Entrevista a Juan Carlos Más: “Husqvarna será la marca de mayor crecimiento en Argentina en patentamientos”

La presentación a la prensa de la Husqvarna Svartpilen 200 dejó mucha tela para cortar. Después de muchísimo tiempo hemos tenido la oportunidad de salir a probar el producto con la gente que está detrás de todo el proceso comercial y productivo de una moto, algo a lo que estábamos acostumbrados en otros tiempos y que hacía más de un año que no sucedía. Todo por zoom, todo virtual, todo con comunicados de prensa, había hecho que perdamos ese contacto mano a mano con los responsables de que tal o cual producto lleguen a manos de ustedes.

En este caso, tuvimos la oportunidad de conversar con Miguel Guglielmucci (ver) en primer lugar, al frente del concesionario Palermo Bikes de Husqvarna y luego con Juan Carlos Más, gerente de Husqvarna Argentina y responsable del desarrollo y futuro de la marca en nuestro país. Español, pero instalado en Argentina desde hace casi 20 años, es un hombre de experiencia que se ha adaptado muy bien a los usos y costumbres de nuestro país.

En una charla con Motoblog, pudimos conversar sobre el presente de la Husqvarna, los proyectos que tienen que ver con la localización de la producción de la marca perteneciente al grupo KTM y, también, saber un poco más sobre lo que asoma en el horizonte Husky en suelo argentino.

***

– ¿Dónde están parados hoy?
– Mira, Argentina es parte del mundo. Y de esto te hablo a nivel marcas en general, no solamente de Husqvarna. Yo creo que las estrategias, si bien se necesitan adaptaciones de acuerdo a la idiosincracia de cada país, es un poco la misma, no importa si estás en Madrid o estás en Buenos Aires. ¿Cuál es el posicionamiento de Husqvarna? Husqvarna es una marca primero de calidad, es decir, es una marca premium. Eso es innegociable. Es lo mismo en Austria que en Argentina. Y después, el segundo eje, es la diferenciación. Husqvarna es una marca de motos completamente diferente del resto. Si tu ves una moto en la calle y no ves la H, sabes perfectamente que se trata de una Husqvarna. Entonces, haciéndote un resumen, te diría que es una marca premium pero completamente diferente a las demás. Ese es el posicionamiento de Husqvarna en Argentina y en el mundo.

– ¿Hace cuánto tiempo que vivís en Argentina?
– Hace muchos años, yo llegué en el 2003.

– ¿Y ya venías del mundo de las dos ruedas?
Venía del mundo de las cuatro ruedas. De la industria automotriz.

– ¿Qué significa trabajar en Argentina en la industria de la moto?¿Qué rescatas como bueno y cuáles son los problemas que se te cruzan en el camino?
Mira, los profesionales Argentino fuera del país son muy buscados. Argentina es una escuela, un master de negocios acelerado. La capacidad de adaptación, la flexibilidad, eso que tienen los argentinos no está en el resto de los países. Uno muchas veces habla de la estabilidad de Europa, donde se puede planificar sabiendo que el año que viene va a ser más o menos parecido al anterior y pensar de acá a cinco años. Es verdad, eso es algo a lo que todos aspiramos pero también lleva a un cierto grado de acomodo. En Argentina es todo lo contrario, es todo movimiento. Movimiento a veces vertiginoso a veces para arriba y otras veces hacia abajo con estas crisis tremendas que hemos vivido. Pero siempre Argentina acaba reinventándose y recuperándose. Trabajar en argentina en el mercado de la moto es un poco eso: flexibilidad y capacidad de adaptación. Yo creo que en el mercado en general todos estamos avanzando, todos tendemos a lo que es Europa y Estados Unidos en términos de estabiliadd, pero ojalá no perdamos nunca ese toque argentino de iniciativa, de movimiento, de fluidez. Eso es lo que rescato.

– Hoy Husqvarna está produciendo en Argentina con dos modelos IKD. ¿Cuáles son los desafíos dentro de este proyecto industrial para que el modelo siga siendo exitoso?
– Al inicio de la conversación te dije que Husqvarna era una marca premium. Da igual donde se fabrique la moto, sea en Mattighofen, donde está la casa matriz, que acá en Campana. De hecho Argentina fue el primer país del mundo donde se produjo Husqvarna fuera de Austria. Es un gran orgullo para todos los que trabajamos en la marca en este país. El desafío es mantener la calidad de las motos exactamente igual a la austríaca. Las motos tienen integración nacional, tanto la 200 como la 401, y como van a tener todas las Husqvarna que se produzcan aquí. Y la calidad de estas partes es exactamente igual que la calidad de los productos austríacos, porque para homologar cada una de estas partes implica un proceso de mucho tiempo, años, que conlleva testeos en origen y su correspondiente aprobación. Este es el proceso nuestro.

– ¿Qué tanta ventaja te da este tipo de procesos a la hora de hacerte de stock?¿Están teniendo problemas a la hora de que les firmen las licencias de importación?
– Nosotros hoy producimos prácticamente todos los modelos de Husqvarna los producimos en la planta de Campana. Hemos contratado a mucha gente. La plantilla de Campana se ha multiplicado por tres, y todo eso se debe a la cantidad de modelos que hemos incorporado allí. Para dar o alimentar esta producción lógicamente nos hace falta abastecimiento constante del IKD, las partes que llegan importadas y que se complementan con las partes locales. La verdad que no sería muy lógico tener problemas en el abastecimiento del IKD, porque afectaría directamente la mano de obra, a la producción del empleo argentino. No tendría mucho sentido que se nos presenten trabas para este tipo de producción. Si nos cuesta mucho conseguir licencias de importación para los productos terminados, donde prácticamente no tenemos existencia en Husqvarna.

– ¿Qué sigue en el horizonte de Husqvarna en esta línea?
– Pues en esta línea el siguiente modelo es la Vitpilen 401 que va a estar muy prontito, y será para el mes que viene. Es el siguiente paso en la producción local para nuestra marca. Y vamos a ser pioneros otra vez, viene una enduro que va a ser el modelo 2022 de la TE300i y que lo vamos a producir en la Argentina.

– Husqvarna tiene en el horizonte su primera trail, la Norden 901. ¿Qué chances hay de que un producto como éste forme parte de la producción local de la marca en Argentina?
– Pues muchas. Nosotros no descartamos nada. Pero lo primero que tiene que pasar para que se produzca eso es que tiene que haber un cambio en la reglamentación (ver). La ley de la moto, que contempla la incorporación de partes locales funciona hasta 800 cc. Bajo mi punto de vista no tiene ningún sentido que funcione con un límite de cilindrada, es decir, vamos aquí a producir motos hasta esta cilindrada y a partir de ahí no. Así que necesitamos que se cambie esa reglamentación para enfocar estos productos, ya que es bueno para todos. Para el país, para los usuarios, para la marca, que va a crear nuevos puestos de trabajo, que va a requerir una inversión, porque cada vez que se incorpora una moto de estas características hay mucha tecnología alrededor de estos proyectos. Lo primero que necesitamos es que se cambie esta normativa.

– ¿Se está trabajando en eso?
– Si, se está trabajando en eso. El Gobierno está de acuerdo, es una limitación que consideran que hay que cambiar. Así que espero que rápidamente se modifique, teniendo en cuenta los tiempos que se necesitan para estas cosas.

– ¿Cómo ves el panorama para Husqvarna para el futuro?
– Pues mira, yo lo veo fenómeno en el mundo y en Argentina. Como se está ampliando la línea de productos de Husqvarna en el mundo, como se está desarrollando la producción local, la aceptación del público para nuestros productos, yo la verdad es que la veo muy bien. Soy super optimista sobre el futuro. Y más con los nuevos productos que vienen, como el que me acabas de mencionar, que va a ser un salto cualitativo. Va a ser la incursión de Husqvarna en segmentos donde hoy no está, como es el segmento adventure. Me parece que Husqvarna va a tener un crecimiento exponencial en los próximos años. Este año va a ser la marca de motos que más va a crecer en Argentina en patentamientos, con mucha diferencia sobre la siguiente. Y eso va a seguir pasando en los próximos años.

Entrevista de M.A.

***

14 Comentarios

  1. MauroB dice:

    y claro, si de 5 motos pasan a patentar 500 es un 10.000% más

    • matialbin dice:

      De algo hay que agarrarse. En marzo patentaron más de 120

      • lekser dice:

        Matías, porqué no les preguntas cual es la lógica de poner un precio en dólares a una cotización del dolar inventada? Porque no ponen el precio de usd 8000.- al oficial, en lugar de usd 5000 al dólar agencia o ktm, o el que sea, para mi es una pendejada. Al final los pesos son los mismos, porque nadie la paga en dólares. Es infantil, que hacen se reunen y dicen viste, la vendemos a usd 4999.- cuando la verdad es otra. se engañan ellos mismos. y ningún periodista hace esa pregunta, que pasa tienen miedo de que no les presten mas motos. sds

  2. Jos dice:

    Iba a comentar lo mismo cuando leí la nota.
    Acá en Mendoza están hace más un año y solo he visto 1 Svartpilen 401. Mientras que Duke 390 y 200 hay hasta abajo de las piedras.

  3. Marce dice:

    me hizo la semana el Juanca jaaa jaaaa para para jaaa jaaaa

  4. ClaudioZ dice:

    Creo deberían fomentar la producción local (Aunque sea SKD) para abaratar costos y que sean precios competitivos (No como el ejemplo de KTM 790 adv que al pasar a ensamble local la bajaron solo 1000 verdes… una vergüenza)

    • Milonga dice:

      Queda claro que el ensamble argentino es solo conveniencia de las empresas, no de los usuarios. Supongo que no es barato para el importador armar una planta, contratar gente, lidiar con el sindicato, los impuestos, etc. en este bendito país y por eso el beneficio será mayor. Este sistema solo les garantiza menos trabas para importar, pero no mejora el precio final.

    • marpines dice:

      Armarlas en el pais sirve solo para que la moto exista, no para que sea barata, con los costos nacionales es imposible que sea mas barata, pero hacerla aca es la unica manera para que la moto la puedas comprar en Argentina, esa es la ida, gracias que sea una Ktm y no una Zanella 200.-

      • hcattaneo dice:

        Que se ensamblen en el país no es solo para que la moto exista sino también para abaratar costos, cuando Simpa empezó a ensamblar la Duke 200 aca la moto bajo su precio a tal punto que hoy se vendo más barata que en España pero también empezaron a ensamblar la Adventure 790 y cuesta casi el doble, asi que es inentendible y es lamentable como se manejan los empresaurios acá

  5. ClaudioZ dice:

    Por eso lo dije. Mismo ejemplo la 390 adv.
    Armada acá mismo precio casi que europa. Idem otras marcas chinas como Voge y Benelli que optaron por ensamble local, casi mismo precio final. Ya se, no es KTM, pero el ejemplo creo que sirve.
    En definitiva, todo va a depender de cuanto quiera desembolsar cada usuario y si está dispuesto a duplicar el precio en algunos casos. Yo ya me estoy cansando.
    Y ahora la nueva, como baja el dolar las marcas, que siempre te cobraron en dólares, aumentan los precios también dolares!! y de a miles!!

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario