Crítica: Alfa Romeo Giulia Veloce

Texto de Carlos Cristófalo
Fotos de Rafael Delceggio
Nota publicada originalmente en MiuraMag

Muchos antes de que existiera Ferrari, Alfa Romeo inventó la pasión por los autos italianos. La marca impulsada desde 1910 por Alexandre Darracq, Ugo Stella y Nicola Romeo dominó con autoridad el mundo de las carreras y los autos deportivos, durante buena parte del Siglo XX.

Después ocurrió algo extraño. Como que nos pasamos de rosca. Digo “nos”, porque me considero tifoso de Alfa y, por lo tanto, también un poco responsable.

Lo que pasó fue que Alfa siguió acumulando muchos fans, pero cada vez menos clientes. Eso no es un problema si sos Ferrari y vendés algunos miles de autos al año, a razón de medio millón de dólares cada uno. Sin embargo, es un asunto grave si sos Alfa, una marca que siempre hizo el esfuerzo por ofrecer autos en grandes volúmenes.

Por eso, a comienzos del Siglo XXI, cuando el experto en finanzas Sergio Marchionne tomó las riendas de Alfa –y poco después de todo Fiat Chrysler Automobiles-, a los Alfistas nos temblaron las piernas: la marca de Milán era una leyenda en el mundo del automóvil, pero también era un desastre financiero.

La ecuación era simple: Alfa tenía un montón de fanáticos como yo -que la idolatrábamos y la defendíamos ante cualquier asomo de blasfemia -, pero nunca le habíamos comprado un auto. Ni siquiera un pequeño Mito. Así, no hay leyenda que aguante, viejo.

Marchionne, un brillante jugador de póquer, fallecido en julio de 2018, decidió hacer con Alfa la apuesta más arriesgada del Grupo FCA. Le dio la espalda a los tifosi de bolsillos flacos –¡hola!– y puso su objetivo en dos países: Alemania y Estados Unidos.

Es decir, los nuevos Alfa Romeo debían lograr una calidad alemana, para competir contra las marcas premium más tradicionales (Audi, BMW y Mercedes-Benz), con el objetivo final de conquistar a los compradores de autos más obcecados del mundo: los yankis.

La punta de lanza de esa estrategia fue un sedán para el Segmento D (mediano), que debía enfrentar a los A4, Serie 3 y Clase C. Sería un sucesor para el poco exitoso 159. Se lo conoció como Progetto Giorgio 952 y comenzó a desarrollarse en 2007, aunque se presentó recién en 2015. Fueron ocho años angustiantes, donde el propio Marchionne se puso al frente del proyecto y donde no dudó en mandar todo el desarrollo al demonio, para comenzar otra vez desde cero, cada vez que no le gustaba algo. El resultado es el Alfa con nombre de dama que ves acá: la Giulia.

***

Me subí por primera vez a una Giulia en septiembre de 2015. Fue en la primera jornada de prensa del Salón de Frankfurt, durante la presentación estática de la Giulia QV.

El problema fue que el prototipo que exhibieron en Alemania estaba a medio terminar. El pomo de la palanca de cambios giraba loco, sobre el mástil de la selectora. La pantalla táctil se tildaba a cada rato, así que cada dos por tres aparecía un técnico sudoroso, con un control remoto en la mano, que la reseteaba y la dejaba lista otra vez: para que se colgara ante los ojos del siguiente periodista.

Pero lo peor de todo era la tapa del baúl. En la QV, todo el portón trasero es una pieza de fibra de carbono: delgada y liviana. El tema es que, para ahorrar peso, no le habían puesto ningún tipo de revestimiento. Por eso, cada vez que alguien abría el baúl y lo cerraba, la fibra sonaba crujiente y quebradiza, como un incómodo eco que rebotaba en las paredes del Motor Show alemán. Era un ruido que te ponía los pelos de punta, como lanzar un cajón con vajilla fina, desde un quinto piso.

Aquella experiencia en Frankfurt fue tan espantosa que no quise saber más nada con este auto por mucho tiempo. Por eso, cuando el señor director Renato Tarditti me propuso manejar y escribir sobre la Giulia para MiuraMag, me agarró un ataque de pánico. Renato pensó que me estaba agasajando, pero -en realidad- me estaba poniendo en un brete.

Después de aquellos primeros prototipos precarios, ¿Alfa Romeo finalmente habría conseguido fabricar el sedán de calidad alemana, que Marchionne soñaba con venderles a los yanquis?

Una respuesta afirmativa sería un logro financiero para FCA, pero también podría ser el comienzo del fin de esa pasión imperfecta, que siempre generó la más carismática automotriz italiana. Una respuesta negativa sería peor aún: una catástrofe financiera, que también marcaría el principio del ocaso de una compañía que lleva demasiados años con números Rossos.

***

La Giulia se lanzó a la venta en la Argentina en octubre de 2018 y MiuraMag fue el primer medio en manejarla en nuestro país. El importador Centro Milano nos prestó una Veloce Q4 de color Nero, para manejarla, y otra Rossa, para la producción de tapa.

La Veloce Q4 tiene tracción integral y un motor 2.0 turbo, con 280 caballos y 400 Nm de torque. Cuesta 83 mil dólares y se ubica en el centro de la gama. Por debajo de ella está la Giulia 200, con el mismo 2.0T, pero con 200 cv, 300 Nm y sólo tracción trasera. Cuesta 68 mil dólares. Y encima de todo está la bestia, la Giulia QV: motor Ferrari V6 2.9 biturbo, con 510 cv, 600 Nm y tracción trasera. Vale 157 mil dólares. Todas las versiones usan diferentes variantes de la misma caja de cambios ZF, con ocho velocidades y convertidor de par.

Al mismo tiempo que la Giulia, Alfa Romeo también lanzó la Stelvio en la Argentina. Es una preciosa SUV con mecánicas y precios similares al sedán, con la excepción de que todavía no llegó la Stelvio QV.

***

Admirar el diseño de la Giulia es como escuchar una descripción de La Gioconda en alemán. Sabés que estás ante una obra de arte italiana, pero no podés dejar de pensar en ese marcado acento germano. Eso es porque la Giulia tiene proporciones de BMW –guardabarros inflados, hombros anchos y capot dominante- con detalles bien típicos de Alfa: la parrilla en forma de V, los faros estilizados y las llantas con líneas muy trabajadas.

Es muy linda, sí. Pero es una belleza más Claudia Schiffer que Mónica Bellucci.

Lo mismo ocurre con el interior. Los tapizados en Cuero Milano rojo gritan “¡forza, Italia!”, mientras que el resto de la cabina transmite una sensación de calidad, discreción y ascetismo, como sólo puede lograrlo un BMW.

El problema es que, de tanto copiar, se pueden repetir algunos errores. Por ejemplo, los comandos del sistema multimedia cayeron en el mismo blooper donde Audi fue pionera: combinaron los sistemas Apple CarPlay y Android Auto -nacidos para pantallas táctiles- y los instalaron en un auto donde no hay touchscreen. Esto obliga a hacer un curso para aprender a manejar los joysticks, rueditas y todo tipo de comandos, que fueron necesarios para intentar remediar esta tremenda falta de –nunca mejor dicho- “tacto”.

¿Más defectos heredados de tradiciones alemanas? Viene con neumáticos RunFlat, algo típico de muchos BMW y Mercedes-Benz en la Argentina. El sistema permite rodar a baja velocidad con el neumático desinflado, pero es una trampa cuando rompés la cubierta, algo muy común en las rutas nacionales. Y no: no tiene rueda de auxilio.

¿Entonces, Alfa se comió todos los amagues de los no-tan-perfectos alemanes? Ni ahí. Al menos en la Argentina, la Giulia llega con un plus fundamental: muchas asistencias a la conducción y buena cantidad de dispositivos de seguridad. Hablo de alerta de cambio de carril, alarma de riesgo de choque frontal y frenado autónomo de emergencia. Son ayudas electrónicas cada vez más comunes, pero que Audi, BMW y Mercedes-Benz decidieron no ofrecer en la Argentina. Sí, tal como lo leés: las versiones destinadas a nuestro mercado vienen sin esos dispositivos, que sí se ofrecen en otros países. Punto para Alfa.

Y eso no es todo. También tiene una posición de manejo excelente, con detalles que recuerdan a BMW (otra vez alemanes, aunque verdaderos maestros en ergonomía).

Después está ese volante. Tiene el tamaño perfecto, el botón de encendido del motor incorporado justo a la altura de tu pulgar izquierdo y está coronado por dos soberbias levas del cambio, en aluminio. Son fijas, no acompañan el movimiento del volante, como deben ser en un buen auto deportivo de calle.

***

Cuando ponés en marcha el motor, la Giulia te desconcierta un poco. No suena como un Cuore Sportivo. La versión Veloce nació para ser un sedán ejecutivo y cumple con ese rol a la perfección. La cabina tiene una aislación perfecta, la suspensión es más bien confortable y el conjunto motor-caja tiene un desempeño que podría describirse como “diplomático”, sin estridencias.

¿Esto es un Alfa? No, es una berlina premium, sin mayores defectos: correcta y eficiente. Hasta los consumos son bajísimos: gasta una media de 9 litros cada 100 kilómetros. Nada mal para un auto con 280 caballos y doble tracción.

¿Y dónde está Veloce? Su apodo está oculto en el modo Dynamic, del clásico programa de manejo DNA de Alfa. Con ese software activado –que aumenta la respuesta del acelerador, endurece levemente la dirección y eleva el régimen de cada cambio de marcha-, la italianidad comienza a asomar. Y aflora por completo cuando pasás el cambio al modo secuencial.

En realidad, si te gustan los Alfa por su famosa “Meccanica Delle Emozioni”, deberías manejar esta Giulia Veloce siempre así: DNA en Dynamic y cambio en secuencial, trabajando con las levas.

El motor y la caja tienen una puesta a punto magistrales, porque con ese programa se viaja todo el tiempo entre 3.000 y 5.000 rpm, que es donde se concentra todo el torque y la potencia de este 2.0. El sistema de escape también está diseñado para que, a ese régimen, las dos trompetas traseras suenen como una ópera. ¡Bellissimo!

Sí, detrás de toda esa fachada alemana, hay un Alfa Romeo de verdad. Una Giulia con un muy buen chasis y un gran equilibrio entre motor y caja.

En este punto hay que aclarar una cosa. En la mayoría de los sedanes premium, el modo secuencial de la caja automática es apenas anecdótico. Lo usás un par de veces -para jugar al “piloto”-, pero te aburrís enseguida: no tardás en descubrir que el cerebro informático interviene todo el tiempo e incluso pasa los cambios mejor que vos.

Eso no ocurre con la AT8 de la Giulia Veloce. En modo secuencial, realmente se convierte en una caja de cambios manual, donde hay muy poca intervención de la electrónica. Los pasos de marcha son incluso bruscos, con una sutil patada en el pecho cuando subís marchas (o en la nuca, cuando metés rebajes).

La tracción integral Q4 es un pro importante. El sistema está compuesto por dos diferenciales y un sistema de acople automático. En condiciones normales, la Giulia funciona siempre con tracción trasera. El torque se envía a las ruedas delanteras sólo cuando el eje posterior emite señales de perder adherencia.

No hace falta ir a la nieve para experimentarlo. Alcanza con probar una aceleración a fondo: el golpe de salida inicial se siente con las ruedas traseras y después se percibe cómo las ruedas delanteras comienzan a morder con furia. En curvas veloces, es un auto neutro y equilibrado: viaja sobre rieles. Todo esto se aprecia de manera muy sutil, con la punta de los dedos en el volante y -también hay que decirlo- con las nalgas bien apoyadas en esos hermosos asientos de Cuero Milano.

La Giulia Veloce acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y alcanza los 240 km/h. No hace falta pagar los 157 mil dólares de la QV para experimentar el vértigo de esta Giulia.

***

Cuando era chico, cada vez que hacíamos chistes sobre estereotipos italianos, la referencia obligada era Gino Renni, con su “assassino, criminale”. Por suerte, las nuevas generaciones tienen a Quentin Tarantino. En “Inglorious Basterds” (2009), un grupo de soldados judíos-americanos encarnan al mejor trío de italianos chapuceros de la historia. Encabezados por Brad Pitt –en el mejor papel de su carrera-, estos soldados rústicos se hacen pasar por los cineastas italianos Enzo Gorlami, Antonio Margheriti y Dominic Di Cocco. Son los tres tanos más truchos de la historia, pero Tarantino amó a esos personajes. Margheriti, de hecho, vuelve a aparecer en “Once Upon a Time in Hollywood” (2019).

La cuestión es que estos tres supuestos cineastas italianos se meten en un verdadero problema cuando son interrogados por el coronel nazi Hans Landa, quien resulta ser un experto en la lengua del Dante.

La escena de esos tres judíos americanos, intentando hablar como italianos, es desopilante y se convirtió en meme: “Gorrlaemie” y “Di Cocco” son dos frases que hoy se usan para expresar dudas (el primero) o aprobación (el segundo).

En el fondo, creo que la imagen de esos tres yanquis disfrazados de italianos, que intentan convencer a un inquisitivo alemán, no deja de ser una metáfora algo distorsionada –pero muy cinematográfica- de esta Giulia.

Por eso, si me preguntás qué me pareció la Veloce, sólo voy a juntar índice y pulgar en forma de anillo, para sentenciar sin dudarlo: “¡Di Cocco!”

C.C. / R.D.

***

¿La Giulia es atractiva? Sin dudas. ¿Italiana? Digamos que…

…es como escuchar la descripción de La Gioconda, contada por un alemán.

Sabés que estás ante una obra de arte italiana, pero no podés dejar de pensar en ese marcado acento germano.

Excelente posición de manejo y mucho Cuero Milano del bueno.

Muy, pero muy bueno.

Volante de diseño soberbio, con el botón de encendido justo en la punta de tu pulgar izquierdo.

Mejor aún: enormes levas del cambio, en aluminio fresco al tacto.

La Giulia Veloce viene con un motor 2.0 turbo con 280 caballos y tracción integral Q4.

“Rafa, ¿terminaste con las fotos? ¿Ya me puedo subir?”

Acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y alcanza los 240 km/h.

Pero, cuando cuidás el pie, también es muy eficiente: consume una media de 9 litros cada 100 kilómetros.

El auto italiano de estilo alemán, ideado por el recordado Sergio Marchionne para conquistar Estados Unidos.

Un producto global, sin dudas. Pero todo un Alfa.

“¡Di Cocco!”

Conseguí tu MiuraMag. Visitá la tienda online.

127 Comentarios

    • Esteban13 dice:

      Alfa es el arte hecho auto. Son hermosos y lo que transmiten al manejarlos es algo único. Aún extraño mis dos 146 2.0 ti… lo que caminaba, frenaban y doblaban era una maravilla. Lo más divertido era encontrarme a los Bora 1.8T trantando de torearme en cuanto semáforo había. Nunca les di pelota, el Alfa era otra cosa. El interior, las butacas y los materiales daban ganas de no bajarte del auto. Ahora veo la Giulia y me babeo mal jajaja.

    • Bilardista dice:

      Gracias a ésta nota, y por mi conocido fanatismo por esta marca, me voy a poner a intentar cumplir un sueño: Desde que salió me voló la peluca, me fascina y no veo uno que no me guste. MiTo, esperame que cuando pase todo el quilombito en el que estamos envueltos, voy por vos.

      Te amo Alfa Romeo. Me generaste un montón de sentimientos con esta nota Carlos. Te fuiste al pasto.

      Abrazos alfistas

      • JuanF dice:

        Te entiendo Bilardista, a mí me pasa lo mismo con Maserati, lástima que conque se termine este quilombo tampoco va a ser suficiente, que disfrute de su futuro MiTo…

      • Bilardista dice:

        jajaja, pasa que no me gusta defecar mas alto de lo que el qlo me permite. Es un sueño alcanzable, simplemente estaba en dudas porque seria a similar valor que opciones más racionales. Pero bueno. Lo amo, no envejece

        • Batimovill dice:

          Hace poco probé un mito qv de un amigo, siempre me fascinó ese auto pero nunca me había subido a uno. Por fuera es una obra de arte, por dentro tiene la calidad de un Palio, lo que si el motorcito empuja divino y el sonido es hermoso.

        • Nahuel dice:

          Batimovil quizá era un palio en lugar de un mito.
          Ni de cerca tiene la calidad de un palio, tiene una buena terminación quizá un pelin por debajo de marcas alemanes. El auto es hermoso por dentro y fuera, el andar un poco áspero pero lo compensa con comportamiento dinámico.

      • Paul dice:

        No se si existe un “fanatismo sano” en esta vida, pero Alfa está muy cerca de ese concepto…

  1. JuanF dice:

    Me encantó esta nota, y también la Giulia, pero por abajo de la QV me quedo con el Jaguar XE R-Sport, lo lamento…

  2. ALMAGRO dice:

    No será tan rompedor como el Alfa 156, pero es muy lindo auto. Muy bien por Alfa.

  3. Copito dice:

    Muy buena nota. Me encanta este alfa, la stelvio esta soberbia tambien.
    Soy otro fan de Alfa, de los que nunca tuvo uno, estuve ahi de un 145 Q y me achiqué sobre la hora.
    CC consulta, como es el final de esta peli? Las ventas en Estados Unidos responden a lo pensado por Marchionne?

  4. Xrush dice:

    Tremendo carro. Me encantan los alfas, y este es realmente hermoso. Muy linda nota!

  5. DANILO dice:

    Es la hija de un BM serie 3 y una Giulietta, está muy hermosa, anda muy bien parece, el problema es siempre el mismo, 68 lucas es demasiado en la Argentina del “hambre”.

    Y sin considerar que venderla usada será difícil si querés ponerle el precio.

    En fin el que pueda que la disfrute.

  6. yuligiuliano dice:

    Que lindo auto, si tuviera la plata (por una simple cuestión pasional) lo compraría. Mi papa tiene una Giulietta y en cuando pueda se la compro. Muy buena nota CC. Ese tapizado a algunos les parecerá una grasada, pero a mi me encanta!

  7. MarceloLP dice:

    Muy lindo auto!!
    Un híbrido de Alfa !!
    No destaca en nada…
    Me quedo con Bellucci toda la vida, en la plenitud de sus 55 !!

  8. Ika226 dice:

    Salen los fanáticos a decir que es un hermoso vehículo de diseño italiano y es una copia fiel de una Serie 3.
    El problema de Alfa siempre fue el mismo, una vejez espantosa donde los autos se desarman y no valen nada.
    Esperemos que hayan copiado la durabilidad de los Alemanes también

  9. TGS dice:

    Un auto que en vivo es aún mas lindo que en fotos. Hay algunos guiños a BMW pero no son suficientes para opacar el diseño general del auto. Realmente lamento que no se hayan animado con la versión Sportwagon, hay unos renders de terceros dando vueltas que sugieren que habría sido espectacular esa versión (especialmente en QV).

  10. santilezama dice:

    Buenisima critica CC! La comparacion con inglorious bastards fenomenal, nunca se me hubiese ocurrido.

    Mi viejo me hizo heredar la pasión por los alfa, de hecho tenemos un 156 rojo, que pobrecito ahora anda con el escape suelto y hace un quilombo tremendo, pero en su momento de gloria fue hermoso acelerarlo y escuchar el 4 en línea tronar a la italiana. Agarraba muy bien las curvas, ahora sentís que se desarma, pero bueno es tradición de la flia no cuidar mucho los autos, sino usarlos hasta que se destartalan. Ahora me conformo con tenerlo en la puerta y cada tanto lavarlo para sacarle alguna fotito y llevarlo al alfaday

    Yo soy de los que se conforma con poco y este nuevo Giulia es un montón!

    Lo que me producen los alfa no me lo produce ninguna otra marca; por mi zona anda dando vueltas uno de los de Q4, por lo que ando con babero para cada vez que pasa.

  11. CHTR dice:

    lindo auto, si estuviera en una película yanqui las imágenes corresponderían a situaciones en méxico, en México hace calor y se ve todo medio amarillo, según los “americanos”.

  12. Germanmu84 dice:

    Una belleza, y la nota muy artística también!

  13. eduqlm dice:

    Que belleza de auto!
    “QV” supongo que viene por “Quadrifoglio Verde”, pero no se menciona expresamente en la nota ¿Se dejó de usar por el más corto “QV”?
    “Viene con neumáticos RunFlat, algo típico de muchos BMW y Mercedes-Benz en la Argentina.”
    ¿En otros países BM y MB no traen run flat???

  14. PIPAS dice:

    Ayer justo estuvimos hablando sobre este auto con un amigo demasiado fanatico de lo aleman (si ese que estas pensando CC) que todavia estaba dolido porque le hice notar el parecido del concepto del Serie 4 y los Jaguar. Y la verdad que puede que no sea lindo, pero depende mucho del color y de verlo en fotos o en la vida real.

    La primera vez que vi uno en la calle era en un azul hermoso, con los caliper en amarillo, y se me borraron todos los prejuicios que tenia de lo que habia visto en las fotos, unos dias despues vi uno gris y fue una patada en la ingle, pero luego volvi a ver otro y ante la sorpresa de haber visto en una semana 3 Alfa en USA me cruce en la autopista al famoso QV, era como un blanco perlado, y el sonido de ese motor por dios…. me hizo olvidar por completo que venia en un mustang y el triste Gris que habia visto unos dias atras

  15. Negro1983 dice:

    Gran critica, y este auto me gusta cada dia mas! me encanta. Alfa mejoro muchos de sus defectos sin olvidarse de su esencia, ojala que a este auto le vaya bien, ojala que a la marca le vaya bien.

  16. leov dice:

    Bellísimo! Tuve un 146 y aún lo extraño! Encima enfrente de casa hay uno rojo de un vecino que falleció, parado hace más de un año, juntando mugre y tapiado con troncos para que no se lo roben.
    Cada dos por tres se me ocurre escribirle al hijo del finado para pedirle que me lo deje cuidar, darle una vuelta por semana, lavarlo etc. Pero sabiendo que es alto roedor no me extrañaría que me lo ofrezca en alquiler a 15 Lucas por mes… una lástima por el coche.

  17. dariomunra dice:

    Que lindas fotos!!! Este tipo (con respeto lo digo) si que sabe hacer traspasar una simple fotografía. Hermoso auto!

  18. martinleandro dice:

    Si Fiat hubiera cuidado más la marca en el país, hoy veríamos muchos Alfa dando vueltas. Recuerdo que en los 90 cuando llegaron los 33-145-146-155-164, eran productos muy interesantes, y que no tenían mala reventa. Después se hizo muy complicado acceder a repuestos de calidad y mecánicos que no los rompieran…

    Ese lugar lo supieron ocupar muy bien los alemanes, y por eso los BMW tienen muy buena reventa.

  19. Georgie dice:

    Precioso, termino unas cosas y leo la nota. Que alguien me explique para qué compro las MiuraMag sino las leo porque las atesoro como libros… ¿Será un TOC?

  20. martinleandro dice:

    Ah…y hablando de la Giulia…si tuviera el dinero, ni dudaría en comprarme un auto distinto a lo que abunda en Puerto Madero o zona norte del conurbano…

  21. Emanuel dice:

    En diseño me gusta mas que la competencia, pero sigo viendo la parte trasera muy desganada a diferencia de los 156 y 159. Igualmente es una pasada, muy bueno. Le faltaría una versión rural como también un motor para competirle a S4 como 340i (podría ser el V6 con menos potencia).

  22. JCH dice:

    Excelente nota CC!! Se nota cuando transmitis tu pasión. vivís y estas viviendo en los sueños de muchos de nosotros y te felicito. Este auto es bello y debe ser un espectáculo manejarlo. Saludos!

  23. Marco_ab dice:

    En ese color no luce mucho…. ROJO V6 😈

  24. turbodiesel dice:

    Gran nota 👏👏👏 y hermoso el alfa🇮🇹🏁💪

  25. Tato1979 dice:

    Me encataria comentar pero mis mensajes no aparecen.
    Excelente nota, muy bien escrita, muy disfrutable. Y las fotos de la mano de alguien q sabe, son unicas.
    Lo tan aleman no lo veo, tiene cosas pero bueno, es un segmento donde se los dejo solos mucho tiempo y ahora piensan q lo inventaron ellos.
    Alfa es la marca mas pasional de Italia, porque con esfuerzo la gente puede tener un Alfa. Ferrari es la gloria pero no es para el poppolo. Larga vida a Alfa.

  26. bni dice:

    “la italianidad comienza a aflorar” 👏👏👏👏
    Brillante prosa C.C.
    Me enamoré de los alfa leyendo las hazañas deportivas de los modelos de preguerra. Especialmente me impactó la famosa alfa bimotore que en los años 30 logró algunos récords de velocidad.

  27. el_tazar_77 dice:

    Es un auto distinto si, pero por esa plata sin dudas me compro un auto alemán, pero es muy lindo tanto el interior como el exterior, ese segmento de alfa, 155, 156 y 159 son todos lindos y por lo que tengo entendido uno mejor que el otro (ni hablar el 159, de lo mejor de la historia)

    • Gab3 dice:

      El 159 no es lo mejor de la historia. Nunga gano nada en el teerono competitivo, a diferencia del 155 y otros. Es un buen auto, pero un poco pesado y de tracción delantera. Esta es la vuelta de Alfa a los gloriosos tiempos de la tracción trasera. Es verdad que no es tan vistoso ni Italiano com el 156, o el 159, pero es el precio que tuvo que pagar Marchione para hacerlos comercializables. La estrategia estuvo bien pensada: Halo Car con la Qv que se convierte en el nuevo sedan deportivo de referencia reemplazando a BMW. Sin embargo las ventas no van bien…

      • W140 dice:

        Detesto cuándo destacan un modelo por la carrera deportiva..
        Es 155 era una porquería puesto en la calle, si fuera por los títulos el Dodge 1500 sería un autazo.
        Una cosa es el desarrollo de competición y otra el auto de calle.

        • Gab3 dice:

          Las carreras, incluso las de formula 1 están hechas para vender autos. Las automotrices bajan lo que aprendieron compitiendo a sus autos de calle. Que un vehiculo tenga logros deportivos, habla por lo menos de un chasis bien diseñado. Cuatos Alfas tuviste W140? Manejar aburridos Corollas grises tiene la ventaja de que son muy confiables, pero es peligroso , mucha gente ha mueto de aburrimiento.

      • TGS dice:

        Estoy de acuerdo con W, juzgar un auto por sus logros deportivos es cualquier cosa. Y si me pongo puntilloso habría que mencionar que cuando en el 155 DTM pasan del V6 a 60º (Busso) al V6 a 90º este ultimo era un block PRV que homologaron gracias a la Thema.

      • el_tazar_77 dice:

        El 159 tenia una suspension de primera, era el mejor de su epoca en la prueba del alce, mejor incluso que un m3 de esa epoca, y el diseño era exquisito, y creo que alfa dio un salto de categoria con ese auto, si bien el 155 era buen auto, estaba lejos de un aleman de esa epoca, en todo sentido

  28. Tuerca Floja dice:

    Así como Fiat no puede hacer autos medianos o grandes, parece que Alfa tampoco. Ojalá tenga éxito, pero parece que no viene teniendo mucha aceptación en USA. Y otro aspecto que espanta a posibles compradores es ver la brutal devaluación de los usados. Los franceses de PSA y estos copiando descaramente el estilo a los germanos. A lo que llegamos. Da vinci se revuelve en su tumba.
    Belucci 1000 – Schiffer 0.

  29. mirageiiiea dice:

    Se lo ve realmente muy lindo…. pero por USD 77 mil tenes un Audi S4, y por 90 mil, un S5 Sportback. Yo creo que iría por los alemanes, pero por suerte (o desgracia) mi presupuesto no me pone en esas difíciles decisiones.

  30. pgar dice:

    Si al profesionalismo, le agregás pasión (por la marca) y un poco de humor. Sale excelente nota como esta. Bravo!

  31. Porto dice:

    Como dije ya en la anterior nota de este auto, por la misma plata -incluso menos- Audi Argentina te vende un S4 full equipo. No hay ningún punto de comparación. Acá me van a correr con la pasión, con que es un Volkswagen con chapa de Audi y demás sarasa.
    Al final del día, el argentino, y en general cualquier tipo, se decanta por un auto alemán. Y por algo será.

  32. W140 dice:

    No es un serie 3, pero antes que la confiabilidad e interior de un Jag o la falta de ofertas mecánicas del S40, es una opción.
    En diseño, el 156 lo pasa por arriba, incluso el continuista y poco arriesgado 159, pero por suerte no tiene mecánicas problemáticas y malas de Alfa o GM (TwinSpark, Busso, 2.2, etc) o la horrenda Selespeed, es Fiat y ZF (sacando el QV..).
    Además la RWD y la calidad es algo mejor, sería bueno una versión Veloce con tracción trasera y MT, no solo Q4 y AT.
    Si me dan a elegir entre las últimas 3 generaciones de sedanes de la marca el ideal sería un 159 TBI MT.
    No tiene el diseño del 156 pero el interior no es tan pedorro como el del 156 y su exterior no es la copia barata del serie 3.
    No tiene la tracción trasera del Giulia y pero tampoco problemáticos TwinSpark o el Busso del 156.
    Un Alfa Razonable.

  33. Seba73 dice:

    Este auto es la perfección materializada. No le encuentro punto criticable.
    Que hermoso vehículo.

  34. Quelopario dice:

    Mi primer auto fue un 155 2.0 TwinSpark heredado de mi viejo. Lo que aprendí de mecánica básica con ese auto no tienen nombre. Me dejó tirado en todos lados. Calentaba, partimos el cárter (entre mi viejo y yo) unas cinco veces por culpa del extremo voladizo que tenía. Pero era una máquina cuando andaba. Un sonido espectacular, un pique super rabioso gracias a los árboles de leva variables. Era un auto del ’96 con un 2.0 aspirado y 150hp, una bestialidad para la época. Interior en cuero y madera (nogal posta), todo firmado por recaro. ABS, doble airbag, climatizador, testigos hasta para las luces de la patente. Pero se la pasaba en el taller y la reventa era un chiste de mal gusto.

  35. Exia dice:

    Donde iría la matrícula en el paragolpe delantero?

  36. S2M dice:

    Llegué tarde a los comentarios, me halaga que tipos tan especializados comenten de la belleza alemana de este auto. Yo había comentado hace días que este auto de perfil parecía un BMW. Me voy con el pecho inflado, despido el viernes en modo ego.

  37. Medialuna dice:

    Ayer fui a buscar mi MiuraMag N°8 al correo y mientras me preparaba para leerla me puse a pensar cual era mi auto de tapa favorito, luego de medio segundo la respuesta vino a mi mente: Giulia. No tendrá la brutalidad del Camaro, la profesionalidad del Porsche o lo divino de la 488 GTB pero me despierta sensaciones como ninguna otra máquina.
    Me conformaría con un Alfa 164 o 33 de principios de los 90 pero después uso la maldita razón que me dice que mejor sería comprarme un B Mercosur lo más nuevo posible para poder usarlo de Uber en caso de emergencia ja ja

  38. Batimovill dice:

    Me encanta! Pero lo que me pasa es que si tuviera el dinero me compraría la QV sin dudarlo pero no me pasa con las versiones “comunes” que en cambio con lo que salen iría por un alemán. Muy buena la nota y que peliculon bastardos sin gloria! No así la última de tarantino.

  39. herejeturron dice:

    Hermoso auto, en 20 años me compro uno

  40. FJC dice:

    Todos lo aman pero nadie pagaría por él, todo un alfa!

    • Ariel VTS dice:

      Seria como lo opuesto a VW que sus fans muchas veces pagan lo que sus productos no valen.
      Alfa sale del segmento generalista para jugar en el premium, veremos como le va, pero es una apuesta muy jugada, la mayoría de los clientes en ese segmento son muy conservadores.

  41. KERATO dice:

    Linda nota pero que lastima los filtros a las fotos, una verdadera bost…..

  42. fga dice:

    Divina nota, MENOS lo de Monica Belucci, perdona pero ahí no te la llevo @CC, le pasa el trapo a Claudia.

  43. eugeblog dice:

    Hermosa la Giulia y un 10 para la nota.

    CC simple corrección, sin querer sonar como el profesor frink, en una parte, creo que párrafo 15 dice que la QV cuesta 157 mil euros y mas abajo “No hace falta pagar los 129 mil dólares de la QV…”

  44. silviop dice:

    Un Alfa con aires de BMW, me quedo con el original. Estos autos de indudable belleza, son como esas mujeres lindas que nunca las elegirías como tu esposa. Yo me caso con una “señora” BMW.

  45. fugitivs dice:

    Una consulta de ignorante: Porque los Alfa Romeo siempre se dijo que no tienen repuestos o son problematicos? Es asi verderamente? O simplemente porque como sucede en este bendito pais que compran autos de buena calidad y los mandan a talleres de barrio, o bien pijotean los arreglos remendandolos?

  46. nicholas dice:

    Por trabajo me toco viajar a usa y en el playon de estacionamiento de la empresa en new jersey habia varios alfa, en su mayoria giulia. Y el cfo a quien todos marcaban como un tipo que sabia de autos manejaba una maserati. Tenes datos cc de como vende alfa alla. Abrazo alfista. Nunca olvidare a mi 145 qv 1997. Un auto hermoso

  47. Gero Abarth dice:

    Alguien de descendencia alemana una vez me gasto, por q yo soy hijo de italianos, y fanatico enfermo por los autos italianos, siempre me decian q los italianos nunca van a superar a los alemanes, yo creo q como sociedad y sobre todo en coches hoy en dia deberian imitarnos a nosotros los “tanos”, sobre todo en autos aprender a no hacer recall dia por medio, y aprender a dar ese toque de calidad interior, y esa sensacion de manejo q ningun auto aleman puede dar, ellos siempre optan por el equilibrio, nunca van a llegar a hacer coches tan deportivos como los alfa, lancia, maserati y ferrari(olvidemonos de lamborghini, actual en grupo vag), e incluso algunos fiat, maneje el 500 abarth, y hasta mi bravo sport, con suspension sport, tiene un toque de deportividad excelente, excelente agarre en ruta en lo derecho y en curvas, son sensaciones unicas q repito solo un auto italiano puede dar. Desde ya ni hablemos en diseño, su superioridad habla por si sola.

  48. Ronnie dice:

    Hermoso auto !!!,me encanta sobre todo el interior.No hay dudas que en diseño a los Italianos no hay con que darle,el mix Italo-teutón afuera quedó bien a mi gusto.
    C.C. tengo un 156 cerca a buen precio,que opina ?

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario