30 años de la hazaña de Recalde: crónica del único triunfo argentino en el Mundial de Rally

El 6 de agosto de 1988, los cordobeses Jorge Raúl Recalde y Jorge Del Buono hicieron historia. Con un Lancia Delta Integrale ganaron el Rally de Argentina. Fue la única vez que una dupla nacional ganó la general de una prueba del Mundial de Rally.

A treinta años de aquella hazaña, Autoblog reproduce la crónica original de ese triunfo, escrita por Jorge Augé Bacqué para la revista Parabrisas Corsa. Esta nota no hubiera sido posible sin el trabajo de digitalización que realizó Gustavo Ernesto López en F1-Web.

***

Revista Parabrisas Corsa #124 (Septiembre de 1988)
Rally Argentina 1988 – Golpe de efecto

Por Jorge Augé Bacqué

Para Franco Liistro el octavo Rally de Argentina no fue un asunto fácil. Es que a este italiano agradable, gracioso y atildado con un poco de Alberto Sordi y otro poco de Aldo Fabrizi, le tocó en suerte -como cada año de nuestra carrera y en cada carrera del Mundial de Rally- oficiar de contacto entre la prensa y el equipo Lancia – Martini y, por sobre todas las cosas, entre la gente del equipo que estaba en la ruta y el gran “boss” del team, Cesare Fiorio, en Europa.

Como nunca hasta ahora, la tarea de Liistro fue ardua.

Hasta la mitad de la segunda etapa eran pocos los periodistas presentes en la Sala de Prensa que requirieron la opinión de Liistro. Pero cuando Massimo Biasion salió por las rutas cordobesas a descontar los veinte segundos que le había sacado Recalde en el primer movimiento todos convergieron sobre él con preguntas tales como…

“¿Cuales son las órdenes del equipo?”. “¿Cuando lo paran a Recalde para que gane Biasion?”.

Allí comenzó el bueno de Franco Liistro su calvario informativo.

Con Recalde adelante en la partida de la tercera etapa, los ánimos se caldeaban y se notaba un mayor nerviosismo general. Las dudas sobre el nombre que llevaría la copa del ganador eran cada vez más grandes.

Recalde ganaba un prime y Biasion el otro. Parecía una novela de Hitchcok con algunos efectos especiales de Steven Spielberg.

Cuando todo parecía definido…

El primer llamado urgente desde el “walkie talkie” de Liistro hacia el puesto en la ruta de Nini Russo (… “capo squadra” de Lancia) se produjo cuando el Lancia de Recalde se retrasó al romper la parrilla de suspensión en una piedra enorme (… uno de los efectos especiales de algún Spielberg cordobés) quedando detrás de Biasion nada menos que 1m15s.

La carrera para Recalde estaba definitivamente perdida. El propio Recalde lo sabía aunque dijera que “… la carrera aún no está terminada”.

Fue Liistro quien informó de la rotura del elemento vital para el Lancia de Recalde y fue él también quien informó a la sala de prensa acerca de los 2 minutos de penalización que caían sobre el cordobés en Ascochinga al retrasarse en un control a causa de la reparación de emergencia.

Esto hacía suponer al propio Liistro que ya podía guardar sus cosas y dedicarse a seguir los tiempos de Biasion en cada tramo sin tener las urgencias informativas que hasta ahora había vivido.

Sin embargo, acá también aterrizó aquello de “… el hombre propone y Dios dispone”, y el bueno de Liistro -nuestro personaje guía- vio sacudida su tranquilidad cuando el avión de “Sprinter” inundó el habitat de periodistas con un estentóreo”¡¡¡Se queda Biasion, se queda Biasion!!!”. Como impulsados por un resorte los periodistas rodearon al italiano y este a su vez accionó el “walkie talkie” pidiendo a Nini Russo el informe sobre lo ocurrido. Russo, minutos después, pudo informar que Biasion había quemado un fusible que comandaba la inyección electrónica y que su retraso era de 7m31s.

El telegrama nunca llegó

Recalde tuvo razón cuando dijo que la carrera no había terminado. Habrá sido por eso que Biasion al llegar al Chateau Carreras a 4m02s de distancia con el puntero Recalde, dijo la misma frase que el cordobés. Aunque nadie lo suponía, la carrera podía darse vuelta con una simple orden. Y esa podía ser la misma que le llegó a Russo -también por intermedio de Liistro- en Montecarlo 1987 y que obligó a Kankkunen a detenerse en medio de un prime para darle la victoria a Massimo Biasion.

Esa noche, Jorge Del Buono nos dijo: “Todo bárbaro, pero no hay que olvidarse que el telegrama puede llegar en cualquier momento”. Para el navegante de Recalde las cosas estaban planteadas más allá de la emoción de ir en punta o de haber ganado todas las etapas… Para Del Buono su futuro estaba en la orden de su equipo y esa orden la debía emitir Cesare Fiorio desde Italia.

La cuarta etapa se largó con la duda terrible de como sería su desarrollo y su final. Siempre el telegrama, siempre la orden imprevista (… o prevista) como si fuese una sutil espada de Damócles.

Los tres personajes claves de esta “novela” tomaron actitudes distintas: Recalde tranquilo, con la seguridad de la punta pero con la necesidad de mantener la diferencia. Biasion con la obligación de ganar primes para que una eventual orden de Fiorio de pasar adelante lo encontrara con los brazos en guardia, aún dando batalla, y nuestro amigo Liistro con la orden de ubicarlo a Cesare Fiorio donde estuviese para que transmitiera su “bendición” a uno de los dos contendientes del equipo.

Los tres primeros primes se los llevó Recalde que fue al frente con todas sus ganas. El PC-26 lo ganó Biasion y fue en ese momento -mientras los dos Lancia aún corrían cerca de Atos Pampa- que la orden de Fiorio llegó a través de los 11.000 kilómetros de distancia…

“Recalde…”

Desde el teléfono de la Sala de Prensa, la voz de Liistro pasó al “walkie talkie” y allí al puesto de abastecimiento de Lancia en Potrero de Garay. Los receptores de la orden fueron Nini Russo y Massimo Biasion quienes recibieron el esperado mensaje.

A partir de Potrero de Garay, Jorge Recalde y Jorge Del Buono supieron que, pro primera vez, el Rally de Argentina llevaría sus nombres. Y ahora sí, Franco Liistro guardó su “walkie talkie” en el enorme bolso de Martini, enfundó su máquina de escribir, pagó sus cuentas de télex, fax y teléfono y decidió que el equipo Lancia Martini no necesitaba más de sus servicios.

Sólo quedaban dos primes, Potrero de Garay – San José y Bosque Alegre – Falda del Carmen.

Recalde era el ganador por amplia diferencia… Biasion seguramente, saldría a ganar ambos primes para mantener el honor intacto… Y para mayor tranquilidad del equipo, el piloto particular Wittmann guardaba las espaldas en el tercer lugar. Todo redondo para la marca y para Liistro.

Aún antes que el primer auto llegar a final del último prime, Franco Liistro ya caminaba rumbo a su auto dejando atrás tres días de ajetreado trabajo. El octavo Rally de Argentina había quedado atrás. Jorge Recalde y Jorge Del Buono (… un cordobés y un marplatense) habían ganado. Para el Campeonato Mundial de Rally, la victoria de una tripulación “invitada” había sido un “golpe de efecto”.

Pero a Franco Liistro ya no le interesaba. Su agotador trabajo había terminado… claro que el descanso no sería muy largo. El Rally de los Mil Lagos, en Finlandia, lo vería otra vez como “puente” entre la ruta y los capos de Lancia. Esa es su labor.

J.A.B

***

Recalde y Del Buono corrieron como pilotos invitados del equipo oficial Lancia. El Número 1 del team era el italiano Massimo Biasion.

Los cordobeses vivieron toda la carrera esperando la orden de equipo que los hiciera frenar. Pero esa orden nunca llegó.

Agosto de 1988: el único triunfo argentino en la general del Mundial de Rally.

Foto histórica: la reverencia de Del Buono, en el podio junto a Recalde.

***

VIDEO: Rally de Argentina 1988

54 Comentarios

  1. Asolarin dice:

    Muy buen y entretenido relato!
    Y menos mal que GL desde Córdoba tiene esta pasión y digitaliza mucha información, tal como hace con su sitio “Test del ayer”.
    Y qué lindo que es el Delta!

  2. MatiRB dice:

    Lo de Recalde es inigualable. Tambien para destacar en esa carrera el sexto puesto del Flaco Traverso con el interminable Renault 18, ganador también en su clase.

  3. soydecolon dice:

    Que piloto el “cabayo e lona”!!!

  4. lucasvaldemarin dice:

    Estas son las notas que hacen grande a este blog, felicitaciones CC, Recalde tiene varias proezas y no siempre es bien reconocido, entre ellas la de liderar por afano el safari de Kenia hasta encontrarse con un animal que acabó con sus pretensiones. Saludos !

  5. nodoyuna dice:

    Lo que el viento se llevo… victorias argentinas en el Rally… la marca Lancia….

  6. Zzzoom dice:

    Sus cenizas descansan en el tramo Mina Clavero – Giulio Cesare que él corría de noche con las luces apagadas, esperando la próxima edición del rally….

  7. wheb dice:

    solo voy a remitirme a dejar que fluyan mis emociones a tanto talento y gentío de parte de ese hombre nacido para manejar como lo hizo…

  8. QuattroS1 dice:

    Si tengo que definirle a alguien qué es manejar le muestro un video del Grupo B.

  9. Georgie dice:

    Se me pianta una lagrimón por Recalde y Lancia, que bello es el Delta!!! recuerdo esa nota ya que en esa época compraba El Gráfico y la Parabrisas…

  10. EmilianoSP dice:

    Recalde era una bestia. Nacio manejando un auto de carreras.
    Gracias por esta nota, CC, y a Gustavo Lopez por la hemeroteca que tiene.

  11. Natas dice:

    Qué buenos recuerdos, y ya que menciona a Sprinter, estaría bueno hacerle una nota, es una enciclopedia viviente!!

  12. xx dice:

    Uh…Quiero ese HF Integrale así como está, pintadito de Martini Racing. En realidad le agregaría el aleroncito blanco sobre la luneta.

  13. CAMPAZZO BLOCKS KOBE dice:

    Recomiendo el número de la revista Autos de Época (ya desaparecida) dedicado al Lancia Delta Integrale.
    El mismo contaba con fotos, datos y anécdotas que ni los contadores de Lancia deben conocer que no he encontrado ni siquiera en libros europeos dedicado a este modelo.
    En la última Autoclásica un Delta presente con los colores Martini se llevó casi mas fotos que el sector Ferrari.

  14. gtaliano dice:

    estuve viendo una serie de reportajes de Davide Cironi sobre Lancia/Alfa/Ferrari… en italiano con subs en inglés. muy buena data directo de quienes diseñaron estos autos!

  15. mirageiiiea dice:

    Qué linda época…. caminaba como 40 cuadras, muchas de ellas en calles con barro y sin veredas, para ir a comprar la revista Corsa….16 años, más pobre, más inocente y mucho más feliz.

  16. Seba73 dice:

    Que hermoso Delta!! Que lindo sería tener un fierrito de esos.

  17. @autazos dice:

    Grande total! CC ayer Diego Zorrero levantó un tuit con una anécdota de Biasson contando que Recalde le ofreció dejarlo pasar en esta carrera, y el se emocionó ante esa muestra de grandeza. Obvio que no lo dejó.Te pone la piel de gallina.

  18. Marcelosch dice:

    ¿”los cordobesas”? ¿Nos agarró la onda inclusiva?

  19. PaulCar dice:

    El rey de españa conserva su HF integrale inmaculado y es uno de sus favoritos.
    Increible que los italianos hayan dejado casi abandonada a la marca Lancia

  20. Emanuel dice:

    Tremendo, un grande.

    Respecto al Delta, una pena que no existió un mk4 sabiendo que el Grupo siempre tuvo plataformas y motores acordes a dicho.

  21. nachomdp dice:

    Tuve la suerte de coincidir en una de las ediciones del WRC Argentina, con el BIcho Del Buono.
    En un pueblito de 300 habitantes, comiendo salamin y queso, sentado en una mesa de 10 personas y el bicho en la punta contando anécdotas de esa época… sencillamente increíble.
    Es uno de esos momentos en que el destino te regala un recuerdo único.

  22. martinleandro dice:

    Excelente recuerdo de un verdadero grande del automovilismo argentino…

    Asiduamente voy por la zona de Villa General Belgrano, y suelo transitar por los caminos de Atos Pampa, Potrero de Garay y demás…hoy ya casi todos asfaltados…

    • Ika226 dice:

      Quedan muchos de tierra los he hecho innumerables veces. El condo- copina- puente Blanco- Ascochinga la Cumbre; Guilio Cesare, cuchilla nevada; etc. Cadi todos los findes hago uno con la chata al estilo rally pero en cámara lenta 😆

  23. ALMAGRO dice:

    De pie. Excelente recuerdo. Gracias. Saludos.

  24. MK2 dice:

    TERRIBLE NOTA :

    CC, no se si es un error del tipeo pero hay una parte que dice :

    A partir de Potrero de Garay, Jorge Recalde y Jorge Del Buono supieron que, “pro” primera vez, el Rally de Argentina llevaría sus nombres.

  25. NIKI LAUDA dice:

    Que pena que se haya ido tan jóven…

  26. cabra exotica dice:

    ¡Qué recuerdos! Yo tenía 9 años en esa época y siempre veíamos el tramo Potrero de Garay – Bosque Alegre – Falda del Carmen. El mejor y más complicado de los tramos. Hoy está todo asfaltado.

  27. controsterzo dice:

    Un GROSSO Recalde, lástima que se fue tan jóven.

    Un grosso también “pancita” Augé Baqué, un periodista de pura raza y de la guardia vieja, que también se fue antes de tiempo. Leer sus notas en Parabrisas y otras revistas formaron parte de mi educación de chico.

    Mis respetos para los 2.

  28. GLT dice:

    Inolvidable epoca, seguirlo a Recalde (a quien tuve la suerte de conocer en Cordoba en una edicion del Rally Master) en cada carrera, leer Corsa, buscarlo a Barcelo en la tele, que lindos recuerdos! gracias por la nota.
    Una duda, el Bicho es marplatense o cordobes?

  29. ElContra dice:

    Y ni que hablar de aquellas épicas largadas nocturnas en el ACA, con esos autos llenos de faros de iodo (vaya uno a saber porque los llenaban de faros, ya que era una largada simbolica y despues corrían casi siempre con luz de día).

  30. dolforo dice:

    Recalde – Del Buono, un binomio para el recuerdo …. “cabayo e lona” …. imposible olvidarte … como cuando tuve la suerte de verte enderezar una curva en Cura Brochero en el 74 …

  31. LeoMussari dice:

    Destacable lo de los “criollos” Traverso y Raies, si… Pero muy destacable también el 9no puesto en la general del Regatta 85 (motor 1500) de Grasso. He dicho…

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario