Folk test en una Hyundai H1: fuimos choferes de Los Nocheros

Texto y fotos de Orly Cristófalo
@OrlyCristofalo

Después de mi éxito (¿?) como chofer de The Magic Numbers en su paso por Argentina (ver nota), una vez más mi “otra vida” me puso delante de la posibilidad de mezclar tareas. El trabajo real: acompañar a Los Nocheros en su gira de medios, anunciando la temporada de festivales de verano y presentando su nuevo single: “Te quiero ver reír”La excusa: probar la nueva Hyundai H1 2019 (ver equipamiento y precios).

El modelo en cuestión es un restyling de la ya exitosa H1, una van de doce asientos que ahora luce mucho más atractiva por fuera y que ha incorporado detalles de seguridad no menores, como control de estabilidad (ESP) de serie. Hyundai Motor Argentina puso a nuestra disposición una flamante H1 CRDi de 2.5 litros y 170 caballos, con caja automática de 6 marchas.

La aventura arrancó un lunes a las 7:45 en Aeroparque. Mario y Kike Teruel aterrizaron en el vuelo que llegó desde su Salta natal. Son hermanos y miembros fundadores de Los Nocheros, banda que hace más de 30 años gira por el mundo (en 2018 hiceron tours por USA y Europa), con su folklore y algunas variantes del mismo. Los otros dos integrantes son Alvaro Teruel (hijo de Mario) y Ruben Ehizaguirre. Los Nocheros tienen más de cinco millones de discos vendidos y siguen llenando teatros y festivales, desde que explotaron en Cosquín 1994.

Mario y Kike se levantaron a las cuatro de la madrugada para llegar a tiempo al vuelo. Por eso, suben a la H1 y las palabras no abundan. Apenas cargamos un par de valijas, tipo carry-on. Caben entre los asientos: doce lugares para cuatro personas deja mucho espacio para decidir cómo acomodamos las cosas. Kike viene con su charango, las guitarras para él y Mario los esperan en Buenos Aires: el luthier que las fabrica tiene dos nuevas, listas para probar.

Los llevamos a Palermo “Hollywood”. Allí descansarán un par de horas, hasta que los pasemos a buscar. Desde anoche, ahí duermen Alvaro y Rubén. La H1 se mueve tranquila en el tráfico, pero la transmisión automática no me termina de convencer. Parece que siempre está “patinando”. Sólo me gusta cómo se escucha cuando activo el control de velocidad crucero. Ahí la electrónica se acomoda y todo se siente mejor.

Mientras Los Nocheros descansan, buscamos estacionamiento en la zona, para hacer tiempo. No es fácil encontrar lugar para los 5.125 milímetros de largo de la H1 (mantiene las dimensiones de la versión anterior, a pesar del cambio de estilo). Y menos aún en esa zona de Palermo. Finalmente, terminamos en un garaje. Café y seguimos.

Buscamos a los cuatro Nocheros por el hotel y se nos suma Fabián, el hombre todo terreno de la discográfica. Viene con las guitarras que buscó temprano, al otro lado de la ciudad. También se suma un bombo legüero para Rubén. Ahora hay que ser un poco más prolijos con el orden.

Nos acomodamos tres adelante, para que los músicos vayan más relajados. La fila delantera de la H1 tiene tres lugares con sus respectivos cinturones de seguridad. Fabián y yo somos XXL, pero Ceci es S, lo cual nos ayuda a entrar cómodos. Salimos rumbo a Metro FM. Nos espera Andy Kusnetzoff y su equipo de Perros de la Calle. ¿Googlié el apellido del conductor antes de escribirlo? ¡Claro que sí!

La nota en la radio dura casi una hora e incluye una versión en vivo de “Te quiero ver reír”. ¿La H1? En la puerta de la radio, donde tuve que dar prueba de mi muñeca para acomodarla en un lugar bastante chico. Los sensores traseros y la cámara de retroceso (incorporada en el espejo retrovisor interno) ayudaron mucho. Llama la atención por no tener sensores delanteros, algo que se agradecería.

Terminada la entrevista, tenemos un tiempo muerto hasta la próxima parada. Los Nocheros piden volver un rato al hotel. Allá vamos. Las puertas traseras corredizas de la H1 son manuales, de fácil accionamiento y cierran a la perfección, sin golpes raros. ¿Nos ponemos pedigüeños? Puertas de accionamiento eléctrico, aunque sea como opcional.

En el camino nos queda, a todos, dando vueltas en la cabeza, el “coro de cancha” que armaron Andy y su equipo, con el estribillo del nuevo single. Arranca Álvaro, lo seguimos todos. Van Pool Karaoke en la H1. ¿Hay video? Hay video.

Después de un breve descanso, salimos rumbo a Palermo, pero en la zona del shopping. En un viejo caserón, con un pulmón de manzana verde envidiable, nos esperan los LocosxElAsado. Sí, un lunes de diciembre sale parrilla.

Los dejo en la puerta y busco estacionamiento. Primer intento: garage subterráneo. Hay lugar. Bajo y, llegando al final de una larga rampa, veo una viga a una altura poco amigable. La H1 2019 mantiene los 1.925 mm de altura de su antecesora, pero el encargado del lugar me dice que no voy a pasar. Que el ángulo de la rampa y la viga “no van a dar”.

Le digo que arriba, en la entrada, hay un cartel que dice “altura máxima 2 metros” y me dice: “Sí, pero no vas a pasar”. Trago saliva para no contestarle con un “¡cambiá el cartel!” y mandarle saludos a la madre. Meto maniobra de retome en plena rampa. Sí, la rampa era ancha y la H1 tiene una dirección maravillosa. Giré y salí en primera, como sólo sabe hacerlo un tester de Autoblog. Después de un par de vueltas, encontré otra playa subterránea con un cartel de 2.25 metros y adivinen: si no encaraba por la parte más baja de la rampa, tampoco pasaba.

Dejé la H1, me fui a comer asado y trabajar. Sí, también estuve laburando, no es todo joda para los que no nos llamamos C.C.

Terminado el asado y las canciones partimos al hotel. Un rato de relax para los salteños y el resto del team. Después salimos para Belgrano.

Si estacionar en Palermo es complicado, imaginen la situación en Teodoro García, a media cuadra de Cabildo. Los dioses se amparan de nosotros y justo se hace un lugar en la puerta. Acá bajamos el set completo: las cuatro guitarras (se sumaron dos más, entre descanso y descanso), el charango y el bombo. Nunca plegamos la última fila de asientos, para tener un poco más de baúl. Las butacas se encargaron de llevar encima todos los bártulos.

Se graba un acústico especial para CMTV, en un caserón viejo y que parece que está a punto de caerse. La acústica es increíble. Fin de las dos tomas. Nos vamos.

La parte trasera de la H1 nunca dejó de estar en modo “oficina”, como la bauticé yo. Es decir, las dos filas de asientos con la butaca central recogida, quedando como mesita. Lugar, sobra. Comodidad, también.

Nos queda una entrevista más. Pero para eso faltan como tres horas. Los Nocheros, a su hotel. El resto, a la oficina de la discográfica. Descanso y salimos para “Animales Sueltos”. Alejandro Fantino conoce a Los Nocheros desde hace muchos años y los espera para un programa a solas con ellos. Llevamos todos los instrumentos y algo de ropa, para cambiarse en el estudio. Llegamos, pasan por maquillaje (ellos, yo no, no hay forma de arreglar esto) y al piso. Prueba de sonido y… ¡se graba!

Los 45 minutos de programa salen de corrido, sin cortes ni errores. Los Nocheros mezclan charla con canciones. Todo es distendido.

Final del show y del día. Los Nocheros vuelven al hotel y yo rumbo a casa. De Palermo a Martínez tengo tiempo y lugar (Panamericana) para pisar un poco la H1. El motor turbodiesel de 170 caballos se hace sentir. La dirección es suave, pero firme (si es que se entiende eso). Confirmo lo que ya había probado: el control de velocidad crucero hace que la caja parezca menos “patinadora” y el sonido del motor resulte normal. Ok, me pasé un par de puentes, pero valió la pena.

Dan ganas de hacer muchos kilómetros. A eso invita la Hyundai H1. La posición de manejo es cómoda y eso lo corrobora mi cuerpo, cuando me bajo en la puerta de casa, quince horas después de haber salido. No me duele nada, no hay nada para “estirar”. Y otra vez nos ponemos a pedir: quiero un apoyabrazos para el conductor. No lo tiene y lo extraño (mi auto diario lo tiene).

A dormir. En cinco horas paso a buscar a Los Nocheros para dejarlos en Aeroparque. Fin del Folk Test. Tengo que ir a devolver la H1. No quiero. Me obligan.

O.C.

Una picadita con Locos x El Asado.

Grabación en una vieja casona de Palermo.

La H1 espera en la puerta. Juramos que el cordón amarillo arrancaba justo ahí, ¡no antes!

La H1 tiene capacidad para doce pasajeros (y todo su equipaje).

Entrevista radial con los Perros de la Calle.

“¿Todos listos? ¡Cinturones de seguridad todo el mundo, que arrancamos!”

En el estudio de Animales Sueltos.

Alejandro Fantino, un fan histórico de Los Nocheros.

***

VIDEO: Los Nocheros – “Te quiero ver reir”

***

VIDEO: Los Nocheros en Locos x El Asado

***

ADEMÁS
En el Twitter de @LosNocherosOfic

81 Comentarios

  1. Tuma dice:

    Y las noticias sobre autos???

  2. Ceesars dice:

    Orley seria el Bebe Contepomi de la familia?

  3. Wooo... dice:

    Orly, muy bueno!!
    A cuál vas a extrañar más, a la Kia o a la Hyundai?

  4. Georgie dice:

    Está linda la H1, no me gustan Los Nocheros (jamás puedo considerar folclore a lo que hacen…) y uno de ellos se quiere parecer a Simon Le Bon con las mangas arrremangadas… Al margen, está muy buena la playlist que compartiste y me hiciste caso con Queen… 😂 😂 😂 😂

  5. rascutacu dice:

    Es increible que un vehiculo “de trabajo” despues de tantas horas no canse y encima se extrañe al dejarlo.Impresionante.

  6. Rush2112 dice:

    Caja automatica y sin apoyabrazos

  7. Daniel dice:

    Si tenés familia numerosa o necesidad de transportar mucha gente en forma habitual, la H1 es la reina del mercado.

  8. chtr dice:

    Fantino no era fan de Luciano Pereira? (guiño guiño).

  9. igolubets dice:

    The magic numbers te invita un whisky, te da charla y te canta canciones, por lo visto estos 4 pelagatos ni bola le dieron al chofer, como amante del folclore me desepciona el trato… Ni una charla ni anecdota en todo un dia…..

  10. leov dice:

    Tengo mis km en H1 y me parece que la crítica es “quirúrgica”, no se como varias de las cosas que señala Orly no se ven en un focus group o una encuesta a clientes, algunas se mejoran por el 0,02% del valor del auto, que además es muy bueno!

    • GUILLOTE CF dice:

      Me pasó lo mismo. Manejé una varios miles de km. (Furgón y nafta 2.4 pero viene al caso) y cada “detalle” mencionado coincide exactamente con lo que recuerdo.

      El ángulo de giro es espectacular. La posición de manejo ídem.

      Y un apoyabrazos se hubiera valorado, lo tenía la Sprinter que la reemplazó, la verdad que era muy útil.

      Eso sí: las plazas para los acompañantes eran infinitamente más cómodas en la H1 (hasta se reclina el respaldo) que en la Sprinter. Y en confiabilidad/durabilidad/calidad por arriba la koreana también, sin dudarlo.

      Saludos.

  11. luk dice:

    Muy buena nota, cuando subes a los de Led Zeppelin? 🙂

  12. MG63 dice:

    No sería el “apoyabrazos” el asiento del medio de la primera fila cuando no lo usas? Qué cuando se lo dobla queda con posavasos y una bandeja ? Lo ví en fotos así

  13. sergiourraco dice:

    ni hermano tiene una que vende es 2011 100000km reales solo uso familiar. Impecable solo satisfacciones, es automatica la unica contra es el consumo algo elevado en ciudad.
    mantenimiento relativamente barato y 0 problema..hermosa

  14. JCH dice:

    “…Giré y salí en primera, como sólo sabe hacerlo un tester de Autoblog.” Bueeeeeeeeeeeeeeeee sí como no! jajaja

  15. Seba73 dice:

    Con mis amigos tenemos 2 viajes fijos anuales, carnavales y fiesta de la cerveza…ambas fechas el destino es visitar a mi hermano en su casa en Villa General Belgrano. Siempre vamos en 2 o 3 autos, dependiendo de la cantidad…siempre quise tener una de estas (que me parece la mas linda del segmento) para ir todos juntos…lo divertido que sería un viaje así…
    No tiene mucho que ver con la nota pero creo que safo del offtopic jaja

  16. JuanF dice:

    Me encantan estas notas de Orly, y me gustaría que salgan lo viernes…

  17. Max_nqn dice:

    Probar la nueva H1, muy bueno, pero llevar a Los Nocheros arriba ya es el sueño del pibe!!!! Too much!!! Groso CC, sos mi ídolo!!! Jajaja 🙂

  18. Max_nqn dice:

    Mientas en el karaoke intra H1 no le hayan cantado al conductor la de: «voy a comerte el corazón a besos, a recorrer sin límites….» jajaja, un chascarrillo per la matina! Saludos! 🙂

  19. Asolarin dice:

    Me parece que cumplió más la Carnival!
    Sin embargo, me sorprende un poco la observación sobre la caja automática. Será que estaría funcionando como no corresponde?

  20. mercoauto dice:

    Ojalá el próximo traslado sea en el rastrojero eléctrico Nacional. 👀

  21. rea dice:

    aguanten los magic numbers

  22. jjuancho dice:

    Q exigentes q son algunos lectores, le buscan el pelo al huevo a todo…muy buena la nota.

    • astonmartin dice:

      Manejo desde hace 3 años 2 H 1 del laburo, una tiene 175.000 km y la otra 200 k. Coincido con lo de la comodidad, he hecho La Plata—MDQ— LP, sin bajarme prácticamente, y ni un dolor, muy cómodas.
      Mecánicamente, en general bien,a una se le cambio la tapa de cilindros a los 55.000km en garantía y ahora zumba un poco el turbo pero sigue andando.

  23. Max_nqn dice:

    Tenés razón, eso me pasa por leer apurau! 🙂

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario