La Plata: la historia de la famosa Esquina de los Rambler

En la esquina del Camino Centenario y Calle 52, en el barrio de Villa Elisa (La Plata, Buenos Aires), se encuentra el taller mecánico de Alfredo “Fredy” Kuras. Se trata del mayor coleccionista de Rambler de Argentina, que llegó a tener casi cien unidades del majestuoso sedán fabricado por IKA.

La esquina se hizo famosa por la cantidad de Ambassador, Classic, Cross Country y “Boca de Pescado” que acumulaba. Y se convirtió en una referencia en el barrio, donde hasta se tejieron historias que aseguraban que el dueño del taller era el cantante Sandro, un fanático de ese modelo.

El diario El Día de La Plata entrevistó a Fredy Kuras y reconstruyó la historia de La Esquina de los Rambler.

***

Foto de archivo: la Esquina de los Rambler se convirtió en una referencia en el barrio Villa Elisa (La Plata, Buenos Aires).

Allí se encuentra el taller del coleccionista Alfredo “Fredy” Kuras, el mayor coleccionista de Rambler en Argentina.

***

Nota del Diario El Día de La Plata 
La misteriosa esquina de los Rambler, donde Sandro hizo dejar un mensaje

Por Hipólito Sanzone

Siempre llamó la atención al pasar por un sector del Camino Centenario, en Villa Elisa. Una historia de pasión por un “fierro” en particular. ¿Cuánta gente se ha preguntado qué hacían ahí todos esos autos iguales?

A los 16 años quedó impactado ante semejante máquina. Y aunque era consciente de que estaba a años luz de alcanzarla, se lo propuso. La fuerza de la determinación a veces produce efectos increíbles.

“Calculo que debo haber tenido como cien”, dice Alfredo “Fredy” Kuras, apellido polaco, en el arranque de su historia con los Rambler, ese icónico automóvil de los 60 y parte de los 70 al que, por esas cosas difíciles de explicar, le dedicó buena parte de su vida incluso hasta hoy en que todavía le sobran ganas de meterle mano a uno de ellos.

La Esquina de los Rambler se ganó un lugar en la historia platense de la vida cotidiana, la que se escribe casi diariamente de tanto pasar por un lugar y no poder evitar la mirada a esas cosas que llaman la atención.

“Acá llegó a haber 15, 20, 30 Rambler parados en arreglo, restauración o para sacarle los repuestos. Todavía hay gente que dice: ‘te espero en camino Centenario y la esquina de los Rambler’”, dice Freddy.

El Rambler, en sus versiones Ambassador, Classic, Cros Country y el “Boca de Pescado”, se fabricaron en Argentina entre 1962 y 1975 porque aunque la producción formal terminó en 1972 hubo tres años en que siguieron haciéndose a pedido.

Marcó época, fue símbolo de lujo, prosperidad, status y poder, sobre todo esto último al ser asociado a las embajadas, los ejecutivos de las empresas multinacionales y las por esos años, lamentablemente influyentes fuerzas armadas: “¿Sabe lo que era en esa época un auto con levantavidrios eléctricos o aire acondicionado”.

“Una vez me pararon en una caminera y yo dije, chau, me meten preso. Me había olvidado los documentos y los papeles. Y cuando bajo la ventanilla el policía me dice: ‘no pasada nada, lo paramos para ver el auto, nomás’”, cuenta Alfredo que a esa anécdota le agrega otra con un poco más de picante.

“Otra vez, directamente les dije que era de la Fuerza Aérea. Los tipos me hicieron el saludo militar y me dijeron siga, siga, embobados mirando el auto”.

Inspirados en uno de los modelos más vendidos de la American Motors Company, Industrias Kaiser Argentina apostó a fabricarlo en el país como reemplazo a dos modelos exitosos pero a los que ya el mercado le reclamaba a gritos por una renovación: el Kaiser Carabella y el Bergantín.

Técnicamente definidos como “compactos de tamaño completo”, dotados de una motorización de seis cilindros en varias versiones, aquellos Rambler parecían venido de otro planeta.

¿Qué razones pueden llevar a una persona a hacer de un objeto material un objeto amoroso?. Las teorías son tantas como tantas las razones y tantos los desvíos a los que se puede ir a parar. El caso del “Loco de los Rambler”, como cariñosamente se acepta Freddy, acaso no encaje en ninguna de las formas conocidas de exageración por coleccionar, acumular o poseer desenfrenadamente.

Su caso, tal parece, tiene que ver con la determinación de darse un gusto, de entregarse con dedicación a algo que simple, llanamente, le gusta y que se representa en esos autos icónicos alrededor de los que todavía hay clubes de fanáticos y admiradores como los hay de otros autos y otras marcas.

Por caso, entre el Rambler Car Club, el Club Rambler Classic y el Grupo Ika Rambler a los que se puede acceder por la red Facebook, suman más de 20.000 miembros. En el del Ika Rambler, que es el único abierto y no requiere aceptación para ver sus contenidos, hay de todo. En una espiral solidaria sus miembros intercambian desde acrílicos de faros traseros hasta cigüeñales, pasando por llaves, manijas de puerta y lo que pueda imaginarse. Y de cuando en vez se organizan encuentros al aire libre entre los y las que tienen un Rambler en condiciones de marchar.

En aquel final de los 60 y principio de los 70, cuando Kuras se enamoró de los Rambler, el hombre trabajaba en la Peugeot de la Ruta 2 pero ya era vecino de Villa Elisa, en Camino Centenario y 52, en una zona que, recuerda, “era puro campo”, con apenas cuatro casas y que hoy es, lisa y llanamente, otro mundo, aunque en alguna medida siga conservando algo de la paz campestre de la localidad del norte platense.

“No había nada. Cuatro casas y la estación de servicios de Pérez que muchos años después compró Luzardo”, refiere Kuras para marcar parte del mapa cercano a la plaza donde en parte se conserva un empedrado centenario.

“Y cuando lo vi, al Rambler, me dije yo voy a tener uno. En ese momento se necesitaba mucho dinero”, cuenta.

Kuras se supo ganar un lugar entre los más reconocidos chapistas de la zona. A los 76 años y en equipo con su hijo Sergio que heredó su pasión por la chapa, la pintura, la mecánica y los Rambler, sigue trabajando.

Sergio está rearmando una impresionante Cross Country, que ocupa buena parte del fondo del taller y que se hace notar por el brillo de “la chapa pelada”, como le dicen en la jerga de los chapistas al procedimiento de irle bien al hueso a una carrocería que se pretende restaurar a partir de un trabajo como Dios manda y entonces dejarla brillante y plateada.

“Esto es chapa-chapa”, dice Freddy y le da golpes al guardabarros de la Cross Country que, asegura, “ya no hay más, el día en que esta salga a la calle no tendrá precio”.

De reojo mira a uno de los autos “modernos” que algún cliente le dejó en estos días y con cierto desdén insiste: “Esto es chapa-chapa mientras que ahora es todo sacar, tirar, poner lo nuevo y listo”, dice para redondear la idea de la condición de artesanos que todavía conservan algunos chapistas.

En 1977 se enteró que por la zona había un Rambler “tirado”, por falta de repuestos o de recursos de su dueño para hacerlo funcionar. Y ahí empezó todo.

“Y nació la idea de arreglarlos, rearmarlos, llegué a tener cien Rambler. Se fue corriendo la noticia de boca en boca y es el día de hoy que me contacta gente de todo el país, para restaurarlos o por repuestos”, cuenta mientras señala una puerta delantera de un “Boca de Pescado” del 62 que hasta tiene la etiqueta de fábrica.

“La vienen a buscar del sur”, cuenta y agrega que recibe pedidos y consultas de Salta, Santa Cruz, Mendoza y de cuanto apasionado por los Rambler ande por ahí.

“En una época se usaron mucho para casamientos o cumpleaños de 15”, recuerda y estima que a precio de hoy, comprar uno de aquellos Ambassador equivaldría a “dos Ford K nuevos, o tres”.

Una tarde de 1989 Kuras recibió en su taller a un hombre misterioso.

“Soy el chofer de Sandro”, le dijo y Kuras no necesitó preguntar de qué Sandro estaba hablando aquel tipo sino era del inmortal “Gitano”.

Ahí se enteró que con ese icónico cantante tenían algo en común: la pasión por los Rambler. Tal parece que Sandro tenía uno en los garages de su mansión de Banfield.

Ese raro mecanismo que algunos llaman teléfono descompuesto, habladuría, rumor, chisme o simplemente el “dicen que”, hizo que durante mucho tiempo en la zona, acaso sin que Kuras lo supiera, corriera la voz de que uno de esos Rambler de la Esquina de los Rambler era de Sandro.

Una vecina de la zona con muchos años en la vida y en Villa Elisa, aseguró que hasta hubo una época en que había muchachas que pasaban en bicicleta por la puerta del taller, a propósito, con la loca esperanza de ver al Gitano o, aunque más no fuese, a su auto de colección.

Pero todas las versiones que empiezan con un “dicen que”, suelen tener una verdad revelada y son siempre los protagonistas los que se encargan de mostrarla, de sacarla a la luz. Y Kuras cuenta como fue en realidad el famoso asunto del Rambler de Sandro.

“El hombre que vino se interesó en algunos repuestos, charlamos un rato y quedó en volver a buscarlos. Pero nunca volvió”, se encoge de hombros Freddy.

“Yo no gané plata, pero gané otra cosa que es haber hecho lo que me gusta. Estoy jubilado como monotributista pero tengo que seguir trabajando acá en el taller, no me queda otra. Pero una cosa es seguro: no me arrepiento de nada, de nada”.

Durante los años del llamado “Plan Canje”, a mediados de los 90, se hizo difícil el rescate de los Rambler. Era un mecanismo implementado por aquel gobierno de un peso un dólar por el que aquel que entregaba un auto viejo para desguace recibía un certificado equivalente al 20 por ciento de un auto nuevo. El 10 por ciento lo pagaba el Estado, otro 2 por ciento la concesionaria y un 8 por ciento las terminales. La idea apuntaba a sacar de la calle a los autos en malas condiciones. El plan falló porque no pocas concesionarias se negaban a aceptar los certificados pero lo cierto es que, recuerda Kuras, muchos Rambler encontraron ese plan un destino triste, injusto y final.

En un galpón de Villa Elisa cuya ubicación se mantendrá en secreto, Kuras guarda una de sus más preciadas joyas: “El Negro”, un Ambassador de ese color que luce impecable, como el que usaban el embajador de Estados Unidos o los presidentes criollos o los súper ejecutivos de entonces.

“Hace diez años que no lo uso. Eso si, de vez en cuando le doy marcha o una vuelta cortita. Me llevó años restaurarlo y está original, original”. Preguntarle si lo vende y cuánto cuesta sería, a todas luces, una irrespetuosidad.

En la vereda del taller descansa un Rambler entre celestón de vieja pintura y naranja de tanta herrumbre. Por ahora no tiene destino y quizá un día se convierta en el último Rambler de los de Villa Elisa. A la vuelta, por la calle 52, bajo un árbol duerme su sueño final otro Ambassador que, ese si, difícilmente vuelva a sentir el calor del asfalto bajo esos “Banda Blanca” que ya casi no existen en las gomerías.

“Este me lo regalaron. Me llama un día una persona y me dice por favor véngalo a buscar, se lo regalo. Y fui a La Plata y me lo traje”, cuenta Alfredo y le da una palmada al capot como quien le hace un mimo a un viejo, querido y noble caballo viejo.

Todavía hay gente que para en la misteriosa esquina y pregunta. Y hasta hay quienes como en aquellos tiempos piden permiso para sacarse fotos.

La Esquina de los Rambler mantiene, pese al tiempo, el óxido y los sacudones de la modernidad, el misterioso halo que rodeaba a aquellos autos. Es una postal de la ciudad mirada de reojo, pero con una de las tantas historias dignas de ser contadas.

***

Hasta las imágenes de Google Street View muestran como referencia a los Rambler en esa esquina.

Un verdadero Cementerio Rambler a cielo abierto.

“El Negro”, el Rambler favorito de Kuras. Foto: Facebook.

Scuderia Fiat

98 Respuestas

  1. leov dice:

    Muy linda historia. En la familia hubo un classic y se lo recuerda con cariño, además de que insistía mi abuelo en que era muy superior a las alternativas de Ford y Chevrolet de la época…

  2. CitizenSeven dice:

    Linda historia, es una pena que por Córdoba haya muy pocos dando vueltas, aunque hay algunos que están impecables, hace un par de meses me cruce con uno color bronce, tapizado de cuero marrón claro y gomas banda blanca, el sonido del motor moderando es casi tan lindo como el de un V8…
    Se que muchos les hubiese dado un infarto si lo veían cargar gas como yo, pero hay que admitir que si no fuese por el GNC, poca gente podría usarlos todos los días como su auto principal

    • leov dice:

      Dicen que por un tema de armonías el 6 cilindros es el más lindo de todos los sonidos. Dicen.

      • leov dice:

        De la época en que había que tener sonido. Claro.

        • PobreTipoQueEntregaAutosDePrensa dice:

          Cual de los sonidos artificiales de los autitos a pilas te disgusta menos? hay alguno que te guste?

      • CitizenSeven dice:

        Seguramente tenga que ver con como se acoplan las armónicas de cada cilindro, quizás 6 sea el numero justo para que el sonido sea el mas potente y ronco de todos.
        Sabemos que 3 no es para nada lindo, y en frio parecen una maquina de coser

        • xx dice:

          A mi parecer, más allá del sonido de cada cilindro, el múltiple de escape tiene mucho que ver en el sonido final, si es Equal Lenght (misma longitud cada salida) o no, por ejemplo.
          Gracias a eso el Impreza tiene ese sonido tan característico.

        • edosss dice:

          Ademas del sonido, mantener las longitudes iguales aumenta la potencia, ya que los gases de escape de cada cilindro no se “chocan” con los de otro cilindro.

          Lo mismo pasa en el multiple de admisión.

        • Brader dice:

          Xx, mas alla del diseño del ME no crees que la disposición Boxer de los cilindros del Impreza es lo que lo hace sonar de esa manera tan particular?

        • xx dice:

          @BRADER; seguramente influye (no conozco el orden del encendido) pero sí escuché un Impreza al que le habían puesto multiple EL (Equal Lenght) y habia perdido ese sonido caracterísitico.

        • Pablo dice:

          Depende de que 3 cilindros hablamos, los de Triumph o MV Agusta suenan hermoso, si una maquina de coser suena así me hago costurero ya.

        • Brader dice:

          No sabia lo del múltiple, el orden de encendido de esos Boxer es particular porque es circular (1º cilindro delantero der. 2º delantero izq. 3º trasero izq. 4º trasero der.) con lo cual al no alternarse entiendo que genera ese sonido a helicóptero enfurecido.

      • mercoauto dice:

        Recuerdo el sonido del v6 del Chevrolet 400 super, de mi abuelo. Tremendo mastodonte de acero tambien

        • chivita2018 dice:

          El 6 cilindros del Chevrolet 400 es en línea, no en V. Hay 3 motores: 194, 230 y 250 pulgadas cúbicas. Había desde el Standard, pasando por el Special, Super, Super De Luxe, Rally Sport y Super Sport. Tambien una version de 4 cilindros Indenor Diesel. Los motores los compartió con el Chevy

        • Picho_Perez dice:

          “ahora es todo sacar, tirar, poner lo nuevo y listo”, que pedazo de definición por favor, tan sencilla y tan clara.
          Los que tenga menos de 30 anoten.

        • mercoauto dice:

          Cierto no era en V

        • mercoauto dice:

          3.8 en linea

  3. Kevin.Gunter dice:

    Una historia semejante la vivió mi abuelo. El que fue un día su rambler cross country de color rojo, con el techo blanco, terminó con destino final en el nefasto plan canje. Lastimosamente sucedió varios años antes de que yo naciera, sino aún estaría en la familia.
    Cuentan en la familia que una vez llegaron a viajar entre 11 personas en ese auto. Un matrimonio, 8 hijos, desde edades entre 4 a 20 años, y un conocido. Un viaje de Misiones al Chaco ida y vuelta. Ruta de tierra y con toda la libertad de la época.

    • Daniel dice:

      ¿Por qué “nefasto” Plan Canje? Te leo con atención.

      • Kevin.Gunter dice:

        Justamente por la razón de que buenos autos, muchos de ellos clásicos, terminaron con un destino muy injusto. Y no era porque no servían, sino porque la gente aprovechó a cambiarse a un 0km sin saber donde terminaría su vehículo entregado. Y te digo, en muchos casos hicieron una mala elección.
        Lo peor es que los autores de dicho plan no optaron por conservar los autos que aún servían o se encontraban en buen estado, sino que todos, o la gran mayoría terminaron en la trituradora.

        • QuattroS1 dice:

          A ver, imaginate que hoy te pudieras desprender de un Senda 94 con la fortuna (proporcionalmente al valor del auto hablando) que sale dejarlo medianamente bien parado y con lo obsoleto que es en cuestiones de seguridad, consumo, etc. y llevarte un 0km. No lo harías?

        • Daniel dice:

          Terminar en la trituradora era el único destino posible para los autos entregados en el Plan Canje. Recuerdo que la playa de acopio estaba en Campana y recuerdo también que lo que ahí se veía era una pila interminable de cachivaches destruidos e irrecuperables.
          El plan canje permitió renovar buena parte del parque automotor, fue la primera (y creo única) vez que el estado resignó recaudación en beneficio de la gente y movilizó la venta de unidades nuevas y el mercado de usados. Para mi, fue un golazo desde donde se lo mire.

        • Kevin.Gunter dice:

          Obviamente es entendible que para muchos de nosotros se nos hace difícil costear una restauración de esas, aún más en los tiempos que vivimos actualmente, y considerando la escasez de dichos autos así como sus repuestos y la edad de los mismos, finalmente uno termina chocando con la realidad. Y es así.
          Hace un tiempo atrás le pregunté al abuelo y a mi padre si aún seria posible rescatar ese rambler y me dijo: “olvidate, ese auto ya debió de ser aplastado y triturado. Hay muy pocas probabilidades de que aún exista físicamente”.
          Y bueno, yo y mis ánimos por el suelo.

        • Chicho6666 dice:

          Fui uno de los que uso el Plan Canje, compre un Fitito del que me dieron lo que creo que eran las bielas en una bolsa, ni lo vi, derecho a Campana y me dieron un certificado por u$d 4.300. Decime si hoy no lo harías con cualquier auto.

        • jzucc dice:

          Yo tuve mi primer cero cambiando un 12 ’80 por un Corsita ’00… igual de sin aire ni dirección que el 12 jajaja

          Gunther, si al Rambler lo mandaron a plan canje es xq daba mas dolores de cabezabq satisfacción, nadie mandaba un clasico a canje, pero si valía menos de 2.000 pesodolar lo mandabas al canje y hasta podias vender el certificado.

          La verdad que sacó mucha chatarra de circulación

        • Tuerca Floja dice:

          Te cuento un secreto, la enooooorme mayoria de los usuarios de autos no son coleccionistas. Y de aquellos a quienes nos gustaría, solo una miiiiinima cantidad tienen los recursos económicos para hacerlo. Es que la enorme mayoria de los usuario de autos en general le importa nada restaurar o no, su valor sentimental para otros, etc. y la mayoria eran estropajos viejos reventados. Al estilo de lo que se ve hoy en el conurbano nuevamente. Además, vale la pena restaurar un VW 1500 1983, que va a estar todo picado, tablero rajado, etc?
          En ese momento fue una muy buena oportunidad para sacarse de encima clavos irrecuperables y acceder a una movilidad moderna.
          Además iba en paralelo con la renovación de las oferta de autos con los nuevos importados, y nuevas generaciones de autos mercosur que eran algunos casi iguales a sus pares. Quien quería guardar para restaurar en el futuro un R4 habiendo Clio recién lanzado al alcance listo para usar mañana?

        • skipper dice:

          No es taaaaan caro restaurar un auto de estos. El problema es encontrar quién lo haga y que no exagere con los precios.

        • GUILLOTE CF dice:

          Kevin, no entiendo porqué decís “sin saber adónde terminaría su auto entregado” si el Plan Canje tenía como ÚNICO DESTINO POSIBLE la compactación y/o el desguace, era de público conocimiento y de hecho el motivo fundamental de su implementación: sacar autos viejos de circulación y renovar el parque automotor.

        • Traveller93 dice:

          Nadie te obligaba a desprenderte de tu “clásico” (que si asi fuere y estuviese en buen estado, no lo entregabas), y sirvió para sacar mucha porquería andante.
          Perdón, pero nadie obligó a tu abuelo a entregar el Rambler en el “nefasto plan canje”. Y le debe haber servido, sino no lo entregaba.
          Y si. a la compactadora. Era la idea, por cada auto viejo que se quite de circulación, poner un 0km a circular. Para reciclar autos con autopartes usadas y demás. yo preferiria que el Estado no se meta.

        • Matorino dice:

          Creo que lo nefasto del plan fue la compactacion, quizas hubiese sido conveniente guardar los cascos realmente buenos para venderlos a restauradores de manera legal mediante rpa..o bien guardar las autopartes buenas para revenderlas de la misma manera ( algo como lo que es hoy cesvi pero para clasicos) y de esta manera saolamente compactar los vehiculos que realmente no tenian posibilidades reales de una recuperacion. Tambien en esa epoca nose veia tanto movimiento en el ambiente de los restauradores y allegados politicos al ambiente como para que haya una mayor concientizacion de lo que podian representar los clasicos como si lo hay hoy ( un claro ejemplo es la recuperacion de los torinos de nurburgring)

    • CitizenSeven dice:

      Un tío tuvo que vender su auto nuevo y comprar una renoleta destruida durante los años 80 porque el crédito que había sacado para terminar la casa se fue a las nubes gracias al gobierno con “justicia social” de Alfonsín… Y gracias al “nefasto” plan canje pudo vender la renoleta con miles de problemas y acceder a un 0km, que si bien no era nada lujoso (un Gol) era un auto nuevo, que no tenía que pasar todas las semanas por el taller

      • Daniel dice:

        Pero claro. Sobre todo el Plan Canje 2 (hubo dos etapas), fue buenísimo. Gente que no hubiera podido acceder a un 0km llegó y gente que tenía vehículos inservibles pero que no llegaban al cero, pudieron negociarlos por autos en mejores condiciones de funcionamiento.

      • Kevin.Gunter dice:

        A ver, lo llamé así por la forma en que muchos automóviles vieeon su final, no por la ejecución del plan en sí.
        Sé que benefició a muchos y me alegro por ello. Sé que también dicho plan logró sacar mucha chatarra de las calles y permitió el acceso a muchas familias de obtener un nuevo auto.
        Pero no en todos los casos fue igual.
        Mucho automóvil que ingresó al plan servía para un segundo o tercer dueño, o quizá para tener acceso a repuestos de toda clase. Pero no. A hacerlos bolsa a todos.

        • Brader dice:

          Aparte habilito el consabido término aplicable a la novia/esposa cascoteada: “estas para el plan canje”

        • CitizenSeven dice:

          No recuerdo que periodista fue, pero si que fue era ingles, que dijo algo como: “Hay que tener cuidado con los autos clásicos. Los autos clásicos son una belleza, son una cultura y sobre todo, son historia. Pero a su vez son un lujo, si la gente puede mantener los autos clásicos como una reliquia, bienvenidos sean, pero si la gente va a terminar usandolos hasta que el ultimo tornillo se parta por el oxido, son un peligro para la sociedad y es mejor evitar que eso pase.”
          Es triste, pero es cierto, hoy en día un R12 podría considerarse un clásico, pero ver adelante tuyo en plena ruta un R12 con el baúl caído y las ruedas de atrás oscilando, y el chasis tan torcido que podes ver el guiño delantero del lado derecho, da miedo. Gran parte de la culpa quizás no la tenga el dueño, la tiene el político que lo empobreció para conseguir votos, pero no esta bien

        • Kevin.Gunter dice:

          Muy cierto. Además el rambler del que les conté había pasado por varias manos después de salir de la familia. Y bueno, lo baquetearon bastante. El abuelo lo cuidó con cariño, pero a los demás dueños le importó un rabo hacerlo. Fue por eso que terminó en dicho plan.

        • Pablo Fernández dice:

          ¿entonces, no fue tu familia la que lo mandó a desguace?

        • Kevin.Gunter dice:

          Nop. Para nada. Fueron otros.
          Y para mala suerte nuestra, al menos, no sabíamos que el plan canje tenía la finalidad de la compactación. Sino hubiésemos hecho lo posible por recomprarlo.

        • Pablo Fernández dice:

          Pensé q lo había mandado tu abuelo xq dijiste que te hubieras opuesto.
          Si el plan canje la idea era sacar de circulación los autos canjeados, no tengo idea si algunos se salvaron.

  4. ezeq26 dice:

    Mi abuelo tuvo tres Rambler, justo el otro día, veía las fotos, hermosos autos!

    • Picho_Perez dice:

      Buscate alguno de esos 3, restauralo y de paso lo homenajeas al abuelo.

    • DANILO dice:

      Mi Tío tuvo varios rambler y el ultimo fue un ambassador, y como rigurosamente los cambiaba cada dos años, mandó a mi primo mayor a cambiarlo como si fuera a comprar el pan, resulta que cuando llegó a la concesionaria se encontró con una coupé torino verde agua metalizada, que tenía asientos de cuero color crema, palanca al piso, vidrio tonalizados, etc, que recién salía, y la compró en vez del rambler, cuando mi tío fué a buscar el auto le dieron la coupé, y primero lo quería matar a mi primo, hasta que la manejó y no se bajó más, recuerdo que yo tenía 10 años y el loco la ponía a 190 en la ruta 2, cuando íbamos a la costa.

  5. QuattroS1 dice:

    Lo contentos que deben estar los vecinos.

    • Petardon dice:

      ademas del chatarrerio tocan el timbre buscando a Sandro

    • Daniel dice:

      El ratón más chico te atiende el portero.

      • CitizenSeven dice:

        Necesitamos ese raton para la cámara de diputados, debe ser más inteligente que está ahí

      • Pela82 dice:

        Las ratas están donde hay comida, no fierros. Parate un día de semana en el corazón de Palermo a la 03 am y juga a contar las ratas. Podes hacer lo mismo en el Barrio Chino y no hablar de costanera. Decir que hay ratas por 5 6 o 7 autos tirados es un poco demagogo, además se soluciona con 3 o 4 gatos callejeros.

        • CitizenSeven dice:

          Si quieren ver un espectáculo, Plaza San Martin, Córdoba, los arboles parecen moverse por si solos después de las 00:00

        • Pela82 dice:

          Un hermoso espectáculo son los carritos de costanera,la gente comiendo y las ratas paseando y mirando la “hermosa” vista del río de La Plata.

        • xx dice:

          Y que hacemos con los gatos callejeros?

          Bueno, traemos un par de perros salvajes para que los echen.

          Y con los perros salvajes? Son un peligro!

          Bueno, metemos elefantes así se asustan y huyen…

          Ah, bien… pero los elefantes?????

          Fácil, un puñado de ratas y chau elefantes… 👍

    • martinleandro dice:

      Alfredo estaba ahí antes que los vecinos, siempre tuvo taller y la casa arriba.

      Hoy día tiene poco y nada de los Rambler tirados, tiene más autos chocados a la espera de ser reparados.

  6. Daniel dice:

    En la imagen de Street View se lo ve al “negro” semioculto detrás de una Fiorino roja.

  7. smagra dice:

    Excelente nota y que buenos autos los Rambler. Eran naves espaciales

  8. Pela82 dice:

    CC por acá en San Justo hay una casa de lubricantes conocida por su fanatismo de Jeep. Tienen varios con carrocería de fibra de vidrio a la venta en un galpón muy grande sobre Ruta 4 o Camino de Cintura y en algún momento supieron tener 2 Jeep Willy originales verde militar. Si hay interés te paso la dirección de los muchachos.

    • Medialuna dice:

      Algo que veo muy seguido por el conurbano es acumulación de DKW en grupitos de 3 o 4. Me llama la atención que sea en varias localidades de un auto ya no tan común (a diferencia de Rambler más buscado por su “grandeza” o los Jeep por su utilidad). Aunque con gusto tendría uno.

  9. Bomberman dice:

    Para subirse a uno de esos rambler hay que tener la anti-tetánica al día no? y de paso, meterse con un frasquito de Lyssoform…..

  10. Chichipio dice:

    Soy feliz propietario de un ambassador 380. En este momento, está en el taller mecánico haciendo motor completo al tornado. Estamos haciendo una restauración completa. Hace dos años. Llevo gastado un Corolla ok más o menos. A Fredy le compré una parrilla y algún otro repuesto. Muchos rambleros caen ahí a buscar inconseguibles y está buenísimo que Fredy no solo que tiene de todo sino que además no se abusa con lo precios. Capo.

  11. skipper dice:

    Parecido a Rattazzi el hombre

  12. Edu-GC dice:

    Un artesano. Hay esquinas así, yo recuerdo en Entre Ríos una de citroen y una por Belgrano (creo) con Kombis. También una con volvo viejos
    Amo la idea del plan canje, en Estados Unidos estuvo el cash for clunkers aunque con el impacto negativo de suba de los usados mas viejos. Hasta donde varias personas me contaron; siempre los autos mas buscados o clásicos se salvaban de la destrucción. Por otro lado acá en Argentina llamamos clásico a cualquier auto

  13. pabloldc5 dice:

    Sin ánimos de ser malaleche, hay que diferenciar un coleccionista de un acumulador… está mas para el reality yanqui que los ayudan a desprenderse de cosas que para una nota. Conozco un caso similar con Ford Sierra y me da pena
    Como decían mas arriba, la laucha mas chica te atiende y te sirve un café

  14. martinleandro dice:

    He sido cliente de Alfredo y Sergio, y tuve la suerte de subirme al “negro”… conservado como en otro planeta. También tenían un Ambassador color champagne muy bueno que usaban como auto diario.

    Recuerdo que el hijo, en una oportunidad, había armado un Clío Energy con trompa de Williams, suspensión y frenos de RSI y motor de Megane DTI…siempre tuvieron mucha habilidad para encontrarle la vuelta a todo.

  15. xx dice:

    Me encanta cuando transforman lo insólito e incomprensible (como dejar autos abandonados sobre la vereda) en una nota de color.

  16. Pablo Fernández dice:

    “Yo no gané plata, pero gané otra cosa que es haber hecho lo que me gusta. Estoy jubilado como monotributista pero tengo que seguir trabajando acá en el taller, no me queda otra. Pero una cosa es seguro: no me arrepiento de nada, de nada”.

    Lo que mas rescato de la nota, el tipo no hizo plata, debe cobrar 2 mangos como jubilado monotributista, pero fue feliz, seguramente mucho mas que otros que ganaron mas plata, pero haciendo lo que no les gustaba.

  17. Turboalimentado dice:

    No quiero ser cruel, pero tener abandonada tanta chatarra en la vía publica no es bueno. En mi pueblo esta lleno de talleres que terminan tomando un baldío o una cuadra entera con carrocerías que jamas se usaran. Entiendo la admiración del hombre por el modelo pero debería ir restaurándolos hasta que logren circular. A la vista no parece un coleccionista sino un chatarrero.

  18. yamnaz dice:

    Todavía por suerte se siguen viendo talleres dedicados a autos antiguos o algunos garage para guardarlos (estoy en barracas, por lo cual conozco varios). Me hace recordar en Boedo donde estaba el supermercado (a la vuelta) hay un taller donde afuera hay muchos escarabajos y kombis.
    Slds.

  19. Marcos1981 dice:

    Que lindo que esta el negro!, me hace acordar al lincon continental de matrix.

  20. GUILLOTE CF dice:

    Muy buena nota.

    Hay un error conceptual cuando se refiere al Plan Canje, solo menciona al de 1995 (incluso aclarando que no fue exitoso) siendo que el de 1999 fue el que realmente funcionó y sacó grandes cantidades de autos de circulación.

    El bono equivalía prácticamente al 50% de un auto básico 0 km.

    • Pablo Fernández dice:

      Yo lo que recuerdo del plan, que mi vecino cambió en dodge 1500 por un duna, ni idea a que valores. Y me parece que puede haber sido mas probable en el 99 que el 95. Luego lo dejó estacionado haciendo compras y se lo robaron a la mujer.

  21. fanegas dice:

    Esto me recuerda al loquito que tiene la cuadra llena de dkw en liniers en la bajada de jonte de la autopista

  22. andresmtdi dice:

    Qué linda historia!

    Recuerdo del plan canje que había autos que los llevaban empujando… y otros bastante dignos.

    En ese entonces, a lo mejor al no existir redes o internet, hacía que se vuelvan difíciles de restaurar y/o vender.

    Hoy hay cada cosa por la que piden fortunas que no se puede creer…

    • OTEROS TOY dice:

      Había gente que se dedicaba a comprar cacharros con papeles, hermoso negocio fue. A las terminales les pagaron a los premios.

      • GUILLOTE CF dice:

        Las mismas concesionarias te ofrecían, si no tenías auto para entregar, encargarse ellos de toda la operativa.

        En esos casos, en lugar de los U$S 4.840 te descontaban algo así como U$S 3.000 o 3.500.

    • GUILLOTE CF dice:

      Hablando de indignos, nosotros entregamos una VW Kombi incendiada (como tantas) íntegramente en su tercio trasero.

      Solo nos pidieron que tenga -de adorno- tapa de distribuidor, batería y alguna pavada más que conseguimos ese mismo día en un desarmadero. Por supuesto que no rodaba, fue en una plancha del A.C.A.

      A cambio de esa chatarra nos dieron un bono de U$S 7.260 que significaron el 40% de una interminable Partner diesel, cuyo saldo se financió en PESOS a fines de 2000. Las últimas cuotas casi daba vergüenza pagarlas…

      • OTEROS TOY dice:

        Ojo yo no te crítico. Si hiciste negocio te felicito.

        • GUILLOTE CF dice:

          No no, en este caso la Kombi era nuestra, la había comprado mi abuelo 0km. en 1980 y se incendió el viernes 13 de agosto de 1999.

          Quedó tirada en un galpón ya que arreglarla costaba bastante más de lo que valía andando.

          Ahí fue que apareció el Plan Canje y si, podríamos decir que fue “negocio” ya que era chatarra y mal o bien se capitalizó en un buen porcentaje de un 0km.

  23. Medialuna dice:

    Para mí como clásico tiene más valor un auto común como un R12 o un Peugeot 404 ya que eran los que realmente poblaban nuestras calles y no tanto los deportivos europeos que los vimos solo en figuritas. Es como la música, que los clásicos más escuchados son los que tuvieron difusión masiva en su momento.

    • GUILLOTE CF dice:

      Claro, para vos es así, pero funciona completamente al revés: cuanto más exclusivo y exótico, más valor tiene como clásico.

      Daddy Yankee nunca va a ser un clásico.

  24. jcviera dice:

    Buenas , mi viejo tuvo 3 Rambler, 62 , 64 , las cross country y 66 un classic con motor tornado hasta que se pasó a Torino. Mi tio un 64 hermoso medio pisterito, resobrio, apenas unos “Carello” en la trompa y butacas interior de Torino.
    Muchos recuerdos de viajes a Cordoba con toda la familia.
    Linda nota…. Gracias CC !!!

  25. ferwasy dice:

    No se si alguien se percató: en una de las fotos de Street View, en la que se ve un Focus II gris en el extremo inferior derecho, abajo del árbol se ve una Cross Country de color azul con trompa de Ambassador. De ser original, es una de las pocas que se hicieron. Le faltan los laterales en madera, pero de aún existir, habría que ver cuan entera está.

    • xx dice:

      Habrá vuelto a la naturaleza como óxido de hierro?

      • ferwasy dice:

        Acabo de entrar en Google Street view, vi la parte trasera del auto y pude corroborar que es una Ambassador Cross Country original (tiene las luces traseras verticales de Ambassador, a diferencia de la Cross Country Classic). Pero lamentablemente la foto de Street View es de octubre de 2013, por lo que las posibilidades de que aún exista son mínimas. Valió la pena ilusionarse …

  26. Almagro dice:

    Que linda historia. Detrás de la ex cancha de San Lorenzo, ex supermercado frances, existe la esquina de los escarabajos y Kombi, ya que ahí hay un taller que los restaura, está espectacular.

  27. gabyjuncos dice:

    Que linda nota !!
    Sobre Alvarez Thomas hay uno igual, pero de Combis VW, estaría buenísimo hacerles una nota también !!

  28. PobreTipoQueEntregaAutosDePrensa dice:

    Ehh yo tenía una novia en Villa Elisa que me llevaba a pasear en Falcon, que buenos recuerdos qu eme trajo esta nota.

    Emilia, estes donde estés, espero que sigas siendo borracha y buena muchacha

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar


Deja una respuesta