Autoblog en Silicon Valley: “Dame vehículos autónomos, sin humanos, y te mostraré un sistema inútil”

Texto de Leonardo Valente
@LeonardoValente 

Desde San Francisco (Estados Unidos) – La bahía de San Francisco es, desde hace varios años, un poderoso imán de devotos de esa palabra tan de moda: “Innovación”, un término imprescindible en cualquier manual de empresas que se precie de “moderna”.

Hay muchas definiciones para este concepto, pero suelo escoger la de un tal Alan Kay. Fue el responsable, entre otras cosas, de la invención de la interfaz gráfica y el mouse, hace casi 50 años. Kay definió a la innovación como “la introducción de un producto novedoso a un mercado, que no lo conoce”. Es la contraposición de la invención: “La creación de un producto novedoso”, sin más.

Y la visita que realicé al Nissan Research Center de Silicon Valley deja clara esa visión poderosa de que muchas de las tecnologías que van a revolucionar el transporte en los próximos 20 años –o incluso antes- no son completamente nuevas, sino que resultan de la aplicación de conceptos exitosos en otras industrias, como pueden ser la Informática o la Ciencia Aeroespacial.

Autoblog fue invitado por Nissan a participar de un contingente de periodistas de toda América Latina -con un sesgo bastante particular hacia el rubro tecnología-, para recorrer lugares de interés en Silicon Valley, ese área al sur y al oeste de Cisco City, donde la mismísima Tesla observa desafiante al frente y desde Fremont el corredor donde no menos de 20 fabricantes han decidido radicarse en los últimos 30 años, para construir un ecosistema de desarrollo tecnológico en torno a la mítica “One o one”, un tramo de sólo 12 millas sobre la autopista 101, entre Palo Alto y San José.

En el caso particular del centro de desarrollo de Nissan, se encuentra muy cerca de lugar por el cual guardo un cariño muy particular. Está a escasos metros de los límites de la base Ames de la NASA, el lugar donde viví casi tres meses mientras desarrollaba la experiencia que me cambió la vida: el programa GSP de Singularity University, donde con un par de locos más hicimos las primeras armas de Exponential Motor Company (leer más).

Esa cercanía no es en absoluto casual: las primeras armas de la empresa en el área fueron dentro de la base y en convenio con científicos de la misma, vínculo que permanece hasta el día de hoy con responsables tecnológicos que integran ahora la planta permanente del laboratorio de la Alianza Nissan–Renault–Mitsubishi.

Aquí se emplea a casi 100 personas de 21 países (por ahora ningún argentino, así que dejé mi CV, por las dudas) de los cuales un 84% tiene título de Magister o Doctorado en las más diversas disciplinas, desde la más duras Matemática y Física, hasta la Sociología e incluso las Ciencias Políticas, para establecer un marco de desarrollo de 360 grados alrededor de la concepción del futuro de la movilidad en actividades como Vehículos Autónomos, Servicios de Movilidad, Automóviles Conectados, Experiencia de Usuario y Transformación Digital.

Son cinco pilares conceptuales para los que se trabajan tecnologías como Inteligencia Artificial, Computación en la Nube, Innovación Centrada en las Personas e Interfaz Humano–Máquina.

¿Y qué tiene que ver la NASA en todo esto? La explicación es sencilla, pero contundente: durante mucho tiempo se dijo que el ecosistema de autos inteligentes iba a necesitar hiperconexión entre los vehículos y su entorno, terabytes de información circulando entre ellos y probablemente un gran cerebro vinculándolo todo.

La realidad es que este es un escenario bastante más lejano que las urgencias del mercado y las obvias exigencias de seguridad, por lo que se impone buscar otras soluciones. De ello se trata el concepto de Seamless Autónomous Mobility (SAM) de Nissan, un enfoque “terrestre” de lo que debe realizar el Mission Control de la Agencia Aeroespacial cada vez que debe comandar una sonda o un vehículo remoto: una nave en Marte puede demorar hasta una hora en recibir una instrucción, incluso viajando a la velocidad de la luz, por lo que cada unidad debe contar con la capacidad de tomar decisiones óptimas, sensibles a su entorno, y eventualmente en diálogo directo con otras unidades o personas.

Maarten Sierhuis, director del Centro de Nissan, nos presentó dentro de este concepto un plan de trabajo con realidades concretas como el sistema ProPilot, que usaríamos durante la prueba de manejo del Leaf (ver primera nota), y sus evoluciones para los próximos cinco años, que van desde el mantenimiento del carril en rutas y mejoras en este entorno, hasta aplicaciones concretamente urbanas como la administración de intersecciones (en un lugar como California, donde la señal de “Stop” no se entiende tan rigurosa como en el resto de ese país) hasta un escenario de completa autonomía en 202x, que es el objetivo de esta instalación, siempre con el humano como actor fundamental de esta revolución: “Muéstrenme vehículos autónomos sin humanos involucrados, y les mostraré un sistema inútil”, sintetizó Sierhuis.

Con seguridad, son los humanos y sus instituciones el desafío más grande que tiene este disque-cluster para convertirse una realidad: una de las conclusiones más decepcionantes del viaje fue que aún no existen esfuerzos realmente coordinados de la industria automotriz para establecer estándares de interconectividad, aun teniendo una presencia físicamente tan cercana cada uno de sus miembros.

El espíritu de Silicon Valley se trata de eso: colaboración. Y creo que este es el punto más flojo no sólo de Nissan, sino de todos los jugadores de la industria automotriz, a la hora de pensar en un futuro más cercano o contundente para estas iniciativas. Es una gran oportunidad de aprendizaje de otros agrupamientos más maduros como los del software o la biotecnología que conviven, en el área.

Otro de los conceptos llamativos de pronta implementación que no podemos soslayar es el despliegue de instancias de soporte humano para la transición hacia los vehículos autónomos. En este punto, la gente de Nissan es clara: por recursos y volumen los primeros avances importantes no serán en la movilidad particular, sino en la comercial.

Bajo el concepto SAM antes mencionado, tuvimos acceso a una demostración de sistemas en los que un grupo de soporte atiende diversas excepciones en el desplazamiento normal de un vehículo (una obra en construcción, una situación de duda respecto de una detención). En estos casos, el operador de soporte atiende la resolución de dicha excepción, no conduciendo el vehículo (“there’s no joystick here”), sino estableciendo manualmente el trayecto que debe interpretar y recorrer el mismo sistema autónomo del coche, responsable en todo momento de la seguridad del pasajero.

De esta manera, podremos pensar por ejemplo en una empresa de taxis o remises donde los choferes se encuentren en una sala de operadores, inicialmente con unos cinco vehículos por técnico, pero con la capacidad de llegar a ser 100 o más, a medida que el sistema aprenda y se perfeccione. En el caso real de la remisería de unos amigos, esto supondrá pasar de 60 a tres personas la dotación necesaria para ofrecer un servicio fluido.

La visita al centro concluyó con una disertación muy interesante acerca de la “Mirada Social” del contexto, o por qué habían puesto un antropólogo a trabajar en medio de tantos nerds programadores (el antropólogo también es un nerd, igual que este cronista, pero un nerd de otro tipo): la clave es relevar e incorporar a los comportamientos del sistema las suposiciones que inconscientemente hacemos sobre los sujetos del tránsito (“los peatones no son suicidas y miran antes de cruzar”, por ejemplo) o saber cuándo corresponde hacer excepciones a las reglas del sistema, frecuentemente porque es nuestro interlocutor quien nos habilita a tales.

La propuesta es recordar que las personas no son objetos, aunque desde mi punto de vista, y teniendo en cuenta algo de teoría de programación orientada a objetos, perfectamente pueden serlo con el requisito de mirar la realidad con mayor definición, para poder anticiparnos a su comportamiento.

En este punto comentaron una anécdota graciosa: uno de los experimentos de la compañía consistió en disfrazar a una persona de “asiento”. El conductor conducía normalmente, pero era muy fácil confundirlo con un asiento vacío. Lo curioso del resultado es que, mientras que el manejo no cometió ninguna irregularidad, el contexto fue completamente amable con la situación. Incluso quienes vieron claramente la ausencia del conductor no reaccionaron negativamente. La situación sólo se revirtió cuando deliberadamente se realizaron maniobras legales pero bruscas.

O sea: los humanos estamos sujetos a los comportamientos y no a la esencia de quién los ejecuta (o creemos que lo hace).

La despedida del laboratorio de Nissan (que no pudimos conocer tras bambalinas, por el celoso secreto industrial que guarda, apenas un área común con la estética convencional de la zona, color y espacios de entretenimiento alla Google) no fue el cierre de la jornada, sino que con mucho criterio la organización decidió trasladar a la comitiva a dos referentes importantes de la vida, y forma de ser del Valle.

En primer lugar, tuvimos un encuentro en San Mateo con un futurólogo del Institute for the Future, un Think Tank enfocado en el estudio de tendencias a lo largo de la cultura y la industria. Después visitamos al verdadero Alma Mater de la región. No es el gobierno, ni la NASA, ni las empresas creadas en un garage. Me refiero a la Universidad de Stanford: una de las instituciones más prestigiosas del mundo, creada como un legado familiar sobre el final del Siglo XIX, con una marcada vocación por la excelencia y en particular una dedicación a transmitir el conocimiento desarrollado a la comunidad de negocios que la rodea.

Los resultados de esta visión son contundentes: 81 premios Nobel de los que puede enorgullecerse la Universidad y la creación de este ecosistema multidisciplinario que es signo inequívoco de innovación a nivel global. Silicon Valley le devuelve miles de millones de dólares cada año a Stanford para retroalimentar este círculo virtuoso.

Desde el punto de vista de la Argentina, ¿podemos aprender algo de toda esta experiencia?

Sin lugar a dudas, la industria automotriz vive hoy entre San Francisco y San José un momento (re) fundacional, similar al que vivió la informática en los ’70, la biotecnología en los ’80 e internet en los ’90. Se están tomando las decisiones que van a influir no sólo en las propiedades tecnológicas, sino las implicancias comerciales e incluso sociales de las formas de poseer un automóvil en los años por venir, de cómo vamos a usarlos, o simplemente cómo vamos a satisfacer nuestras necesidades de movilidad.

Se elige nuevamente un contexto exitoso, pero incluso nosotros -desde una realidad tan lejana como pueda imaginarse, dado que no existen muchos lugares más geográficamente apartados donde ir-, si nos planteamos protagonizar esta revolución podemos aportar sobradamente talento (como ya lo hicimos de manera concreta en áreas como el diseño e incluso la creación de compañías automotrices) para ser parte de ella.

En la Argentina, las personas están, ¿Estará la voluntad?

Leov

***

El Centro NASA Ames en Mountain View, California. Allí desembarcó Nissan para su Centro de Investigación en Silicon Valley, y también nació Exponential Motor Company. Adelante, la simpática “Estación Nasa” del tren ligero, donde la empresa ensaya pruebas de conducción autónoma.

Silicon Valley aloja a un par de docenas de centros de investigación de todas las automotrices. Las que se ven aquí e incluso unas cuántas que no lo cuentan (¿alguien habló en chino?). Lamentablemente, aún no trabajan tan unidas.


Autoblog en el Nissan Research Center de Sunnyvale, Silicon Valley. Hasta aquí se pueden sacar fotos, chicos.


El paradigma “Espacial” detrás del concepto Seamless Autonomous Mobility. Cada auto es una sonda independiente que recibe órdenes, pero la ejecuta autónomamente (ver video abajo).


Y debe actuar amablemente con el entorno (aunque los argentinos usaríamos ese cartel para otras cosas).


La comitiva de Nissan en el Institute for The Future de Silicon Valley. Botones por todos lados.

El verdadero origen de Silicon Valley, la universidad de excelencia que se abre al mundo emprendedor y empresarial: Stanford University.

***

VIDEO: Nissan Research Center – Silicon Valley

98 Comentarios

  1. MarceloLP dice:

    que es 202x??
    La nota interesenta, aunque no comparta esa visión light de la realidad, de acuerdo a sus preferencias…
    Interesantísimo el nivel de agradecimiento entre los empresarios y la Universidad, es impresionante los millones derivados de donaciones!!!(es lo que planteaba hace un tiempo para acá, pero se burlaban…)
    En cuanto al auto en sí, estamos a años luz de lograr esa autonomía deseada para el mayor beneficio de la sociedad..(el antropologo seguramente hizo comentarios jajajja) creo que el futurologo vió a futuro autos mas crecanos a MadMax…
    IA y seguridad informática, temas a resolver antes de la implementación en la conducción autónoma…
    Muy interesante nota Leov!!!

    • CC dice:

      Es como decir: “En el año dos mil veintialgo o dos mil veintipico”.

    • Patricio170 dice:

      Es el progreso y no se puede evitar, con sus pro y contras, pero pensando en la próxima generacion o 2 generaciones, toda la gente que habrá trabaja con vehículos y que serán reemplazados con autónomos, como subsistiran…. Cada vez hay más necesidad de trabajo, y los vehículos autónomos apuntan a desplazar la mano de obra del hombre.. Será todo un tema.

        • PabloAna dice:

          mientras más trabajen las máquinas, menos vamos a trabajar nosotros y más baratos serán los productos, los humanos deberán re ocuparse en el sector servicios, trabajarán menos y más cómodos. arriba el capitalismo y abajo los gobiernos socialistas que impiden el progreso y fomentan la pobreza que los sostiene

        • maspapista dice:

          No! El progreso es esto….”Dentro de poco tiempo se va a licitar un sistema de vuelos espaciales mediante el cual desde una plataforma, que quizá se instale en Córdoba, esas naves van a salir de la atmósfera, se van a remontar a la estratosfera, y desde ahí elegirán el lugar donde quieran ir, de tal forma que en una hora y media podremos estar en Japón, Corea o en cualquier parte del mundo y por supuesto, más adelante en otro planeta si se detecta vida”.

        • Brancap87 dice:

          “los humanos deberán re ocuparse en el sector servicios, trabajarán menos y más cómodos”
          jajajajaajajajjajajajajajajajajaj
          jajajajaajjajajajajajajajajajaja

        • PabloAna dice:

          Brancap87, vos decís que en 2018 trabajamos más o menos que en 1950 ponele, más o menos cómodos?

        • Brancap87 dice:

          Ese es el punto. Por la comodidad puede ser. Pero no veo que haya bajado la carga horaria con todos los avances que hubo desde la segunda guerra mundial.
          Es mas, ahora gracias a la conectividad te llevas trabajo adicional a tu casa.

        • PabloAna dice:

          tenés razón lo de la carga horaria, todo lo que tenga que ver con atención al público no va a variar hasta que avancen los drones y la inteligencia artificial, pero si, no cambió en ese sector y es verdad que con la tecnología en casa es como que no cortás nunca, me pasa eso, pero es nuestra elección, yo no loco quiero volver para atrás, ahora vivimos mejor que un rey de hace 50 años atrás, al menos los de clase media, media baja, pese al estado en muchos casos

        • Brancap87 dice:

          Mira esta anécdota. Yo era dibujante técnico en una fábrica. Trabajaba de 7 a 16. Lo que yo hacía con la PC en 1/2 día, en la década del 70´ (con tablero y reglas) tardaba dos o tres días.
          Sin embargo en la década del 70 el horario era el mismo de 7 a 16.

        • PabloAna dice:

          tal cual branca, por eso los pbi de los países aumentaron y los precios en general bajaron, porque se produce más en menos tiempo, a los que nos gusta trabajar no nos alcanza con hacerlo medio día, si ya terminamos algo antes seguimos con otra cosa nueva
          te entiendo yo empecé a principios de los 90 haciendo películas de serigrafía con rotring y papel vegetal y para hacer 1000 calcos ponele a dos colores, perdías un día haciendo peliculas, otro día copiando shablones o matrices, registrando la mesa, precortando el material e imprimiendo un color y al otro día medio día más imprimiendo el otro color y limpiando todo el despelote que hiciste, ahora con un plotter de impresión y corte en 1 o 2 horas hiciste el mismo trabajo, pero full color, ojalá vivamos muchos años para ver los cambios que se vienen, lo único que me preocupa es que nos saquen el volante

        • PabloAna dice:

          que nos saquen el volante en el auto y en general

    • smagra dice:

      Inteligencia Artificial y Seguridad informatica. Que temas…

      Sin meterme en IA que es para discutir largo y tendido y que de alguna forma u otra tendrá que estar ligado a un código de ética férreo, por el lado de la seguridad informatica, me hace un poco de ruido todavia la cantidad de tecnologia que van teniendo estos bichos y lo que deberan madurar todavia los sistemas (en cuanto a la seguridad).

      Hoy un hacker podria dejarte parado en medio de la nada. Mañana podria conducirte el auto hasta un sitio poco aconsejable o te podria secuestrar sin necesidad de violencia (solo haciendose el control de tu auto)…

    • DANILO dice:

      Leov escribe muy en difícil, pero en resumen entiendo que el sistema autónomo puro necesitaría de demasiada infraestructura no disponible ni física ni técnicamente y por eso se va a un híbrido humano-máquina.
      Personalmente no sé como resolverán las máquinas eso que hacemos nosotros que es ver 4 ó 5 autos más adelante, “oler” a un tipo que maneja errante ó mal y huir de él, anticipar una burrada que vemos venir, solo por experiencia e intuición de conductor, además por supuesto de lo aburrido que sería no manejar más y subirte a un electrodoméstico y que te lleve a casa ó donde vayas, eso sí, que pasa si no hay estacionamiento, se queda sin nafta, ó una manifestación cortó la calle, es Argenlandia man….

    • Javier Bruno dice:

      Los millones en “donaciones” a las Universidades privadas son millones que se ahorran en desarrollo y que en este caso se los subsidian los alumnos de las Universidades que, salvo que papá la tenga atada, se pasan la mitad de lo que les queda de vida pagando si quieren un título como la gente. En lo personal prefiero el arcaico sistema de acá, como está libre y gratuito y que hasta ahora no dejó a ninguno que haya querido ir a hacer un posgrado a cualquiera universidad renombrada, de hecho con tesis que han hecho para cátedras de acá han conseguido becas para estudio y pasantías en, por ejemplo Maseratti o Ferrari (F1) .

  2. Sandroppm dice:

    va a llegar un punto que va ser reemplazado por máquinas y deje de ser rentable porque nadie va atener trabajo y no va a poder consumir y hacer el círculo.

    • Daniel dice:

      Ese era el argumento de los que se oponían a la Revolución Industrial… Y acá nos tenés, dos siglos después, todos los que queremos, tenemos trabajo

      • Pablo dice:

        Ojo Daniel que eran dos mil millones de personas en ese momento. Hoy somos 7.
        Creo q revolución e innovación solo porque si , no tiene sentido.
        Creo que Todo debería servir para organizarnos en el planeta y garantizar cierto umbral de vida para todos.

        • Frederick dice:

          Adaptación, es la palabra clave. Como lo resume un capítulo de los Simpson: “Las guerras del futuro no serán en un campo de batalla o en el mar. Serán en el espacio, o probablemente en la cima de una montaña muy alta. En todo caso, la mayor parte de la pelea real será llevada a cabo por pequeños robots. Si te encargas de eso, recuerda que tu tarea será clara: construir y mantener a esos robots”.

        • Pablo dice:

          Es cierto. En teoría.
          Por ejemplo, una empresa q tenía 30000 empleados podía trabajar con 20000 ya en esa época. Hábia sobre contratación, si.
          Se automatiza la empresa. Entonces se necesitan 10000 empleados. La empresa despide 25000. Quedan 5000. Esos 5000 ahora son multitarea y cubren a duras penas (y sobrecargados) lo mínimo.
          Resumen: Así no se mejora la calidad de vida ni se trabaja menos. Todo lo contrario.
          Y casi te puedo asegurar que nadie invierte dinero solo por la mejora en la vida de la gente.
          Entonces: claro q la innovación mejora ciertas cuestiones, pero la historia demostró q la calidad de vida de quienes quedaron trabajando no mejoro. Y en muchos casos no se reubicaron a los q quedaron fuera. Es una de las causas del porque la distribución de la riqueza fue empeorando en general. A eso me refería cuando dije que la tecnología debe aplicarse con cuidado. Siempre hay que ver costo-beneficio.

      • Conductor dice:

        Sin ser paranóico ni nada, y estando de acuerdo con el falso argumento usado contra la revolución industrial, desde mi visión digo que el mundo a cambiado. No solo en cantidad de habitantes, sino también en el sentido que la evolución de la tecnología está yendo más rápido de lo que podemos asimilar. De la mano de la IA y las redes de comunicaciones, vendrá un cambio que terminará con muchos trabajos y generará muchos otros. El tema es que va a ser a una velocidad tal que quizás no de tiempo a una reconversión laboral y cultural. Ejemplifico, como ing. en informática, por primera vez me toca trabajar en un proyecto con IA para una gran empresa internacional. En resumen, lo que van a hacer es que cuando un cliente tenga un reclamo, se le atienda en un tiempo muy breve y sea resuelto. Y el cliente satisfecho, jamás se enterará que fue atendido por un autómata. Esto ya llegó y va más rápido de lo que pensaba.

        • MarceloLP dice:

          Que buen tema!!! Las grandes compañias hace tiempo tienen Dpto de IA, el problema vamos a ser los que quedemos afuera de eso también ajajajaj
          en el 3er mundo tenemos el “onstar” !!

    • Dos o cuatro ruedas dice:

      Creo que esto necesitará un cambio de paradigma. El trabajo, entendido como “sacrificio por el que ganarás tu pan”, deberá reemplazarse por actividades más asociadas a la creatividad, el deporte, arte, etc. Las máquinas harán el trabajo pesado y nosotros deberíamos pasarla bien. Seremos capaces?

    • Reichstag dice:

      Yo tengo otra vision: las máquinas trabajando para nosotros. No se si se entiende. Y financiándose a si mismas, o sea trabajarían para mantenerse y para mantenernos. Nosotros en el Caribe todo el año. Pongo el ejemplo de la generación de energía. Antes trabajábamos para obtener petróleo, refinarlo, etc. Hoy un molino de viento nos da energia de manera que se paga solo, y nos da algo gratis e incluso puede subsidiar a otras actividades o terceros desaparecidas por el propio molino y su tecno-impacto.

      • jrncolon dice:

        Yo tengo otra vision: “En el año 2025 (falta poco) la mitad de los empleos hoy existentes serán reemplazados por robots”. No recuerdo quien hizo ese informe que abarcó a siete países, lo escuché esta mañana. Veré de googlear mas tarde.
        Con un escenario como ése veo planes sociales a diestra y siniestra…
        Las diferencias no sólo se darán cada vez mas entre ciudadanos de una misma nación sino entre naciones, como nunca antes se ha visto (esto no está en el informe…).

        • Carlos L dice:

          Andrés Oppenheimer lo viene diciendo y escribiendo (“Sálvese quien pueda. El futuro del trabajo en la era de la automatización”) desde hace un rato.
          A los botes!!!
          Las mujeres y los niños primero…

        • Daniel dice:

          Planes sociales…. El cáncer social inoculado por el neopopulismo.
          Yo sigo siendo más conservador: “El que no trabaje, que no coma” una frase bastante vieja acuñada por un filósofo de origen romano.

        • Brancap87 dice:

          Daniel, citás las frase de un filosofo romano.
          de una época donde la vida no valía nada y se podía disfrutar de una pelea entre un tigre y un esclavo.
          Me parece que el mundo avanzo un poco, talvez no te diste cuenta.

        • Daniel dice:

          No Branca. Hay cosas que son inherentes a la naturaleza humana y no hay evolución que las modifique. El trabajo es parte de esa naturaleza, evoluciona en las formas pero no en el fondo, a los romanos les hubiera resultado incomprensible que alguien se ganara la vida programando apps de Android, como a nosotros nos cuesta entender que algunos romanos trabajaran vendiendo esclavos.

    • Daniel dice:

      Siempre va a haber servicios y trabajos para brindarle a otros. Si no les fabricamos autos o celulares porque hay robots que los hacen, podemos fabricar los robots o al menos mantenerlos. Si las máquinas nos dan más tiempo libre, podemos brindar servicios y productos para ese tiempo libre. Como en el mayo francés: “La imaginación al poder” (pero no en el sentido que le da el zurdaje)

  3. Codatronca dice:

    Excelente la nota y muy didáctica. El nombre del futurologo para googlearlo ?. Que no decaiga y a seguir repartiendo CV por la zona.

  4. Plan_Die dice:

    Que lindo conocer esas cosas desde adentro (aunque no tan adentro). Me interesa mucho todo lo que tiene que ver con innovación y energías renovables en autos, pero lo de autos autónomos, no me llama tanto. Yo vivo a 30 km de la ciudad de Salta. Tengo calle de tierra, ruta de ripio, ruta básica floja de mantenimiento y algo de autopista. Ninguna de las soluciones vistas hasta ahora en vehículos autónomos me va a servir. Espero ansioso la crítica del leaf, que es el auto que me gustaría comprar en un para de años!!!

    • Mostafá Mond dice:

      Estamos muy parecidos en situación y deseo respecto al eléctrico, pero te hablo desde Mar del Plata y la ruta de acceso no es de ripio pero un autónomo se va a la banquina en la primer curva!

    • albertoang dice:

      No hay que verlo como un tema puntual de algunas regiones o lugares, sino de grandes masas. USA tiene 300 millones de habitantes, con que la mitad se desplace en autos autónomos y eléctricos ya estamos mejorando en mucho la seguridad y el daño a la naturaleza. Insisto, hay que verlo en grandes números, seguramente en peronia o venezuela, en vez de pasar a los autónomos vamos a retroceder a los caballos (una vez que conocen el camino, te llevan y traen por le mismo lugar sin ser guiados)

  5. Kasem dice:

    Que venga el manejo autonomo a Córdoba. Necesitas todos los servidores de Silicon Valley laburando a pleno para adivinar algunas maniobras cotidianas.

  6. Georgie dice:

    Muy interesante nota y coincido en que prefiero las ayudas a la conducción y no la autonomía total del vehículo…

  7. Asolarin dice:

    Es una nota realmente interesante, vale la pena leerla con detenimiento.
    Respecto de las voluntades para Argentina, seguramente estén. Y hasta el lugar físico, acaso no escucharon hablar del Polo Tecnológico en Parque Patricios? jajaja!
    Hablando en serio, si no se ponen de acuerdo allá que están los más grandes, qué queda para nosotros? Ojalá me equivoque y algo así sea viable en nuestro país, que más allá de las voluntades, las capacidades también están.

  8. Mag357 dice:

    Excelente nota, seguro que el antropólogo estudia el sistema vial como sistema autónomo y autorregulable, como el sistema circulatorio de cualquier ser vivo. Siempre pensé que la implementación debería empezar por las vias más rápidas, por ejemplo, Gral Paz, vos entras por las subidas y automáticamente el auto pasa autónomo respetando velocidad máxima y manteniendo distancias correctas, comunicandose con el auto de adelante y de atrás y con la autopista mismaj pero para eso faltan estándares normalizados entre empresas, conectividad a lo pavote y muchísimas voluntad

    • Chucho dice:

      Es un lindo ejercicio de imaginación: vehículos autónomos, señales de tránsito que envían impulsos electrónicos, sistemas autónomos de conducción que utilizan la lógica difusa y la inteligencia artificial para resolver problemas se presentan en el tránsito diario. El tránsito sin la imprevisibilidad de las decisiones humanas debería ser más armonico. Creo que lo más difícil va a ser como ir llevando la transición de conducción humana a autónoma totalmente.

      • Mag357 dice:

        totalmente, yo creo que para simplificar las cosas, en tramos de velocidad estable, y sin semáforos, (autopistas) el control al subir debería ser autónomo, los autos deberían ir en “grupo”, como si fuese un tren y cada auto fuese un vagón. Implementarlo en calles, ya es OOOOTRO tema, recuerdo la escena de “Yo, robot” donde will smith maneja en automático cuando sube a la autopista

        • Pablo Fernández dice:

          ¡muy buena tu idea!, en la calle lo manejamos, en rutas y autopistas se maneja solo, y no debería haber los cuellos por gente que se cruza de pronto, a último momento, el que va a 40 por la izquierda y el que va a 120 por la derecha.. todo mucho mas ordenado.

        • Mag357 dice:

          @Pablo Fernandez, sabes que hace mil que lo pienso…sensores en ambos paragolpes y que cada auto reporte la velocidad, y lea la misma tanto del vehiculo de atras y el de adelante….entonces los autos estarian “enlazados” inalambricamente, comportandose como los vagones de un tren…

        • Pablo Fernández dice:

          Creo que cambiaría lo de leer la velocidad atrás y adelante por algo centralizado, cosa de saber si adelante hubo un accidente, o algo que hará frenar, y no enterarte cuando el de adelante se te aproxima al paragolpes je, así se puede anticipar las maniobras.

        • Mag357 dice:

          @ Pablo Fernández, ademas…que sea inmediato y transmisión central..para que no matar el trafico de paquetes entrantes/salientes, es como una red TCP.

          Falta voluntad y tecnologia

        • PabloAna dice:

          estaría muy bueno

  9. Bilardista dice:

    “¿Y qué tiene que ver la NASA en todo esto? La explicación es sencilla, pero contundente: durante mucho tiempo se dijo que el ecosistema de autos inteligentes iba a necesitar hiperconexión entre los vehículos y su entorno, terabytes de información circulando entre ellos y probablemente un gran cerebro vinculándolo todo.”

    Increible, pensar esto hace un par de años atras era contemplar una pelicula de ciencia ficción.

    Que gran aporte Leo! Me encantó la nota, gran contenido y muy facil de entender para los mortales que tocamos de oído en este tipo de tecnologias que se vienen.

    Abrazo

  10. Serucci dice:

    Se que no se puede ir en contra del futuro, pero para mi por más que sea cada vez más complicado transitar sobre todo en ciudad, siempre fue un placer manejar desde que le hinche a mi viejo con 12 años que me ensenara en una estanciera en el medio del campo, siempre ame estar detrás del volante en cualquier cosa léase tractor, camión o cualquier batata que tuve. Toma las ayudas a la conducción pero el manejo autónomo ni loco

  11. juanm_200 dice:

    Una lastima que vamos a perder las cajas manuales, por suerte falta tiempo, y creo que en Argentina mucho mas. Hay que tener en cuenta que todavía hay gente que piensa, que un carburador es la gloria “le metes mano vos” “se te llega a romper algo de un auto nuevo y no lo arreglas mas” “yo con el Falcon, hacia de todo”, y un montón de frases e historias mas, que van a ser muy difíciles de cambiar. Ni hablar de un vehículo autónomo, con solo hacer 5 cuadras en cualquier parte del conurbano o el interior, puede llegar a quemar el sistema.

    • leov dice:

      Si puede andar en Marte, puede andar en cualquier parte… salió rima! Más sobre el tema de cajas en la nota del viernes.

    • jebus_crazy dice:

      Depende de que lugar lo mires, el que te decía que ” al falcon le hacía todo” era porque tenía un conocimiento de algo.
      Hoy por hoy, un auto con una buena tablet o una Notebook, compras una interfase Y al menos podés saber en dónde está fallando (O qué es lo que está fallando)
      El tema es como todo, si te das maña….😏

  12. JP93 dice:

    Leov, muy buena nota. Yo estuve de visita en 2015 en Singularity University, fui a unas charlas muy interesantes. Ademas visitamos en ese mismo campus de la NASA a un argentino que estaba desarrollando turbinas eolicas verticales, de muy baja velocidad y altas generaciones. Supuestamente el diseño de las aspas causo mucho interes entre fabricantes como Rolls-Royce y General Electric. Si no me equivoco, el nombre de esas turbinas es Semtive. Saludos!

  13. Reichstag dice:

    Buenísimo, pero desilusiona saber que no se trabaja en serio en el diálogo entre vehiculos, que facilitaría mucho las cosas a mi entender. Opino que el auto como una individualidad capaz de tomar decisiones, estará siempre lejos por la naturaleza de las cosas. Solo podrá funcionar en entornos controlados (cascos urbanos con realidades acotadas y repetitivas) , o circuitos cuya infraestructura esté cuidadosamente diseñada para recibirlos. Esto último requiere inversiones, que no tienen por que se costosas, pero requieren un knowhow adicional al del vehiculo autónomo en si mismo. A veces pienso que este arranque hacia el vehiculo autónomo tiene tras si, una enorme ingenuidad. Y si, a veces los grandes inventos parten de una ingenuidad. Personas totalmente racionales y conocedoras de la complejidad, dudo que hubieran arrancado para ese lado.

  14. autofan2016 dice:

    Leov excelente nota, agradezco que compartas tu altisimo nivel de conocimiento de una manera que podamos entender e ilustarnos.
    Creo que va a ser dificil llegar a un sistema de conducción autónomo generalizado, para la totalidad del tránsito, se necesitaría un entorno muchísimo más previsible, por lo que lo veo más posible en lugares determinados.

  15. Tuerca Floja dice:

    Vehiculos autonomos es la maxima expresion del futuro del ser humano, esclavizado ante la tecnologia, con pulgar hiperdesarrollado y dando informacion a todo momento, el big brother de los big brothers. Toda esta tecnologia puede parecer buena para algunos ene el contexto de “buenas intenciones”. Imaginenlamen poder de un Maduro o del coreanito del norte. Mantenes vigilada a toda la poblacion del pais online 24×7. Y si alguno no te gusta, podes hacerlo reventar como nada . Mañana una empresa lo desarrolla, vienen los chinos que le compran la empresa. Trump pone mas impuestos a los chinos y los chinos apretan el botonito de “close doors” de todos los yankees hasta que los rebaje nuevamente. Estan jugando con el infierno mismo. Nadiente va a decirmque se desarrolla un nivel de dominacion y control asi para el mal, siempre tienen un objetivo caritativo en el enunciado.

  16. f.villarruel dice:

    Me parece que se equivocaron con la foto de la U de Stanford. No veo los pupitres en la vereda, “Franja Morada” pintado en las paredes, ni una bandera del Che… 🙂

    • Mostafá Mond dice:

      La de Stanford no cayó en los recortes y tiene presupuesto para pagar la luz, gas, docentes, todo!

      • f.villarruel dice:

        Y si… cuando cobras una cuota anual de 50.000 USD (sin vivienda y comida), te podes dar algunos lujos.

        • Mostafá Mond dice:

          Y estudian unos pocos, con becas o endeudados hasta el cuello. Fantástico

        • f.villarruel dice:

          Y aun asi sacan 81 premios Nobel de una sola universidad.
          O sea, o no son tan pocos, o los pocos que se graduan lo hacen con un nivel superlativo.

          Como referencia, y con datos de distintas fuentes:

          Argentina
          Graduados Secundarios: 61% (Chequeado)
          Universitarios: 21% (Clarin, segun informe OCDE)

          US
          Graduados Secundarios: 89.6% (Statista)
          Universitarios: 34.2% (Statista)

          Evidentemente a pesar de ser gratuita para todos, todas y todes la cantidad de graduados no es superior a las de un pais desarrollado con universidad arancelada. Ademas exiten en US opciones mucho mas economicas que las universidades “de primera”.

          Con esto no quiero decir que el sistema de US sea el mejor, pero tampoco los es el nuestro por el simple hecho de ser gratuito.

        • leov dice:

          Entran 2500 alumnos al año,eso te da unos 125 palos verdes por año, con un promedio de un docente cada 5 alumnos, te aseguro que los números no dan. Stanford vive de lo que le devuelve su comunidad.

    • jebus_crazy dice:

      Te aseguro que si aca viniera uno que proponga “cuadruplico el presupuesto universitario a cambio de que no se haga nunca mas politica en ninguna facultad”

      “Sigamos como estamos amigo… todo biento, la facu no se toka”

      Pd: la B larga es a propósito y la K no significa nada ..

  17. ALMAGRO dice:

    Interesantísima nota. Felicitaciones. Saludos.

  18. Mostafá Mond dice:

    Muy interesante la nota, Leo! Te felicito por todo lo que hay atrás de que hoy estés ahí. Me mató el cartelito que saluda, yo claramente lo usaría para otras cosas (positivas y negativas).

    Respecto a lo que comentás de la U de Stanford, es un sueño hecho realidad. Acá no tenemos esa cultura y tampoco voluntad gubernamental: por ejemplo acá en Mar del Plata el Intendente Arroyo tiró para atrás un todavía-por-nacer Parque Informático que tenía años de laburo atrás. Luego se desandó y lo quiere mudar a otro sitio, siendo que estaba todo dado para su construcción en el predio original. Penoso. Googleando “parque informático mar del plata” aparece la novela.

    • leov dice:

      Si, cada dos por tres aparece un ñato que quiere hacer “El Silicon Valley en ” te hablan de Google o Apple y se olvidan de Stanford, no entendieron nada. Idem las universidades, siempre de espaldas al mundo productivo, lo digo con tristeza como docente de una Nacional.

  19. nodoyuna dice:

    Desde mi punto de vista, el futuro de los vehículos autónomos pasa por el transporte de carga y pasajeros, simplemente las ciudades tiene que desarrollar carriles exclusivos para este tipo de transporte; el metrobus es un buen ejemplo, donde se ganó muchísimo tiempo dándole exclusividad al transporte de pasajeros sumado a la disminución de paradas.

    Creo que los países deberían pensar es una gradual disminución de la cantidad de vehículos particulares en el futuro, obviamente que esto no puede estar solo en manos privadas. Teniendo en cuenta esto último, muchas actividades deberían ser repensadas, como la promoción de vehículos como hace este blog, una actividad que puede perder buena parte de su sentido en el futuro.

  20. @autazos dice:

    Buena nota, como siempre! Para mí el mejor ejemplo de la impredecibilidad (existe esa palabra?) del comportamiento humano en tránsito es el color amarillo del semáforo. Si fuésemos robots no haría falta, pero ese color nos indica que entre verde y rojo hay que estar atentos porque puede pasar cualquier cosa…

  21. Carlos L dice:

    Un capo, como siempre, Licenciado!!
    Ahora, para nuestra sudaca White Bay, se me ocurre que más que todas estas brillantes innovaciones, para el corto y mediano plazo deberíamos copiar el BART (Simpson no, Leov) californiano.
    Transporte público de calidad, urgente. En la ciudad no entran más autos ni cortados en rodajas!!
    Para su próxima visita a Stanford, tráigase algo, plis.

  22. Mauro dice:

    Cosas odiadas: cajas automaticas, autos electricos, autos que alguna vez se manejen solos y el ñato este defensor de todo esto anti-autos de verdad. aguante las cajas manuales, escapes ruidosos y manejar. saludos.

  23. jebus_crazy dice:

    Sistemas autonomos en conduccion de vehiculos particulares, lo veo bastante lejano, no asi en trenes, donde algunos paises se dieron cuenta que es hacia donde hay que ir (metro de Dubai, skytrain de Malasia, linea 14 de Paris, y para que se ofendan aun mas -porque son paises del primer mundo y algo malo haran- la linea 6 de Santiago de Chile tendra el mismo sistema)
    Lo mismo para transporte masivo como camiones o mas basico, recolectores de basura, cosas relativamente automatas.

    Admito (sera por tanta pelicula de mi niñez, me algo de “cuiqui” que las máquinas tomen desiciones a la altura de un humano… que se yo, sere viejo, no me importa.

  24. mktobserv dice:

    Esperaba mucho mas de la nota, pero bueno, es un tema de expectativas.
    Respecto a la labor de los antropologos, es fundamental, hace ya tiempo que la tecnología puede hacer mas de lo que el ser humano esta dispuesto o capacitado para hacer o aceptar, el limite hoy somos nosotros. Ademas, con los sistemas autonomos y otras soluciones de inteligencia artificial aun se tienen dilemas morales por resolver, al respecto existe una investigación muy interesante del MIT en esta encuesta se plantean escenarios de choque en los cuales algún involucrado muere, sea el pasajero o el peatón, y se debe elegir a quien debe dar prioridad el auto autonomo (lo pueden buscar como moral machine MIT).
    De otro lado, veo varios comentarios que priorizan las ayudas a la conducción por sobre la conducción autonoma, es obvio, estamos en un blog de amantes de autos y de manejar. Pero, el gusto por manejar esta en decadencia, en países avanzados el numero de nuevos registros de conducción esta en caída y cada vez son mas los jóvenes que no tienen y no están interesados en tener registro.

    • leov dice:

      Entiendo, a veces la profundidad no la pone nuestra curiosidad sino la disponibilidad de la marca a recibir preguntas, y en este caso ya fue todo un logro que accedieran a dar la nota, ya que ni siquiera los medios americanos habían conocido este centro aún.
      Respecto del dilema moral, lo vengo diciendo hace tiempo: Se resuelve cuando un actuario puede precisar el valor del daño emergente y empiezan a operar los seguros, en la charla que tuvimos en esta visita sostuvieron más o menos lo mismo. Saludos!

  25. Hercap dice:

    Muy buena nota Leov. Respecto del textual y lo inútil de un sistema sin humanos; entiendo que apuntan a mantener al humano como foco del producto/servicio/ecosistema que brindan. Pero en breve tendremos factorías automatizadas que despachen de forma autónoma (por rutas y calles) sus productos (p.e. envases) a otras factorías automatizadas que empaquen su producción en esos envases. No habría humanos en ese ciclo y no sería tan inútil…. (en otro blog distino podemos debatir el dilema ético y social de los puestos de trabajo … ja ja))

  26. se_me_pincho_una_media dice:

    Muy larga la nota y pocos dibujitos…

  27. Mefistoxp dice:

    Muy interesante la nota. En un primer momento los vehículos autónomos tendrán que ser guiado en ciertas situaciones. En un artículo de una página española sobre autos, hablaban del primer problema que tienen los autónomos en ciertos casos, como su incorporación a una autopista con tráfico manejados por humanos. Si mal no recuerdo había un caso en que el auto estuvo un montón de tiempo esperando para tener el espacio ideal para poder entrar a la autopista. Para el auto 100% autónomo me parece.que todavía falta.
    Otro tema que vi en los comentarios es sobre hacer trenes de autos, de acuerdo a la velocidad del que va primero, el resto se acopla a dicha velocidad. Eso hace unos años atrás lo habían a anunciado en europa, pero no escuché más nada sobre el desarrollo.

  28. Maitas dice:

    Algo interesante son las aplicaciones para celular que te dan asistencia al menejo. No pueden frenar ni mover el volante, obviamente, pero te pueden alertar cuando el de adelante frena de golpe, pueden altertarte cuando cambiás de carril, etc.
    Por ejemplo aCoDriver 5 , Lane Identification Pro , etc.

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario