Crítica en cuarentena: Jeep Wrangler JL Sahara

Texto y fotos de Orly Cristófalo
@OrlyCristofalo

Ser crítico de Autoblog es una tarea complicada. Siempre quise decir eso y, sobre todo, dejarlo escrito. Tengo la fortuna de manejar autos prestados y poder escribir sobre ellos. Todo eso mientras hago mi trabajo real, que es tratar de hacer sobrevivir a una agencia de marketing digital, en este hermoso país, desde hace más de siete años.

Los autos, las fotos, son mis descargas a tierra. Los mensajes de C.C. del estilo: “¿Estás para unas fotos?” o “¿podés probar tal auto en tal fecha?” se hicieron cada vez más normales y seguidos. Jamás le dije que “no” por dos razones: es mi hermanito menor, tengo que cuidarlo (?), y me apasionan tanto los autos como las fotos.

Nunca tuve un auto prestado por una terminal más de 20 días. Los récords están en poder de la Fiat Toro Volcano 2020 (leer crítica) y la Kia Sportage 2019 (leer crítica). Pero, pandemia mediante, lo que iba a ser un préstamo “normal” de siete días se transformó en casi una “toma de posesión”, que ya lleva 65 días y promete extenderse.

A continuación, una serie de relatos inconexos de cómo es tener el auto perfecto para este extraño 2020 (y casi no poder usarlo).

“Quedátelo: ya veremos cuándo lo traés”

Esa fue la frase que apareció en mi Whatsapp del Gran M.S., responsable de flota (entre otras cosas) de FCA Argentina. Me lo mandó el 19 de marzo, cuando comenzaba la cuarentena.

En mi garage estaba el Jeep Wrangler JL Sahara Unlimited Overland que manejé, probé y escribí para este blogcito hace dos meses (leer crítica convencional).

Si leyeron esa nota, sabrán que soy un fanático de Jeep desde hace muchos años, cuando me compré mi primer auto: un Willys (leer historia). Extender el préstamo del Wrangler dibujaba una sonrisa automáticamente en mi cara. Pero, ¿para qué?

Las primeras noticias llegaban: nada de circular libremente por rutas y calles. Nada de actividades el aire libre. Ni siquiera una sesión de fotos. Nada. Simplemente: nada. Tracción integral y 285 caballos listos para… quedarse quietos.

De repente llegó el mensaje de salvación: “No fuimos al súper y, si nos tenemos que quedar encerrados, hay que comprar varias cosas”. La voz de mi mujer sonaba a liberación, a una ruta al paraíso, aunque fuesen sólo cinco kilómetros de ida y otros tanto de vuelta, para abastecernos al menos por una semana. Dato: no tengo heladera ni freezer muy grandes, por lo que las compras voluminosas no son compatibles con mi capacidad de conservación.

La ¿suerte? me acompañó y una lluvia torrencial nos esperaba a la salida del híper con nombre francés. Como buen caballero, me encargué de llevar las compras hasta el Wrangler, acomodar todo e ir a rescatar a mi doncella, que me esperaba bajo techo. Sí, en esos días, todavía no entraba en vigencia el pedido de salir de “a uno” por familia.

Volví con cara de feliz cumpleaños por estar manejando un Wrangler en medio de una tormenta y una pandemia mundial. Y por una avenida asfaltada, claro. La cuarentena recién empezaba, pero ya mostraba sus efectos en mí.

Entrar y salir

Mi garage no es tan amplio como el de C.C. (ver fotos), pero el Wrangler cabe -digamos- cómodo. En la misma entrada del garage, sobre una de las paredes laterales, hay un aro de basquet que lleva ahí más de 15 años. Lo instalé yo y ya va por tres niveles de altura, que fue cambiando de acuerdo al crecimiento de mis hijos.

El aislamiento y el creciente fanatismo por la NBA de mis niños (18 y 21 años), “boosteado” por la llegada de The Last Dance (el documental sobre la última temporada de Michael Jordan con los Chicago Bulls), hizo que también volvieran las ganas de tirar al aro. De ahí al “Torneo Cuarentena de 21” había sólo un paso: sacar el Wrangler del medio.

Así es como, todos los días, el Jeep se pone en marcha, hace unos 10 metros marcha atrás para salir y, un rato más tarde o cuando tenga ganas, vuelve a hacer los mismos 10 metros para adelante.

¿Cosas que empecé a notar en esos metros diarios? El arranque a distancia hace que el motor se ponga en marcha con “cebador” y, al cabo de un minuto o dos, baje mucho las RPM para quedar regulando.

Más: la animación en el centro del tablero de instrumentos al arrancar, me hipnotiza. Es tan simple como un frente de un Willys que pasa a ser el del Wrangler, pero ahí estoy, tratando de no perder esos 2/3 segundos que dura. Que no importa el frío, el calor o la distancia, siempre tengo ganas de sacarle el techo, aunque sea para hacer 10 metros.

La última: el consumo. Prender, mover 10 metros, apagar, no es la mejor forma de ahorrar combustible. Menos todavía hacer trayectos cortos y urbanos. El Wrangler debe haber recorrido 20 kilómetros, con suerte, en autopista durante los últimos 65 días. ¿Resultado? El promedio de consumo viene en 22.2 litros cada 100 kilómetros. Ouch.

Jeep Office

Tenemos la fortuna de no haber sufrido cortes de luz en casa (por ahora), pero más de una vez pensé en irme a laburar un rato desde arriba del Wrangler. ¿Cuál es la relación? Tan simple como recordar que tengo un toma de 220v en la parte trasera.

Lo probé para la foto que ilustra la nota y me quedó un poco incómodo, porque el enchufe de la MacBook no es precisamente cómodo para ningún cargador en particular. Tengo pensado hacer mi próxima reunión por Zoom desde los asientos traseros, si la señal del WiFi me acompaña.

El carrito del súper

Soy el encargado de las compras en mi casa. Eso significa un montón de tareas titánicas, como no errarle en la versión del dulce de leche (Colonial o Clásico para mí siguen siendo lo mismo), hasta lidiar con gente que no sabe cómo ponerse un barbijo ni conservar la distancia social.

Sabiendo que el Wrangler iba a pasar unos días con nosotros, aproveché para mandar al mecánico mi auto particular y hacerle un poco de mantenimiento que necesitaba, con lo cual el JL se convirtió en mi vehículo para las “compras esenciales”.

En cuarentena pasa a ser toda una aventura transitar por calles y cunetas, buscar estacionamiento (no siempre voy a grandes cadenas, también elijo los comercios del barrio), cargar el baúl, etcétera.

Tips útiles y que nadie nunca jamás te va a dar en un “test” de un Jeep Wrangler: el maple de huevos entra perfecto en el piso de las plazas traseras, que es bien plano. La inclinación de la base de los asientos traseros son ideales para que puedas apoyar algo y que no vuele en una frenada (no está bien llevar cosas sueltas, yo las pongo en el baúl o las ato con el cinturón).

El más mirado

Sin duda alguna, cada salida con el Wrangler JL me ha dejado en claro algo: es el vehículo que probé para Autoblog en el que más me han mirado. Sí, es imponente, gris, alto y ancho, pero no deja de sorprenderme cómo lo miran por la calle. Más aún tratándose de un vehículo visto por demás en la Argentina, más allá de sus versiones y modelos.

En las últimas semanas y con algunas lluvias y lloviznas de por medio, el color gris se ha apagado un poco, por la mugre. Los lavaderos están cerrados y un periodista amigo tuiteó que no se podían lavar los autos en la puerta de casa, por lo que el Wrangler, por el momento, seguirá haciendo una de las cosas para las que fue preparado: ensuciarse.

Lo que sigue

Estoy esperando que nos permitan salir a hacer kilómetros libremente. ¿Devolverlo? No, ni de casualidad. Necesito ir a un camino de tierra. Volver a divertirme con el Wrangler antes de que FCA me mande un patrullero a casa.

Aunque, pensándolo bien: ¿no necesitarán un influencer “novato” para que luzca el JL en sus redes sociales? Los dejo, voy a subir una foto de mi Wrangler a Instagram. Así sumo likes.

O.C.

***

Listo para salir de compras. La gorra “Rubicon Trail” al tono es gentileza de C.C.

Alcohol en gel a bordo. Casi que deberíamos exigirlo como elemento de serie de ahora en adelante.

Reja de por medio mirando al Wrangler en la posición que más repitió en los últimos 65 días: parado.

Primicia mundial: el maple de huevos calza genial en el piso de los asientos traseros.

Atardecer que cae mientras voy a llevarle víveres a mi madre. No pongo la edad porque se enoja.

Kit completo. Máscara, barbijo, alcohol en gel. Tengo guantes, pero no los uso.

La puerta trasera es muy cómoda para la carga, aunque necesitás espacio para el ángulo de apertura del portón.

¿Montañas? ¿Off Road? No, estacionamiento de supermercado.

Jugando con el otoño y la forma Jeep del faro.

Un perfil de Willys y una hoja caída.

El Wrangler JL saliendo de casa para dejar lugar a una nueva fecha del torneo de 21.

Hay pandemia, pero este crítico no pierde el romanticismo cuando sale de compras.

Acá, probando la capacidad de vadeo de hojas otoñales. Comenten.

El estadio y la gente que quedó afuera.

La puesta en marcha a distancia es un chiche ideal para que el habitáculo tome temperatura antes de que subamos.

¿Ladrones? ¿Mafiosos? No, la familia Cristófalo en pandemia.

Antes de la Cuarentena. Probamos el nuevo Jeep Wrangler JL Sahara durante una semana. Leer crítica.

107 Comentarios

  1. CHTR dice:

    Y después cómo te sacaron de ahí atrás?

  2. Wooo... dice:

    ¡Aguante Beccar canejo!

  3. yiyo dice:

    Me resulto bastante aburrido de leer. Muy buenas las fotos! Saludos.

  4. astonmartin dice:

    ¡Muy buen relato!
    Impresiona el consumo y asusta el precio.
    Vale lo que 3 RAM.

  5. Type_D dice:

    Con esa toma de 220 y ese baúl, metería un hornito o parrilla eléctrica y a hacer un Cocinablog Cuarentena 2020

  6. CAMOMAR dice:

    El último maple que compré cotizaba en blue $400. Una locura! Muy buenas algunas fotos!

  7. nico33 dice:

    Sin dudas de los vehiculos mas lindos que hay y que tendria de no ser tan caro.

  8. Werther dice:

    Che CC, uds dos viven juntos? o por lo menos cerquita?.

  9. leov dice:

    Esperaba una foto de Cunnington Limón. Como no está me acabo de compar una en el super.

  10. Reventon dice:

    “…lidiar con gente que no sabe cómo ponerse un barbijo ni conservar la distancia social” ni lo recuerdes, hay veces que queres empezar a los bifes para que entiendan como se usa un barbijo o que se corran un metro más atrás.

  11. Turbado dice:

    Bien ahí Orly te estás curtiendo con el teclado, me gustó mucho la redacción! Y que paradójico el caso, para un amante de jeep

  12. JuanF dice:

    Listo cortemoslá acá mismo, Orly sos muy capo!!!! lo tenía que decir y lo dije…

  13. Leo90 dice:

    Creo que un punto a favor para Argentina, es que este vehículo cuesta mucho mas de lo que aparenta, y en el tema robos eso es bueno.
    No imagino en Bera, Fcio. Varela, o algún otro partido del sur del conurbano, poniendo en marcha a distancia en la calle un vehiculo de 100 mil dolares jajaj. Menos sacarlo mitad del vehiculo en la calle. Pero lo bueno, es que nadie debe imaginar que cuesta eso.
    Con “bm” de 40 o 50mil dólares el barrio ya comentaría que algún vecino anda en algo raro o es narco jajaja.
    Un poco de generalización y humor para el viernes.

  14. Carlos L dice:

    65 días de posesión y sumando!!
    Orly, consulte con su contador amigo, porque a este paso va a tener que incorporarlo en su declaración jurada de Bienes Personales, eh!!
    Igual… no lo devuelva!!

  15. Seba73 dice:

    “con cara de feliz cumpleaños por estar manejando un Wrangler en medio de una tormenta y una pandemia mundial”…pero claro que si papaaa!!
    Que hermoso Jeep. Sueño de varios, mi hermano uno de ellos…su primer auto fue un Ika largo 72 y ahora se compro para devolver a la vida un Ika corto no se que modelo. Que hermosos bichos.

  16. Almagro dice:

    Muy divertida nota, todavía me estoy riendo de la parte del maple de huevos y de la animación del Willy en el tablero. Gracias, totales.

  17. MiguelFarias dice:

    Me mató el maple de huevos, jaja. Cuando liberen la circulación, te venís a Tucumán, comemos una ricas empanadas, unas milas únicas e improvisamos un circuito off-road por las yungas taficeñas 😉

  18. Matias011 dice:

    Después de esta cuarentena como lo ves como único auto de una familia?

  19. epi dice:

    Que tristeza vivir enrejado!
    Veo la 4ta foto y me alegra vivir a 3000km de C.A.B.A…

    • guillejs dice:

      epi te aseguro que tener la visual de la reja es lo de menos.. vivis perseguido al entrar/salir, no podes dejar nada atras de la reja, a mi vieja hasta las macetas le robaron pero como es sin armas, no pasa nada. Te saltan la reja como nada o la abren al medio entre barrotes

    • Leo90 dice:

      Se vive mal por estos pagos, pero el ser humano tiene la facultad de adaptarse al entorno, y terminamos naturalizando cosas que no están buenas.
      Por curiosidad, donde vivís? Yo tengo muchas ganas de irme a algún pueblo del interior y vivir mas tranquilo, aun que tenga que renunciar a ciertas comodidades.

      • PabloAna dice:

        Leo, en cualquier ciudad de menos de 100.000 habitantes se está 100 veces más tranquilo que en las grandes ciudades , ya con alejarte 70 km. del amba, es otra vida., pasan cosas, pero ni se compara.

      • epi dice:

        Leo buen día!
        Vivo en Calafate. A duras penas llegamos a 25.000 personas.
        A veces hay algún robo(de casas abandonadas, obradores en construcción, etc) pero nada como en AMBA.
        Yo soy de zona oeste (según Divididos, donde está el agite) y me vine hace 10 años.
        Creo que no volvería nunca…

      • Leo90 dice:

        Muchas gracias por responder.
        Espero encontrar una compañera y encarar el cambio algún día.

    • Marco_ab dice:

      Creo que deben ser pocos lugares donde las casas no tienen rejas.. Al final no hicieron creer que vivir rodeados de muros, rejas y que los ladrones delincan impunemente es a la normalidad ni que decir de todo esto que esta pasando con el fantasma del COVID. Realmente lamentable.

  20. epi dice:

    La foto “Jugando con el otoño…” la hoja parece uno de los pinitos perfumados que te dan en los lavaderos

  21. Autodelta dice:

    Dos preguntas.
    1-como hacen para no encariñarse con los autos despues de tenerlos tantos dias?
    2- quien paga la nafta de los test? (Siempre tuve esa duda)

  22. Charletas dice:

    Sacar un auto así de una cochera abierta a la vista de todos en cualquier barrio del GBA, sea Sur, Norte u Oeste, es jugártela. Tarde o temprano, o te saltan la cerca o te encañonan al salir/entrar.

  23. epi dice:

    Cuesta entender que sale mas de U$S 100.000.
    Si bien tienen mucha tecnologia, calidad, etc.. es un poco elevado el precio.
    La Gladiator va a costar bastante también.

  24. Marco_ab dice:

    La primer foto me hizo acordar liberen a Willy, no se porque pero creo que usaron unos Jeep

  25. Tuerca Floja dice:

    Orly, asesorate por un boga en el tema de la posesión, descargate la patente del año, pagala, lavalo, inflale cubiertas, cambiale batería y reclamalo tuyo amparado en el tiempo de ocupación y cuidados prestados

  26. MiServiclub dice:

    Personalmente este auto me encanta, siempre he sido de 4×4 pero este en especial me parece que tiene todo lo que busco. Que paséis una buena cuarentena.

  27. martinleandro dice:

    El Wrangler no me va ni me viene.

    Las notas costumbristas de AAB me entretienen a full, casi como las pisteadas del Colo “Che bestia”…

    La foto del estadio y la gente afuera, es tan genial como el gol de Pavone a Boca en el Amalfitani el 13/12/2006…

  28. Wenzel dice:

    Wrangler suena a que ando en un jean… y esa rueda colgando ahí atrás de la caja de zapatos no me gusta nada.. para darle mucho al offroad debe ser excelente.. para ir al supermercado hay opciones mejores!

  29. pablog1 dice:

    DDL Colonial mata Clásico.

  30. feik2003 dice:

    Me encanto la nota!!!
    Mucha imaginacion para escribir sobre un auto encuarentenado!!
    Y muy buenas las lineas de las fotos!!!
    Felicitaciones Cristofalo sr.!!

  31. Asolarin dice:

    Comentarios varios:
    -En estas vacaciones, un amigo me insistía en que libere el baúl de mi Jeep (sí, soy fanático aunque critique a mi hermano por ser más rústico) para montarse una oficina móvil. Después de ver la primera foto, le debo unas disculpas.
    -Me parece por demás ostentosa la foto de los huevos y el Wrangler. Acaso usted no sabe que los huevos subieron y no por el frío?
    -“Necesito ir a un camino de tierra. Volver a divertirme.” Salvando que no tengo un Wrangler (ya quisiera, si le molesta yo se lo retiro del garage para guardarlo en el mío y algún día se lo devuelvo), no sabe cómo lo entiendo.
    Buena cuarentena OC, y ojalá pronto pueda trepar algo con el Wrangler, aunque sea una maceta en el jardín.

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja una respuesta