En primera persona: 20 años del último Gran Premio de F-1 en la Argentina

Por Federico Somoza
@Autazos 

Esta es la historia de cómo viví el último Gran Premio de Fórmula 1 en la Argentina. Esa inolvidable carrera fue el 12 de abril de 1998. Estos son los recuerdos de un pibe de 15 años, sin un peso y caminando por boxes al lado de los pilotos. Fotos sacadas con la cámara familiar.

Todo arrancó mal. Siempre fue caro ver a la Fórmula 1, pero Hugo -mi viejo- nunca dudó en pagar la entrada desde que había regresado la Máxima, en el año 1995. Yo siempre lo acompañé, íbamos al Curvón. El ’98 lo agarró sin laburo. Parecía que la íbamos a ver por TV. No había posibilidad de afrontar los 120 pesos de la entrada. Los cinco integrantes de la familia vivíamos con mil pesos por mes.

De repente, milagro. Mi viejo, que se había podrido de laburar 14 horas de remisero para pagar la cuota del auto que compró para tal fin, lo vende y agarra un laburo impensado de electricista. Y resulta que la empresa es la elegida para hacer las instalaciones del Grand Prix de Buenos Aires. No lo podíamos creer.

Primer guiño del destino: consigue poner mi nombre en la lista para las credenciales y la consigo. Tengo mi tarjeta “acceso libre”. De quedar afuera a verla como nunca, en poco menos de un mes.

Estoy en el cielo y camino por el Edén: voy el miércoles en bondi hasta Lugano y, credencial en mano, recorro los boxes. Estoy adentro, faltan dos días para que empiecen a sonar los motores. Un sueño hecho realidad. Además de pasear entre los VIPs del Paddock puedo ver a Magnussen probándose la butaca del Stewart. Saco fotos de los alerones de cada equipo, del trabajo de los mecánicos.

***

De repente, cagazo: para acceder el sábado, además de la credencial hace falta una pechera. Se charla en la mesa familiar: “¿Me la conseguirás, papá?”

Felicidad. Llego el viernes a casa después de comer con amigos y veo mi velador prendido con la pechera en mi cama. Esa imagen todavía la puedo ver en mi mente. ¡La consiguió! ¿Cómo hizo? Ni idea. A disfrutar, que se viene lo mejor.

***

Puedo ir y venir y lo aprovecho. Voy a conocer la tribuna de la Horquilla en las prácticas libres y engancho una secuencia única con la cámara: Frentzen lo choca a Tuero y terminan en la leca. Gatillo y después corro hasta los bóxes y lo cruzo a Heinz-Harald. Me siento un paparazzi.

Clasificación. Ya los de seguridad me miran mal: “¿Qué hacés acá?”, me dice uno que ve que tengo todas las credenciales, pero también flor de cara de púber. “Nada”, le respondo impertinente, después de apostarme en la chicana de boxes para sacar fotos. Me despido de esa zona, mucho riesgo y mañana es la carrera.

Domingo. Tengo decidido ver la carrera desde la platea, sé que el resto de las tribunas se llenan a las 5 o 6 de la mañana. Lo viví los años anteriores. Era entrar de noche apenas abrían las puertas y quedarnos en el lugar hasta pasado el mediodía, un acto de fe que valía la pena.

***

Desde la platea se ve joya: la largada, los bóxes, el podio, la bandera a cuadros y hasta la zona de los Mixtos. Pienso en el valor de la entrada a ese sector: “¡¿Cómo llegué ahí?!”

La carrera. Nublado y húmedo, entro a la platea temprano y guardo la pechera. Adentro soy uno más. Tengo otra cámara, una Pentax que me dio mi abuelo José para sacar mejores fotos ese día. Hago rendir las 36 tomas: la largada, parada de Schumacher en bóxes, el ansiado momento de la bandera a cuadros bajando en la Ferrari. El podio. Existe la felicidad.

Perfecto no es nada. Llego al container de los electricistas, punto de encuentro con mi viejo, a quien vi poco durante el finde y se empaña la alegría de una carrera soñada: la cámara de mi abuelo no tenía rollo. Casi lloro, no me queda ninguna imagen de la carrera que ganó Ferrari después de años de ver ganar a Williams y McLaren.

***

Hoy acomodo los recuerdos en este relato y vuelvo a mirar las imágenes que me quedaron, usé dos rollos de 36 (la cámara de mis viejos sí tenía película). No me di cuenta en ese momento, pero ahora lo noto: no salgo en ninguna foto, tampoco me saqué con mi viejo, no eran épocas de selfies. Sólo quedó un disparo de esos que uno hace cuando ya pasó la foto 36 y que muestra, sin querer, el sector de containers-oficinas.

***

Registré lo más que pude a esos autos inolvidables que nunca más volvieron al país. Veinte años después, le agrego mi mirada y completo una crónica desfasada del último rugido de la máxima en Argentina. Ojalá regrese.

F.S.

***

Además de lo que pasó en la pista había autos de Fórmula 1 de años anteriores expuestos al público. Y una Ferrari clásica que jamás volví a ver en un sector aparte del estacionamiento.

Juan Manuel Fangio II, el sobrino del Quíntuple, pasando por la recta con la Flecha de Plata que corrió en la Mille Miglia.

La secuencia del choque de Frentzen a Tuero.

Después de la corrida, la foto del piloto en bóxes.

La curva de la horquilla nos paralizó a todos cuando, a poco del final, Schumacher siguió de largo, atravesó la leca y volvió sin perder la punta.

57 Comentarios

  1. Daniel dice:

    COMENTARIO BORRADO
    Motivo: off-topic
    Último aviso para Daniel

  2. controsterzo dice:

    Muy buena nota retrospectiva… y qué lindo haber vivido algo así tan de cerca!

    Tremenda la Ferrari Barchetta, debe haber multiplicado su precio por 10 desde ese 1998 a hoy…

  3. Aprendiz91 dice:

    Buen día!

    Qué hermoso recuerdo…me imagino que además de tener la imagen de la pechera en tu mente, recordarás la emoción también! 😍

  4. wow la verdad es que se me piantó un lagrimon. Será que para ese entonces tenía solo 8 años pero a la vez eran un fanático de la F1. No tuve la oportunidad de viajar a Buenos Aires a verlo y me tuve que conformar con un hermoso f1 Ferrari a escala que daba shell!!

  5. MarceloLP dice:

    Federico Somoza: Que lindo e inolvidable recuerdo!!! esas cosas de la vida que las disfrutas por siempre!!! Muy lindo el relato!!! Abrazo!

    PD: En esa época pensaba que la F1 era candidata a un atentado acá (luego de la Embajada y la AMIA) y leo tu relato y la facilidad con la que entraste a boxes y mete miedo ….Abrazo!

    • @autazos dice:

      Gracias Marcelo! No había pensado en eso del atentado, sí me acuerdo que una cosa fue hasta el viernes pero sábado y domingo había mucha seguridad y sobre todo en boxes. Abrazo!

    • Pablo Fernández dice:

      Todo el mundo era así, antes del 2001 los aeropuertos eran mucho mas relajados, y sin embargo no pasaba nada. Y cuando quieren hacer un daño, no hay forma de impedirlo, lo hacen con suicidas, atropellando gente desde una camioneta, un loco acuchillando gente en la calle, volando aviones como misiles..
      No se porque habría de generar miedo que una persona acreditada haya podido entrar a boxes.

  6. Georgie dice:

    Fue el día de mi cumpleaños y no pude viajar a Buenos Aires (la idea era ir los tres días) por cuestiones de mi laburo en ese entonces ya que terminé de laburar el sábado a las 11 PM, de todos modos recibí un gran regalo con la carrera ganada por Schumi.

  7. astonmartin dice:

    Estuve en esa carrera, en la tribuna al final de la recta principal, el sonido es lo que mas recuerdo, un grito grave que se agudizaba al llegar al sector donde me encontraba. Una experiencia fantástica.

  8. Mani dice:

    La entrada VIP la habia pagado algo de $350 en esa epoca, y ni siquieran tenian tapones para los oidos…

  9. Wooo... dice:

    Yo fui al ante último, el que ganó Villeneuve.
    Mi hermano, el cual laburaba en el stand de Renault, nos hizo pasar a mis amigos, a mi ex novia y a mí. Sin pagar un mango.
    Lo que sonaban esos bichos!!!
    Con tapones para los oídos y todo terminé con dolor de cabeza.

  10. sergiobis dice:

    Hermosa nota, lo de las fotos es así, todavía conservo una Canon con zoom en estado inmaculado, obvio que el progreso lo convirtió en pieza de museo, pero es como dice el autor, tenias un par de rollos de 36 (fuyi) y había que elegir cada toma, no se podía sacar a lo pavo como es ahora con la fotografía digital.-
    Estar deambulando por boxes donde se cocina un GP de f1 debe ser el sueño de todos los que ingresamos a este blog.-

  11. eugeblog dice:

    Pinto un lagrimon. Que buena experiencia debe ser ver la f1, mas en esos años y de la manera en que se le dió.

  12. GAG328 dice:

    uuuuu que recuerdo fui los tre dias , estaba en la curva 1 , recuerdo el primer auto de f1 que vi en pista fue un minardi en el 95 , tengo esa imagen grabada a fuego , hasta el sonido.
    yo tenia 20 y tantos en 1998 , esos tres dias fueron de corridos sin dormir , tambien recuerdo un lugar llamado Moroco, otro que se llamaba the one , a no eso era a la noche. x dios que epoca , que noches tete. gracias por compartir esta historia federico y grande Hugo jaja.

    • MarceloLP dice:

      al 851 de Hipólito Yrigoyen, Morocco…(cerró en 2001). La historia de la movida cultural, local e internacional pasó por ese “boliche”

      • GAG328 dice:

        exactamente ,yo fui la primera ves en el 96 y como rosarino pueblerino me quede asombrado de todo lo que vi esa noche , parecia que estaba todo el mundo , 4 de la mañana y habia cola para entrar , despues cuando fui el el 98 yo no era lo mismo.

        • QuattroS1 dice:

          La noche sigue la misma curva descendente que el país. Hoy Rosario es una lágrima a comparación de lo que fue y muchas ciudades de relativo tamaño como San Nicolás o Pergamino están igual. Caro y de baja calidad, como Peronia.

  13. Frederick dice:

    V10 los mejores motores que supo tener la F1

  14. el_cata dice:

    Que buen recuerdo. Soy de Catamarca y en 1995 tuve la oportunidad de ir con mi viejo. Todavía conservo la entrada al curvon, con un valor de $110. Tenia 10 años y fue la mejor experiencia de mi vida, desde todo punto de vista. Para alguien del interior del pais, poder ir a ver estos autos unicos a nivel mundial es algo que no se borra jamas. Hoy ya no tengo a mi viejo con vida, pero el sacrificio que hizo para que podamos disfrutar de este espectaculo y vivir una experiencia unica, es algo que aun hoy se lo agradezco. Tengo los mejores recuerdos de los autos y de mi viejo.

  15. Alberto Arenas dice:

    Que lindos recuerdos, fui los tres días, impresionante!!! Tenía apenas 23 años, que épocas ja jaaa
    Me acuerdo perfectamente que el mejor sonido era por lejos, el motor de las Ferrari!!

  16. pearson dice:

    Eddie Irvine se fue ovacionado ……. no lo cree todavía el irlandés ….

  17. Viraptor dice:

    Yo era el banderillero que estaba en el curvon y estaba encargado de cuidar el auto y el volante lo tenía en el bolso después lo tuve que llevar a boxes y me llamaron a las of por las partes del auto que la gente squería llevar como souvenir y tenía sensores con información para el equipo que no podía caer en manos de otros equipos que lindos recuerdos

  18. jaycee dice:

    Recuerdazo! Yo fui al de 1996, tenía 20 años… vivía con mis viejos y trabajaba en McDonalds.
    Invertí mi sueldo de un mes entero en la entrada, y tuve que perderme las prácticas del viernes por el laburo ya que había intercambiado favores a diestra y siniestra para no laburar sábado y domingo.
    Hacía frío pero había sol, así que volví el lunes a trabajar con toda la mitad izquierda de la cara tostada y la derecha blanca… pero valió la pena.
    El sónido en la largada, los rebajes, ver de cerca esos autos con esos tipos que para mi eran héroes (excepto el broccoli que ya había hecho si “gran adelaide” pero le faltaba su “gran jerez” del año siguiente).

  19. Asolarin dice:

    Qué buen relato, y qué remate que la mejor cámara no tuviera rollo! Pero esas cosas quedan en la retina, como la pechera en la cama 😉
    Dónde estará la Ferrari roja? Esperemos que no esté juntando polvo.

  20. @autazos dice:

    Buen día, acá Fede, gracias a CC por el interés en poner este relato en Autoblog, un lujo! Geniales los recuerdos que van compartiendo, creo que todos los que vivimos esos días siendo chicos quedamos marcados a fuego y descubrimos una pasión.

  21. Kuve dice:

    La Ferrari clasica es una 225 S Barchetta, concurrente fiel a las primeras Autoclasicas! Hace años que no la volvi a ver, espro siga en el pais!
    Genial relato de la carrera, siempre me quede con las ganas de no haber ido!

  22. Pablo Fernández dice:

    Noooo que mal que la cámara no tuviera rollo y no se diera cuenta, épocas donde uno medía que fotos sacar, ya que el rollo no era eterno y creo que era caro comprar y revelar…
    No era fanático de la f1, nunca se me ocurrió ir a verla, pero que bueno que, para alguien que si lo era aparentemente, se haya dado esa posibilidad de estar de cerca, de ver los autos desarmados, los pilotos, los mecánicos, de poder tener la F1 en el país, como venimos decayendo hace décadas, que triste. También como perdimos poder en nuestra moneda, pensar que hoy 120 pesos son – creo ya que no fumo – 2 paquetes de cigarrillos, y en esa época era algo impagable para una persona media, me acuerdo que un remís a 5km de casa nos salía 5 pesos, el bondi 1.25, los chicles 5 ctvs, calculo que una gaseosa estaría 1 peso, y que lindas las fotos, no por la calidad en si, sino por todos los recuerdos que deben traer al autor.

    • Pablo Fernández dice:

      Es mas, me acuerdo que el viaje de egresados para el 2001, costaba algo de 760 pesos, y era una fortuna en ese entonces, de hecho no lo pudieron pagar, y no fui.

      • Mostafá Mond dice:

        Un amigo no podía viajar así que laburamos los dos en un kiosco y con eso juntamos los 720 pesos que te cobraba LAPA más un plus para tener allá. La coca de vidrio costaba 0,50 igual que un triple y la de 500 creo que costaba 0,75. El remís en esa época cobraba una miseria al igual que muchos para poder sobrevivir

      • daro89 dice:

        mirá vos, yo viajé en 2006 por 1300, y eso incluyó un pago extra para que flechabus nos “rescate” de la quiebra de zaiga travel (el resto de la gente estaba viajando por 900, 1000 pesos)
        Parece que no hubiera aumentado tanto en esos cinco años, los que viajan este año pagaron arriba de 30 lucas… ni el dólar aumentó tanto

  23. longauto dice:

    Que buen recuerdo!! yo tenia 14 años, y habia ido en el 97 y mi viejo en el 98 me dijo “este año no podemos ir, estamos complicados ir desde Bahía”, a lo que me puse loco y empece a ver como ir.,
    Compro la revista CORSA, porque había un sorteo, a lo que de una participe, pensando que nunca iba a ganar, no va que lo llaman a mi viejo u le dicen que gane 2 entradas a Ascari, por lo que no le quedo otra que llevarme y el también obvio la disfruto. Fue increíble y cuando algo desea tanto algo, de una manera u otra llega. Saludos!

  24. Chubutense dice:

    Que lindos recuerdos!! Una duda, en esos momentos el galvez estaba a todo trapo? O ni se comparaba con los circuitos del resto del mundo?

  25. Seba Dohr dice:

    Que lindo recuerdo. Yo estuve también en la curva 1. Me acuerdo que la entrada mas barata costaba 130 dolares. Ademas había que llegar desde el interior y bancarse hotel, etc. Recuerdo haber comprado la remera oficial de Marlboro y también como me llamó mucho la atención al llegar de que había mucha gente con tapones para los oídos. Indudablemente habían ido el día anterior y estaban prevenidos.

  26. xx dice:

    En estas notas los comentarios aportan tanto como el artículo en sí mismo.
    Muy lindo leer algunos comentarios sobre la infancia de los que fueron.

  27. PabloF1 dice:

    Que lindo recuerdo y que hermosa época para la categoría (Hoy en día arruinada).
    Yo estuve en el 97. Recuerdo haber faltado al colegio y tomado el colectivo a las 4 y pico am para poder llegar a las 7 al Galvez…..asi durante Viernes, Sabado y Domingo para ver ganar al gran Jacques Villeneuve seguido del pilotazo de Ferrari llamado Eddie Irvine.
    En el 98 ya no pude ir 🙁

    • GAG328 dice:

      pabloF1 yo no creo q este arruinada la F1 , el problema es que uno no tiene acceso a verla desde adentro , la verdad que las estructuras de los equipos de F1 son de otro planeta , si obvio que hay carreras que son para dormirse , pero no todas, la F1 siempre fue asi , ahora como negocio , circo y tecnologia de vanguardia es indiscutible. Un detalle , la cheff de mercedes si no escuche mal ,cocina para 250 personal el finde y no todos tienen el mismo menu , solo un detalle. la f1 hay que mirarla en conjunto , la carrera es el ultimo acto de una obra maestra que dura 3 dias. Amo la F1.

      • PabloF1 dice:

        No me quiero extender mucho Gag328, pero creo que esta arruinada no solo por estos horribles motores (No solo porque sean hibridos sino por como esta aplicado) sino por muchas cosas como el DRS, los tilkodromos, los pilotos llorones, el limite para todo (Motores, combustible, rpm, pista, penalizaciones por cualquier cosa y segun quien las haga, aerodinámica, gomas y un largo etc). Basta con ver como Indycar reaccionó y se reinvento. Y ojo que el tema de la hibridación no es por ecología eh, basta con saber que para iluminar Singapore en un fin de semana de GGPP se gata mas combustible que el que gastan los equipos en toda la temporada.
        Hubo dos cosas que arruinaron la F1: Las grandes marcas y Jean Todt. Mas que obviamente lo querían sacar a Bernie del medio a toda costa.
        Hoy no hay competencia real (Y te lo dice alguien que no se pierde una sola carrera desde 1992.

  28. androdelgol dice:

    Año 98, último año de colegio secundario. El colegio quedaba a 6 cuadras del autódromo y la ventana del aula estaba en dirección a Av. Roca.

    Época dura, no había un mango en casa, así que me prometí que al año siguiente empezaba a laburar e iba a verla con mi viejo.

    La F1 nunca más vino a Argentina…

  29. daro89 dice:

    Qué buenas estas notas! y los comentarios!

  30. Ariel VTS dice:

    Muy buen relato!!
    Me hizo traer muy lindos recuerdos de esos momentos. Tuve la oportunidad de ir a las últimas 2.
    Las puertas estaban a cargo de los militares y uno de esos era vecino y padre de un amigo, llevo al hijo más 3 amigos, yo era uno de esos, la felicidad de los pendex al entrar no tenía nombre, se que en algún lado tengo las fotos y las voy a encontrar para mamdarselas a mis amigos y alegrarles el día.

  31. TGS dice:

    Yo tuve una remera de Jordan-Peugeot de una de las veces que corrieron en Argentina, me la habia regalado un familiar que trabajaba en prensa de SEVEL. La usé hasta que se desintegró 🙁

  32. LeoMussari dice:

    Tuve la suerte de estar ahí, y ver ganar a Schumacher habiendo pasado a los 2 McLaren a puro huevo…inolvidable. Claro, yo lo ví colgado del alambrado del curvón

  33. fngonzalez dice:

    No viví esa época, tenía 7 años en el 98, pero me llamó la atención lo dicho sobre lo que se veía desde la platea. Una de las ideas en la renovación del autódromo es agregar un VIP en toda la terraza de boxes, así como hacen con gazebos para las carreras importantes pero de material, con lo cual todas las tribunas de ese lado de la recta perderían el encanto de ver el sector opuesto.
    Estuve en varias reuniones de “tormentas de ideas” del proyecto y en todas critiqué eso por todos lados, obviamente no me van a dar pelota y perderemos una gran ubicación.

  34. diego_chaco dice:

    Muy buen relato, estuve en el 96, tenia 19 años y me volví loco con el ruido de motores, inolvidable. Me acuerdo que estábamos en la zona de la Horquilla, habíamos llegado a las 6 de la mañana al autodromo, a eso de las 9 se pone en marcha uno de esos motores y rompe el silencio del día, todos estallamos de alegría. Inolvidable. Gracias por el recuerdo. Ojala vuelva algún día…

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario