Alto Voltaje: SuperSoco TC Max y Ninebot by Segway ES1 en una carrera por la ciudad

Así llegamos a este momento de la historia, en la que pareciera que estamos por llegar a una bisagra en la forma en la que nos desplazamos por nuestras ciudades. Con una nota que nada tiene de científico pero que nos sirvió para entender un poco mejor hacia dónde va la movilidad urbana y qué alternativas eléctricas se ofrecen hoy en día en nuestro país.

Para demostrar su uso y practicidad, ideamos una competencia que puso a prueba la Super Soco TC Max, una de las motos eléctricas más capaces que se ofrecen a la venta en nuestro mercado, contra otra opción, que si bien tiene dos ruedas, en nada se le parece. Estamos hablando del Ninebot by Segway, en su versión ES1, un monopatín eléctrico que representa el escalón inicial dentro del mundo eléctrico de 2 ruedas.

El escenario fue la Capital Federal, en un trayecto de poco más de 60 cuadras, donde uno de nosotros en el Segway Ninebot podía hacer este trayecto como mejor y más rápido le pareciera, y el otro, en la Super Soco TC Max debía mantenerse fuera de avenidas y nunca superar los 60 km/h para hacer las cosas un poco más interesantes.

El ES1, está pensado para trayectos cortos y apto para combinar con cualquier medio de transporte público para reducir al mínimo el tiempo de viaje de un punto A a un punto B en una ciudad, y al mismo tiempo hacer del mismo algo más entretenido.

Desarrolla unos módicos y respetables 22 km/h y tiene un rango de aproximadamente 25 km y, cuando nos quedamos sin energía, se puede seguir usando como un monopatín convencional. El cargador es similar en dimensiones al de cualquier computadora portátil y es fácil de llevar en un bolso o mochila. La batería no se puede sacar para su recarga pero el Ninebot es lo suficientemente compacto para poder transportarlo con facilidad hasta la oficina, o donde sea que haya un tomacorriente para conectarlo.

Durante la prueba no solo hicimos esas 60 cuadras del desafío sino que uno de nosotros decidió volverse a su casa usando el Ninebot como único medio de transporte, en un trayecto de 15 kilómetros que se hicieron muy divertidos y nos dejaron pensando en cómo sería una scooteada masiva por las avenidas.

En cuanto a la Super Soco TC Max, ya cubrimos parte de las especificaciones en nuestro Motoblog Cotidiano (ver), pero podemos repasar un poco las specs. Esta moto eléctrica puede desarrollar hasta 110 km/h con una autonomía máxima de 140 km -en el modo de menor potencia y velocidad-. Esta versión TC Max es la de mayor potencia de Super Soco, con un motor de 4500 W que le da una respuesta propia de una moto de 150 cc.

Esta moto tiene un desempeño excelente en la ciudad pero no se limita a ella, ya que como habrán visto en nuestro cotidiano es muy capaz de subirse a una autopista y, si el tráfico lo permite, hasta circular por la vía rápida.

Pasando a la prueba vemos dos formas de encarar el mismo problema: ¿cómo moverse rápida y efectivamente por la ciudad?. Uno, el Ninebot by Segway, teniendo la habilidad de poder usarlo en modalidad mixta con otros medios de transporte que extienden su rango útil, y el otro, mucho más parecido a una motocicleta convencional, pero con un peso cercano a los 100 kilos, incluyendo la batería, y con el agregado de no tener que hacer un service cada determinada cantidad de kilómetros, más que lo que los frenos y los neumáticos demanden, un costo de consumo sensiblemente menor y el premio de no pagar patente  -si se paga el trámite de patentar-.

Ambas son opciones válidas, y queda en cada uno ver qué prefiere y qué le queda más cómodo. Sin dudas fue divertido poder movernos en ambas y también tener un pantallazo del futuro que nos espera. Podemos decir que después de esta prueba nos quedamos más tranquilos.

Los dejamos con el primer desafío eléctrico de Argentina. Esperamos que lo disfruten tanto como nosotros.

***

***

 

10 Respuestas

  1. leov dice:

    Muy buena nota! Definitivamente soy Team Soco, la verdad es que las dos escapadas a la cuarentena (con salvoconducto, reuniones en la muni) han sido un placer… hay que tener atención a que las gomas se desinflan.
    Y soy bastante monopagrinch… pero en el caso de Buenos Aires, y en combinación con el transporte público (siempre y cuando no te subas en hora pico…) me parece válido. La “ciclística essen” realmente no es lo mío, y no quiero terminar como Flavio Mendoza, prefiero ser ágil en el 90% del trayecto y tomarme un ratito para buscar estacionamiento.

  2. Antartico dice:

    Que divertidas las dos opciones, pero por donde vivo iria por la moto, aunque demasiado cara pa mi bolsillo.
    Me quedo una duda q no mire en los comentarios de diario, si puedo comprar la moto con dos bat y en medio de la ruta cambiarlas

  3. mosco dice:

    Me quedan don dudas:
    Cuantas veces Matías se chocó el techo del tunel del subte con la cabeza?
    Cuando se presenta Maxi ante la gente de tránsito?

    Nah posta, me imagino que la moto debe tener un muy buen torque, comparado a qué cilindrada para moverse en la ciudad? Se la ve muy ágil en el transito, aunque un poco (para ser sutil) cara.

  4. hcattaneo dice:

    Les cuento mi experiencia con Kasia y su SuperSoco.
    En su momento los contacte porque me interesaba la moto pero no me cerraba el tema de la garantía ya que ellos tenían publicada la moto con solo 6 meses de garantía cuando a nivel mundial la marca ofrece 2 años, no supieron que responderme y luego me dijeron que me podían hacer 1 año de garantía. Me dieron muy poca confianza, demás esta decir que su precio es desproporcionado con respecto a otros mercados
    Típicos empresaurios del rubro automotor argentino

  5. jmf32 dice:

    Definitivamente iria por la moto, el monopatin lo veo muy palermitano.

  6. astonmartin dice:

    Claramente la moto eléctrica es para amantes de las energías alternativas, no de las motos. El monopatín está bueno, combinado con otros medios de transporte puede ser útil.

  7. Argen77ino dice:

    Menos mal que al monopatín no le pueden poner multas porque no cruzó un solo semáforo en verde jajaja

Deja un comentario