Crítica: Jeep Renegade Trailhawk (2019)

Tres años después de su lanzamiento en la Argentina, Jeep presentó en nuestro mercado un primer restyling del Renegade. La SUV para el Segmento B (chico) recibió un leve rediseño y mejoras en el equipamiento.

En su momento, en Autoblog probamos la versión 1.8 Nafta Sport Manual 2WD (leer crítica) y la 2.0 Turbodiesel Trailhawk Automática 4WD (leer crítica). Se recomienda releer estas notas porque en esta crítica sólo nos concentraremos en las novedades.

Pasamos una semana con la versión tope de gama de este Model Year 2019: Renegade Trailhawk MY19, con un precio de 1.622.900 pesos. La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Mirá la trompa. Ahí están los principales cambios del Renegade MY19. La parrilla recibió un leve rediseño en las famosas “siete ranuras de Jeep”. Además, ese paragolpes delantero–sin spoiler y con mejor ángulo de ataque- ya no es exclusivo del Trailhawk. Ahora viene de serie en toda la gama. Si bien es posible que empeore algunas centésimas el coeficiente aerodinámico, ese spoiler era demasiado bajo. No quedaba bien que un Jeep fuera por la vida fondeando en badenes, cunetas y lomos de burro.

Los ganchos de rescate de color rojo, por supuesto, siguen siendo exclusivos de la versión Trailhawk. Están anclados al chasis y son bien robustos: ideales para jugar a encajarte o a desencajar a otros.

Los faros delanteros ahora son 100% de led. Se ven muy lindos y modernos, pero son exclusivos de las dos versiones tope de gama: Longitude y Trailhawk. También cambiaron los diseños de llantas, aunque se mantuvieron las medidas de los neumáticos: Pirelli Scorpion 215/60R17 (para el caso del Trailhawk probado).

Esta versión Trailhawk tiene otra novedad estética. Desapareció el techo de fibra negro de dos piezas. Era desmontable y permitía viajar con los pelos al viento, casi como en un Wrangler (casi, recalco). Ahora adoptó una solución más moderna y convencional: techo panorámico de vidrio. Sólo se puede abrir la primera mitad. Es una solución más práctica y lujosa, sin dudas. Pero también “menos Jeep”.

El color de esta carrocería es nuevo: se llama “Jazz Blue” y es exclusivo de las versiones Longitude y Trailhawk. El Trailhawk se sigue diferenciando por los emblemas “Trail Rated”, los ganchos de rescate rojos y el gran sticker negro sobre el capot.

El resto de las características del exterior no cambiaron con respecto a los Renegade ya probados por Autoblog.

POR DENTRO

Acá la principal novedad viene por el lado de la pantalla multimedia. Ahora es en color y casi duplicó su tamaño. Pasó de cinco a 8.4 pulgadas. Lo más importante: sumó las funciones de Apple CarPlay y Android Auto, para “espejar” varias funciones básicas del teléfono celular. El funcionamiento es ágil, veloz, práctico y muy intuitivo, como en todos los sistemas multimedia que FCA viene equipando en la Argentina.

Lo malo es que, para hacerle lugar a la pantalla, desapareció la inscripción “Since 1941”, un homenaje a los Jeep clásicos. Otro detalle negativo: también perdió el navegador satelital incorporado. Antes tenía un rústico TomTom, pero tenía GPS. Ahora hay que recurrir al navegador del celular. Importante: a no ser que te tomes el trabajo de cargarlos antes, sólo cargarán los mapas en zonas donde haya señal para datos móviles.

Esta pantalla sólo está disponible en las versiones Longitude y Trailhawk. Las diferentes variantes con equipamiento Sport tienen una touchscreen un poco más pequeña, de siete pulgadas (también con Apple CarPlay y Android Auto).

Además, un pequeño detalle para los pasajeros traseros: ahora tienen un puerto USB, para cargar dispositivos móviles.

En Brasil, a partir de este restyling, todos los Renegade adoptaron una rueda de auxilio de uso temporario (excepto la versión Trailhawk, que sigue con un auxilio del mismo tamaño de las titulares). El objetivo fue ganar volumen en uno de los puntos más flojos de este producto: la capacidad del baúl.

En la Argentina, sin embargo, se decidió mantener la rueda de auxilio “full-size”. El baúl sigue siendo chico: sólo 260 litros. Sin embargo, en Autoblog preferimos esta solución “argenta”. Pensamos que, cuando se viaja en ruta, es preferible resignar algo de equipaje antes que de tener que penar con un auxilio finito.

Con respecto al tema ya mencionado del techo, esta nueva variante panorámica le aporta mucha luminosidad al habitáculo. Además, cuenta con una cortina de plegado eléctrico, para evitar el “efecto invernadero”. También mejoró mucho la aislación acústica de la cabina. El techo de fibra desmontable era “muy Jeep”, no hay dudas, pero el panorámico tiene todas las ventajas de las soluciones modernas.

El resto de las características del interior no cambiaron con respecto a los Renegade ya probados por Autoblog.

SEGURIDAD

Acá no hay novedades. En 2016, cuando se lanzó a la venta, dijimos que el Renegade tenía un buen equipamiento de seguridad. Pero, tres años después, la competencia está metiendo mucha presión, con mejores propuestas.

Por ejemplo, la nueva VW T-Cross viene de serie con seis airbags, mientras que los Renegade más accesibles siguen ofreciendo sólo dos. Otro ejemplo: las Hyundai Kona y Citroën C4 Cactus Mercosur ofrecen frenado autónomo de emergencia, un dispositivo cada vez más difundido, que Jeep sólo ofrece en la más cara Compass Limited.

El resto de las características de seguridad no cambiaron con respecto a los Renegade ya probados por Autoblog.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Sigue ofreciendo los motores E.torQ 1.8 16v naftero (130 cv y 182 Nm, sólo AT6 y 4×2) y Multijet 2.0 turbodiesel (170 cv y 350 Nm, sólo AT9 y 4×4).

La novedad viene por el lado de las opciones mecánicas que desaparecieron, aunque de manera temporaria. Por ejemplo, dejó de ofrecerse el Renegade 1.8 Sport con caja manual de cinco velocidades. No hay que confundirse con las unidades Model Year 2018 (pre-restyling), que aún quedan en stock. Recién cuando se agoten esas unidades se lanzará el 1.8 Sport MY19, con rediseño.

También desapareció la motorización Tigershark 2.4 16v naftera (174 cv y 229 Nm). Este impulsor, a partir de este restyling, queda reservado sólo para los Jeep Compass MY19.

COMPORTAMIENTO

Como era previsible, los cambios en este Renegade Trailhawk MY19 no afectan al desempeño general del vehículo. Sólo se aprecia una mayor insonorización del habitáculo, gracias al techo panorámico de vidrio, que resulta más hermético que el techo de fibra desmontable.

Las prestaciones medidas para esta versión Trailhawk no variaron: aceleración de 0 a 100 km/h en 9,1 segundos, velocidad máxima de 198 km/h y un consumo medio de 7,2 litros cada 100 kilómetros. La autonomía en ruta es excelente: puede llegar a los mil kilómetros.

El 2.0 Multijet es un gran motor. Combinado con la caja automática de nueve cambios (con la primera bien corta, pensada para el off-road), el rendimiento es excelente. A eso hay que sumarle la doble tracción, con los diferentes programas del Select Terrain.

El resto de las características de comportamiento no cambiaron con respecto a los Renegade ya probados por Autoblog.

CONCLUSIÓN

Para quienes buscan un vehículo 4×4 chico, el Jeep Renegade Trailhawk sigue siendo una excelente opción: motor turbodiesel con buen torque en baja, consumos contenidos, muchísima autonomía, caja automática con primera marcha ultra-corta y hasta generosos ganchos de rescate. La principal contra sigue siendo la misma de siempre: el precio de 1.622.900 pesos lo posiciona entre las SUVs más caras del Segmento B (chico).

Sin embargo, ya no se puede decir que el Renegade Trailhawk sea la referencia indiscutida. En estos tres años, el segmento más peleado del mercado recibió a muchos (y muy buenos rivales). La nueva Hyundai Kona es un ejemplo de eso, con mecánica notable y un notable equipamiento de seguridad, que el Renegade ni siquiera ofrece como opción.

En lo personal, el Renegade Trailhawk sigue siendo la opción que yo compraría. Pero es sólo porque me encantan los diesel y porque las SUVs me gustan para hacer off-road. En el uso urbano y en ruta, una rural o un sedán siempre me resultarán una opción más razonable y superadora.

El tema es que cada vez hay menos de esas opciones. Las SUVs chicas y compactas se están expandiendo de manera acelerada. Y en los próximos meses llegarán más novedades de Kia, Volkswagen, Chevrolet y Renault, por citar sólo a algunas marcas. Nació como una moda, se convirtió en tendencia y ahora es la norma del mercado.

Por eso también, siempre a modo personal, suelo inclinarme por la propuesta de Jeep. Lo que me atrae no es sólo la excelente propuesta de este Renegade Trailhawk. También está el peso de la marca. Ellos saben mucho de este tema de 4×4, SUVs y vehículos aventureros. Vienen fabricándolos desde mucho antes de que alguien pensara en esto como una posible “moda”.

Carlos Cristófalo
Fotos: Orly Cristófalo (@OrlyCristofalo

***

Las principales novedades estéticas de los Jeep Renegade MY19 están en la trompa.

Nuevos faros 100% leds (sólo en versiones Longitude y Trailhawk), leve retoque a la parrilla de “siete ranuras”, el spoiler delantero Trailhawk ahora es común en todas las versiones, pero los ganchos de rescate siguen siendo exclusivos de esta versión tope de gama.

Es la única SUV “4×4 diesel” del Segmento B (chico).

Las llantas también son de nuevo diseño.

Esta versión Trailhawk viene con el sello “Trail Rated” de los Jeep con el foco puesto en el off-road.

Así era el techo del Renegade Trailhawk antes del restyling: tenía dos piezas de fibra desmontables.

Así es el techo del Renegade Trailhawk MY19: panorámico y con cortina, con la primera mitad corrediza.

El habitáculo ganó luminosidad y mejoró mucho la aislación de la cabina.

El resto sigue sin cambios.

Un Jeep producido en Brasil con muy buena calidad de fabricación.

Los pasajeros traseros tienen una novedad: puerto USB para cargar dispositivos móviles.

En la cabina, la principal novedad es la pantalla multimedia más grande.

Ahora tiene 8.4 pulgadas, Apple CarPlay y Android Auto.

El tablero sigue siendo completísimo, con un gran display digital y mucha información.

Los detalles en rojo son exclusivos de la versión Trailhawk.

Caja automática de nueve velocidades, con primera marcha bien corta.

Eso de “4WD Low” es mentira. No tiene baja o reductora. Sólo retiene la primera marcha para manejo off-road. También tiene bloqueo y modos de manejo para diferentes superficies.

El motor 2.0 turbodiesel (el mismo de la Fiat Toro) es un ejemplo de torque en baja y excelentes consumos.

Un Jeep tiene que ser 4×4. Y, si es diesel, mejor aún. El Renegade Trailhawk sigue figurando entre los favoritos de Autoblog para el Segmento B de SUVs.

***

FICHA TÉCNICA

Modelo probado: Jeep Renegade Trailhawk Model Year 2019
Origen: Brasil.
Precio: 1.622.900 pesos (versiones desde 1.018.800 pesos)
Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros.
Comercializa: FCA Automobiles Argentina (www.jeep.com.ar)

MOTOR
Tipo: diesel, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección directa por common-rail, turbo de geometría variable e intercooler.
Cilindrada: 1.956 cc
Potencia: 170 cv a 3.750 rpm
Torque: 350 Nm a 1.750 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: tracción integral, de acople automático, con bloqueo 4×4 (modo 4WD Lock) y otros modos de manejo (Auto, Rock, Sand y Snow).
Caja: automática, de nueve velocidades, con modo secuencial, levas al volante y modo 4WD Low, para activar la primera marcha (de fuerza).

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
Suspensión trasera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
Frenos delanteros: discos ventilados.
Frenos traseros: discos macizos.
Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.
Neumáticos: Pirelli Scorpion 215/60R17 (rueda de auxilio del mismo tamaño y llanta).

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 198 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 9,1 segundos.
Consumo urbano: 8,3 l/100km
Consumo extraurbano: 6,1 l/100km
Consumo medio: 7,2 l/100km

MEDIDAS
Largo / ancho / alto: 4.242 mm / 1.805 mm / 1.691 mm
Distancia entre ejes: 2.570 mm
Peso en orden de marcha: 1.674 kg
Capacidad de baúl: 260 / 1.300 litros
Capacidad de combustible: 60 litros

EQUIPAMIENTO
Doble airbag frontal delantero
Doble airbag lateral delantero
Doble airbag de cortina
Airbag para las rodillas del conductor
Frenos ABS con EBD
Asistencia de arranque en pendiente
Asistencia de descenso en pendiente
Control de estabilidad (ESC) y tracción (TCS)
Sistema de mitigación de rolido
Freno de estacionamiento eléctrico
Sensor crepuscular y de lluvia
Sensor estacionamiento trasero
Cámara retroceso
Encendido por botón (Sistema Keyless enter-n-go)
Pantalla touch central multimedia 8.4”
Apple Car Play y Android Auto
Sistema de control presión neumáticos
Comando de audio al volante
Control de crucero y limitador de velocidad
Asiento conductor y pasajero con regulación en altura manual
Climatizador automático bi-zona
Computadora de abordo con tablero LCD 7″
Espejo retrovisor interno electrocrómico
Volante forrado con cuero y levas del cambio
Barras longitudinales portaequipaje
Espejos laterales con comando interno y plegables eléctricamente con repetidor de giro led
Faros delanteros de led
Faros antiniebla de led
Ganchos de remolque rojos delanteros
Llantas de aleación 17″´
Techo Open Sky panorámico y corredizo

169 Comentarios

  1. Marcelo dice:

    HRV mejor máquina, cero problemas bajo consumo, mejor calidad y mas barata. Es la mejor de las SUV

  2. Asolarin dice:

    Sin dudarlo, es la más linda de todas y con la mejor combinación mecánica de todas. Sólo pediría una caja de 6ª manual. Y el precio… roza lo ridículo.

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario