El garage de Antonio

 

Bedford OB Duple Vista

Hace pocos días veíamos en Pesadoblog una nota histórica sobre el colectivo de General Motors. Ante su aparición, nuestro colaborador Antonio Sivianes recordó que había en su extensa colección un autobus inglés Bedford que tenía, según él, ciertas reminiscencias. Pues sí, se trata de este OB Duple Vista; el cual veremos en esta nueva colaboración.

El mismo pertenece a la colección de kiosko de la Editorial Hachette Francia “Autobuses y autocares del mundo”

Al otro lado del Canal de la Mancha, Bedford presentó en la víspera de la declaración de la Segunda Guerra Mundial (en 1939) el arquetipo de autobús interurbano de capacidad media. La serie OB (que así se llamaba) derivaba, como era habitual entonces, del camión serie O y estaba destinado a sustituir al modelo WTB que había sido un gran éxito de la marca en los años 30 y el primero en iniciar la colaboración con el carrocero londinense Duple.

El recién llegado supuso una renovación en la línea estética del WTB, teniendo ahora un aspecto mucho más moderno y aerodinámico. También era un modelo más grande y espacioso, aunque la capacidad en plazas apenas aumentó (eran 32 sentadas). Pero la potencia era mucho mayor gracias a su motor de seis cilindros y tres litros y medio movido por gasolina y con válvulas en cabeza que rendía 72 CVs. Este bloque derivaba del Chevrolet Stovebolt 6 y era, sin duda, uno de los mejores motores de la época debido a su robustez, potencia y suavidad. Además el nuevo autobús incorporaba equipo eléctrico a 12 voltios de tensión (en vez de 6) y ya desde el principio se mostró como un excelente transporte de masas, a pesar de que no hubo apenas tiempo de probarlo antes de que estallase el conflicto en Europa.

Este vehículo se fabricaba en Luton y vino como caído del cielo para equipar al ejército, necesitado de toda clase de medios de transporte y combate (en la fábrica de Bedford también se construyeron piezas para carros de combate y, como era natural, camiones). Así, se llegaron a construir 3.300 unidades de la variante OWB (autobuses destinados al ejército), en esencia el mismo OB civil pero con carrocería de madera… que no soportó demasiado bien los rigores del clima inglés.

 

Una vez terminada la guerra, en 1945 se retomó la producción del modelo civil pero esta vez en la nueva fábrica de Dunstable y con la carrocería “Duple Vista”, compuesta por una estructura de acero reforzado y con muchos huecos para guardar equipaje de mano. Estos autobuses, rápidos y luminosos, conocieron un enorme éxito y se llegaron a construir casi trece mil unidades hasta 1951, algunos de los cuales se exportaron a los países de la Commonwealth, Portugal y España. Es cierto que Bedford no tenía casi competidores en aquellos años, pero el modelo era tan bueno que las compañías de transporte y turismo tampoco sentían la necesidad de “experimentar” con otras opciones.

Actualmente, los ejemplares que quedan en activo están considerados como parte del patrimonio nacional británico y están censadas 180 unidades, de las que 70 están operativas y pueden verse de vez en cuando en series y películas de época producidas en las Islas.

 

Esta vez damos un saltito atravesando el Canal de la Mancha (o bien vamos por debajo de él con el Eurotúnel) y nos traemos otro autobús inglés de la colección, nada menos que un Bedford. Este precioso autobús, lleno de sabor inglés, vuelve a contar con un molde muy bueno y un correcto trabajo de pintura, fracasando (como es habitual) en la representación del interior y cumpliendo sin más en el detallado externo. Como ocurre con los demás, es una pieza muy recomendable y bonita que pone un toque “british” a nuestra vitrina por un precio muy abordable.

 

 

 

Aquí el modelo real. Uno de los Bedford que se mantiene vivo como patrimonio cultural

 

Restauración de un Bedford Duple Vista – Video

También puede gustarle...

4 Respuestas

  1. Reichstag dice:

    Mucho mas elegante que el GMC, interesante como baja la linea hacia atrás, incluso las ventanas. Emulando la silueta de los autos de época. Bedford en sudamerica recuerdo vehículos de los 60, 70, con camiones. Recuerdo los TK frontales, que tenían una cabina que parecía muy espaciosa pero no, hasta parecia ser cabina dormitorio, pero no, porque lo que tenia detrás del conductor eran las tapas para acceder al motor desde los costados, que se abrian hacia arriba cual si fueran bodega de ómnibus. Incluso en la linea TK habia un camioncito liviano que conocíamos como Bedford 200 que competia en los 70 con el 608. Competia era un decir, porque el modelo de la estrella siempre estuvo un paso adelante. Los frenos a aire hacían la diferencia. Y aún hoy la hacen, no en vano muchos 608 siguen operativos. Los frenos 100% hidráulicos han dejado fuera de juego a varios jugadores.

  2. Muchas gracias por tener en cuenta mi comentario, sea cierto o no también parece haber una conexión con respecto al motor Chevrolet.

    También te agradezco la publicación de mi entrada. Como curiosidad os cuento que las fotos se hicieron en la estación apeadero de ferrocarril de cercanías de mi pueblo, Santiponce (a 10 km de Sevilla).

    Saludos!

  3. P.d. los ingleses como siempre, dando ejemplo de conservación y restauración de su patrimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *