Un Siglo de Autos Argentinos: Y de pesados también

Gustavo Feder fue mi compañero de universidad. Nos recibimos en 1990. Intentamos el camino del diseño industrial juntos, y también cada uno por su lado. Nos mantuvimos un tiempo alejados porque nuestras búsquedas se dispersaron. Al retorno a cultivar nuestra amistad, allá por 2004, emprendimos otro tipo de cruzadas. La madurez nuestra (en aumento) contrastaba con los tropiezos de principiante de un país (nuestro país) que parecía sistemáticamente olvidar su pasado de grandeza en materia industrial y productiva. Ahora las circunstancias y nuestras afinidades nos llevaban para el lado de la comunicación y el registro histórico. Eso fue consolidándose, hasta que Gustavo decididamente comenzó a ocuparse  de lo que la industria automotriz argentina produjo y produce, en todas sus modalidades. Yo me afirmé en lo que es el conocimiento tecnológico y su difusión, en diferentes formatos. Así que hemos tenido complemento y coincidencia en nuestras tareas, ya como señores de mediana edad.

El tiempo siguió acomodando las cosas, y nos atrincheramos en el Instituto ITM donde somos profesores. En estos años, desde 2010, hemos emprendido otros proyectos. Acompaño a Gus en su original revista digital Autohistoria, y al poco tiempo también irrumpió su libro “Falcon, un clásico hecho historia”. La faceta de autor lo identificó, y lo volvió un referente, tanto para periodistas del ambiente, como para los ejecutivos de las marcas automotrices de hoy, las cuales para certificar o encontrar un testimonio de su pasado en el país, deben recurrir a él. También emprendimos las colecciones de fascículos y armado de autos argentinos a escala; y simultáneamente arrancaron sus proyectos de libros que hoy presentamos en PESADOBLOG.

Este prólogo (necesario) ilustra sobre quién es el autor de esta literatura imprescindible para quien desee conocer la línea de tiempo de nuestros automóviles (y camiones). Les presento a Gustavo Feder y su más reciente obra.

Carlos Alfredo Pereyra  

Editor de PESADOBLOG

 

Hay una oferta IMPERDIBLE para los lectores de Autoblog/Pesadoblog  por los tres libros, a un valor de $ 2600. Para pedirlos, y para envíos a todo el país, conectarse a: autohistoria@gmail.com

Estos son los títulos y sus contenidos:

 

“Un Siglo de Autos Argentinos. De los pioneros a la producción seriada”

Un libro de Gustavo Feder

Sobre la obra

El libro abarca los primeros 60 años de historia de la industria automotriz argentina, desde las primeras construcciones artesanales hasta los inicios de la producción en grandes volúmenes en la década de 1950.

Argentina pertenece al reducido lote de países productores de automóviles. Son poco más de cuarenta naciones que, con mayor o menor contenido local y con diversos volúmenes de producción, integran en plantas industriales establecidas en sus territorios unidades automotrices completas. Esta pertenencia no es reciente. Forma parte de un largo proceso que echó tempranas raíces al comenzar el siglo veinte.

Aunque pueda sorprender a un desprevenido lector, Argentina posee el privilegio de ser uno de los países pioneros en la construcción de automóviles. Y más aún: fue uno de los primeros que vio circular por sus caminos un ejemplar de esta singular invención, una de las más influyentes de la humanidad.

Cuando muchas de las grandes marcas que hoy abarrotan con sus modelos las calles y rutas argentinas no habían nacido, algunos pioneros armaron los primeros automóviles criollos. El automóvil argentino era una extraña realidad que sorprendía a propios y extraños y que desafiaba con su sola presencia la lógica del modelo económico agroexportador vigente, que priorizaba la explotación primaria y relegaba la producción industrial. A pesar de todo, en sus primeros cincuenta años de vida, la industria automotriz argentina ejerció el rol dual de testigo y protagonista de la historia. A partir de diversas formas de propiedad, tanto estatal como privada o mixta, con la participación del capital extranjero y del empresariado nacional aportó modelos inéditos adaptados a los factores tecnológicos, productivos y sociales del país, aplicó exitosamente innovadoras tecnologías y supo adecuar productos extranjeros a las condiciones locales.

Este volumen forma parte de una obra cronológicamente más extensa que tiene la intención de reflejar la evolución histórica de la industria automotriz en Argentina. Se aborda aquí la etapa formativa de una actividad desarrollada a lo largo de un sinuoso período histórico de poco más de medio siglo. Muchas de las iniciativas no pudieron superar la etapa de construcción de algún prototipo experimental o la fabricación de una limitada serie de ejemplares. Sin embargo, todas dejaron el testimonio de la capacidad creadora de los profesionales, técnicos y mecánicos argentinos, a los cuales se brinda homenaje en estas páginas.

 

“Un Siglo de Autos Argentinos. De la Promoción a la Reconversión Automotriz. Fábricas de Capital Nacional”

Un libro de Gustavo Feder

Sobre la obra

La obra abarca la etapa histórica iniciada en 1959 con la política de promoción del sector y culmina en 1979 con la sanción de un nuevo marco regulatorio que forzó su transformación. En este volumen se desarrolla la gestación, evolución y cierre de las fábricas de capital nacional.

Argentina pertenece al reducido lote de países productores de automóviles. Son poco más de cuarenta naciones que, con mayor o menor contenido local y con diversos volúmenes de producción, integran en plantas industriales establecidas en sus territorios unidades automotrices completas. Esta pertenencia no es reciente. Forma parte de un largo proceso que echó tempranas raíces al comenzar el siglo veinte y de ellas dimos cuenta en un libro anterior: Un siglo de autos argentinos. De los pioneros a la producción seriada. El decreto que estableció el “Régimen de Promoción para la Industria Automotriz”, sancionado en marzo de 1959 por el presidente Arturo Frondizi, marcó un punto de inflexión en la historia de la producción de automóviles en el país. Su principal objetivo era seducir a las grandes corporaciones norteamericanas y europeas para que establecieran plantas industriales en Argentina, pero, además, incentivó a un numeroso grupo de empresarios locales para lanzarse a la aventura de fabricar automóviles.

De esta etapa de entrada en la madurez de la industria automotriz argentina, el presente volumen aborda las actividades y los modelos de las marcas extranjeras fabricadas en el país bajo licencia (como el Auto Union y el SIAM Di Tella) y de las empresas nacionales (de origen privado, como las que construyeron el Zunder y el Isabelita, y de origen nacional, como la que desarrolló el Rastrojero), así como las particularidades de los autos fuera de serie (Comahue, Tulieta, Chevron, entre muchos otros), muestra de una valiosa diversidad creativa durante las décadas de 1960 y 1970.

Contenido

Introducción | Panorama de Argentina al iniciarse la década de 1960

Primera parte: Marcas extranjeras fabricadas bajo licencia

1 | DKW en Argentina, por Industria Automotriz Santa Fe

2 | BMW y SIMCA, por Metalmecánica

3 | Heinkel, Isard y Studebaker, por Los Cedros S.A.

4 | British Motor Corporation, por SIAM Di Tella Automotores

5 | Otras marcas

Segunda parte: Marcas extranjeras fabricadas bajo licencia

6 | Empresas de origen privado

7 | DINFIA y su continuidad en IME (Industrias Mecánicas del Estado)

Tercera parte: Los fuera de serie

8 | Las empresas

Lutteral

Lotus Argentina

Garbarini Vehículos Especiales: Iguana

9 | Los diseñadores

Tulio Crespi

Luis M.G. Varela

10 | Otros modelos

  

“Un Siglo de Autos Argentinos. De la Promoción a la Reconversión Automotriz. Fábricas de Capital Extranjero”

Un libro de Gustavo Feder

Sobre la obra

La obra abarca la etapa histórica iniciada en 1959 con la política de promoción del sector y culmina en 1979 con la sanción de un nuevo marco regulatorio que forzó su transformación. En este volumen se desarrolla la gestación, evolución y cierre de las fábricas de capital extranjero.

Argentina pertenece al reducido lote de países productores de automóviles. Son poco más de cuarenta naciones que, con mayor o menor contenido local y con diversos volúmenes de producción, integran en plantas industriales establecidas en sus territorios unidades automotrices completas. Esta pertenencia no es reciente. Forma parte de un largo proceso que echó tempranas raíces al comenzar el siglo veinte y de ellas dimos cuenta en un libro anterior: Un siglo de autos argentinos. De los pioneros a la producción seriada. El decreto que estableció el “Régimen de Promoción para la Industria Automotriz”, sancionado en marzo de 1959 por el presidente Arturo Frondizi, marcó un punto de inflexión en la historia de la producción de automóviles en el país. Su principal objetivo era seducir a las grandes corporaciones norteamericanas y europeas para que establecieran plantas industriales en Argentina, pero, además, incentivó a un numeroso grupo de empresarios locales para lanzarse a la aventura de fabricar automóviles.

De esta etapa de entrada en la madurez de la industria automotriz argentina, el presente volumen aborda las actividades y los modelos de las marcas extranjeras de origen europeo (Citroën, Fiat, Peugeot y Renault) y norteamericano (Chrysler, Ford, General Motors e IKA). Además de los automóviles de pasajeros, la obra da cuenta de la política de promoción para la producción de camiones pesados que permitió la creación de la división vehículos industriales de Fiat y la llegada de las marcas Deutz y Scania. Estas marcas se sumaron a la actividad de Mercedes-Benz, líder del segmento de camiones livianos.

 

Contenido

 Introducción | Panorama de Argentina al iniciarse la década de 1960

Primera parte: Radicaciones norteamericanas

1 | Ford Motor Argentina

2 | General Motors Argentina

3 | Chrysler Fevre Argentina

4 | Industrias Kaiser Argentina

Segunda parte: Radicaciones europeas

5 | Citroën Argentina

6 | Fiat Concord

7 | Peugeot (IAFA/SAFRAR)

8 | IKA-Renault / Renault Argentina

9 | Goliath Hansa

Tercera parte: Producción de camiones, tractores y ómnibus

10 | Las empresas

Fiat Concord Vehículos Industriales

Scania Argentina

Mercedes-Benz

DECA (Deutz-Cantabrica)

 

Aviso a toda página de Mercedes-Benz en 1972, donde destaca su política exportadora

 

Ómnibus autoportante Mercedes-Benz O120

 

Camiones y Buses Mercedes-Benz en la planta de Virrey del Pino, año 1969

 

Mercedes-Benz 220D Pick up, única en el mundo, producida en Argentina

 

Magirus-Deutz, otro gigante producido en el país

 

Fiat 619N, primer camión de la marca italiana producido en Argentina

 

Línea de montaje de camiones Fiat 619N, en Ferreyra-Córdoba

 

El primer camión Scania L111 producido en Argentina, exhibido en la ciudad de Tucumán, sede industrial de la marca. 1976

Publicidad del chasis Deutz 200 RS12 para ómnibus de larga distancia

Los comentarios off-topic, con malas palabras o links a webs externas serán eliminados. La reincidencia podrá ser causa de la anulación de la cuenta del usuario. Consultas: info@autoblog.com.ar



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *