bros y sus amigos.

Un recorrido Shibuya, Jarajuku y Omotesando.

El crítico de Autoblog, a la izquierda. Prohibido lanzar cáscaras de bananas y tortugas.

Mirá las fotos de Dominico Savio Lee sobre el Salón de Tokyo 2017. Galería completa.

Mirá las fotos de Dominico Savio Lee sobre los autos de las calles de Tokyo. Galería completa.

***

VIDEO: Mario Kart en Tokyo

26 Comentarios

  1. louzelig dice:

    Personas a quienes le envidiás la vida que lleva:
    1- Domi Lee.
    FIN

  2. Luis Almirante Brown dice:

    1 luca pesos para pasear en karting en pleno centro de Tokyo??? Ayer gasté poco más de eso llenando el tanque con la nueva Infinia de la alegría……un regalo.

  3. marcoab dice:

    Muy bueno!!! Linda experiencia andar en Kart en plena ciudad de Tokyo.

  4. Osmodiar dice:

    Lo interesante de esto es ver lo evolucionado o el nivel de educación de un pueblo. Porque me imagino que para poder hacer esto debe haber respeto de parte de los demás automovilistas. Acá llegas a salir en un Karting y te pasan por arriba en 2 minutos.

    • Reichstag dice:

      El automovil en Tokio es secundario. Se usa poco y las calles no se ven tan congestionadas. La gente se mueve en subte mucho en trenes o incluso viaja de una punta a la otra de japon en el Shinkansen (1600 pasajeros, y con frecuencia cada 15 minutos entre las 8 y 22 horas) . Recuerdo estando en Tokio, con un par de amigos y con un pase libre en el tren bala, salimos a “pasear” por japon a las 8 de la mañana. A las 9 estabamos en Hiroshima, y a las 10 estábamos en la isla sur (Kiushu) a 600 km de Tokio. A las 22 estabamos en Tokio. Fue como tomarse el colectivo para ir a Tigre, y volver a la tardecita. Otro mundo! Por eso te digo que el auto pasa a segundo plano, porque además el espacio no abunda y tener una casa con garage es casi que mision imposible.

      • ALF dice:

        Wow que genial! Yo quiero ir para el mundial de rugby con mi hijo pero el va a tener 4 años recien, que onda para moverse con chicos?

        • Reichstag dice:

          Hay mucha seguridad, gente muy educada. Te comento una anécdota: fui con un grupo universitario, alli nos asignaron un estudiante japones cada 5 de nosotros, para recorrer Tokio a pie. Nosotros como buenos peatones latinos, nos lanzábamos a cruzar la calle en rojo cuando no venia tránsito (los fines de semana está bastante desierto), pero lo que no te puedo describir es la cara de verguenza del joven japones guia, que no pisaba la calle si no estaba la verde, y a su vez de enojo por nuestra conducta, que estando nosotros a su cargo lo estábamos dejando PEGADO adelante de sus conciudadanos. Ellos en roja no bajan la calle, aunque sea un feriado y solo hayan hormigas en el pavimento. Otra cosa interesante son los tiempos de los semáforos: tiempo 1 para autos de la calle A, tiempo 2 para autos de la perpendicular a A, y tiempo 3 exclusivo para peatones, lo cual permite (como se ve en las fotos más arriba) que la masa cruce también en diagonal.
          Lo unico que evitaría con niños es andar en trenes “urbanos” en hora pico, porque se abren las puertas y aunque educada, la salida es tan masiva que arrastra y comprime todo lo que haya a su camino. Como si te agarrara una piton y perdieras el control sobre tus pies.

  5. andresrosa dice:

    Que buena galería, me baje como 15 fotos para poner de fondo de pantalla.

  6. Reichstag dice:

    Muy bueno. Y son matriculables! al menos eso parece en japon.

  7. Seba73 dice:

    Que zarpado!! Estos japoneses son unos genios. Pagaría gustoso los 52 U$S que cuesta ese recorrido.

  8. wheb dice:

    de verdad que debe de ser maravilloso conocer Japon y sus ciudades …no es mi objetivo, pero quedo maravillado con todo lo que se habla de alli….en fin..bello mundo…esperemos que sin mas guerras que lo partan en 2…

  9. Fordnando dice:

    Muy bueno. Vi algo similar en Viena con unos Go Karts disfrazados de F1 de los 70.

  10. Citronave Espacial dice:

    Qué buenas fotos las de este muchacho! Si lo comparás con los precios de acá, no es nada caro lo del los kartings

  11. Serena dice:

    Hola CC, quería comentarte que es “Harajuku”, no “Jarajuku”. Saludos.

  12. fulbo dice:

    En su versión original del SNES, la modalidad battle era espectacular, quedaba chivado solo de estar sentado en esas batallas.
    Ver el sector del rival con la pantalla partida con caparazón rojo en mano en superficie de hielo era la gloria.

  13. lcd dice:

    Domi, suban el vídeo que es lo mejor que vi en el último tiempo en internet.
    O pone el link de tu face

  14. Lucianoc14 dice:

    Excelente!! Los Japoneses tienen estas cosas y otras muuy raras. Una cultura y costumbres muy particulares. Lo que siempre me llamó la atención, es el orden y puntualidad que tienen. No fui nunca, pero leí que por ejemplo si el subte llega un minuto tarde, piden disculpas por altavoces, una cosa de locos!!

  15. MarianoC dice:

    Esto se puede hacer allá por la educación de los conductores, acá es la muerte asegurada de por lo menos la mitad del grupo.
    En mis visitas siempre quedé sorprendido por algo, como dejar la Laptop y el equipaje en una estantería abierta fuera del vagón del tran bala, sin ningún tipo de seguridad y encontrarlo 1 hora y media después intacto en el mismo lugar.

  16. Asolarin dice:

    Mmm… qué extraño. Son gente extraña. Pero debe ser muy interesante poder hacerlo. Yo me gastaría unos manguitos en eso, debe ser divertido! CC no se animó?

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario