Crítica: Chevrolet Camaro SS

Texto de Carlos Cristófalo
Fotos de Rafael Delceggio
Nota publicada originalmente en MiuraMag (cómo conseguirla

Son las cinco de la mañana. Hace frío y llueve. Tengo la sensación de que los únicos dos que estamos contentos en esta ciudad somos Nacho y yo.

Nacho es el perro callejero –mitad Ovejero cordobés, mitad Pastor correntino- que custodia el garage donde guardamos los autos de MiuraMag. Don Fermín, el sereno de la cochera, me abre la puerta con los ojos entrecerrados. Sólo Nacho mueve la cola y me viene a saludar, con alegría.

Las cocheras porteñas están quedando chicas para autos de este porte. Estamos probando el Chevrolet Camaro de sexta generación y el primer defecto que noto es su tamaño: sus casi dos metros de ancho no están pensados para los garages compactos de esta ciudad. Apenas puedo abrir la puerta y me deslizo en la cabina, tratando de no golpear a la Fiat Toro, que está al lado.

Aprieto el botón de encendido y ahora el que mueve la cola soy yo. Sólo un V8 puede sonar así.

Salgo despacito, sin rozar nada, y Don Fermín me para en la puerta del garage. Por primera vez, lo veo despabilado: “Mucho cuidado cuando andes con este auto, ¿eh? ¡No le vayas a frenar a nadie que se te acerque!”

No comparto el tono alarmista del sereno. Pero comprendo por qué lo dice. Hace apenas unos días, este auto sólo existía como vedette: fue la estrella del stand de Chevrolet en el Salón de Buenos Aires. Este ejemplar fue el primero en ser patentado y todavía no hay otro igual por las calles de la Argentina.

Manejarlo a plena luz del día, en medio del tránsito de Buenos Aires, es una pesadilla. Las motos se te tiran encima. Los autos hacen maniobras extrañas. Y hasta la policía inventa excusas para detenerte: todos quieren sacarse una selfie con el Camaro Six.

Por eso, lo manejo sólo en estos horarios de madrugada. Buenos Aires es una ciudad fascinante, pero es todavía más linda cuando la mayoría de los porteños duerme.

La euforia que genera este auto a su paso está relacionada con la novedad, claro. Pero también con el entusiasmo que tenemos los argentinos por los muscle-cars americanos. Pasó cuando llegó el Camaro de quinta generación, en 2013. Ocurrió cuando se lanzó el Ford Mustang. Y ahora vuelve a pasar lo mismo, con este Camaro Six.

Manejar una Ferrari por Buenos Aires desata pasión y envidia malsana, por partes iguales. Los Porsche, en cambio, generan una especie de indiferencia programada: “Te veo, pero no quiero que notes que te vi”. Sin embargo, los muscle-cars, -con ese espíritu tan road-movie-, sólo levantan pulgares, despliegan sonrisas y hasta mueven colas. Como la de Nacho.

De todos modos, por más vacía que esté Buenos Aires, el Camaro se siente encorsetado en la ciudad. Es demasiado ancho. Por la luneta trasera se ve demasiado poco y los neumáticos tienen un perfil demasiado bajo: sufren con cada pocito.

General Paz, Panamericana y ahora sí: bienvenidos a Camarolandia.

***

Este Camaro Six conserva la fórmula del V8 6.2 de generación anterior, aunque es un impulsor completamente nuevo. Tiene inyección directa (antes indirecta) y un sistema desactivación de cilindros (para consumir menos cuando se viaja a velocidad constante). También ladra más fuerte: la potencia aumentó de 405 a 461 caballos (son incluso 40 más que el Mustang GT). El torque trepó de 556 a 617 Nm (87 más que el Mustang).

Además, estrena una nueva caja automática de ocho velocidades, con convertidor de par, modo secuencial, levas al volante y cuatro programas de manejo: Ride, Sport, Track y Snow. Detesto que la iluminación del interior cambie cada vez que seleccionás un modo diferente. Es un detalle evitable, sobre todo porque el cambio en el seteo no es algo que se aprecie con los ojos: se siente en la espalda.

El Camaro Six es más potente. Y se nota mucho. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos. Es todo un segundo menos que el Camaro anterior (y seis décimas menos que el Mustang GT). No hace falta el cambio de colores en el interior porque, además de la espalda, también lo sentís en tus oídos.

Cuando acelerás a fondo, el sonido no viene del motor: sale de los escapes. Es un estruendo metálico en la nuca. No es música. Es un acorde furioso: la Orquesta de Vientos del Increíble Hulk.

Eso pasa, más o menos, a las 6.200 rpm. Si tenés el cambio en modo secuencial, el motor sigue trepando de vueltas hasta el corte de inyección, en 7.500 rpm. No pasa al cambio siguiente. Se queda ahí, obediente, esperando tus órdenes. Vos, medio atontado, tardás en reaccionar. El estruendo no te asusta tanto como el hecho de descubrir que ya vas a más de 200 km/h.

Pero no es necesario viajar siempre a fondo. La nueva caja de cambios es una maravilla: por lo rápido que responde a las órdenes de las levas y por el ingenio con el que administra la potencia del motor. Podés viajar a 120 km/h, en octava marcha y con sólo cuatro cilindros trabajando a 1.500 rpm. Los otros cuatro se mueven, pero no consumen combustible. Se encienden sólo cuando metés un rebaje, cuando cambiás el programa de manejo o –simplemente- cuando hundís el pie derecho.

El resto del tiempo es un auto que crucerea de manera dócil y tranquila: un Cruze V8.

***

Pero esta no es la Route 66. Y yo no soy Jack Kerouac. Es la Ruta 9 de Argentina. Hay cámaras de velocidad y pintorescos peligros localistas. El más nuevo: los cacos que tiran bloques de cemento en medio de la ruta, para obligarte a frenar y saquearte. Por eso, los faros de xenón con luces de leds, son geniales a esta hora de la madrugada.

Las que me siguen molestando son las otras luces: ese detalle cumbiero, que cambia el color del habitáculo cada vez que modifico el programa de conducción.

Más allá de eso, la cabina del Camaro es un buen lugar para viajar. La posición de manejo es excelente y estás rodeado de información. Tal vez haya demasiados botones en la consola central, pero el equipamiento es completísimo.

Tan sólo me llamó la atención la ausencia de OnStar. Es el sistema de asistencia en línea que, en la Argentina, ya se puede encargar hasta con el pequeño Onix. Son cosas de las homologaciones y configuraciones locales.

Lo que no es un detalle local son los materiales de la plancha de instrumentos: todos plásticos duros, baratos. Voluminosos y con curvas modernas, pero bien básicos. Las levas del cambio, que en otros deportivos de este precio son de aluminio fresco, en el Camaro son de plástico tibio.

No lo olvidemos: los muscle-cars nacieron en Estados Unidos con la filosofía de ser deportivos accesibles, para disfrutar todos los días. El equipamiento full, los impuestos y las estrategias de marketing de las automotrices locales lograron la magia combinada de que acá cuesten 95 mil dólares (Camaro o Mustang, los dos valen lo mismo).

En Estados Unidos, donde hay versiones con sólo cuatro cilindros, cuestan a partir de 27 mil dólares. Pero acá sólo llegan los V8.

Por todo eso, los valores en la Argentina no son nada accesibles. Por el mismo precio de un Camaro o un Mustang te podés comprar un Audi TTS, BMW Serie 4 o un Mercedes-Benz Clase C Coupé. Esos tres alemanes tienen materiales de mejor calidad y terminaciones mucho más cuidadas, aunque no ofrecen la potencia bruta de los dos yankis.

***

Es invierno, todavía no amaneció y ya estoy entrando a Rosario. Desayuno en el bar de mi amigo Antonio. Lo voy a visitar cada vez que me toca probar “un auto lindo”, como les dice él. Tomamos un café, charlamos de nuestras cosas y pego la vuelta.

“No puedo creer que te hayan dado el Camaro”, me dice.

“Yo tampoco”, le respondo con toda sinceridad.

Antonio mueve palancas y la vieja cafetera espresso, que heredó de su abuelo, comienza a largar vapor. Es un maquinista de mostrador, luchando contra su locomotora mañosa.

“Vos me hacés acordar al cuento de Megan Fox y la isla desierta”, me dice cuando por fin la locomotora comienza a largar un líquido espeso. Parece aceite de motor. Así fueron siempre los cafés de su abuelo.

Lo dejo que cuente su historia.

“Resulta que este tipo sobrevivió a un naufragio. Llegó a una isla desierta y ahí estaba Megan Fox. Los dos solitos. Por supuesto, a los dos días ya era suya. Vivieron meses de pasión, hasta que este hombre empezó, de a poco, a bajonearse. La Megan, preocupada, le preguntó: ‘¿Qué puedo hacer para que vuelvas a ser feliz?’ El tipo le respondió: ‘Necesito que te disfraces de varón’ Para qué: se puso loca de furia, pero una semana después aceptó. La Megan se puso un sombrero y una corbata. En la playa de la isla, el tipo había recreado la escenografía de un bar argentino. Con barra y taburetes, todo en tronco de palmera. La sentó a la Megan en una banqueta, el tipo se sentó en la otra. Se acodó en la barra, se le acercó al oído y le dijo a la Fox: ‘¿Cómo andás, hermano? ¿Te conté que me estoy comiendo a Megan Fox?’

Antonio me sirve su café de petróleo y la remata: “Ese sos vos, hermano. Te estás comiendo al Camaro y te hacés 300 kilómetros, porque necesitás contárselo a otro tipo”.

Antonio viene relatando el mismo cuento desde hace más de 20 años. La gracia es que lo va actualizando. Me gustaba más cuando la protagonista era Claudia Schiffer.

***

Es hora de pegar la vuelta. El chasis del Camaro Six también mejoró mucho. La dirección tiene una respuesta más directa. Los frenos son incansables. Sigue siendo un tracción trasera con una gran tendencia a mover la cola –como Nacho, como la Schiffer-, pero ahora es más controlable y domesticable que nunca.

No es un deportivo alemán, que para llevarlo rápido tenés que manejarlo con arte y finura. Al Camaro hay que trabajarlo, hay que pelearlo para mantenerlo sobre el asfalto. El Polaco Silveira lo llevó al Mouras de La Plata y lo manejó en Track Mode. Todavía está transpirando.

Al menos tuvo la suerte de no pinchar. Me lo advirtió el sistema que monitorea la presión de los neumáticos en tiempo real. Tardé más en descubrir que tenía un clavo que en darme cuenta de que el Camaro no trae rueda de auxilio. Fue cuestión de ir penando, de estación en estación, inflando el neumático RunFlat herido, hasta encontrar una gomería abierta.

El otro problema del Camaro –el problema de siempre de los muscle-cars, en realidad- es el consumo. Con cilindros desconectables y todo, es muy difícil bajar de una media de 15 litros cada 100 kilómetros. Y, cuando lo pisás a fondo, es sencillo llegar a 30 cada 100. El tanque carga 72 litros, así que tuve que llenarlo a la ida y a la vuelta.

En cada parada, otra vez el show. “¿Es el nuevo Camaro?”, “¿le puedo hacer una foto?”, “¿me puedo sacar una selfie?”. La misma respuesta para todos: “Claro, aprovechá: el auto no es mío. El dueño es el Señor Chevrolet, que vive en Detroit, ni se entera de esto”.

Creo que el tema del magnetismo va más allá de que sea el nuevo Camaro. Hay algo de esa mirada que tiene, tan… Megan Fox.

Hace unos meses estuve charlando en Detroit con Tom Peters. No es el Señor Chevrolet. Pero es el Señor Camaro. Peters es el responsable del Performance Studio de General Motors, la división encargada de diseñar los autos deportivos de Chevrolet, como el Camaro y el Corvette.

“En 2013, cuando empezamos a diseñarlo, ya sabíamos que el Camaro Six debía ser una continuidad del Camaro de quinta generación, pero con una vuelta de tuerca que se identificara con el espíritu de los usuarios de este auto”, me explicó Peters. Y se sinceró: “Seamos serios: este es un auto para jugar y divertirse”.

Por eso, el auto tiene esa mirada acechante. Es como un ave rapaz. O un felino. Un animal en plan de cacería. Es un estilo de diseño bastante más agresivo que el Mustang, que es más clásico y atemporal.

A todos los fanáticos de los autos nos encantan las confrontaciones. Y la que existe entre el Camaro y el Mustang es una de las más simpáticas.

Peters coincide: “Me gusta esa rivalidad. Es sana. Es divertida. El nuevo Camaro hoy no sería tan bueno si no fuera porque en la vereda de enfrente está el Mustang. Y también es bueno que cada uno haya elegido su propio camino a la hora de crear a las nuevas generaciones. El Mustang se propuso acercarse a los deportivos europeos más refinados. Y está muy bien. El Camaro también es un auto global y tiene ese mismo desafío: agradar al público de todo el mundo. Pero sin olvidar sus orígenes: es y seguirá siendo el típico deportivo de Detroit”.

No podría estar más de acuerdo con Míster Peters.

***

Con lo que no estuve de acuerdo fue con la producción de fotos para la tapa del primer número de MiuraMag. El director Renato Tarditti y el editor de Arte, Rafa Delceggio, no tuvieron mejor idea que hacerla junto al Obelisco. Un recital de Luis Fonsi y Mick Jagger, cantando a dúo “Despacito”, no convocaría a tanta cantidad de cholulos.

En dos minutos, se llenó de gente sacándole fotos al auto. Cayó la policía y no fue para poner orden: un oficial quería ver el interior del auto (“porque en el Salón de Buenos Aires no pude verlo, si no es mucha molestia”).

No me quiero imaginar lo que va a ser cuando el Camaro Convertible circule por las calles.

Es mejor que vaya comprando bufanda y gorro de lana: en la Ciudad de la Furia, estos autos sólo se pueden disfrutar de madrugada.

C.C. / R.D. / MiuraMag

***

Madrugada en Buenos Aires. El Chevrolet Camaro Six sale de su escondite.

Es un auto que se siente encorsetado en la ciudad.

Pide rutas y autopistas amplias.

Puesto de manejo con mucha información, pero de materiales sencillos.

El motor V8 6.2 ahora tiene 461 caballos de potencia.

“¿Lo devuelvo o me lo quedo un rato más?”

MiuraMag probó durante dos semanas el Camaro Six. Incluyendo una sesión en el Mouras.

Una tanda de fotos con las fuerzas del orden, en el Microcentro porteño.

El equipo de MiuraMag discute sobre el diseño del Camaro: “Caption this”.

Foto de tapa junto al Obelisco.

***

VIDEO: Chevrolet Camaro – MiuraMag

***

ADEMÁS
En el Instagram de @MiuraMagazine

116 Comentarios

  1. Seba Dohr dice:

    Me encantó! y en ese color azul va como piña.

    “Caption this”: La cara de p**** que estamos poniendo para la foto 😛

  2. the king carlos menem dice:

    Hermoso. Una belleza. Gracias por compartir notas de la revista. Amo los muscle cars
    Con el cambio de homologaciones del gobierno podremos ver las nuevas versiones mas rápido estos autos por estas pampas?
    El ruido de un 8 cilindros es inolvidable

  3. @autazos dice:

    Excelente crónica! Parece que CC escribe de un tirón, muy natural aunque tenga todo muy bien organizado. Merecida nota de tapa.
    No me agradó el comentario de los que tiran piedras en la autopista, situación real o no, creo que no suma.

  4. Kramer dice:

    Buenas tardes! Me gusta mucho, incluso más que el Mustang! Es uno de esos autos que se compran más con el corazón que con la razón! Pero que lindo capricho sería poder tener uno!

  5. Ecoboost dice:

    Menos mal que no tengo 100 mil dólares para gastar en un auto…. qué dificil sería elegir. Yo creo que iría por una buena SUV, pero quién puede criticar al que invierte en un Camaro?.
    Tengo el corazón ovalado, pero hay que reconocer que el Chivo se fue al pasto con este auto. Hermoso por dónde se lo mire.

  6. yo dice:

    “El estruendo no te asusta tanto como el hecho de descubrir que ya vas a más de 200 km/h.”

    Por donde se viajo a esa velocidad?

  7. smagra dice:

    Excelente la nota y que decir del camaro.

    Como me calientan esas cupes gringas…

  8. nico mustach dice:

    Que bien logrado que está este bicho!!!!! alto fierro!!!

  9. nico mustach dice:

    Muy buena la nota!! Claramente hay pasíon por el trabajo!!! Se nota en la redacción, la producción fotográfica, los chistes asociados a cada sitiación!! Felicitaciones a todo el grupete!!!

  10. Georgie dice:

    Está buenísimo!!! El martes me llegö la Miura y aún no pude ni mirarla… Esta vez los felicito porque la entrega fue rapidísdima!!!

  11. Sin Dacia no hay paraiso dice:

    Los deportivos yankies son una hermosura…. pero mi progresiva asociacion con el mundillo de los videos reggaetoneros me dan cosita. Cada vez mas. Perdon.

  12. Osmodiar dice:

    No me gustan los autos “deportivos” Yanquis, pero este en la calle se ve imponente, mas que el Pony.

  13. automac dice:

    Mas alla de la gran estética general del auto,l amecanica, y toda su herencia e historia, el grave problema de este auto en Argentina es el precio.
    100k verdes por un coche con el logo de chevrolet ?? Dudo mucho que un yankee pagase ese dinero en su pais.

  14. Juan_B dice:

    Hermoso y ese color azul es EL color para este auto. CC, entre mustang y camaro, con cual te quedas?

  15. JCH dice:

    Camaro el auto de mis sueños, como el de 69. Un auto espectacular, no lo podrías haber descrito mejor CC. Un auto espectacular… y la nota, a la misma altura… espectacular y apasionante, me imagine cada segundo como si lo hubiera estado disfrutando yo jaja.

    Que pasión tan grande los fierros, lastima que se necesita bastante plata, pero es lo único que me falta jajaja!

  16. Tuerca Floja dice:

    Que hermoso vehículo. Ojalá algún día sean autos normales como en USA…

  17. uncle_gull dice:

    No sirve para nada.

  18. Cuervote dice:

    Qué hermosura, salvajismo puro.
    Y quiero que me jures por Donald Trump que no la pasaste de 130 km/hora en la autopista Bs As-Rosario, y que en ningún momento superaste las máximas permitidas.

  19. nacho911 dice:

    Muy buena nota, realmente sabés transmitir muy bien las sensaciones de manejar. Me hace acordar a la vez que te subiste al Hyundai de Rally, si mal no recuerdo. Felicitaciones!!

  20. Ika226 dice:

    Yo no me subí a esta versión pero me subí a la versión anterior y la calidad de materiales era poco mejor que la de un Gol. La verdad que es muy caro para darte esos interiores.
    Como se hablaba en la otra nota del Porsche, para mi los muscle cars son para gente que no entiende de deportivos. Se usan mas para sentir el ruido y llamar la atención.
    Yo como no entiendo quizás tendría uno 🙂

    • Nacho511 dice:

      Para mi el que compra muscle Cars es como que el motor te invita a meter mano . Da una sensación de accesibilidad que no dan los deportivos europeos . Sensación no quiere decir realidad .
      Creo que el que compra este auto o el Mustang si entiende y le gustan los autos y andar con las uñas negras.
      Pd: Casi que me llamo como el de más arriba .
      Saludos

  21. JuanF dice:

    Excelente nota, al margen del producto en sí, poder tenerla en papel es realmente muy significativo, lástima que no pude acceder al link de socio fundador para tener la segunda, habrá que esperar al kiosco, agunte MiuraMG!!!! CC necesito calco para el auto, avíspese!!!

    P.D.: dejá esos cauchos para el offroad y probá con unas buenas panchas, alpargatas o Golas Comrade, la sensibilidad entre los pedales y los quesos es de agradecer.

  22. lancista dice:

    CC, de extraña como en las criticas nomales, las que dicen Por fuera..por dentro conclusiones.., asi que te pregunto, cual te gusta mas, este o el ford?

  23. Seba73 dice:

    Como ya dije la semana pasada, fue la primer nota que leí de Miura. Impecable, exquisita…tiene ese no se que que hace que te quedes en el inodoro por 30 minutos mínimo.
    Si bien soy de Ford y el Mustang me encanta…ya perdió un poco de la mística deportiva y agresiva que supo tener….el Camaro sigue siendo radical…creo que en este punto esta un escalón por encima…el Six es hermoso. El ejemplar de Dodge sigue siendo el numero uno de todas formas..

  24. Adrian Gomez dice:

    Megan Fox esta claramente mejor q Claudia

  25. Wenzel dice:

    La posicion de manejo es excelente dice la nota???.. yo me subi a uno y vas hundido y no ves nada para afuera en tremendo bote.. el capo es larguisimo y para atras no se ve muy bien por la luneta.. ves por los espejos laterales que son enormes

  26. .JPM. dice:

    Acá tienen un deportivo, V6, 460 CV…

    Hermoso auto, exclusivamente para “calentones”, racionalmente a ese precio es imposible mirarlo siquiera de reojo como compra. Con cien lucas gringas me voy por un Serie 4 Gran Coupé. Pero esto es otra cosa.-

  27. ALASTOR dice:

    Un par de cosas extra automovilisticas:
    Los chistes se actualizan, antes era Claudia Schiffer y ahora pasó megan Fox, eso es tan 2007!!!
    ¿Quien sería la chica del momento de ahora?¿Sol Perez?

    Si manejas semejante deportivo creo que lo último que te puede pasar es quedarte solo en la madrugada, alguna seguro va a querer ofrecerte su compañía jejeje

  28. mariano1974 dice:

    Muy buena la nota!

  29. silviop dice:

    Mas alla del auto del cual seria redundante el elogio, la nota de C.C y R.D es una joyita. De lo mejor que se ha escrito en este glorioso blog fierrero.

  30. locos_nosotros@yahoo.com.ar dice:

    Mustang….nada más!!!!! Esta cosa es bien grasa, saludos.

  31. carpe diem dice:

    Lindas fotos , el azul le queda pintado.

    Ahora este auto es comida chatarra al mejor estilo Heart Attack Grill , comparado con las notas que subiste esta semana de los tridentes y “lasPorchaaassss” .

    Segui arruinandome el Viernes hoy voy a tener que tomar una mas ( Stella por si alguien convida )

  32. Joce dice:

    Que lindo auto <3 nada más que decir! 🙂

  33. rascutacu dice:

    Mi muscle car es el Challenger😍,nada mas que decir linda nota!

  34. Nasher_87-ARG- dice:

    ¡Que cheto los puntos de venta! Cariló o Pinamar…

  35. jebus_crazy dice:

    CC te hicieron el entre…..y chan! despues saco una foto de “refilona” y te llega la “fotomulta” (cortesia de GM y la Metropolitana)….jajajajaja
    Pensar que no me alquile uno en USA porque hice un”alquiler racional”ya que necesitaba espacio para las valijas y lugar por todo lo que iba a comprar (aparte probar la mecanica de mi posible futuro auto)

  36. ElContra dice:

    Es que los muscle cars tienen algo intangible, llamenlo mistica, llamenlo hormonas, llamenlo historia, llamenlo espiritu cinematografico, llamenlo como quieran pero tienen ese algo que solo se encuentra en los productos típicamente norteamericanos….lo cual no quiere decir ni que sean mejores ni que sean peores que los europeos o los asiaticos, pero tienen algo que a mucha gente le genera una atraccion indescriptible.
    Hace un tiempo atras le quise explicar esto mismo a Jero Chemes, cuando se hablaba del camion Scania V8 y traje a la conversacion a los armatostes americanos Freightliner o Peterbilt o similares……un Scania V8 podrá ser una nave interplanetaria, no lo dudo……pero si tengo que ir a dar la vuelta al mundo en un camion durante meses y meses de ruta, dame un gigante americano.

  37. maspapista dice:

    Un espectáculo, y el relato excelente… La próxima pasa por casa en barrio norte y me lo contás a mi! Jaajaj me sigue gustando más el Challenger (pero ahí nomás).
    Estoy esperando el comentario de los giles de siempre que rompen los gobelinos con la velocidad…. A CC no le dicen nada??!

  38. Reichstag dice:

    Se extrañan los subtitulos separando los parrafos, ejem comportamiento, conclusion, dinámica, motor. Eso debe ser porque estoy en la compu. Si estuviera en la revista…pasando hojitas de papel de gran calidad y color…

  39. Reventon dice:

    Antes que nada me parece que no da poner a claudia antes que a megan, la morocha es “ufff” la mujer perfecta.
    Una vez aclarado esto, que buen auto!! Esa “mirada” que tiene, mantiene su personalidad, una identidad muy presente y eso vale mucha para mi, Lo prefiero mucho mas que al mustang, aunque no tanto como al de FCA jee, ahh y muy buena nota, dan ganas de salir corriendo a comprarlo (aunque saldria corriendo de la concesionaria con el precio😂)

  40. Kasem dice:

    Si tuviera que elegir uno, por prestaciones me quedo con el Camaro SS, lo pasa por arriba al Mustang, pero por estética me parece que el Mustang es insuperable. Y a mi entender, estos autos se compran por emociones y no por logica, por ende me llevaría el Mustang.

  41. Emanuel dice:

    Excelente nota, espectacular auto el Camaro.

    Como me gustaría que algún grupo importante resucite a Plymouth u Oldsmobile para ver algún Barracuda o 442 contemporáneo.

  42. cgb dice:

    “Seamos serios: este es un auto para jugar y divertirse” , no lo comparen con un alemán por favor, excelente nota cc.

  43. CITRONERO dice:

    Pensar que acá en Chile donde estoy ahora al Camaro y al equivalente de Dodge lo usan los Carabineros y no creo que sean de incautación porque vi varios al igual que las camionetas similares a las de USA como vehículos policial….Eso si todos enteritos sin choques como en ARgentina

    • carpe diem dice:

      si tendriamos que ver cuanto sale un Camaro en Chile (creo que idem Usa desde 26.000 ) aca sale 100 , eso siempre es en lo que pierden los Muscles aca se venden a 100 pero los plasticos etc son de un auto de 26 ….en ese item los alemanes ganan por goleada .

      En Dubai usan Lambos y Ferraris todo depende del pais-contexto

    • LUK dice:

      Tendrìas que venir a Guadalajara donde la policia patrulla la ciudad con 620 Charger nuevos 2017 y 800 Ram laramie, el departamento de Transito comprò 720 Silverado 2017 para infraccionar y tener la ciudad en orden.

      • LUK dice:

        La policia federal Mèxicana tiene Camaros, Durango y Suburban.

        • ElContra dice:

          mucho resultado no les da parece…….viven inmersos en un caos de narcos, tiros, asesinatos, robos, etc……lindo lugar para vivir che….saluditos

        • LUK dice:

          Aùn asì Mèxico es el paìs mas visitado de America Latina por turistas extranjeros.

        • Werther dice:

          Dejá de mentir Luk, desde que desaparecieron 43 estudiantes el turismo fue decayendo. Hay otros lugares turísticos ahora. Lindo paisito pa morir.

        • Werther dice:

          Y te das cuentas que siempre mencionás a Méjico??? Cansa tu nacionalismo berreta. Este es un sitio argentino y ni siquiera los brasileros nos bardean, en cambio, ud. brutito chicano anda molestando.

  44. maspapista dice:

    Che pobre LUK, no es culpable de la peligrosidad de México. Probablemente México gasta tanto en vehículos policiales porque el problema de inseguridad es acorde. Es como esa gente que admira los ejércitos de ciertos países sin mirar el contexto. Países que viven en guerra es obvio que tengan mejores ejércitos. Países que tienen los más grandes índices de peligrosidad es de esperar que tengan fuerzas de seguridad más equipadas. Lo único que sé es que no me gustaría vivir en ningún país en guerra, por más ejército o policía que tenga. Lo de Dubai es otra cosa… Usan Ferraris y mclaren como una declaración de principios…. Dicen somos ricos y hacemos lo que se nos canta, ahí todo debe ser lo más caro, más alto, más grande, etc etc

  45. bicmat dice:

    Excelente CC. Sus textos transmiten emociones, imagenes, te posicionan en tiempo y lugar.
    Sin dudas un arte que lo tiene dominado.
    Con respecto a la maquina, si me divorcio, es lo primero que le voy a pedir al banco.

  46. bxm dice:

    Me importan muy poco esos plásticos duros, quiero manejar uno!!!!

  47. Ariel VTS dice:

    Otra crítica para el cuadro!!
    Si laburase en marketing de Chevrolet está crítica estaría al lado de cada Camaro exhibido.

    Me tira más el óvalo pero entre Mustang y este, voy por este.

  48. jimih dice:

    Naaaaaaaaaaa que buena lectura por dios!!!!!.. Mil agradecido por estas lineas, realmente un placer la narrativa.

    Gracias de nuevo, saludos.

  49. guille_dt dice:

    Increible crítica CC!! Cada vez mejor!! Qué placer leer estas cosas.. Gracias!!

  50. miccioest dice:

    el comentario diciendo dónde hay radares y dónde no te delata que anduviste a 200km/h en una ruta, sos un salame. Echame del blog este.

    El camaro six muy lindo, si.

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario